Archive for 29 julio 2008

desayunar… con o sin amar?, esa es la cuestión

29 julio 2008

Con la belleza de esta fotografía no se necesitan palabras. Sin embargo, con permiso de nuestro blog amigo JRANIA reproducimos también los comentarios que este post ha merecido en el blog coscorrones. Suponemos que también estará de acuerdo nuestra amiga Maria Carmen.

Estos son los comentarios publicados en www.coscorrones.wordpress.com:

 

  1. en soledad o compartido..?
  2. Comentario por Ankh — Julio 26, 2008 @ 5:43 am
  3. ¡qué pregunta!Comentario por Raquel — Julio 26, 2008 @ 6:26 am
  4. aunque digan que es mejor estar solo que mal acompañado,
    opino que somos animales sociales y
    políticos (Platon dixit?) y
    que nuestros cuerpos y mentes están
    para ser referencia de alguien;
    somos más uno mismo si tenemos a alguien a quien hablar y amar.
    En último caso, como lo ideal es
    encontrar el alma gemela, si uno es muy exigente y tiene mucho que dar… sólo le queda
    la solición de amar a Dios, al la Vida a Todo…
    Un abrazo y que tengas suerte en la vida… en este viaje que va al infinito.
    Cuando uno piensa que hay fósiles de insectos que vivieron hace más de cien millones de años…
    empiezo a creer que sómos un segundo o menos ( quizás mucho?)
    en la ETERNIDAD.
    un besoComentario por jrania — Julio 26, 2008 @ 1:13 pm
  5. Irania: me encantó tu comentario.Comentario por María Carmen — Julio 27, 2008 @ 12:07 am

LO QUE GUSTA A LAS MUJERES EN LOS HOMBRES

17 julio 2008

¿Qué admira más un hombre en la mujer?  El color sus ojos, …por algo dicen que los ojos son la ventana del alma. Otros miran los pechos,… son evidentemente garantía de sensualidad y maternidad. Los más fogosos, las piernas, el culo, etc.

Tras este preámbulo me parece oportuno reproducir lo que Paulo Coelho, el escritor brasileño

que se caracteriza porque tuchos de sus temas y personajes proceden de textos antiguos como la Biblia, Las mil y una noches, el Mahabaratha y el Ramayana, publica en su blog:

Nacido en Rio do Janeiro, en 1947, vive con su mujer Cristina Oiticica, una pintora, en Río de Janeiro o en su molino de Saint Martin en el suroeste de Francia (Altos Pirineos).

Si como parece, sabe vivir bien, es de presumir que lo que escribe merece ser leído.  Lo que  copio  a continuación  pertenece a Coelho:

Una amiga mía, Julia, me envió un texto sobre el tema de este artículo. Cuando quise entrar en contacto con ella para saber si era de su autoría, ella ya había viajado y no sé exactamente cuándo va a regresar.

Busqué en Internet y ¿saben lo que descubrí? ¡Que existen varios grupos de discusión sobre el asunto! Lo que quiere decir que las mujeres de hoy están buscando razones para enamorarse de personas del otro sexo. Desde mi condición de hombre, que está de acuerdo con algunas de estas razones, he realizado una lista basada en lo que leí:

Amamos a los hombres porque no consiguen fingir un orgasmo, aunque quieran.

Porque jamás nos van a entender, y aun así lo siguen intentando.

Porque todavía nos encuentran atractivas cuando nosotras mismas ya no conseguimos creérnoslo.

Porque saben de ecuaciones, de política, de matemáticas, de economía, pero no saben nada del corazón femenino.

Porque son amantes que sólo descansan cuando alcanzamos (o fingimos) placer.

Porque han conseguido elevar el deporte a algo parecido a una religión.

Porque nunca les da miedo la oscuridad.

Porque se empeñan en arreglar cosas con problemas que están más allá de sus habilidades, y se dedican a ello con entusiasmo adolescente, y se desesperan cuando no lo consiguen.

Porque son como las granadas: la mayor parte es imposible de digerir, pero las semillas son deliciosas.

Porque jamás se paran a considerar lo que pensará el vecino.

Porque siempre sabemos lo que están pensando, y cuando abren la boca dicen exactamente lo que imaginábamos.

Porque jamás les pasó por la cabeza martirizarse con tacones altos.

Porque les encanta explorar nuestro cuerpo, y conquistar nuestra alma.

Porque una chiquilla de 14 años puede dejarlos sin argumentos, y una mujer de 25 consigue domarlos sin mucho esfuerzo.

Porque siempre les atraen los extremos: opulentos o ascéticos, guerreros o monjes, artistas o generales.

Porque son capaces de hacer cualquier cosa por esconder su fragilidad.

Porque el mayor miedo de un hombre es no ser un hombre –lo cual nunca le pasaría a una mujer por la mente (no ser una mujer).

Porque siempre se terminan toda la comida del plato, y no se sienten culpables por ello.

Porque les parecen interesantísimos ciertos temas sin gracia ninguna, como lo que les ocurrió en el trabajo, o las características de los coches.

Porque están dotados de hombros en los que conseguimos dormir sin mucho esfuerzo.

Porque están en paz con sus cuerpos, a excepción de pequeñas e insignificantes preocupaciones con la calvicie y la obesidad.

Porque son asombrosamente valientes ante los insectos.

Porque nunca mienten sobre su edad.

Porque a pesar de todo lo que intentan demostrar, no consiguen vivir sin una mujer.

Porque cuando a uno de ellos le decimos “te quiero”, siempre pide que le detallemos cuánto.

Kristen, una lectora, afirma que no sabemos absolutamente nada sobre la naturaleza femenina, y elabora la lista que viene a continuación:

1 – Nosotras, las mujeres, ya nacemos detectives. A nuestros ojos, todos los hombres son sospechosos, y sus aventuras acabarán siendo descubiertas; es sólo cuestión de tiempo.

2 – Aunque no estemos enamoradas de ti, escuchar un “te quiero” es siempre un bálsamo para nuestras almas. Y si no nos lo dices, nos vamos a dar cuenta y nos pondremos tristes.

3 – Nos pasa lo mismo con “¡qué guapa estás!”. Se tarda menos de dos segundos en pronunciar estas tres palabras mágicas, capaces de transformar nuestras pesadillas en verdaderos cuentos de hadas.

4 – Si te preguntamos qué ropa nos ponemos, no te enfades si al final decidimos vestirnos justo con lo opuesto de lo que elegiste: forma parte de nuestra naturaleza.

5 – En una fiesta, somos capaces de escanear el salón en menos de un minuto, y saber quién nos interesa. Estate atento.

6 – Pensamos en sexo con la misma compulsión que los hombres, si no más. La única diferencia es que no lo demostramos.

7 – Si, nada más conocernos, nos invitas a cenar y no aceptamos inmediatamente, no te preocupes; es que necesitamos unos días para perder los kilos sobrantes que, según creemos, nos arruinan constantemente las vidas.

8 – Las mujeres siempre se acuerdan de todo. Si preguntas cuándo nos conocimos, ninguna de nostras va a decir: “En una fiesta”, sino: “fue un martes, justo después de una cena en la que nos sirvieron ensalada y un guiso de pollo, tú llevabas chaqueta negra y tus zapatos eran de la marca tal, etc.”

9 – Por mucho amor que seamos capaces de dar, hay siete días en los que preferimos estar lejos de todo y de todos. En esos casos, tienes dos opciones: atarte a un poste y esperar a que pase la tempestad, o correr a la joyería más cercana y comprarnos un regalo. Recomendamos la segunda opción.

10 – Tenemos el mismo poder de raciocinio que los hombres, pero es mejor que no lo notes, o empezarás a sentirte inseguro. Las mujeres que lo dejaron demasiado claro acabaron solas.

11 – Nos encanta cualquier tipo de pelo en el cuerpo masculino, aunque la depilación sea nuestra tortura favorita.

12 – Detestamos hacer el amor cuando no tenemos ganas, pero lo haremos de todas formas, y tú no te darás ni cuenta.

13 – Juega con nuestros animales domésticos y con nuestros niños, y jugaremos contigo. Ignóralos, y nosotras te ignoraremos a ti también.

14 – Las mujeres disponen de una visión de rayos X. Podemos mirar hacia unos ojos negros y duros, y descubrir al niño que hay en el fondo, y podemos también fijarnos en unos angelicales ojos azules, y encontrar al demonio que se esconde tras ellos. Sabemos cuándo un hombre finge que duerme de cansancio, o (lo que es aún más evidente), cuándo finge no estar durmiendo con otra persona.

15 – No todas las mujeres quieren casarse y tener hijos. Muchas sólo desean orgasmos y animales domésticos.

16 – La delicadeza, cuando es genuina, es capaz de derretir nuestros empedernidos corazones.

17 – Si tenemos que discutir algo contigo, no quieras darnos la solución: nosotras ya la tenemos. Se trata apenas de un pretexto para evitar que la relación se convierta en algo aburrido.

…son mejor que algunos “seres humanos”

6 julio 2008

 

Como somos antropocentristas, hemos creído que los animales inferiores, como estos bellos felinos, son menos dignos que cualquier individuo que es clasificado como “ser humano”.  Parece ser que un emperador alemán dijo “cuanto más conozco a los hombres más aprecio a los perros”. Seguramente estaba considerando la virtud de la fidelidad.

En todo caso, debemos saber que durante la segunda guerra mundial en Alemania existia cartilla de racionamiento para los animales domésticos, perros, gatos, caballos,etc. Se trata de una actitud de respeto hacia los animales que hoy poca gente conoce y menos aún,  comprende.

Lo curioso es que hoy, en el siglo XXI, cuando tanto se habla de “pueblo soberano” y “derechos humanos”, algunas instancias mundiales quieren dar a los “grandes simios” más derechos de los que en la práctica tienen los ciudadanos normales. En Occidente, especialmente en los paises desarrollados, asistimos a un genocidio planificado desde hace más de sesenta años  y ya se han  eliminado mil millones de niños que habrían nacido si no hubiesen sido abortados. En substitución de los nasciturus muertos en el seno materno, el “Sistema” (¿Quizás “big brother?) cuenta con millones de inmigrantes del “Tercer Mundo”.

La pregunta final es: ¿existen genocidas abortistas entre los tigres? No, no existen, pero hay “seres humanos” que no merecen el título de “hombres” y  que han exterminado a tantos tigres que en el mundo sólo quedan vivos 3000 ejemplares… 

 A quienes se autocalifican con el título de “hombres”, especialmente a los que consideran que todos los hombres son iguales o que todos pertenecemos a la misma raza habría que recordarles  que quienes promueven el genocidio de pueblos de etnias europeas, o el exterminio de bellas especies de animales, no son dignos de ser conceptuados como hombres sino como “grandes simios”: No parecen tener un alma inmortal ni nobleza; en una palabra, parecen seres humanos, pero realmente son simios que, por desgracia tienen mucho poder, tanto que sus amigos legislan para homologarlos con quienes sí somos realmente seres humanos e “hijos de los dioses”, como decían los romanos.

 6 de julio de 2008

 

————————————————–

Nota: Las fotografías proceden de un bloguista de europa.

CÓMO EL PACIFISMO AYUDA A LOS PIRATAS DEL MAR

4 julio 2008

Cuando un país no tiene contenciosos con enemigos exteriores, pierde la práctica de la guerra, de la política de fuerza, en una palabra, de hacerse respetar y, caen en el cómodo argumento del pacifismo. Como decían los que no tienen principios, “si no puedes contra tu enemigo, únete a él”. Es decir, para un cobarde, una forma de no entrar en combate con quien le avasalla u ofende es afirmar que es “solidaro o simpatizante” del presunto agresor. Cuando a álguien se le informa sobre el peligro real de la invasión de ciertos inmigrantes, la respuesta es “es inevitable…la globalización” o “el mestizaje es enriquecedor”, etc.

Dado que es una realidad la lucha por el poder mundial, pretender estar al margen de todo contencioso es situarse, sin lucha, en el lugar de los siervos, de los vencidos. “La batalla que se pierde es la que no se da”.

Vamos a ver un claro ejemplo de política claudicadora.  Fue el reciente caso del abordaje y secuestro del  “Playa de Bakio” en aguas somalies. Hace unos siete meses fue secuestrado un carguero. Pagaron un rescate de supongamos 300.000 dólares USA. En abril pasado un yate francés fue liberado de los piratas, los cuales fueron ametrallados y detenidos, dice que, previo el simulacro de pagar el rescate. Poco tiempo después, el buque español fue rescatado previo pago de una cantidad millonaria, pero no hubo ataque por parte de la fragata Méndez Núñez porque  la ministra “pacifista” de defensa lo impidió. Resultado: desmoralización de los marinos y la seguridad naval comprometida. Posteriormente fue secuestrado un buque alemán… Se supone que fue elegido porque los políticos alemanes actuales también son pacifistas…

La revista Identidad (nº 7) se pregunta si álguien del gobierno, dejando aparte a la ministra embarazada, tenía testiculos suficientes para dar la óden de disparar.  Para los piratas está claro a quienes se puede secuestrar, sin riesgo y con lucro asegurado.

4 de junio de 2008


A %d blogueros les gusta esto: