El franquismo

14 junio 2020 by

decisión de la CNMV: Permitir las posiciones cortas en la Bolsa de Valores

18 mayo 2020 by

 

Javier Tallada opina la decisión de la CNMV de

permitir las posiciones cortas:

‘Es muy grave y solo obedece a las políticas

comunistas’

 

La JAULA EN LA QUE ENCERRARON A EZRA POUND

16 abril 2020 by

LA JAULA DE PISA DONDE ENCERRARON A ENRA POUND, COMO SI FUESE UNA FIERA BAJO EL SOL ARDIENTE DEL VERANO. ¿ESTARÁ SANCHEZ APOYADO POR LOS GLOBALISTAS, PENSANDO EN TRAER ESTE TORMENTO PARA QUIENES DISIENTAN DE SUS PARECERES POLÍTICOS? 

LA JAULA DE EZRA POUND

Los vencedores cuando entraron en Roma llevaron al poeta Ezra Pound en una jaula de leones y lo expusieron para escarnio público. Pese al castigo, tuvo más suerte que Mussolini, al que colgaron junto a su amante Clara Petacci con los pies para arriba y los ingleses fusilaron a Lord How How. Sus acreditaciones sus versos y sus libros y su fama no le sirvieron de nada.

Acusado de “colaboracionista” fue condenado a muerte  por un tribunal de Washington, pena conmutada por la de cadena perpetua. Fue declarado y loco le pusieron la túnica púrpura de Pilatos, como Herodes a Cristo y lo mandaron al Pretorio; sus obras confiscadas y borradas del catálogo, pero como Dios protege a la inocencias murió a los 88 años en Venecia. Es uno de los mayores poetas en lengua inglesa cetro que disputó con su amigo y rival T.S Elliot. Pound había huido a Londres buscando sus raíces, pero su sueño era Roma y la latinidad de la misma manera que el canadiense Elliot amó una Inglaterra en la cual quiso ser más inglés que los ingleses. En los cursos de Filología estudié la obra poeta de los dos. Entendí a Elliot, que me entusiasmó.

Pound, maestro del verso libre y asonante, es mucho más intrincado y difícil (Cantos, Sextus Propertius, Lume Spento, Testamento de francoi Villon) los críticos ven en sus poemas un alegato contra la usura.

En sus emisiones radiofónicas desde Roma atacó el sistema capitalista y bendecía al fascio. Formalmente sus versos los escancia bajo el compás de un ritmo interior aliterando frases y resucitando palabras enterradas del inglés que interfiere con otras en francés alemán, italiano y español. La estructura ontológica de sus versos es criptica, apta únicamente para iniciados y para las élites. Establece campos de fuerza para poner el mundo del revés.

Su mensaje adelantándose a Orwell, Huxley y los utópicos es que la usura y el deseo de tener sin ser llevará a un mundo bajo el yugo de los nuevos tiranos: redes sociales, prensa atraillada y manejada por el gobierno, sin la división de poderes en los estados, que predicaba Hobbes,  y demagogia a todo pasto.

El presentimiento de este vate de Idaho parece haberse materializado con la crisis de la peste pequinesa, marcada por el terror y la desinformación.

No sabemos lo que está ocurriendo con el microbio [ó virus] asesino porque quien lleva las riendas y tiene la clave de la pandemia global no nos la dice.


Fuente: https://antonioparragalindo.blogspot.com/  (16 abril 2020)


 

EZRA POUND

Youngman of my London days

Ego scriptor

Rambling rose

Of old Bromton Road

The South Kensigton Paradise

leading my life

I did not care

Living in case under the protection of Palas Athena taming her owl

Of the hidden wisdom

Hughy and Gail next door

My neighbours were

And Miss Avisson upstairs

On may birthday party

Cakes and candles

I was thirty

In the zest of waiting for God

eremitic in my cellar

I loved England

Londinun the new Rome

Hearing the rattle of the telex

Kisses and dispatches

News and ideas

Love making

Under the curtains

Painting the town red sometimes

Pubs and cheese and beer

The merry-go-round of Piccadilly Circus

And the dancing balls of Leicester Square

Ezra Pound you paved the

Way jostling in the underground

At rush hour

Wistful of the Roman Days

You the greatest of the American poets sitting in the bitter stool of Nuremberg

Accused of high treason

A new inquisition was in the offing

They put you in a cage

AS IF YOU WERE WILD BEAST

Passing sentence

Death

Was the verdict

But you were reprieved and declared insane

Was that Justice?

A signal of the new freedom

Erased your name

In ignominy

But you paved our ways pointing to the Promised land

At he end of the bridle path

Of thistles and thorns

Father of the new thought

The new singing

The new voice sounding

In your Cantos bring us the music of Villon ballads under the rope

difficult and inextricable

But Rome London means AMOR

And Ezra Pound

The greatest poet of America


FUENTE:

https://antonioparragalindo.blogspot.com/


 

coronavirus ….precedente en 2015

27 marzo 2020 by

https://www.alertanacional.es/wp-content/uploads/2020/03/WhatsApp-Video-2020-03-27-at-11.21.54.mp4?_=1

 

https://www.alertanacional.es/wp-content/uploads/2020/03/WhatsApp-Video-2020-03-27-at-11.21.54.mp4?_=1

Now I understand why there are no repeats of The Paul Hogan Show. Tim

19 marzo 2020 by

La acción como resorte de la vida feliz

2 marzo 2020 by

La acción como resorte de la vida feliz

Nada tan importante como saber manejar la enmarañada red activa- formada por pensamientos, palabras y
actos- de que hablábamos en el capítulo anterior, saberse mover con soltura en ella y con ella.
Encontrar un sentido a esa compleja constelación de hechos o actividades que forman la vida diaria de los
hombres y la sustancia misma de la cultura, descubrir el camino que conduce a la perfecta realización de
todos ellos, dándoles al mismo tiempo orden y unidad, constituye un objetivo nada despreciable; pues
significa, en definitiva, encauzar la vida hacia la perfección y la plenitud. Puesto que la vida es acción, dar
sentido a la acción significa dar sentido a la vida.
Por eso, quien asimile los principios de la recta acción y los ponga en práctica, no tardará en comprobar los
beneficiosos efectos que de ello resultan. Pocas cosas con una repercusión tan inmediata en el propio vivir
como la formación en el correcto espíritu activo, la reeducación en la actitud justa e inteligente ante las
actividades o acciones a desarrollar. A medida que vayamos aplicando a nuestra manera de actuar cotidiana
las orientaciones, directrices y reflexiones aquí recogidas, iremos constatando cómo nuestra vida va
ganando en peso, riqueza, profundidad e intensidad; en una palabra, ganando en sentido, eso que hoy tanto
se hecha a faltar y cuya ausencia provoca tanta angustia, tanto hastío de vivir y tantas crisis existenciales.
Es la felicidad del ser humano lo que aquí está en juego. Al fin y al cabo, es la adecuada ejecución de los
actos y operaciones que forman el entramado de la existencia humana lo que determina el feliz desarrollo
de esta última. De ello dependen el orden, la paz, el bienestar, la estabilidad y la armonía en la vida personal
y social. Ya Boecio señalaba que el bien, el cual se identifica con la felicidad, “es la recompensa común
establecida para todo acto humano”. Recompensa, precisaba, que está reservada a los buenos; pues sólo
aquellos que adopten una conducta virtuosa y encaucen sus acciones por el sendero recto serán felices: “los
buenos son felices justamente por el simple hecho de ser buenos”.1
Para Platón, la felicidad, que viene a coincidir con la vida ética, rectamente vivida, es el fin de todas las
acciones que realizamos. En ella está la razón de ser de aquello que el hombre piensa, dice o hace en
1. Boecio, Consolación de la filosofía, Libro IV, Prosa 3, 3-10
esta vida. Como señala un cualificado comentarista, en la doctrina platónica “la vida feliz es el principio de
“lo bueno” en la actividad consciente, dirigida por y desde uno mismo (self-directed)”; es decir, aquella forma
de actuar que “realiza la mayor cantidad y calidad posible de valor” derramándose en buenas acciones.
Desde la perspectiva platónica, la vida feliz es “la vida que se dedica, de forma libre y gozosa, al máximo
desarrollo de sus posibilidades de valor, en sí misma y en su entorno, de acuerdo con la visión ideal”.2
La tesis central de La República (o El Estado, como quizá fuera más exacto traducir su título) es que los
esfuerzos de los seres humanos deben ir enfocados hacia la felicidad, la eudemonía, la cual se consigue
haciendo cada cual la labor que le está destinada, la que le corresponde por vocación y destino. En esto
consiste precisamente la justicia: en “hacer cada uno lo suyo”, esto es, aquella función para la que está
mejor dotado y que, por consiguiente, podrá hacer de la manera más perfecta, reportándole a él la mayor
satisfacción personal y a la comunidad el mayor provecho, que resulta de la obra bien hecha. La finalidad de
la vida política y de la acción de gobierno es “hacer a la ciudad lo más feliz posible”, construirla de tal
modo que cada ciudadano pueda hacer aquello que le hace feliz. “Fundemos nuestra ciudad para que todos
sean felices”, proclama Platón por boca de Sócrates. Y añade que esto se logra cuando cada ciudadano
realiza a la perfección la acción que le es propia. Entonces alcanza su felicidad, al tiempo que constituye a la
felicidad de la polis o comunidad de la que forma parte.3
Como puede apreciarse, las ideas de justicia y felicidad intervienen de manera decisiva en la argumentación
de Paltón, configurando su concepción de la vida activa del hombre. Con lo cual el hacer justo se perfila
como un hacer la felicidad, en el más estricto sentido de la expresión.
En la misma línea va el pensamiento de Aristóteles, quien afirma que la felicidad es “el fin de los actos
humanos”, siendo la vida feliz “la que es conforme a la virtud”, o sea, la que está integrada por actos
virtuosos, hechos como es debido. Puesto que la vida es actividad, arguye el Estagirita, la vida feliz temen
que identificarse por fuerza con aquella actividad en la que entra en acción nuestra parte mejor y más
noble, que es la inteligencia, y por ello, la vida más feliz será “la vida según la inteligencia”, que es para el
hombre “lo mejor y lo más deleitoso”, por ser lo propio de su naturaleza. Y el mismo Aristóteles añade que
esta vida vivida con rectitud no es algo que haya que ser tomado a broma, sino algo muy serio; lo que
debemos tomarnos más en serio, dado lo mucho que en ella está en juego: “es más serio el acto de la parte
superior del hombre o del hombre superior; pero el acto de lo que es mejor es por sí mismo superior y
contribuye más a la felicidad”. 4
2. R.C. Lodge, Plato´s Theory of Ethics, Kegan Paul, London, 1928, pp. 390s.
3. Platón, República, 420 c, 466 a.
4. Aristóteles, Ética a Nicómaco, X, 6.
El cumplimiento del deber es, para Cicerón, la condición de la felicidad. Conociendo la verdad y haciendo
“lo que tiene que hacerse”, tendremos cuanto necesitamos “para vivir bien y felizmente”, nos dice el autor
romano en su célebre obra De los deberes o De los Oficios (que, en su traducción alemana, Karl Büchner titula
Vom rechten Handeln, “Del recto obrar”). Cicerón considera que las acciones humanas buscan conseguir los
bienes que el hombre necesita, y el mayor de todos ellos es la virtud, la cual se identifica con la “vida feliz”
(vita beata) y “el bien vivir” (bene vivendi), “la mejor de todas las cosas”. Este es “el sumo bien al que todas las
acciones van referidas”, que consiste en la perfección de la naturaleza y que es alcanzado ateniéndose al
orden natural de las cosas.5
Reflexiones muy oportunas, que es conveniente recordar y tener muy presentes en estos tiempos,
dominados por el inmoralismo y un hedonismo irresponsable, en los que el concepto de virtud ha caído en
bochornoso descrédito y la idea del deber se halla en total decadencia, relegada y casi sepultada por la
insistencia obsesiva en los derechos.
En los mismo conceptos abunda San Tomás de Aquino, para quien la felicidad- beatitudo o felicitas- es el fin
de la actividad humana, el horizonte al que tiende el hombre por naturaleza en todo cuanto hace. Según la
doctrina del Aquinate, los actos humanos estarán “racionalmente ordenados” en la medida en que lleven al
hombre a la felicidad, y dejarán de estarlo “en cuanto aparten al hombre de ella y obstaculicen su
consecución”.6 Como explica el dominico Walter Farrell en sus comentarios a la Suma Teológica, la felicidad
no es otra cosa que “la consumación de las acciones humanas”, siendo por tanto algo que el hombre realiza
y porta dentro de sí mismo cuando su obrar se encamina al fin al que está destinado por naturaleza, que es
la visión y el gozo de Dios. La vida de una persona será feliz o infeliz, según logre o no dicho fin, según se
aproxime o se aleje de él. Y sólo puede acercarse al mismo por medio de la acción adecuada, ajustada a la
razón. “El hombre- escribe Farrell- gana su felicidad mediante la actividad; pero no mediante cualquier
actividad, antes bien mediante la actividad que va a alguna parte, que va al lugar debido”.7
“Nuestro deber es nuestra perfección y felicidad”, sentencia el neoplatónico inglés Benjamín Whichcote,
quien descubre una estrecha conexión entre ambas nociones, la de deber (duty) y la de felicidad (happiness),
por ser ambos “actos vitales” (vital acts), que tienen que brotar de “principios vitales” (la razón y el
entendimiento, la voluntad y los afectos).
5. Cicerón, De Officiis, Libro I: I, 6; Academica, Libro I: V, 19-21; VI, 22-24.
6. J. García López, Tomás de Aquino, maestro del orden, Cincel, Madrid, 1985, p. 183.
7. W. Farrell, Guía de la Suma Teológica, trad., Morata, Madrid, 1962, pp. 26-33.
En varios de sus sabios y penetrantes aforismos, Wichcote sostiene que la felicidad se alcanza cuando
nuestra vida y acción discurren en conformidad con la Voluntad divina, siguiendo “la ley de lo recto y la
regla de la razón” (the law of right and rule of reason). El principio de la felicidad es, según el místico y filósofo
británico, “la obediencia a las leyes inalterables de la rectitud”. De ahí que se pueda afirmar que “el recto
uso de nuestro poder y privilegio”- el poder y privilegio inherente a nuestra naturaleza humana, hecha a
imagen y semejanza de Dios, dotada de inteligencia y voluntad- es no sólo “la esencia de nuestro deber”,
sino también “el fundamento de nuestra felicidad”.8
En su breve y hermoso cuento iniciático que lleva por título El viaje de Kosti desde el amanecer hacia el
mediodía, Karl von Eckartshausen afirma que la felicidad (Glückseligkeit), el contento (Zufriedenheit) y la
satisfacción o el placer consumado (Vergnügen) se alcanzan cuando la conducta humana se atiene a las leyes
del Orden. Para poder ser feliz, el hombre tiene que someterse o abrirse al Orden, permitiendo que penetre
en su ser, hasta que llegue a “hacerse algo esencial en él”, lo cual únicamente se logra si el pensamiento, la
voluntad y la acción práctica forman una unidad, si operan al unísono poniéndose al servicio de la Verdad,
le Bien y la Belleza. Somos dichosos, proclama el místico y escritor bávaro, “cuando actuamos como
arreglo al Orden eterno de las cosas”, es decir, cuando nos acomodamos al Orden en lo que pensamos,
queremos y hacemos, siendo este el camino para infundir armonía, proporción y regularidad en nuestras
ejecuciones o realizaciones, y hacer así de nuestra vida una obra racional, buena y noble.9
No otra es la tesis sustentada por Teodoro de Almeida en su obra El hombre feliz, jugoso tratado sobre la
felicidad escrito en forma de relato dialogado- obra publicada en el siglo XVIII y que fue ampliamente
difundida a lo largo de todo el siglo XIX, siendo traducida a numerosas lenguas europeas-. Almeida asevera
que la felicidad se alcanza haciendo lo que se debe hacer y que el hombre feliz es el que orienta bien sus
acciones y cumple con su deber. El recto obrar o buen hacer es, según el filósofo portugués, “el camino de
la verdadera felicidad”, “la senda de la dulce alegría”. La tristeza y la infelicidad se ceban, en cambio, en el
hombre que obra mal, que actúa de manera incorrecta. No hagas nada malo ni hagas nada mal, haz el bien
y haz todo bien, y “serás verdaderamente dichoso”: he aquí la enseñanza que, de acuerdo con el milenario
legado filosófico y religioso del Occidente, extrae Almeida. Resumiendo esta doctrina, el protagonista de su
poema didáctico-filosófico, el Príncipe Miseno, en un momento clave de su andadura vital, cuando tiene que hacer frente a una situación especialmente problemática y le asaltan las sombras de la duda, exclama
para sus adentros: “obre Miseno como debe obrar, y Miseno será siempre feliz”.10
8. B. Whichcote, Moral and Religious Aphorisms, 312, 321, 772, 853-873, 1005.
9. K. von Echartshausen, Kostis Reise von Morgen gegen Mittag, Leipzig, 1795, pp. 164-175.
10. T. de Almeida, O Homem feliz, Cap. X, 20.


FUENTE:

Haz clic para acceder a La-accion-como-resorte-de-la-vida-feliz-Antonio-Medrano.pdf

danza Asturiana en OVIEDO / UVIEU / ( ESPAÑA / HISPANIA)

10 enero 2020 by

danza

21 diciembre 2019 by

UN DIA EN CARACAS, VENEZUELA – SIN OCULTAR NADA

21 diciembre 2019 by

el perrito se hace respetar

20 diciembre 2019 by

felix rodriguez de la fuente: EL BOSQUE

20 diciembre 2019 by

método para ahorrar papel y así evitar la deforestación

NAVIDAD EN AFRICA

El CONTROL de la COMIDA en CUBA – Gabriel Herrera

14 diciembre 2019 by

 


 

 

GANAN $20 DÓLARES AL MES EN CUBA ¿ALCANZAN? – Gabriel Herrera


 

 

ASÍ ERA CUBA ANTES DE 1959 ¡LA REALIDAD! –

Camallerys Vlogs

 

“El arte de hacerse respetar”

28 noviembre 2019 by

Barbara Berckhan, 1957, Hamburg

Mao se equivocó, …tenemos que respetar el ecosistema

26 noviembre 2019 by

origen del SIDA

18 noviembre 2019 by

 

DW Documentary – La cruenta verdad,

el origen del

Sida

18 nov. 2019

africanos inmigrantes en Italia

31 julio 2019 by

Muere David Carragal, tras una agonía de siete días

17 junio 2019 by

“Estamos destrozados”, clama la familia del joven fallecido en Oviedo, por quien Cudillero ha declarado dos días de duelo
El joven agredido en las fiestas de La Florida fallece en el HUCA
17.06.2019 | 17:30
“Estamos destrozados”, clama la familia del joven fallecido en Oviedo, por quien Cudillero ha declarado dos días de duelo

David Cartagal Garay, profesor de natación

“Ya han certificado la muerte, estamos destrozados”. Son las desgarradoras palabras de la familia de David Carragal Garay, el joven de 33 años que hace una semana, la madrugada del pasado lunes, víspera del Martes de Campo, recibía una brutal paliza cuando salía de las fiestas del barrio ovetense de La Florida. El agredido ha muerto hoy en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)

Desde ayer su familia ya sabía que el desenlace sería pronto. “Está mal, muy mal”, confirmaban esta mañana. En su entorno todos eran conscientes de que quedaban “muy pocas horas” pero aún mantenían un último hilo de esperanza, pensando en la fortaleza y el espíritu deportista y luchador con el que se condujo en la vida David Carragal.

Cuando al filo de la una de la tarde de hoy los médicos decidieron someter al herido a más pruebas decían que “él (el fallecido) y los médicos siguen luchando y haciendo milagros”. Pero sabían que los milagros no existen. “Recibió muchos golpes y muy fuertes en la cabeza”, explicaban. Unos golpes de los que este joven nacido en Cudillero y afincado en Oviedo no se repuso pese a que “luchó todo lo que pudo pero se quedó sin fuerzas”.

El relato de las últimas horas es un golpe tremendo para una familia que no se hace a la idea de haber perdido a uno de los suyos, a un joven que había salido de fiesta y que encontró la muerte más despiadada. “Le operaron el viernes y todo empezó a empeorar”, explican. Todo fue a peor en las últimas horas pese a la lucha de los médicos del HUCA.

Concentración y luto
El Ayuntamiento de Cudillero ha convocado para mañana martes un minuto de silencio, a las 12.00 horas, en la plaza de San Pedro. Será la forma de hacer piña y vivir conjuntamente “uno de los días más negros” del municipio. Así lo han indicado desde la Corporación, con Carlos Valle al frente de la Alcaldía. Valle trasladaba hoy las condolencias “a la familia y amigos de Carragal”, “quedando a su entera disposición” para lo que pudieran necesitar.

“A partir de este momento tenemos que aunar esfuerzos para lograr una mayor agilidad en la búsquedas y ser, sin lugar a dudas, contundentes; quitar la vida a una persona tiene que salir muy caro”, dicen desde la Alcaldía en un comunicado oficial. El regidor ha declarado dos días de luto oficial en el concejo y las banderas ondearán a media asta a partir de mañana.
FUENTE:
https://www.lne.es/oviedo/2019/06/17/han-certificado-muerte-destrozados/2489695.html
17.junio.2019 | 17:30 / Diario LA NUEVA ESPAÑA, Oviedo.

KISSINGER

6 junio 2019 by

KISSINGER

Es un bávaro de Fïrth apud Núremberg,  1923, hijo de un rabino, se especializó de joven en el Talmud pero lleva más de cincuenta años sin pisar una sinagoga. Le gusta el futbol fue el artífice del golpe de estado de 1981  hablando con Juan Carlos I) al que llaman el Soso y ya antes le había dado a Carrero el abrazo de la muerte. No hay mal que por bien no venga pero Kissinger gusta de una frase que esparce por sus escritos: “nunca podrás pisar tu propia sombra”. Su padre emigró a NY en 1938 y cambió el nombre de su hijo Heinz por el de Henry en el pasaporte. Volvió a Alemania con la 82 división aerotransportada haciendo de intérprete, fue el interrogador y torturador de los cabecillas de la Gestapo. Tuvo fama de rompecorazones, le gustaban las rubias alemanas y pasa por ser un “womanizer” (bien follador). Fue el fundador del club Bilderberg la gran logia masónica que se propone acabar con el cristianismo en Europa. Kissinger es un “crosshater” (odia al Crucificado y su cruz) pero no se sabe si a punto  de cumplir los cien años y próximo a la hora final no sabemos si está arrepentido de cuantos crímenes han sido perpetrados – guerra de Siria, los Balcanes, apoyo al separatismo etarra y catalán, inmisericorde respaldo a las invasiones africanas del sur de Europa- en su nombre

Publicado por PREFERENS en 8:13 No hay comentarios: Enlaces a esta entrada

FUENTE:

https://antonioparragalindo.blogspot.com/

…fantastica relación de lo ocurrido un Viernes Santo en Marble Arch

5 junio 2019 by

 

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

ESCODADERO. EL SUPERVIVIENMTE DE AUSCHWITZ (de mi libro “Corresponsal en Londres”) fantastica relación de lo ocurrido un Viernes Santo en Marble Arch

Mi destino escrito sobre los tablones de formica de Winston Place que dividían los compartimentos. La foto de mi niña colgaba de la alcayata junto a la estampa de san Antonio. Yo era un incidido y no lo sabía; estaba clavado en la cruz del madero de la redención al que el huésped maldecía. Un viernes santo hubo una tenida en el piso de arriba. Vino gente de la cuadrilla del casero algunos gastaban coleta o tirabuzones y se cubrían sus figuras esperpénticas con kaftanes rusos que les daba un aspecto ridículo. Yo sentí gruñir después gemir al gorrino. Los alaridos alarmaron a la barriada. Las gentes salían a las ventanas e inquirían a los vecinos qué pasa, nada que están sacrificando a un marrano de veinte arrobas. Uno de los congregantes le metió al chancho un ejemplar del Times, luego clavaron al gorrino sobre dos grandes vigas de roble entrelazadas en aspa como a san Andrés. Los de la tenida unos se desternillaban de risa e increpaban o blasfemaban al nazareno pronunciando las palabras bíblicas de rigor si eres el hijo de dios baja de esa cruz y otros escupían para el mesías que estaña desnudo cuerpo de hombre y cabeza de gorrino. Tales carcajadas sacrílegas son como un berbiquí en mi memoria que causa un terebrante dolor. No podía creer que quedase en el mundo tanto odio histórico pero se repetía en aquel sotabanco del Barrio del Arco de Mármol lo acontecido en el Gólgota mientras Londres volvía a revivir una nueva noche de san Bartolo en miniatura. Al casero que era el que llevaba la voz cantante en aquel rito el efod o paño de oración sobre los hombros le venía un poco grande. Debajo de la estola y meneando su cuerpo hacia adelante y hacia atrás agarraba un garrote con la punta ovalada que era en realidad un misil balístico intercontinental para lanzarlo contra los enemigos del pueblo elegido arrasando de paso las naciones. Sólo sobreviviría él. Ante tan macabra escena comprendí que aquellos fulanos adoraban a un dios destructivo que no era sino el diablo, el separador, hacedor de males, causante de todas las reyertas guerras y enfrentamientos que en la historia han sido. No se trataba desde luego del dios de amor y del perdón. Mi casero salmodiaba ínterin soldando palabras incomprensibles con su gran bocaza con acento alemán siempre que hablaba. Era tan grande su cavidad bucal que se podía jugar a la rana con él. Tirando y sin perder baza. Todo el jardín se llenó de la sangre derramada en la toza por el cerdo sacrificial. A una orden del jefe bajaron las esclavas iraníes y las huríes tunecinas que ocultaba elk jefe para su uso personal en la tercera planta de aquella vivienda londinense de estilo georgiano que hacía las veces de serrallo. Ellas limpiaron la sangre derramada y el césped volvió a quedar impoluto. A una de las mozas la más jarifa como mostrase displicencia a causa del arco la hizo limpiar el suelo con la lengua. Hicieron una pira y quemaron al cerdo sacrificial para que no resucitase para que no quedase de ´çel ni rastro. Marble Arch durante unas horas volvió a ser escenario del crimen ritual la ordalía el juicio de dios celebrado en la Ciudad de la Guerra y la Paz hacía dos mil años. Aquel año de 1973 regresaba el cometa Halley hubo un eclipse de sol y a la una de la tarde las tinieblas bañaron la torre del parlamento de Westminter. Dejé a Remigio que contara lo vio aquella tarde de Viernes Santo y escribió una crónica al desgaire muy garbosa y detallada narrando lo sucedido pero por el télex recibió una nota de su redactor jefe en estos términos: “Oye, Remigio, que hoy no es día de Inocentes. Menos lucubraciones literarias y más al grano”. Fue esta uno de las visiones más impresionantes que tuve la suerte de contemplar desde mi escodadero. En Londres llevé vida de topo, en algín lugar tenía que lamerme las heridas y encontrar un árbol donde restregar mis tochos. Cada otoño había que mudar la cuerna. Dije adiós a Mr. Weil el casero alemán superviviente de Auschwitz y me bajé a vivir cerca del Támesis en Roland Gardens barrio de Sout Kensington.

FUENTE:

https://antonioparragalindo.blogspot.com/

¿Qué es España? PRIMERA PARTE. Forja 032

16 mayo 2019 by


A %d blogueros les gusta esto: