Archive for the ‘Europa’ Category

¿Cuáles son las 10 emociones positivas más importantes?

19 junio 2017

 La positividad es una elección de vida, la gente que desarrolla esta cualidad generalmente tiene un desempeño superior en las diferentes esferas de su vida. Las emociones positivas que mencionamos en este artículo son objeto de las mayores investigaciones a nivel científico y, la Dra. Barbara Frederickson  PH. D – ganadora del “Highest Templeton prize in Positive Psychology”- después de años de  estudiar las experiencias emocionales de cientos de personas  (estudiantes universitarios, hombres de negocios y mujeres en la mitad de la vida) considera que estas 10 formas de positividad son las que  “colorean” más frecuentemente  el día a día de la mayoría de las personas y, que el cultivarlas tiene un efecto directo en nuestro bienestar.

Alegría:  Sucede en un instante, cuando nos encontramos en un ambiente familiar y seguro.  Aparece en aquellos momentos “perfectos” (un domingo con la familia, una felicitación inesperada) donde sentimos que   las cosas son exactamente como deberían de ser y estamos justamente donde deberíamos estar.

Gratitud: Es un momento en el que te das cuenta que alguien hizo mucho más por ti de lo que era necesario, tal vez un vecino, un maestro o un mentor. La gratitud abre nuestros corazones y activa en nosotros el botón de la “’reciprocidad” genuina que nos mueve a hacer algo por aquella persona que nos hizo tanto bien.

Serenidad: Al igual que la alegría, la serenidad se da en un ambiente familiar y seguro, pero es una versión mucho más relajada, sostenida y sutil. Se disfruta cuando estamos totalmente presentes y conscientes de lo que estamos viviendo, desde disfrutar al comer un  antojo, hasta estar completamente inmersos en un momento de contemplación.

Interés:  Es un estado más elevado donde algo nuevo llama nuestra atención inspirándonos y provocándonos fascinación y curiosidad.  A veces se despliega como un abanico de nuevos retos que te permite mantener en crecimiento tus habilidades; esto nos mantiene despiertos, vigorizados y sintiéndonos realmente vivos.

Esperanza:  Aunque la positividad se genera cuando te sientes seguro y familiar, la esperanza es la excepción. Esta se genera cuando las circunstancias son difíciles o adversas y nos ilumina como un faro de luz, que refuerza nuestra creencia de que todo puede cambiar y mejorar.

Orgullo: Es una de las emociones catalogadas como de “auto-conciencia”, y muchas veces tiene una connotación negativa al asociarlo con los pecados capitales como la soberbia.  Si se mantiene balanceada con algo de humildad, su positividad está en  que nos  permite atribuirnos los logros que resultan de un esfuerzo genuino y de un trabajo duro.

Diversión:  La encuentras en  aquello que te hace reír y te permite la recreación; es a veces una inesperada chispa que brota de manera espontánea y que te ayuda a cambiar o a “refrescar” tu perspectiva.

Inspiración: es como una bocanada de oxígeno que toca tu vida, tu corazón y tu mente exaltando tu imaginación, tu creatividad y tu motivación. Sentirse inspirado por algo o alguien dispara tu atención y le da calidez a tu corazón.

Asombro: Se origina al reconocer la sensación de estar en presencia de algo mucho más grande que nosotros mismos. Puede darse al contemplar un atardecer, al observar la vía láctea o al sostener la cabeza de un recién nacido, esos momentos de magnificiencia y belleza recargan nuestra energía.

Amor: Es la emoción positiva más frecuente y abarca todas las anteriores. Cuando sentimos amor nuestros cuerpos tienen una reacción biológica que incrementa nuestros niveles de oxitocina y progesterona, aumentando nuestra sensación de bienestar y reduciendo nuestro nivel de  estrés, lo que sin lugar a dudas  mejora nuestra salud y  calidad de vida.

¿Cómo cultivar estas emociones?

Un buen principio es analizar qué tiempo de pensamientos y acciones te provocan  estas emociones positivas y tenerlos claro para generarlas cuando necesites sentirte bien, entusiasmado o en calma.
Otra idea es crear un portafolio en tu computadora con imágenes que te provoquen estas emociones: fotografías de personas, vivencias o lugares, música, citas o lecturas o cualquier elemento que te permitan transformar tu estado emocional.

Fuente: Positivity – Groundbreaking Research to release your inner optimism and thrive-Barbara Frederickson.

FUENTE:
http://www.norataboada.com/blog/las-10-emociones-positivas-ms-importantes

12 W CON A EU F HI HU P T TRO V Y

27 junio 2014

12 W CON A EU F HI HU P T TRO V Y
01) 7 >>>>>>> HIRANIA : A (antcampomanes) ff (axim) HI (iraniahotmailes) HU (blackaxelymailcom) VSF (klypeus) Y (haxelgaryahoo.es) EU89 (gun89gmxcom)
02) 7>>>>>>> URANIA: A EU89 FF HI HU VSF Y
03) 7>>>>>>> YRANIA: A EU89 FF HI HU VSF Y

04) 6>>>>>> VSF: A FF HI HU VSF Y

07) 6 >>>>>> angelblanco: A FF HI HU VSF Y
08) 6 >>>>>> FUEGOFRIO: A FF HI HU VSF Y
09) 6 >>>>>> hyrania: A FF HI HU VSF Y
10) 6 >>>>>>TRESMONTES: EU89 HI HU TM VSF Y

11) 5 >>> >> HURANIA: FF HI HU VSF Y
12) 5 >>>>> jrania: A HI HU VSF Y

05) 3 >>> EUROPA89: EU89 HI Y
06) 3 >>> hirania89. EU89 HI Y
======
nota: A incluye MPTROMP

Russia’s Rise To Global Power

24 mayo 2014

wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww

Russia’s Rise To Global Power

Paul Craig Roberts

This article first appeared in Strategic Culture Foundation http://www.strategic-culture.org/news/2014/05/22/russia-rise-to-global-power.html

Western propaganda about events in Ukraine has two main purposes. One is to cover up, or to distract from, Washington’s role in overthrowing the elected democratic government of Ukraine. The other is to demonize Russia.

The truth is known, but truth is not a part of the Western TV and print media. The intercepted telephone call between US Assistant Secretary of State Victoria Nuland and the US Ambassador to Ukraine Geoffrey Pyatt reveals the two coup plotters discussing which of Washington’s stooges will be installed as Washington’s person in the new puppet government. The intercepted telephone call between Estonian Foreign Minister Urmas Paet and EU foreign policy official Catherine Ashton revealed suspicions, later confirmed by independent reports, that the sniper fire that killed people on both sides of the Kiev protests came from the Washington-backed side of the conflict.

To summarize, when Washington orchestrated in 2004 the “Orange Revolution” and the revolution failed to deliver Ukraine into Western hands, Washington, according to Victoria Nuland, poured $5 billion into Ukraine over the next ten years. The money went to politicians, whom Washington groomed, and to non-governmental organizations (NGOs) that operate as educational, pro-democracy, and human rights groups, but in fact are Washington’s fifth columns.

When President Yanukovych, after considering the costs and benefits, rejected the invitation for Ukraine to join the European Union, Washington sent its well-funded NGOs into action. Protests broke out in Kiev demanding that Yanukovych change his decision and join the EU.

These protests were peaceful, but soon ultra-nationalists and neo-nazis appeared and introduced violence into the protests. The protest demands changed from “join the EU” to “overthrow Yanukovych and his government.”

Political chaos ensued. Washington installed a puppet government, which Washington represented as a democratic force against corruption. However, the ultra-nationalists and neo-nazis, such as the Right Sector, began intimidating members of Washington’s stooge government. Perhaps in response, Washington’s stooges began issuing threats against the Russian speaking population in Ukraine.

Areas of southern and eastern Ukraine are former Russian territories added to Ukraine by Soviet leaders. Lenin added Russian areas to Ukraine in early years of the Soviet Union, and Khrushchev added Crimea in 1954. The people in these Russian areas, alarmed by the destruction of Soviet war memorials commemorating the Red Army’s liberation of Ukraine from Hitler, by the banning of Russian as an official language, and by physical assaults on Russian-speaking people in Ukraine broke out in protests. Crimea voted its independence and requested reunification with Russia, and so have the Donetsk and Luhansk regions.

Washington, its EU puppets, and the Western media have denied that the votes in Crimea, Donetsk, and Luhansk are sincere and spontaneous. Instead, Washington alleges that the protests leading to the votes and the votes themselves were orchestrated by the Russian government with the use of bribes, threats, and coercion. Crimea was said to be a case of Russian invasion and annexation.

These are blatant lies, and the foreign observers of the elections know it, but they have no voice in the Western media, which is a Ministry of Propaganda for Washington. Even the once proud BBC lies for Washington.

Washington has succeeded in controlling the explanation of the “Ukrainian crisis.” The unified peoples in Crimea, Donetsk, and Luhansk have been branded “terrorists.” In contrast, the Ukrainian neo-nazis have been elevated to membership in the “democratic coalition.” Even more amazing, the neo-nazis are being described in the Western media as “liberators” of the protest regions from “terrorists.” Most likely, the Russophobic neo-nazi militias are becoming Washington’s stooge government’s army, because so many units of the Ukrainian military have been unwilling to fire on peaceful protestors.

The question before us is how will Russia’s leader, President Putin, play this game. His hesitancy or reluctance to accept Donetsk and Luhansk again as part of Russia is used by the Western media to make him look weak and intimidated. Within Russia this will be used against Putin by Washington-funded GGOs and by Russian nationalists.

Putin understands this, but Putin also understands that Washington wants him to confirm their demonized portrait of him. If Putin accepts requests from Donetsk and Luhansk to return to Russia, Washington will repeat its allegation that Russia invaded and annexed. Most likely, Putin is not weak and intimidated, but for good reasons Putin does not want to give Washington more propaganda to employ in Europe.

Washington’s press for sanctions against Russia has an obstacle in Germany. The German Chancellor, Merkel, is Washington’s vassal, but Germany’s foreign Minister, Frank Walter Steinmeier and German industry are no friends of sanctions. In addition to Germany’s dependence on natural gas from Russia, thousands of German companies are doing business in Russia, and the employment of several hundred thousands of Germans is dependent on economic relations with Russia. Former German Chancellors, Helmut Schmidt and Gerhard Schroeder, have slammed Merkel for her subservience to Washington. Merkel’s position is weak, because she has stupidly put herself in the position of sacrificing the interests of Germany to Washington’s interests.

Putin, who has demonstrated that he is not the typical dumb Western politician, sees in the conflict between Washington’s pressure on Germany and Germany’s real interests a chance to break up NATO and the EU. If Germany decides, as Yanukovych did, that Germany’s interests lie in its economic relations with Russia, not in being a puppet state of Washington, can Washington overthrow the government of Germany and install a more reliable puppet?

Perhaps Germany has had enough of Washington. Still occupied by Washington’s troops 69 years after the end of World War II, Germany has had its educational practices, its history, its foreign policy, and its membership in the EU and euro mechanism coerced by Washington. If Germans have any national pride, and as a very recently unified peoples, they might still have some national pride, these impositions by Washington are too much to accept.

The last thing Germany wants is a confrontation, economic or military, with Russia. Germany’s vice chancellor, Sigmar Gabriel, said that it “was certainly not smart to create the impression in Ukraine that it had to decide between Russia and the EU.”

If the Russian government decides that Washington’s control of Ukraine, or whatever part remains after secession, is an unacceptable strategic threat to Russia, the Russian military will seize Ukraine, historically part of Russia. If Russia occupies Ukraine, there is nothing Washington can do but resort to nuclear war. NATO countries, with their own existence at stake, will not agree to this option.

Putin can take the Ukraine back whenever he wants and turn his back on the West, a declining corrupt entity mired in depression and looting by the capitalist class. The 21st century belongs to the East, to China and India. The enormous expanse of Russia sits above both of these most populous of all countries.

Russia can rise to power with the East. There is no reason for Russia to beg the West for acceptance. The basis for US foreign policy are the Brzezinski and Wolfowitz doctrines, which state that Washington must prevent the rise of Russia. Washington has no good will toward Russia and will hamper Russia at every opportunity. As long as Washington controls Europe, Russia has no prospects of being a part of the West, unless Russia becomes Washington’s puppet state, like Germany, Britain, and France.

<div “=”” style=”color: #21200b;”>116

2 blogs: europa89 hirania89

4 octubre 2013

….¿SEXUAL…FOBIA?…ó la guerra a la sexualidad natural…

12 septiembre 2013

Parece evidente que si la Naturaleza ha hecho que la procreación parta de la unión sexual entre
varón y hembra, cualquier actividad sexual que no implique la libre y placentera unión de machos con hembras es, cuanto menos, de carácter excepcional ó anormal, es decir ajeno al plan biológico.
Dada la actualidad que tiene la proliferación de propaganda mediática de fuerzas que pretenden imponer como conducta sexual normal las relaciones entre personas del mismo sexo e incluso entre adultos y niños, es interesante reproducir un reportaje que hemos encontrado en la Red y que se titula “ES CUENTO VIEJO”.
La fuente es: http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/politica/cuento-viejo-20130827

EXUALIDAD ENTRE NIÑOS Y ADULTOS
Es cuento viejo
7 COMENTARIOS FERNANDO PAZ

El semanario alemán ‘Der Spiegel’ publicaba hace una semana una serie de informaciones que ligaban a Los Verdes con organizaciones pedófilas que intentaron legalizar la sexualidad libre con menores. De hecho, en 1985, en un congreso del partidose aprobó la sexualidad “no violenta” entre adultos y niños. Los políticos de esta formación han tratado de echar tierra sobre el asunto, pero la verdad es que, más que una historia del pasado, este es el relato de unos antecedentes.
Los años setenta vieron el despliegue de ciertas ideas que, durante décadas, habían venido circulando hasta entonces únicamente en ambientes restringidos del progresismo marginal. Fueron años en los que las propuestas radicales de los que más tarde serían consagrados como “ideólogos de género” empezaron a abrirse paso -de acuerdo a una estrategia muy eficaz- entre la opinión pública. Enfocados como “extensión de derechos”, pocos se atrevieron a cuestionar el reconocimiento legal de asuntos como la homosexualidad o el aborto.
Después de los grandes temas sexuales, la normalización de la pederastia fue el lógico corolario del Mayo francés y su pansexualismo. Liberados de ese prejuicio burgués en que dieron en considerar la conciencia, proclamaron la sola validez de la voluntad humana como norma. Resurgieron los fantasmas de Reich y de Kinsey: la promiscuidad y la homosexualidad pasaron a ser prácticas plenamente admitidas y habituales -que desde entonces han venido obteniendo un innegable reconocimiento social- y la pedofilia debía ser reivindicada como “actividad natural, reprimida por dos mil años de cultura judeocristiana”, ya que era, junto al incesto, el último tabú.
Los sumos sacerdotes del sanedrín progre comenzaron su campaña de agitación, y aquello no quedó en una mera consideración académica: en enero de 1977, Le Monde mostraba su indignación porque tres hombres habían sido condenados a una prisión “excesivamente larga” por haber mantenido relaciones con menores a los que, además, habían fotografiado. El artículo era una suerte de manifiesto pedófilo, firmado por los intelectuales comprometidos más destacados de Francia: Louis Aragon, Sartre, Beauvoir, Barthes, Jack Lang y Glucksmann entre otros. Los abajofirmantes –cuyas opiniones disfrutaban de una singular aura de respetabilidad- eran considerados como parte del patrimonio nacional francés, de modo que no fue desdeñable su efecto sobre la opinión pública.
Pero la campaña no había hecho más que empezar. Cuatro meses más tarde, dirigieron una petición al parlamento francés pidiendo la derogación del concepto de minoría de edad sexual y la despenalización de las relaciones sexuales con menores hasta los 15 años. Esta vez, a los habituales, se les sumaban otros tres intelectuales de peso como eran Michel Foucault, Jacques Derrida y Louis Althusser. Y además, el líder homosexual Guy Hocquenghem, el escritor Philip Sollers y la pediatra Francoise Dolto.
Frente de liberación de pedófilos
Por esas mismas fechas de 1977, el diario de izquierdas “Liberation” publicaba un artículo en el que daba cuenta de la formación del FLIP (Frente de Liberación de los Pedófilos). En dicha información, no ocultaba su simpatía por los miembros de la organización, protagonistas de lo que la prensa progresista consideraba “la aventura pedófila”. Y en 1981, el propio “Liberation” llegaría a ceder sus páginas para que un pederasta relatase sus actos sexuales con una criatura de apenas cinco años. “Mimosos infantiles”, se permitió titular, regocijado.
Con anterioridad, en la propia Francia, uno de los líderes de la revuelta estudiantil sesentayochista, Daniel Cohn-Bendit, no había sentido ninguna restricción a la hora de publicar alguna de sus hazañas en este terreno. En su obra Le Grand Bazar, de 1975, escribió acerca de la época en la que trabajó en una guardería: “Muchas veces me ocurrió que algunos chavales abrían mi bragueta y comenzaban a hacerme cosquillas. Yo reaccionaba de manera distinta según las circunstancias, pero su deseo me planteaba un problema. Les preguntaba: ‘¿Por qué no jugáis juntos, entre vosotros? ¿Por qué me habéis elegido a mí y no a los otros chavales?’ Pero si ellos insistían, yo les acariciaba”.
Entre tanto, durante aquellos años, en las filas del feminismo radical comenzó a abrirse paso la idea de que, junto a la liberación de la mujer, había que propiciar la de los homosexuales y los niños. Ambos grupos eran víctimas por igual de los varones heterosexuales y del patriarcado: todos juntos, podrían derribar la sociedad tradicional.
Los niños podían no sólo ser aliados en la lucha por la liberación del macho, sino incluso compañeros de juegos sexuales que reemplazaran a los varones adultos (Simone de Beauvoir había mantenido un par de relaciones lésbicas con menores en las que, al menos en uno de los casos, veía un sustitutivo de sus patéticos fracasos sentimentales con Sartre). Y una de las feministas más destacadas, y reverenciada desde hace cuarenta años por los grupos radicales, Kate Millet, escribió que “puede existir tanto una relación erótica entre un hombre y un niño como entre una niña y una mujer mayor”. En su particular y orwelliano lenguaje, este tipo de relaciones recibe la denominación de “relaciones intergeneracionales no explotadoras”.
Casi por las mismas fechas, mediados los setenta, el Libro rojo del cole, traducción de una obra danesa elaborada desde una óptica marxista declarada, reputaba comprensivamente como “hombres faltos de amor” a los pederastas. Tan indulgente consideración se mantenía aún un lustro más tarde cuando, refiriéndose a un pederasta francés, la prensa de izquierdas se deshacía en efusiones sentimentales: “cuando Benoît habla de los niños, sus ojos de pastor griego se preñan de ternura” (Liberation, 20-junio-1981).
En Alemania, en abril de 2010, salieron a la luz los escándalos de la muy laica y progresista escuela de Odenwald -escuela elitista ligada a la Unesco- que ha puesto de manifiesto el terrible daño derivado de esta liberación infantil; el relato de los hechos ha revelado prácticas sádicas, abusos de todo género y humillaciones y vejaciones continuas a los alumnos que comenzaron a fines de lo sesenta y se extendieron durante al menos dos décadas. Aunque el gobierno del land de Hesse -una coalición de izquierdas entre los socialistas y los verdes- tuvo conocimiento de los hechos desde 1998, no abrió investigación alguna a la espera de que el asunto no trascendiera. Probablemente lo estimaron apenas censurable, tal y como la revista berlinesa Zittu- de orientación radicalmente progresista- defendía a fines de 1979: “Amor con niños ¿se puede?” Como minorías perseguidas, los medios de izquierda consideraron a los pedófilos víctimas del sistema capitalista. Y quienes gobernaban en Hesse eran los mismos que alentaban tales prácticas, como ahora publica Der Spiegel.
Guarderías sexuales

En la Alemania de los setenta, se crearon guarderías en las que se pretendía que los niños fueran titulares de derechos sexuales. Se iniciaba a los niños para mantener relaciones entre ellos, y se debatió la posibilidad de que los adultos tuvieran acceso sexual a los niños. El libro de cabecera de estos progresistas era “La Revolución en la Educación”, en el que se podían leer cosas como que “la deserotización de la vida de familia, desde la prohibición de la vida sexual entre niños hasta el tabú del incesto, es funcional para la preparación del tratamiento hostil del placer sexual en la escuela y la consecuente deshumanización y sumisión del sistema laboral.”
La erotización de dicha vida en familia y la superación del tabú del incesto fueron entusiásticamente apoyadas por el conocido izquierdista Reinhard Röhl, editor de la revista Konkret, más tarde acusado por su propia hija, Anja, de haber abusado de ella cuando tenía entre 5 y 14 años.
No se puede ocultar la presión que el lobby gay ha efectuado a fin de conseguir una rebaja de la edad de aprobación legal para las relaciones homosexuales. En el Reino Unido consiguieron que la administración laborista disminuyese dicha edad hasta los 16 años. En los Estados Unidos, la organización pedófila NAMBLA es sencillamente una rama del movimiento homosexual que reivindica la pedofilia como consecuencia de la exigencia de que los gays no sufran restricciones (y, por tanto, que la edad tampoco lo sea).
En España, Jaime Mendía, portavoz de la Coordinadora Vasca para el Día del Orgullo Gay en el año 2008, declaró al diario “El Mundo”: “Todas las personas tienen que tener derecho a disfrutar de la sexualidad, también un niño de ocho añitos (…) Las relaciones intergeneracionales cada día están más perseguidas penal y socialmente, despertándonos un día sí y otro también con más que dudosos éxitos policiales… cuando una persona tiene algún tipo de relación con cualquier persona, aunque sean menores, no tiene por qué hacer daño a nadie”.
En ocasiones, confiados en la cada vez mayor impunidad de la que gozan, no se resisten al sarcasmo. Así, Jorge Corsi, psicólogo procesado en Argentina por pederastia, jugando con los tradicionales roles de la infancia en familia, sentencia que “si el niño debe respeto y obediencia a los mayores, cuando un mayor propone a un niño una actividad sexual, lo que corresponde es que el niño acepte, obedezca y respete”.
Cada día, de un modo casi imperceptible, se va incorporando al debate una tímida, aunque creciente, actitud de comprensión hacia la pedofilia. El 1 de diciembre de 2010, el diario “El País” publicaba un artículo del catedrático de Filosofía de la Universidad de Barcelona, Manuel Cruz, en el que se leían las siguientes reflexiones: “La referencia a la pederastia en el contexto de los debates acerca de la sexualidad en nuestra sociedad parece jugar un papel análogo al que desempeña Auschwitz en las discusiones éticas contemporáneas (…) es obvio que hoy ya no se sataniza sin más el sexo, pero sí parecen estas siendo satanizadas lo que se consideran formas desviadas del mismo”. Y concluye, pleno de lógica: “Desviadas, por cierto ¿respecto a qué?”
Actualizada la pedofilia como no lo estaba desde hacía mucho tiempo, la denuncia de Der Spiegel no es sólo, por tanto, una vieja historia de progres.
TEMAS RELACIONADOS: Políticarevista epoca
===
Nota de TRESMONTES:
También es interesante esta información:
http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/internacional/origenes-pedofilos-los-verdes-alemanes-20130817
Daniel_Cohn-Bendit
http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/cuando-izquierda-era-pederasta#comments

Homenaje a Dominique Venner

25 mayo 2013

Javier Ruiz Portella

Dominique Venner, historiador y ensayista francés que estuvo en los orígenes de la corriente de pensamiento mal llamada “Nueva Derecha”, se ha suicidado este 21 de mayo a los 78 años de edad. Lo ha hecho, además, de la forma más simbólica y espectacular posible: ante el altar mayor de la catedral Notre-Dame de París.
“Su muerte no es la de Drieu-la-Rochelle, no es la de Montherlant. Es la de Mishima”, decía alguien comentando en Radio Courtoisie el acto sacrificial del pensador francés, bien conocido por nuestros lectores.
Un acto sacrificial, en efecto. Un acto destinado a dar testimonio, a sacudir las conciencias. “Serán necesarios —escribía esta misma mañana en su página web— gestos nuevos, espectaculares y simbólicos, para conmover las somnolencias, sacudir las conciencias anestesiadas y despertar la memoria de nuestros orígenes. Entramos en unos tiempos en los que las palabras tienen que ser autentificadas con actos”. Y éste es el acto que tú, amigo, camarada, has realizado, ante el mundo, esta mañana.
Mientras tanto braman las hienas en el desierto. Escupen al pasado de quien sufrió cárcel por haber defendido la Argelia francesa. Se olvidan de tu crucial aportación —es la primera vez que te tuteo, tú, tan “vieille France”— al mundo del pensamiento, de las ideas y de la acción. Olvidemos las hienas. Resbalan sus escupitajos al lado de la grandeza de tu gesto.
Como decimos en esta España a la que tanto querías y para la que escribiste expresamente uno de tus libros: Dominique Venner, ¡presente!

Declaración de Dominique Venner
Las razones de una muerte voluntaria
Estoy sano de cuerpo y de espíritu, y estoy lleno de amor hacia mi mujer y mis hijos. Quiero la vida y no espero nada más allá de ella, salvo la perpetuación de mi raza y de mi espíritu. Sin embargo, en el ocaso de esta vida, ante peligros ingentes que se alzan para mi patria francesa y europea, siento el deber de actuar hasta que aún tenga fuerzas para ello. Juzgo necesario sacrificarme para romper el letargo que nos agobia. Ofrezco lo que me queda de vida con intención de protesta y de fundación.Escojo un lugar altamente simbólico, la catedral Notre-Dame de París que respeto y admiro, esa catedral edificada por el genio de mis antepasados en sitios de culto más antiguos que recuerdan nuestros orígenes inmemoriales.
Cuando tantos hombres se hacen esclavos de su vida, mi gesto encarna una ética de la voluntad. Me doy la muerte con el fin de despertar las conciencias adormecidas. Me sublevo contra la fatalidad. Me sublevo contra los venenos del alma y contra los deseos individuales que, invadiéndolo todo, destruyen nuestros anclajes identitarios y especialmente la familia, base íntima de nuestra civilización multimilenaria. Al tiempo que defiendo la identidad de todos los pueblos en su propia patria, me sublevo también contra el crimen encaminado a remplazar nuestras poblaciones.
Como el discurso dominante no puede abandonar sus ambigüedades tóxicas, les corresponde a los europeos sacar las consecuencias que de ello se imponen. No poseyendo una religión identitaria a la cual amarrarnos, compartimos desde Homero una memoria propia, depósito de todos los valores en los cuales podremos volver a fundar nuestro futuro renacimiento rompiendo con la metafísica de lo ilimitado, origen nefasto de todas las derivas modernas.
Pido de antemano perdón a todos aquellos a quienes mi muerte causará dolor, y en primer lugar a mi mujer, a mis hijos  y nietos, así como a mis amigos y fieles. Pero, una vez desvanecido el choque del dolor, estoy convencido de que unos y otros comprenderán el sentido de mi gesto y trascenderán, transformándolo en orgullo, su pesar. Deseo que éstos se concierten para durar. Encontrarán en mis escritos recientes la prefiguración y la explicación de mi gesto.
====
Fuente: http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=4356

…comprender a Heidegger…

25 marzo 2013

Cualquier “explicación”, “resumen” o “introducción” a Heidegger que no sea experimentada y vivenciada en las propias carnes como un shock, un auténtico colapso para nuestra existencia y, en fin, como la urgencia de un compromiso total, no es Heidegger. Opónense “comprender” (verstehen) y “conocer” (wissen) en el filósofo alemán. El saber es el negocio de los intelectuales; en el mejor de los casos, la exigible ciencia positiva. El filósofo en cuanto tal, en cambio, no “sabe” nada. Más todavía, comprende (versteht), precisamente, la nada. Así las cosas, empecemos por el principio. IRRUMPIR EN LA EXISTENCIA HISTÓRICA El Dasein somos nosotros, y “nosotros” se traduce como “ser ahí”, el “ahí del ser”, de la verdad, no mi cuerpo, ni mi mente, ni el “yo” individual… La filosofía entraña tomar las riendas de nosotros mismos y, por ende, irrumpir en la tempestad de la existencia histórica. Veremos que la verdad y el ser-para-la-muerte son como dos caras de la misma moneda; ésta en sí misma condénsase en el tiempo finito, un fenómeno que no podemos ver o tocar, pura proyección de fugitivas posibilidades fácticas, que cabe elegir o traicionar. Eso somos. Nuestra sustancia es el Zeit, pero no entendido como la imagen de una línea de puntos en el espacio (que se puede recorrer en las dos direcciones), sino como aquella fatalidad destinal que experimentamos al proyectarnos. ¿Pretenderá alguien que el tiempo no es real? ¿No más real que los objetos físicos? El tiempo no pasa, somos nosotros los que pasamos, dijo el poeta. ¿Qué implica hoy “nuestra existencia histórica” y qué relación tiene el Dasein así entendido -en tanto que temporalidad originaria de la historicidad– con la verdad de la muerte? Hasta la caída del muro de Berlín cualquier persona racional podía justificar el imaginario simbólico antifascistaapelando simplemente a la intrínseca criminalidad, hasta entonces nunca superada supuestamente en la historia, del sistema político nazi. Se trataba de una situación cómoda desde el punto de vista intelectual y moral, y existía una casi absoluta unanimidad sobre el valor universal del antifascismo. En la condena de Hitler confluían, en efecto, personas, grupos e instituciones de todas las ideologías, sensibilidades filosóficas, religiones y corrientes políticas, con la única y comprensible excepción de la denominada “extrema derecha” (siempre y cuando no fuera la extrema derecha judía). El antifascismo definía sin resistencias la ideología de Occidente, pero también la de los países con regímenes inspirados por Marx, de donde por lo demás era oriundo el discurso antifascista, y por supuesto la ideología desarrollista de un Tercer Mundo que se definía obligatoriamente en los términos del lenguaje políticamente correcto impuesto a todo el planeta por la poliarquía vencedora en la segunda Guerra Mundial. De suerte que, oculto tras la pugna por el dominio mundial y la confrontación ideológica entre el liberalismo y el comunismo, se detectaba un consenso axiológico, simbólico y doctrinal, algo así como la identidad en negativo de un significante hegemónico común: la maldad absoluta y metafísica de una entidad denominada “fascismo”. Semejante afirmación, que los intelectuales hacían misteriosamente compatible con el rechazo de todos los absolutos, el relativismo moral e incluso el menosprecio hacia la idea de libertad y culpabilidad aplicada a los delincuentes, se fundamentaba en una definición casi deíctica: la realidad de Auschwitz, es decir, el exterminio “industrial”de seis millones de judíos, atrocidad cuya dimensión y naturaleza superaba todos los crímenes cometidos doquiera en toda la historia de la humanidad y frente a la cual los “excesos” de los aliados angloamericanos y soviéticos empalidecían hasta desaparecer totalmente del campo de visión. Pero todo esto no era más que una fórmula para escapar a la experiencia de la temporalidad originaria, para embozarla y, con esta maniobra, alienar de sí misma la existencia de los sometidos, es decir, convertirlos en dóciles esclavos. Porque sólo el “ser para la muerte” (Sein-zum-Tode) es completamente libre.
Faurisson: la respuesta de los “demócratas”. ¿Escrache o kale borroka?

Cierto que ya antes de que se retirara el velo de la ceguera voluntaria manifestada por los intelectuales, algunas llamémosles “circunstancias” de fácil comprobación podían haber hecho reflexionar a unas personas cuya vocación profesional era supuestamente el pensamiento crítico. Por ejemplo, que la identificación entre fascismo y mal absoluto entrañaba ya un abuso del lenguaje, visto que el régimen de Mussolini, del cual procede el término “fascismo”, no había cometido ningún genocidio y ni siquiera podía ser considerado responsable de genocidios o incluso de haber impuesto un sistema totalitario (tratándose, técnicamente hablando, como reconocían los propios especialistas, de una simple dictadura donde la etnia judía aparecía ampliamente representada en el seno del propio partido fascista). Además, el caso del fascismo originario no era el único. De aceptarse, en efecto, el término para designar una amplia familia de movimientos e ideologías políticas, resultaba difícil, cuando no imposible, convertir a todos los fascistas en criminales contra la humanidad, que era lo que no obstante se pretendía. Frente a tales evidencias, cabía esperar algún signo de honestidad. Sin embargo, los intelectuales no tenían la más mínima intención de servir a la verdad pues el “fascismo” les negaba en calidad de tales, el fascismo era un “enemigo”frente al cual su capacidad de distinción y finura conceptual quedaba de pronto como bloqueada, resolviéndose inmediatamente el asunto en el lenguaje propio de un folleto de propaganda.
Un breve excurso sobre la extrema derecha. Puede haber otros motivos, y no sólo los de los intelectuales, para negarse en redondo a aceptar la verdad. Y ya hemos visto que la extrema derecha no se sumaría en principio al consenso del antifascismo, pero de ahí no se sigue, y ya explicaremos las razones, que la extrema derecha se comprometa con la verdad hasta las últimas consecuencias. Nunca lo ha hecho. Ocurre, más bien, que la extrema derecha es absolutamente incapaz de ejercer la crítica de la ideología dominante. El radicalismo derechista “de raza blanca” tiene sus propias ortodoxias y compromisos intangibles, cuya familiaridad con los de la ultraderecha judía (no podía ser de otra manera) la desautorizan completamente. De ahí que la extrema derecha europea u occidental no haya podido desmentir jamás el relato del sistema oligárquico de forma convincente, limitándose a contraponer, frente a las mentiras del poder, sus propias mentiras y dogmas incuestionables, más ridículos, si cabe, que los del judaísmo. Coherente al fin con esta realidad, una parte de la extrema derecha está ya apoyando abiertamente al Estado de Israel, es decir, haciendo causa común contra el “islamofascismo” y, por ende, con el imaginario antifascista. El destino de la destra (Fini) y de Marine Le Pen resulta a la postre de sobra conocido; antójase ocioso hurgar más en semejante bochorno. Evola: dogmática de la extrema derecha. La única excepción en todo el planeta de la que tengamos noticia empezó en este sitio. Aquí, por primera vez, y lo demostraremos día a día, fue emprendida en 2007 la crítica ilustrada integral de la ideología oligárquica sin concesión alguna a los tópicos ultraderechistas. La verdad racional es la muerte. En dicho precepto encuéntrase inviscerada la entera doctrina crítica como un comprimido semántico que sólo cabe desplegar. Ni dios, ni mito, ni raza aparecen por estos pagos. Existen algunos blogs próximos, pero a la postre estamos solos. Lejos de atribuirlo a méritos própios, el fundamento de este proyecto es la filosofía de Heidegger. Nosotros no tenemos la culpa de que en el concepto mismo de racionalidad vayan implícitos otros filosofemas, valores e instituciones que, como tales, quedan vinculados al simple ejercicio de la crítica veraz. Nos hemos limitado, conviene subrayarlo una vez más, a ser consecuentes. La otra opción sería argumentar desde las dogmáticas mágicas, paganas (“tradicionalistas”) o cristianas (en España, católicas) y, a la postre, desde un irracionalismo cualquiera, pero en esta casa nos lavamos cada mañana. Despellejar a los “intelectuales de izquierda”, acusándoles de mentirosos y cobardes, pero, en nombre del éxtasis chamánico, proclamar al mismo tiempo una nueva fe “pagana”, va más allá de nuestras posibilidades higiénicas. Que el cerdo con monóculo se ocupe de tales abyecciones.
La catadura moral de los autodenominados intelectuales no se mide, empero, sólo por la circunstancia de haber aceptado un difuso lenguaje criminal obra de aquel carnicero que fue Stalin, esto es, el lenguaje del antifascismo, ajeno a toda vocación científica y al menor asomo de rigor ético, político o filosófico, sino por haber vuelto la espalda de forma deliberada a unos hechos que llamaban insistentemente a las puertas de sus conciencias, unas aterradoras evidencias que, en función de su potencial efecto ideológico devastador sobre el imaginario simbólico del sistema político demoliberal, decidieron ignorar y silenciar. Con ello renunciaban, insistamos en este punto crucial, a la crítica y, en consecuencia, a su condición de intelectuales. Ésta comportaba ab initio el deber de desafiar los fraudes e interesadas manipulaciones del poder en aras de la ilustración, la racionalidad y la transparencia, pero al parecer tamaña impostura no les avergonzó.
Desde entonces viven cautivos de su propia decisión, un acto obsceno que explica las repetidas campañas contra la idea de verdad que salpican la historia intelectual de Occidente desde el año 1945 y que culminan en mayo de 1968, para detenerse sólo ante el Holocausto, la súbita excepción, y no precisamente casual, al patrón conductual de una forma de vida, el oficio de la objetividad, declarado obsoleto en sus ensayos de pensamiento. Así, única y exclusivamente Auschwitz sería “lo real” e incluso una realidad susceptible de ser amparada por la policía y el código penal (ese mismo “sistema represivo” que, por lo demás, en cuanto guardián de una realidad objetiva independiente o construida por las mismas instancias explotadoras hegemónicas que pagaban sus nóminas cada mes, no dejaban aquéllos de denostar en aras de la alegre transgresiónestética, política y moral). Por contra, hechos como los descritos en la obra de Solzhenitsyn les inspiraron, ya mucho antes de la caída del velo de Berlín, la socarrona sonrisa del viejo profesor posmarxista cuando pronunciaba la palabra“realismo ingenuo” ante el inocente estudiante de filosofía que todavía preguntaba por la verdad. Los intelectuales se fueron convirtiendo consecuentemente enadministradores de  información, pero no tanto en el sentido de determinar qué es o no es verdad a tenor de unos criterios racionales, cuanto en el de decidir sobre el catálogo de temas que admiten el marchamo de información válida, excluyendo aquéllos sobre los cuales sería inapropiado pretender seguir empleando el “lenguaje de la metafísica”, la “verdad”. Renunciaron voluntariamente, en definitiva, los intelectuales a ser intelectuales para convertirse en tibios híbridos, funcionarios de la burocracia docente y sacerdotes de una religión cívica universal, el antifascismo. Como vacas sagradas de la “cultura”, oficiaron la liturgia del mal radical, ejerciendo en homilías mediáticas o conmemorativas la estigmatización de las ideas, personas o grupos presuntamente fascistas, mientras dejaban reposar para siempre en el estante de la literatura de ficción los gruesos volúmenes de Archipiélago Gulag.
Comprendieron (verstanden) la verdad.
En la actualidad disponemos de una amplia documentación, aunque todavía insuficiente, sobre el mayor genocidio de la historia de la humanidad, esto es, el perpetrado, sin ninguna excepción relevante y a diferencia de los movimientos fascistas, por todos los regímenes comunistas (y sus aliados sionistas) allí donde han dispuesto del poder suficiente para llevarlo a cabo. La cifra de víctimas oscila entre los cien y los ciento sesenta millones de personas, asesinadas de forma sistemática e industrial en nombre de una ideología que no sólo se pretendía científica, sino la encarnación misma de la racionalidad. Ahora bien, si los hechos ya no se niegan, como no sea en el ámbito residual de los propios partidos comunistas, la reflexión que se deriva de tales hechos en lo que respecta a la ideología antifascista permanece encallada. El motivo es que esa reflexión conduce a una nueva serie de crímenes, a saber, los del propio liberalismo sionista occidental, y este hecho afecta directamente a la versión oficial del holocausto y, por ende, a las cátedras de quienes tendrían el deber de asumir la verdad como un acto heroico. Ante la demanda del sacrificio personal, del heroísmo, los intelectuales se escabullen, pues ¿no era eso el fascismo? Porque el heroísmo, por mucho que la extrema derecha intente explicarnos algunos mitos (cuentos) al respecto, no consiste en andar por el mundo con una espada. El héroe no es alguien que lleve en su cabeza la imagen estilizada (que incluye las dimensiones corporales y hasta el peso recomendable) de un guerrero espartano. El héroe es, para decirlo con Felipe Martínez Marzoa, “aquel que osa ser, que se atreve con la verdad y la experimenta en la forma de la ruina, la oscuridad y la muerte”. Observamos, así, un clamoroso y cobarde silencio que se prolonga ya más de una década y que sólo ha sido interrumpido aquí y allá por heroicas voces aisladas. Pues el caso es que los intelectuales no sólo no se han retractado de sus pasadas militancias, no sólo no han pedido perdón por haber legitimado con sus plumas a los mayores criminales que la memoria humana evocar pueda –sí, más incluso, por el volumen, la intencionalidad y la sistematicidad de sus fechorías, que los propios nazis-, sino que pretenden seguir ejerciendo el sacerdocio antifascista como si nada hubiera sucedido tras el hundimiento del comunismo. Para decirlo brevemente, la intelectualidad ha admitido a regañadientes la “realidad” del genocidio marxista, pero no considera cuestionable la vigencia del lenguaje y del dispositivo de valores, significantes y conceptos que hizo posible y justificó ese mismo genocidio y todos los que vinieron después bajo el dominio de la oligarquía filosionista. De ahí que pueda perpetuarse el lenguaje antifascista, herramienta principal del genocidio, incluso con declaraciones tales como que Stalin –el inventor de la jerga antifascista- era, en realidad, un fascista y no un “auténtico” marxista. Exoneración devenida lugar común pese a su incapacidad de explicar que el genocidio comenzara ya con el propio Lenin y continuara, mucho después de la desestalinización, en la obra exterminadora de Mao y de tantos otros matarifes comunistas. Por no hablar del hecho de que las propias víctimas eran calificadas, por sus victimarios, de fascistas, y que ese sigue siendo el lenguaje de las democracias liberales de occidente en tanto que instrumentos del sionismo.
Es en este contexto histórico que detectamos una creciente insistencia mediática y cultural en promover la memoria del Holocausto y  remachar su, por decirlo así, intangible irrebasabilidad criminológica. Ahora bien, en la actualidad no se trata ya sólo de sancionar penalmente la negación de los crímenes nazis, amordazando la libertad de expresión de unos cretinos ultraderechistas amantes de Jesús o de las hadas,  que, sin embargo, deberían tener derecho a exponer incluso sus ridículas pretensiones (otra cosa sería la instigación o la inducción directa a repetir dichos crímenes), sino del concepto de banalizacióndel Holocausto, en virtud del cual se fiscalizaría toda consideración sobre el lugar jerárquico que los crímenes nazis deben ocupar en la escala de las fechorías humanas, penalizando aquellas manifestaciones públicas susceptibles de cuestionar la valoración oficial emitida por las autoridades. Con ello la clase política blinda el núcleo ideológico de sus fuentes de legitimación y lanza a los intelectuales un mensaje asaz diáfano, a saber, que el reconocimiento de los crímenes perpetrados en nombre de unos valores que son al mismo tiempo, para el poder, los valores humanistas, incuestionablemente válidos, no puede ir acompañado de una consideración ética sobre su criminalidad intrínseca y que, por lo tanto, a despecho de las cifras y de las realidades, los crímenes nazis y losvalores fascistas deberán seguir siendo, en adelante y para siempre, los crímenes y los valores criminógenos por excelencia. Evidentemente, con ello se paraliza toda reflexión sobre las consecuencias éticas y políticas de los “genocidios olvidados”, refrendando estructuralmente desde las instancias políticas y las instituciones “democráticas” la que ha sido la postura psicológica espontánea de los intelectuales progresistas: admitir los hechos en silencio y actuar como si tales hechos carecieran de toda significación filosófica.

COMPRENDER HEIDEGGER

De lo dicho se desprende que, en la presente coyuntura histórica, la tarea primordial de la filosofía y de los filósofos no será sólo abundar en la objetividad de la investigación historiográfica, evidentemente imprescindible para poder emitir juicios éticos sobre la realidad política actual, sino en transgredir las interdicciones irracionales del poder y comenzar la ingente tarea de extraer las conclusiones fulminantes que se siguen de la probada idiosincrasia criminógena de los valores vigentes. Criminalidad de la ideología, la clase política y de los intelectuales que han legitimado el asesinato de masas y su encubrimiento, o sea, en una palabra, la institucionalización de la mentira como normalidad humana cotidiana que hace posible semejante atrocidad sin par. Ya sabemos que dicha tarea no será emprendida donde debiera, a saber, en las instituciones que representan en nuestra sociedad presuntamente democrática los principios y preceptos de la ciencia, sino en los márgenes institucionales y por parte de personas ajenas a la casta intelectual profesional. De ahí no se puede concluir que todos los intelectuales profesionales, por el simple hecho de serlo, merezcan total descrédito, ni mucho menos. Pero la profesionalidad, siendo un mérito en el filósofo, sólo podrá serlo si a la condición de profesor añade la de auténtico filósofo. No puede ser de otra manera, dado que los intelectuales sólo han llegado a conquistar su estatus social después de una selección o criba político-administrativa que incluye el compromiso tácito, y a esto se llama “corrección política”, de sacrificar la verdad cada vez que “convenga” hacerlo.
Por otra parte, los interdictos políticos que sancionan la defunción definitiva de la crítica en el marco de las corruptas instituciones demoliberales, suponen al mismo tiempo el cambio del centro de gravedad de la vida cultural, la decadencia del intelectual en cuanto figura cívica y la creciente importancia de los procesos de formación de la opinión pública ajenos a la crítica. Porque ya no se trata de fijar el campo de batalla de los procesos de legitimación del poder oligárquico en el terreno de una constatación objetiva de hechos que sólo puede traer malas noticias a las élites hegemónicas. Ahora, la casta de gángsteres que nos gobierna necesita erigir y acotar ante todo un emplazamiento institucional donde ya no se decide qué hechos merecen el calificativo de tales, sino antes bien qué hechos deben ser considerados importantes al margen de todo criterio de racionalidad o equivalencia con lo que en su día fueron los criterios éticos y políticos de estigmatización del fascismo. La valoración del peso axiológico, relativo o absoluto, de los hechos probados, no puede depender así de criterios controlables desde un punto de vista racional, sino de criterios políticos definidos por el imaginario simbólico antifascista y, por lo tanto, fuera del espacio académico, condenado al silencio o, en su defecto, a la chapuza propagandística. El marco idóneo donde fijar los dispositivos de legitimación ideológica es así el llamado “mundo de la cultura”,el periodismo, los medios de comunicación, la radio, el cine, la televisión y la literatura de ficción, primando en todo momento el factor cuantitativo sobre una exigencia de calidad que limitaría los apetecidos efectos de creación de opinión a escala de masas. De manera que los intelectuales se ven paulatinamente condenados a la marginalidad, encadenados como están a lahumillante cautividad de discursos reducidos a imágenes cinematográficas cuyo epicentro simbólico es Hollywood y entorno a las cuales se construye nuestra realidad social en cuanto mundo del antifascismo.Aquí aparece la figura de Heidegger, cima del pensamiento secular y, al mismo tiempo, militante nacionalsocialista depurado por las autoridades de ocupación. Heidegger encarna el compromiso con la verdad que como tenebroso astro negro de fondo pone en evidencia, en términos de silenciosa denuncia, el perfil del podrido intelectual “progresista”.
La primera pregunta que acude a la mente es sin duda alguna la que versa sobre los motivos de una crítica del antifascismo. Criticar el antifascismo, ¿no equivaldría a legitimar el fascismo? Por tanto, dicha tarea sólo podría presuntamente plantearse desde posturas tácita o expresamente fascistas, lo que implicaría un insulto a las víctimas del Holocausto y por lo tanto un delito. Sin embargo, a  nuestro entender, es perfectamente plausible criticar el antifascismo a partir de la herencia de los valores ilustrados, los derechos humanos y la democracia, sin negar que el nazismo fuera efectivamente un sistema político criminal. En efecto, lo que se cuestiona es el grado de criminalidad genocida del nazismo por comparación con otros regímenes políticos que la historiografía oficial ampara por acción u omisión. Lo que se cuestiona también es la intrínseca criminalidad del fascismoentendido como familia de movimientos políticos e ideologías cuyo denominador común sería la negación de los valores hedonistas, la cual categoría genérica, a diferencia del marxismo-leninismo, está muy dudosamente lastrada de una acusación generalizada de genocidio. Por tanto, lejos de legitimar los crímenes del nazismo y por ende de insultar a las víctimas del genocidio perpetrado por los secuaces de Hitler, la crítica del antifascismo rechaza la utilización abyecta de esas mismas víctimas como pantalla para encubrir otro genocidio de proporciones todavía mayores. Efectivamente, la crítica del antifascismo parte de la sospecha, bien fundada, de que la reiterada e interminable condena de los crímenes nazis por parte del dispositivo publicitario antifascista no obedece a razones morales o humanitarias, sino a móviles bochornosamente  políticos. En definitiva, si la sensibilidad presuntamente ética de los operadores del antifascismo se fundamentara en la piedad hacia las víctimas, ¿cómo se explicaría entonces el olvido de los 100-160 millones de víctimas de los regímenes marxistas? ¿Y Dresden, Hiroshima, la Nakba, Vietnam o Irak? Ergo, las razones del antifascismo no puedenser morales sino de otra índole, más siniestra. Quod erat demonstrandum.
Ahora bien, una vez admitido el factum de que la “sensibilidad democrática y progresista” debería ser absolutamente incompatible -pero es compatible de facto– con el silencio entorno a los mayores genocidios de la historia, cuya impunidad clama al cielo entre los cánticos ensordecedores del humanismo institucionalizado, la siguiente cuestión que debería plantear la crítica filosófica sería la de los motivos realesde la constante campaña propagandística alrededor de “el Holocausto”. Y dichos motivos son, por una parte, de índole política, y por otra, perfectamente criminales, pues suponen ocultar, con imágenes cinematográficas de perversos alemanes asesinando judíos, la realidad de los delitos contra la humanidad, perpetrados, legitimados, silenciados o banalizados por quienes desde el año 1945 hasta la actualidad detentan el poder en el mundo. Bien entendido que el dispositivo de lavado de cerebro no consiste en negar que los vencedores hayan cometido crímenes, sino en afirmar que el mayor crimen, el crimen absoluto –tan absoluto que, según el propagandista Elie Wiesel, se ubicaría más allá del pensamiento y del lenguaje meramente humanos, en el limbo de un “silencio” místico- es el cometido contra los judíos. Este planteamiento obscenamente racista, que una vez más no versa sobre los hechos en cuanto tales sino, como ya hemos adelantado, sobre una cuestión filosófica, a saber, su importancia relativa según criterios éticos, jurídicos y humanitarios, convierte los “genocidios olvidados” (Kolymá, pero también Dresden o la Nakba) en cuestión susceptible de banalizaciónpenalmente no sancionada y socialmente promovida. La naturaleza metafísica del genocidio de los judíos posibilita la construcción social de una imagen del mal absoluto que relativiza todos los crímenes que la clase política dominante haya podido cometer y que  comete y seguirá cometiendo en el futuro con total desparpajo y en nombre del humanismo. Así, el antifascismo se nos aparece ahora, aunque ya lo fuera desde sus orígenes estalinianos, como una patente de corso para la promoción de los más turbios intereses antidemocráticos e incluso para el asesinato masivo de segmentos enteros de la población, aunque, eso sí, siempre en nombre de los valores hedonistas que el fascismo, imprudentemente, osó conculcar. Pues bien, este fenómeno, que fija los parámetros del “estado de interpretado” (Heidegger) vigente, sólo puede ser comprendido (verstehen) por y desde la filosofía de Heidegger. El pensamiento heideggeriano es el envés filosófico del haz historiográfico de la problemática que define nuestra “irrupción en lo histórico” en tanto que acceso a la verdad. CONTRA LOS INTELECTUALES
Una nueva crítica que permita salvar el proyecto ilustrado en tanto que compromiso con la verdad no puede limitarse a la revisión fáctica de la historia: tiene que reflexionar sobre los fundamentos de valores que han hecho posible el mayor fraude informativo y científico perpetrado jamás, pero, precisamente, perpetrado en plena “sociedad de la información”. No en vano habla Heidegger de la información como de “lo informe”: la extinción de la verdad. Porque esta barbarie que avanza cada día (“el desierto crece”, Nietzsche dixit) no sólo se cobra como víctima la historiografía científica en nombre de una memoria histórica manipulada, sino que con ella arrastra la idea misma de verdad, la ciencia en cuanto tal, el pensamiento libre (es decir, no sujeto a observancias dogmáticas de ninguna clase incluida esa coacción permanente denominada Auschwitz, pero también de los dogmas de la extrema derecha no antifascista). Porque, precisamente, el atentado a la civilización que se comete mediante la coartada del dogma “fascismo=mal absoluto” tiene sólo  una finalidad política: servir a la extrema derecha judía, o sea, abonar la exégesis o lectura extremista de una tradición religiosa concreta, la autointerpretación radical de una etnia como pueblo elegido, el racismo, el supremacismo e imperialismo colonialista de un determinado nacionalismo, antidemocrático por esencia, que no se detendrá hasta someter todo el planeta o provocar una debacle nuclear. ¿Cómo puede la extrema derecha “no antifascista” responder a ese proyecto cuando opone al déficit democrático la supresión pura y simpe de la democracia, al dogma antifascista, un nuevo dogma (llámese magia, experiencia de la suprema identidad, fe católica, héroe indoeuropeo o cualquier otra conditio sine qua non), al pueblo elegido, la raza superior y a la prostitución masónica del proyecto ilustrado, la regresión al catolicismo preconciliar o, peor todavía, al chamanismo? La cosa, en efecto, no cambiaría mucho si en lugar de los judíos colocáramos a santa Alemania y el “héroe” del Tsahal fuera desplazado por el “héroe” de la Wehrmacht en nuestro imaginario. Aquéllo que define al héroe es “lo que hace” efectivamente y no una imagen estética. El héroe es la ética, no la literatura épica. El heroísmo no consiste, como cree el skin-head uniformado o su equivalente libresco, en ir por la vida paseándose con una espada en la mano (no me cansaré de repetirlo), sino en una cuestión de orden estrictamente axiológico y espiritual (de cuya sacralidad, ciertamente, puede surgir la legitimidad de la espada, llegado el momento, pero sólo a posteriori). Héroe será quien irrumpa en la existencia histórica y esto significa: quien haga suya la verdad y nada más que la verdad, sin condiciones. Es menester comprender (verstehen) -y no sólo inteligir a la francesa, cartesianamente- cómo ha sido posible el fraude cósmico en que vegetan narcotizadas las sociedades occidentales y la relación de la impostura sionista con otros valores que acompañaron al valor verdad en la fundación del proyecto ilustrado. Comprender Heidegger significa, por tanto, ir más allá del mero “relato de los hechos”. La filosofía de Heidegger no puede, por ende, ser resumida en forma de un mero quantum de información. Heidegger no es un intelectual. Si alguien quiere “información” sobre Heidegger, puede encontrarla en cualquier enciclopedia al uso. Pero la finalidad de la información es dar por satisfecha una curiosidad, tras lo cual el efecto antipedagógico de esta operación  deformativa será el contrario al presuntamente buscado si de veras se pretendía facilitar la comprensión de Heidegger: desmotivar a los que creen que ya “saben” qué es  Heidegger y añadir la ficha correspondiente de la colección a las de Aristóteles, Platón, Kant, Hegel… No obstante, ya para el propio Heidegger comprender (verstehen) es otra cosa que memorizar unos datos, nada que ver la adquisición de información con la verstehen, acto que comporta una suerte de “conversíón” del existente, del Dasein, a la verdad. Los intelectuales encarnan, de todo punto, la negación, la subversión descarada y a veces consciente de semejante proceso. La enseñanza institucional académica de la filosofía es así una prueba, no de un aprendizaje, sino de cómo se destruye el sentido mismo del filosofar. El pensamiento heideggeriano aporta, por el contrario, las claves para que la experiencia de la verdad desencadene esa transmutación interna, de carácter ontológico-constituyente, que equivale al surgimiento ante nosotros de un mundo nuevo, de nuestra enterrada patria ancestral.
En consecuencia, no “resumiré” en diez frases o cien o mil la filosofía de Heidegger para aplacar de cualquier manera, y a la postre saciar, la saludabilísima sed de “comprender Heidegger” expresada por jóvenes disidentes que han encontrado en este filósofo un camino hacia su liberación frente al dispositivo oligárquico. Y añado: este anhelo no lo van a cumplir en ninguna institución oficial gestionada por intelectuales profesionales. Sólo a uno puedo recomendar y es a Eugenio Gil Borjabad. El propio Heidegger intentó transformar la universidad de su tiempo, pero las inercias del cuerpo docente abortaron el proyecto. Las grandes aportaciones a la filosofía hace ya décadas que proceden del exterior de la universidad. Casi todos los pensadores relevantes, después de Hegel, eran filósofos, no profesores de filosofía (=funcionarios): Marx, Kierkegaard, Nietzsche… Una excepción es Heidegger, pero precisamente la característica diferencial de Heidegger consiste en el intento de introducir de nuevo el pensamiento filosófico, devenido exangüe  a manos de los intelectuales, en una institución académica refundada. El Discurso del Rectorado, famosa pieza de oratoria de Heidegger, refleja esa voluntad, erróneamente confundida con la del nazismo más mostrenco, pero “fascista” a la postre.
Nosotros no creemos ya en las instituciones oligárquicas actuales y el propio Heidegger se dio cuenta muy pronto de que poco quehacer quedaba en ellas. El abajo firmante lo ha comprobado también una y otra vez, tras amargas experiencias que le muestran a catedráticos de filosofía como seres capaces de mentir a sabiendas con la más alegre ligereza. Uno de ellos es Alberto Buela, pero podría dar una lista muy larga de mendaces profesionales de la “verdad”. Los intelectuales, incluso cuando se pretenden heideggerianos, redúcense por lo general a meros administradores de una información y a funcionarios deseosos de promoción jerárquica al servicio del poder de turno (o de cualquier otro que le sustituya, por mezquino que sea, en el ámbito de la “extrema derecha”). No son libres, ni pueden serlo, para el compromiso incondicional -existencial- con la verdad, de ahí que la mayoría de ellos puedan mentir sin sentir que hayan traicionado nada.  El intelectual encarna la secularización moderna del sacerdote cristiano, léase: del mentiroso por excelencia, pues todo su ser arraigó en la fábula de la resurrección de Cristo (tras de Jesús, como sabemos, otras fábulas judías ocuparán su lugar…). Necesita, el intelectual, una vida tranquila, unas pautas cotidianas que no van a variar, en lo sustancial, tanto si en su cabeza circula  “información” relativa a Heidegger, como si es Kant, Platón, Marx (o la mismísima figura del héroe) el objeto de sus elucubraciones… Siempre será, al margen de los contenidos teóricos, idénticos contenidos prácticos, la misma vida, a saber, la del intelectual. El estamento sacerdotal es tan antiguo como la civilización y se remonta al Egipto faraónico, donde los sacerdotes controlaban valiosas informaciones matemáticas que les permitían manipular la entera sociedad egipcia. En la actualidad, poco ha variado el rol del sabio, siervo de los poderosos. Pero semejante figura del espíritu nada tiene que ver con la filosofía porque la filosofía es ya una forma de vida en las antípodas del somnoliento rumiar del intelectual y de las servidumbres políticas inherentes a ése su planteamiento existencial constitutivo.
El proyecto “Comprender Heidegger” que se está llevando a cabo en este sitio no se limita, en fin, a proponer un “cursillo” de filosofía, sino a promover aquéllo que Heidegger entendía por existir filosófico, una decisión heroica que reclama romper con la institución filosófica oficial y sus sempiternos modelos humanos de erudición académica. Las fantasías épico-heroicas acompañan a la existencia burguesa (por supuesto, en el desván de la imaginación), pero el héroe filosófico es un héroe trágico, no épico. De ahí que nos hayamos dirigido a militantes nacional-revolucionarios para emprender el proyecto, porque no se trataría de una propedéutica ahormada a una ideología política, sino de algo completamente diferente, a saber, que la filosofía de Heidegger, la filosofía como tal, condujera por sí sola sin distorsión externa al compromiso nacional-revolucionario porque es ese compromiso el que constituye la condición de posibilidad hermenéutica -y epistemológica- de la comprensión (he expuesto esta cuestión en el ensayo Verdad y muerte I. Introducción a los fundamentos filosóficos del nacionalismo revolucionario, Madrid, 2012).  De tal suerte que el Discurso de Rectorado no se concibe aquí como un elemento extraño, “político”, añadido al pensar “propiamente” filosófico de Heidegger, sino como filosofía en estado puro, con el mismo rango que el resto de su obra. La meta de Heidegger: acabar de una vez por todas, y para siempre, con el dominio de los intelectuales en la universidad, para que la verdad sin condiciones pueda volver a ser posible. Y este evento no significa sólo producir una nueva teoría, sino, repitámoslo por última vez, la irrupción en la existencia histórica (inseparable, hoy, del tema de “el Holocausto”) y, por ende, las consecuencias políticas represivas que de ese acto se derivan, el riesgo de muerte. Quienes tengan miedo o deseen “vivir felices”, eviten pues “comprender Heidegger” o consuélense con “información” sobre sus textos.
Jaume Farrerons
22 de marzo de 2013
====

13 comentarios:

Vailos Laros dijo…

[Parte 1 de 2.]
Ha sido una buena coincidencia que este texto de Jaume Farrerons, “Comprender Heidegger”, tan interesante como revelador, se publicara cuando todavía estaba leyendo otros que Eugenio Gil Borjabad había publicado en su blog Todo fluye, todo fluye… (http://www.todofluyetodofluye.blogspot.com.es/):  “¿Heidegger difícil?” y otros.  Tras la lectura de “Comprender Heidegger” me gustaría plantear algunas dudas, a la par que hacer algunas puntualizaciones.  En el instituto prácticamente no tocamos nada de Heidegger, así que con mis preguntas y puntualizaciones sólo pretendo acercarme al pensamiento de Heidegger (que es casi un gran desconocido para mí) y captar mejor la esencia de su mensaje.
¿Verdad y ser-para-la-muerte se corresponden, respectivamente, con Sein (“ser” o “estar”) y Dasein (“ser-ahí” o “estar-ahí”)?  ¿Zeit (“tiempo”), en cuanto sustancia, se correpondería con la verdad, esto es, con el Sein?  Si el tiempo no pasa, sino que somos nosotros los que pasamos una existencia acotable (histórica), ¿entonces es que el tiempo es el ser por antonomasia?
¿Debo inferir que la pregunta que se plantea al principio (“¿Qué implica hoy ‘nuestra existencia histórica’ y qué relación tiene el Dasein así entendido –en tanto que temporalidad originaria de la historicidad— con la verdad de la muerte?”) queda respondida, tras una exposición de una especie de “estado de la cuestión” de la ideología antifascista, en el hecho de que el poder actual rehúye esa “existencia histórica” para evitar que surjan héroes verdaderos, es decir, hombres libres conscientes de la “tragedia” de su “temporalidad”, de su condición de ser-para-la-muerte, y, de esta manera, dominar a una masa de esclavos?  Si es así, entonces lo que yo, por paráfrasis, llamaría el “olvido del ‘ser-ahí’ (o del ‘estar-ahí’)” ¿lleva implícito el “olvido del ser”?  ¿O el proceso es a la inversa?
Más adelante se dice:  “Pues bien, este fenómeno, que fija los parámetros del “estado de interpretado” (Heidegger) vigente, sólo puede ser comprendido (verstehen) por y desde la filosofía de Heidegger.  El pensamiento heideggeriano es el envés filosófico del haz historiográfico de la problemática que define nuestra ‘irrupción en lo histórico’ en tanto que acceso a la verdad”.  Y también:  “(…) en la presente coyuntura histórica, la tarea primordial de la filosofía y de los filósofos no será sólo abundar en la objetividad de la investigación historiográfica, evidentemente imprescindible para poder emitir juicios éticos sobre la realidad política actual, sino en transgredir las interdicciones irracionales del poder y comenzar la ingente tarea de extraer las conclusiones fulminantes que se siguen de la probada idiosincrasia criminógena de los valores vigentes“.  Me pregunto entonces si esto no se practicaba también antes que Heidegger; quiero decir que si, por ejemplo, Sócrates, con su dialéctica (y, por tanto, con su búsqueda racional de la verdad), hubiera vivido en la época actual, no sería un héroe al enfrentarse al stablishment actual como se enfrentó al de su tiempo (y por lo que fue condenado a muerte por envenenamiento con cicuta).  En definitiva, estos párrafos me hacen plantear la siguiente cuestión: ¿qué diferencia hay entre el simple mortal que, en pos de la verdad, y sin ser heideggeriano, emplea el rigor científico o la filosofía crítica (racional),  y el que adopta la filosofía heideggeriana?
8:03 p.m.

Vailos Laros dijo…

[Parte 2 de 2.]
Sabía que en Italia había fascistas de etnia judía, como también que había incluso algunos jefes de la mafia en puestos del Partido Nacional Fascista (eso sí, en el sur de Italia sobre todo, donde la mafia tenía –y sigue teniendo– más arraigo); pero ¿tan “ampliamente representada” estaba esta etnia?  El fascismo italiano no se había planteado el “problema judío” porque, sencillamente, no existía.  Sin embargo, en 1938, poco después de la visita de Hitler a Mussolini, se dictó en Italia una Ley de Defensa de la Raza casi a imagen y semejanza de las leyes raciales de Núremberg de 1934.
Es curioso que el hecho de que esos “intelectuales” vendidos eliminaran la objetividad es sus ensayos, coincida con el fin de la “modernidad” y con el principio de la “postmodernidad”, que, como se sabe, defiende la subjetividad.
Y respecto a la “mutación” de Stalin en “fascista” en virtud de la ingeniería semántica asumida por esos “intelectuales”, me gustaría añadir que incluso en las “democracias”, el “fascista” era el que torturaba, el sádico, el violento…  Dos películas pueden servir como ejemplo de ello: Fuerza bruta (1947), dirigida por Jules Dassin y protagonizada por Burt Lancaster, y Brigada 21 (1951), dirigida por William Wyler y protagonizada por Kirk Douglas.  Se diría que los críticos de cine se pusieron de acuerdo en calificar al villano de la primera y al protagonista de la segunda de “fascistas”.  Y es que el demócrata liberal, por definición, es un ser de comportamiento impecable y que nunca ha roto un plato, y, por lo visto, la tortura, el sadismo, el machismo y demás maldades sólo nacieron con el fascismo…  A este respecto, no puedo evitar recordar una frase de Drieu La Rochelle:  “Debemos recuperar la palabra ‘fascista’ de la boca de nuestros adversarios, de toda la palabrería democrática y antifascista, y hemos de retomar esta palabra como un desafío”.
Sobre el énfasis en los crímenes de los fascistas y la relativización de los crímenes de los antifascistas (tanto liberales como comunistas), hay un “argumento” que suelen esgrimir a menudo los “intelectuales” al servicio del poder:  “Se puede pensar el marxismo sin el gulag, pero no el nazismo sin Auschwitz”.  Sin embargo, frente a esto ¿sería válido argüir que el strasserismo (o sea, el “nacionalsocialismo de izquierdas”) vendría a demostrar que el nacionalsocialismo fue una cosmovisión de la que el hitlerismo sería sólo una interpretación, errónea a su juicio?
Efectivamente, los judíos se hallan hoy situados en un plano superior respecto de los demás, y para nada en un plano de igualdad.  Cuando alguien hace un comentario despectivo sobre los rumanos o sobre los andaluces, por ejemplo, aquí no pasa nada; sin embargo, cuando lo hace sobre los judíos, ya es un “antisemita”, y el antisemitismo ha sido elevado al rango de categoría a tener en cuenta en el ámbito legal o penal.  Primero se instituye la “palabra maldita” (“antisemitismo”), y, a partir de ahí, por sugestión, se condiciona la libertad para expresarse…
Me ha sorprendido el comentario sobre Alberto Buela.  Hace un tiempo leí de él un libro publicado por ENR (y cuyo nombre no recuerdo ahora), y también lo he escuchado en unas Jornadas de la Disidencia, y por eso pensaba que, como nosotros, era un disidente; pero, igual que me ha pasado con Alain de Benoist, tal vez me he perdido algún texto suyo donde se ponga en evidencia que no es de los nuestros.  ¿Entonces Alberto Buela es un intelectual que, en el fondo, sirve al poder de turno?
Es posible que mis preguntas resulten impertinentes, pero sólo intento…, pues eso: comprender a Heidegger.
Un saludo.
8:07 p.m.

Augusto dijo…

Alberto Buela y Marcos Ghio (traductor y editor de Evola) son de los pocos ideólogos que le quedan vivos a la extrema derecha argentina. Ambos en nombre de la filosofía, claudican, uno al integrismo católico antisemita (Buela), y el otro a la defensa del fundamentalismo islámico con argumentos evolianos (Ghio). Comparten una visión religiosa de fondo, antidemocrática, y están en las antípodas de lo que se plantea aquí en Filosofía Crítica. Marcos Ghio raya lo delirante y por ello está cada vez más sumergido en la soledad de su desierto proislámico. Buela es más peligroso porque sabe como llenarse la boca de palabras seductoras para los que no tienen suficiente formación filosófica. Sigue las temáticas de moda en la europa ‘identitaria’, y reformula esas temáticas en un tono ‘criollo’ para vender en el mercado de habla hispana. En España podrá pasar por disidente (habría que preguntarle de qué), pero en Argentina las cosas son distintas porque se nutre y surge del ámbito de ultracatólico y reaccionario vinculado a la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina, organización clandestina muy similar a la Red Gladio europea y antecedente represivo inmediato de la última dictadura militar). Esto le impide tener algún eco. En Argentina esta gente es letra muerta, por suerte. Los verdaderos nacional revolucionarios ya ni hablamos de ellos más que para reirnos. De más está aclarar que no tienen NINGÚN TIPO DE RECONOCIMIENTO ACADÉMICO en la Universidad de Buenos Aires, ni en el ámbito de la filosofía en general. Tengan cuidado también con la letra de Juan Pablo Vitali, otro escriba del MSR, que se perfila como un ‘sucesor’ de Buela. La exportación del peronismo que hacen ambos, a la medida del MSR y el sitio ‘el manifiesto’, y el tufillo nostálgico-conservador con que habla de la hispanidad lo vuelve realmente patético. Cualquier autor marxista de la Izquierda Nacional argentina es mucho más nacional-revolucionario que éstos payasos. Es que el peronismo, pero en general, la historia argentina es mucho más rica que lo que expresan estos sectarios, y lo es en la actualidad también. Así lo demuestra a cualquiera que se interese por leer un poco que pasa en nuestro país y compararlo con las sesudas opiniones de estos dinosaurios. No vivimos en el paraíso (como quisieran los Buela) pero si en una realidad más dinámica y pujante, que la del país en ruinas del 2001 que dejó el neoliberalismo. La crisis que hoy tienen en España parece un calco de lo que fue aquella, la nuestra. Saludos.
9:35 p.m.

Anónimo dijo…

He leído muy poco de Ceresole, apenas un libro, “CAUDILLO, EJÉRCITO, PUEBLO. LA VENEZUELA DEL COMANDANTE CHÁVEZ.”, pero no lo tenia dentro de la concepción, ni siquiera remota, de que fuese sionista, o no se si a eso se refería con “Pero se trata de una minoría dentro del radicalismo religioso y, por razones obvias, Naturei Karta no puede ser incluida en el concepto de extrema derecha judía o nacional-judaísmo postsionista (Norberto Ceresole).” Si es así, me gustaría, por favor, que me remitiesen a algunas fuentes para comprobar dicha cuestion. Gracias.
10:40 p.m.

Vailos Laros dijo…

Augusto: muchas gracias por tu aportación.  Sencillamente es que no conocía mucho a Buela, y menos todavía a Ghio.
3:20 a.m.

ENSPOdijo…

Primero quisiera aclarar el tema de Norberto Ceresole. Cuando se le cita es para hacer nuestro su concepto de nacional-judaísmo postsionista. O sea que la cita entre paréntesis de su nombre es sólo una referencia a la oriudez del concepto en cuestión.
3:46 a.m.

ENSPOdijo…

Por lo que respecta a Buela. Nuestra crítica a este señor en el texto de la entrada se refiere a una cuestión personal, a saber, nos consta que Buela, siendo filósofo profesional, miente con una facilidad bochornosa, pero también lo hacen otros profesionales de la filosofía. Cuando hablo de mentiras me refiero a cosas que han dicho y que puedo probar documentalmente que son falsas y que ellos saben falsas, a pesar de lo cual no tienen empacho en sostenerlas.
Esta crítica PERSONAL no quería entrar en las posturas filosóficas y políticas de Buela, pero ya otro usuario ha hecho una aportación al respecto con la cual muestro mi total acuerdo en términos generales.
Saludos.
3:50 a.m.

ENSPOdijo…

Respondiendo a Vailos Larios:
Cuando hablo de que nuestra sustancia es el tiempo, la palabra sustancia es totalmente inadecuada, pero lo hago a efectos pedagógicos, puesto que en el lenguaje imperante el sustancialismo se ha identificado siempre con: somos nuestro cuerpo, nuestros brazos, piernas, corazón, cerebro o, a lo sumo, psique, mente. Incluso cuando se habla del alma, ésta es una especie de sustancia tenue, y a eso se le denomina “espiritualidad”, un materialismo atenuado de un ente que se separa del cuerpo y garantiza la inmortalidad (que es uno de los más produndos deseos del cuerpo y nada espiritual, por cierto…).
Por tanto, se trata de una metáfora. Somos tiempo significa que nuestro ser es la temporalidad, pero no una temporalidad concebida en términos espaciales (línea de puntos sucesiva), como hace el sustancialismo, sino esa temporalidad que experimentamos en la proyección histórica de posibilidades del “nosotros” en tanto que “ahí del ser” o Dasein. Empleo el lenguaje sustancialista y digo que esa es nuestra única  “sustancia” para enfatizar la prioridad, pero ahora aclaro que el tiempo es el fenómeno más alejado posible a cualquier fundamento ontológuco de un  sustancialismo. De hecho, el sustancialismo se ha basado siempre en la percepción presente de la cosa “ante los ojos” y define la antípoda del filosofar  heideggeriano.
La conclusión no es que el tiempo sea el ser por antonomasia, sino que el problema de la temporalidad representa la puerta de acceso a la cuestión del ser. Significa que hemos de pensar en términos no sustancialistas o caeremos en versiones malas de cosmovisionalismos científicos. El filósofo no es un generalista de tesis científicas, sino que se plantea la pregunta por el SER de la verdad, el tema de en qué consiste que la verdad SEA. Éste es su “único” “objeto”, empleando otra vez un lenguaje incorrecto, pero sólo para que me entiendan a título provisional.
4:01 a.m.

ENSPOdijo…

Siguiendo con Vailos Larios:
La cuestión del Dasein no queda respondida con la descripción del “estado de interpretado” de nuestra situación histórica. Pero es inseparable de ésta. Lo que quiero que entiendan es que comprender Heidegger, además de entender conceptual e intelectualmente algunos conceptos filosóficos, que también, es ante todo una auto-interpretación constituyente del propio Dasein comprensor, una suerte de CONVERSION, y aquel sólo puede realizar esta aprehensión existencial de sí mismo, que precede a la reflexión teórica y a la autoconciencia intelectual, por medio de la inmersión en historicidad yy la resolución del “ser para la muerte”. Les he descrito cuál es la “tempestad” que define nuestra historicidad y es en el marco de esa tempestad que uno “comprende” Heidegger, además de “conceptualizar” o “saber”, en el sentido teórico, unos contenidos doctrinales (por ejemplo, los que resume Eugenio Gil).
Respondo pues a su pregunta: la experiencia del “estado de interpretado” del “nosotros” es un requisito o condición necesaria de posibilidad de recuperar la memoria, de “superar” el olvido del ser, pero no es condición suficiente. Digamos que hay que pasar por ella para llegar allí donde tenemos que llegar en tanto que filósofos que no sólo “experimentamos” la verdad sino que la conceptualizamos racionalmente. Pero sin previa experiencia del paisaje trágico de la patria ancestral germánica de donde brotan los filosofemas heideggerianos, no hay pensamiento teórico que valga.
Hay que hacer un viajecito a la Alemania espiritual, invisible para el pensar sustancialista.
4:11 a.m.

ENSPOdijo…

Tercera respuesta al primer post de Lairos Valios.
Como ya le digo en el post anterior, tenemos por un lado la experiencia de la verdad y luego su conceptualización. Para el no filósofo, esa experiencia es posible al margen de la filosofía. Pero el filósofo conceptualiza la experiencia y la hace consciente, expresa, un camino por el que ha de pasar si quiere institucionalizarla. En la Grecia presocrática no era necesario institrucionalizar lo trágico porque la cultura ya era trágica por sí misma. Nosotros tenemos que hacer la revolución y no la haremos si no elevamos la experiencia de la verdad a doctrina filosófica y, en un segundo paso, a doctrina política.
Creo que con ello respondo a todos sus planteamientos, pero también advierto que estas cuestiones hay que empezar a tratarlas en el foro cerrado del blog.
Saludos.
4:15 a.m.

ENSPOdijo…

Respondo al segundo post de Vailos Larios:
La etnia judía estaba muy representada en el fascismo por motivos evidentes a poco que se reflexione. El fascismo inicial era nietzscheano y nacional, pero el Vaticano había sido uno de los principales obstáculos para la unificación de Italia como nación y además un enemigo de los judíos. Los judíos italianos querían una nación italiana lo más nietzscheana posible para poder respirar, o eso pensaban ellos. Preferían un entorno social nietzscheano a un entorno católico tradicional.
Respondiendo a otra cuestión que plantea expresamente: sí, creo que el nazismo hitleriano es como la versión estalinista del comunismo, una posición política concreta, y que la tarea de la izquierda nacional es reconstruir el nacionalismo revolucionario originario y a partir de este “suelo” plantear una alternativa “fascista” sin complejos, aunque no parece muy recomendable el uso del vocablo en cuestión como rótulo o sigla política.
El señor Buela es un “trepa” que tiene contactos en el Opus Dei de Barcelona y que, para hacer un favor a esos contactos, sacrificó a un alumno nacional-revolucionario de doctorado en el contexto de la venganza de un profesor al que dicho alumno había denunciado por plagio. Puedo ACREDITAR y acredito que Buela no merece ninguna confianza política o siquiera moral, y que su presunta filosofía ni siquiera es digna de un comentario, si no fuera porque el hecho de haber estudiado en La Sorbona le da mucho caché entre los grupos de extrema derecha, poco acostumbrados a tratar con gentes que ostentan títulos. Pero si usted lee lo que escribe Buela verá que eso no es filosofía, como mucho es periodismo nacional-católico y antisemita de sacristía.
4:24 a.m.

ENSPOdijo…

Confirmo el comentario de Augusto.
4:25 a.m.

ENSPOdijo…

No ha habido ninguna pregunta impertinente, sólo les animo a debatir estos temas en un foro cerrado, pues los materiales que debo manejar comienzan a ser demasiado delicados y especializados para ventilarlos en un blog.
Para que se pueda abrir el foro cerrado, necesito sus currículos académicos resumidos, que ya les he solicitado y sigo a la espera de recibir.
También aclarar que no es una coincidencia el tema de “Heidegger difícil” con Eugenio Gil Borjabad. Simplemente he querido matizar algunas de las cuestiones que Gil expusiera en su blog. Es evidente que los planteamientos pedagógigos de Gil y los nuestros son casi opuestos, y esto sin entrar en la materia espinosa de las respectivas interpretaciones de Heidegger.
Pero si beben de ambas fuentes, por lo demás complementarias, pueden obtener una visión más rica de Heidegger. Nosotros no sólo le hemos ofrecido a Gil un puesto de profesor en el curso, sino que le propusimos nada menos que la presidencia del grupo de investigación, y ello a pesar de las señaladas diferencias interpretativas y pedagógicas  existentes. Gil ha rechazado todas estas generosas ofertas nuestras por razones personales en las que no puedo entrar aquí por motivos de privacidad.
Saludos.
4:36 a.m.
===
Fuente: FILOSOFIA CRÍTICA

Ultraje de un activista marroquí a…España y a Don Juan de Austria

9 febrero 2013

Don-Juan bProtest mit roten Rosen

Don Juan und sein Türkenschädel

Rosen, Protest-Rufe und ein Großeinsatz: Fast drei Stunden musste die Polizei am Dienstag auf einen Mann einreden, der in Regensburg auf das Standbild von Don Juan d’ Austria geklettert war. Er fordert die Entfernung des Denkmals.

„Nein zu Faschismus. Nein zu Terrorismus. Aber das muss weg.“ Protest am Zieroldsplatz. Fotos: Uli Teichmann

„Frieden! Frieden“, ruft der junge Mann immer wieder, der auf dem Sockel der Don Juan-Statue am Zieroldsplatz steht, während nach und nach Polizeiautos, Rettungssanitäter und die Feuerwehr eintrudeln. „Nein zu Faschismus. Nein zu Terrorismus. Aber das muss weg“, wiederholt er immer wieder, während er den Polizeibeamten und Schaulustigen, die den zwischenzeitlich mit Absperrbändern gesicherten Platz umringen, ab und an Rosen zuwirft.

Das, was da weg soll – das ist besagte Statue von Don Juan d’ Austria. Der „Sieger der Seeschlacht von Lepanto“ 1571 wird gemeinhin als Retter des Abendlandes und in Regensburg als „großer Sohn der Stadt“ gefeiert. Entstammt er doch einer außerehelichen Liaison von Kaiser Karl V. und der Regensburgerin Barbara Blomberg.

Heute zieren den Feldherren grün-weiße Marokko- und türkische Halbmond-Flagge. Rund um den abgeschlagenen Türken-Kopf mit verzerrtem Gesicht, auf den er seinen Fuß setzt, brennen ein paar Grablichter. Der Sockel ist mit Zetteln beklebt, auf denen „Frieden“, „Freiheit“ oder „Demokratie“ steht und am Rand lehnt noch das kleine Holzregal, über das der Rufer hochgeklettert ist. Er hat sich für seine Aktion offenbar viel Zeit genommen.

„Was diese Moslems sich alles erlauben“

Einige Zeit braucht auch die Regensburger Polizei. Beamte der Polizeiinspektion Süd und der hinzugerufenen Verhandlungsgruppe reden bereits seit über einer Stunde auf den Mann ein. „Er könnte ein Messer haben“, sagt ein Polizist. Zuvor habe er gedroht, sich aufzuschlitzen, sollte man ihn mit Gewalt herunterholen wollen. Entsprechend hat die Feuerwehr ihre Leiter wieder eingekurbelt. Stattdessen wird eine Sprungmatte am Fuß der Statue ausgebreitet – falls der Mann sich plötzlich entschließen sollte, von dem fünf Meter hohen Sockel zu springen. Doch der ruft lieber weiter in die Menge, die dem Ganzen teils belustigt, teils empört zuhört. „Was diese Moslems sich alles erlauben“, echauffiert sich eine Mitsechzigerin. „Wenn ich das im Iran machen würde, dann würde ich hingerichtet werden.“ Ein paar andere dagegen applaudieren. Die Statue ist nämlich nicht völlig unumstritten.
===
http://www.regensburg-digital.de/don-juan-und-sein-turkenschadel/05022013/

Diez lecciones de etnopolítica

2 diciembre 2012

etnopolitica-300x214Guillaume Faye.- Cuando sobre un territorio dado en cualquier parte del mundo, desde que el homo sapiens ha emergido del phylum de la línea antropoide, una tribu, una raza, una nación, una etnia procrea menos hijos sobre su territorio nativo que un grupo concurrente, el primero desaparece de ese territorio y el territorio cambia de propietario. La tierra no pertenece más que a los que la invaden, la pueblan y la sumergen demográficamente. El derecho de ocupación del suelo nunca podrá ser más abstracto, “moral” o bien “histórico”; está indefectiblemente ligado a la realidad biológica del poblamiento, por lo tanto a la fecundidad femenina.

Ciertamente la geopolítica es muy importante porque tiene en cuenta la noción geográfica de “tierra”, de patria geográfica, en la esfera histórica y política. Sin embargo, es insuficiente: es necesario añadirle la noción etnopolítica que introduce la noción de “pueblo”, en el sentido de grupo antropológico creador de una cultura. Porque son los hombres concretos quienes hacen la historia. Y los hombres, partes integrantes de la vida, están gobernados por las leyes de la biología, aun más desiguales y creadoras de diferencias que las de la geografía.

Pero son pocos los pensadores, los intelectuales, los sociólogos, los políticos, los geopolíticos, los economistas perdidos en las nubes de la abstracción, en el ideal de una eternidad histórica fijada, los que se preocupan de las realidades básicas biológicas y demográficas. Se diserta sobre Alemania, España, Francia, Bélgica, Holanda, Serbia, Italia, Portugal, Gran Bretaña, Rusia y la Europa que nos engloba a todos como si fueran realidades eternas. Pero éstas desaparecerán a toda velocidad (y para siempre) si su natalidad continúa cayendo y si las prolíficas poblaciones llegadas del Tercer Mundo continúan poblándolas ante la indiferencia y la inconsciencia general, reemplazando a los pobladores autóctonos por los suyos. En una sola generación, Kosovo y Macedonia han dejado de ser países eslavos y ortodoxos para convertirse en musulmanes a causa del diferencial demográfico (5 niños por familia por un lado, uno solo por el otro). Si nada cambia, del hecho de la inmigración y de este diferencial de natalidad, del hundimiento de la demografía autóctona europea, pero también del mestizaje, muchos países de Europa occidental (entre ellos: Francia, Bélgica, Italia, España, Alemania, Países Bajos, etc…) ya no serán mayoritariamente ni de raza blanca ni de tradición europea mucho antes de la mitad de este siglo. Es inútil decir que ya no se podrá seguir hablando de Francia, de Alemania, ni tampoco de Europa. Esas entidades habrán desaparecido en el abismo de la Historia. Nuestros contemporáneos parecen completamente ciegos antes este cataclismo histórico que no tienen parangón en toda la historia de los pueblos europeos.

Cuando España fue conquistada por los moros, la fecundidad de los españoles de origen permaneció fuerte y las mezclas fueron raras, esto permitió la Reconquista. Cuando el Imperio romano se hundió, mientras que poblaciones alógenas venidas de Oriente habían entrado masivamente en sus muros, la civilización europea pudo continuar gracias a la reserva demográfica dinámica de celtas y germanos. Hoy no hay nada parecido. Todos los países de Europa tienen actualmente un déficit demográfico, y más de la mitad de entre ellos es presa de una inmigración de asentamiento por poblaciones extra-europeas, musulmanas en un 80%. El resultado de este proceso, es la desaparición pura y simple de la civilización europea multimilenaria. Porque toda civilización reposa sobre una base bio-antropológica y genética, y no sobre una “cultura pura”. Frente a ese peligro, ningún gobierno europeo afronta una política natalista a favor de los autóctonos, ninguno busca seriamente limitar le invasión migratoria, pero todos tienen un enemigo común: el racismo. Como en la totalitaria URSS, en la neo-totalitaria Europa, las palabras tienen un significado oficial diferente del sentido común. El delito de “racismo” es el de defender la propia identidad, el derecho a la perpetuación biológica. Dicho de otra forma, los pueblos europeos, en todo caso sus elites, se vuelven culpables de un suicidio, de un auto-genocidio.

De estas consideraciones, se derivan diez lecciones:

1- Un territorio pertenece a quien lo puebla, el derecho del primer ocupante es una quimera.

2- La mayor potencia militar invasora es mucho menos peligrosa que la inmigración pacífica de poblaciones con una fuerte fecundidad. La mayor fuerza de resistencia de un pueblo ante una ocupación o una invasión es su fecundidad.

3- La potencia cultural, económica y tecnológica no tienen ninguna eficacia a largo plazo si no se apoya en un dinamismo demográfico y en una población joven.

4- La esencia de un pueblo, de su cultura, de su identidad, de su ser reside en la persistencia de su homogeneidad biológica, en sus genes. La cultura no es más que una superestructura.

5- La cultura de un pueblo –como agregado biológico y genético- no puede transmitirse a otro sin una radical metamorfosis.

6- El poder histórico de una civilización reposa, como condición necesaria, sobre el dinamismo demográfico de su núcleo antropológico.

7- Le desigualdad entre los pueblos no se explica por factores ambientales (recursos naturales, clima, topografía) ni por los avatares históricas, sino por su propia capacidad genética.

8- Las cualidades genéticas y biológicas no son suficientes: un pueblo puede hundirse interiormente y rehusar a reproducirse por declive del querer vivir, y dejarse dominar por pueblos menos dotados.

9- Sin embargo, la historia está abierta: no es un largo río tranquilo. Los europeos pertenecen a una civilización metamórfica, que hasta el presente siempre se ha regenerado, como el Fénix que renace de sus cenizas. El pesimismo, como el fatalismo, son siempre malas respuestas a los problemas reales.

10- La solución a los problemas que hoy afrontamos no podrá encontrase más que en una inversión de los valores dominantes y en la selección, en el seno del abanico extremadamente rico de la cultura europea, de una moral que tendrá que ver más con el platonismo que con los preceptos cristianos. La razón contra la compasión.

VER VIDEO

PLATON : la ortodoxia sexual es natural

18 julio 2012

17 de julio de 2012 by

“Cuando el varón se une con la mujer para procrear, el placer experimentado se supone debido a la Naturaleza, pero es contrario a la Naturaleza cuando un varón se aparea con un varón, o una mujer con una mujer, y aquellos culpables de tales enormidades están impulsados por su esclavitud al placer. Todos censuramos a los cretenses por haber inventado el mito de Ganímedes.”

Fuente: AntologíaRevolucionaria

Fuente (del texto): AntologiaRevolucionaria

Ha muerto el Rey de Europa

20 julio 2011

La República de Austria organizó ayer unos fastuosos funerales a Otto de Habsburgo, el último vástago de la casa de los Austrias que pudo ostentar el título de príncipe heredero y ser emperador si la historia hubiera sido distinta. El archiduque, exeurodiputado y ferviente europeísta, falleció el pasado 4 de julio a la edad de 89 años.

 Más de mil invitados asistieron a la misa oficiada por el arzobispo de Viena, Christoph Schönborn, en la catedral de San Esteban. Entre ellos representantes de las casas reales como Carlos Gustavo y Silvia, el príncipe Hans-Adam II de Liechtenstein, el archiduque Henri de Luxemburgo y la princesa Astrid de Bélgica. Por parte de España acudió la infanta Cristina, y Michael de Kent por el Reino Unido. La familia Habsburgo estuvo presente con 150 de sus miembros.

Otto de Habsburgo deja 7 hijos, 22 nietos y dos bisnietos. También participaron algunos jefes de Estado y de Gobierno como el presidente de Georgia, Michail Saakaschwili; el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, y la presidenta del Gobierno croata, Jadranka Kosor.

El hijo primogénito del último emperador, educado por su madre, la última emperatriz Zita, para asumir las responsabilidades de la corona, vivió también en Estados Unidos, Bélgica, Francia, Suiza y Alemania. Solo pudo volver a pisar el suelo de su país de origen en 1961, tras jurar lealtad a la República y renunciar a sus ambiciones políticas en Austria. Con uniformes tradicionales de todos los colores, varias formaciones de nostálgicos acompañaron el cortejo. “No somos monárquicos, pero rendimos homenaje a un gran hombre y a una larga tradición”, decía un músico de la Capilla Musical Vienesa del Regimiento Real. “Una monarquía constitucional al estilo de Inglaterra o España no estaría mal”, argumentaba un abanderado de una formación legitimista, del movimiento monárquico, de muy poco peso en Austria. “Reinstaurar la monarquía sería hoy una novedad, quizás lo mejor para estos tiempos tan inestables”, comentaba alguien del público, entre el que se veían muchos turistas regocijados por el espectáculo casi romántico que les transportaba en un viaje a los tiempos de la emperatriz Sissi.

Las ceremonias se han extendido más de una semana, con cuatro réquiem y varias misas celebradas en Pöcking, Múnich, Mariazell y Viena. Sus restos fueron enterrados en la Cripta de los Capuchinos, menos su corazón, que se guardará en Hungría.

===

Fuentes:

http://www.elpais.com/articulo/revista/agosto/Pompa/tradicion/entierro

Otto/Habsburgo/elpten/20110717elpepirdv_11/Tes

Kaiser CARL V

12 diciembre 2010


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Si esforzamos la mirada sobre la cabeza de esta bella y extraordinaria mujer leemos el rótulo

KAISER  CARL  V…. es decir, en lengua alemana  Cesar  Carlos V.

Sabine Haag, una mujer de 48 años, casada y madre de tres hijos en edad escolar, es desde hace dos años la única persona que en Europa dirige siete museos, uno de los cuales, el Kunsthistorisches Museum (KHM), Museo de Historia del Arte, en Viena, es el mayor y más importante de Austria y uno de los primeros de su clase en el mundo. Haag derrocha conocimiento y experiencia, no solo respecto al gran complejo museístico que encabeza, sino también sobre las últimas tendencias en la materia.

Sabine Haag, doctora en Arte, nació en una familia “con buenos conocimientos artísticos”; sus pasiones eran la guitarra, la flauta y el ballet. “Desde que nací estuve rodeada de arte”. Pero fue un libro, un regalo que le hicieron sus padres cuando tenía 13 años, lo que la marcó: Die geschichte der kunst (La historia del arte), de Ernst Gombrich. “Fue el punto de partida para darme cuenta de lo importante que es contar las historias sobre las obras. Me dejó claro que quería estudiar y trabajar en historia del arte. He sido afortunada al conseguirlo. Dirigir ahora el KHM es para mí un sueño cumplido. Tengo un contrato de cinco años, que acaba en 2013 y espero que me sea renovado. [Puede serlo sin límite en periodos de cinco años]. No me puedo imaginar en el futuro en otro trabajo. Esto llena mi vida. Me gustaría jubilarme aquí. Ahora mi principal intención es abrirlo a un público más amplio, contar con más jóvenes investigadores, mantener y aumentar el gran nombre que tiene y dejar huella, como la reapertura de la Kunstkammer, que espero que sea redescubierta”.

Fuente: El País Semanal (Madrid 12 diciembre 2010):


RELECTURA DE “LA GRAN NACIÓN” DE JEAN THIRIART (via Jean Thiriart)

16 noviembre 2010

un libro que deberían leer todos los europeos del Continente y también los de ulttramar…es decir,
las personas que siendo de ascendencia europea viven en América, Oceanía, Africa o Asia

POR UNA EUROPA LIBRE RELECTURA DE “LA GRAN NACIÓN” DE JEAN THIRIART de Adriano Scianca de Orion 236, mayo 2004; y la Nazione Eurasia diciembre 2004 La cultura no conformista europea posterior a 1945 presenta pocas figuras verdaderamente fundamentales. Una de éstas es seguramente Jean Thiriart, distinguido padre del europeismo nacional revolucionario. Thiriart ha contribuido de forma esencial en la formulación de los temas centrales de nuestra vis … Read More

via Jean Thiriart

Berlin… immer Berlín

17 agosto 2010

En realidad … era de Viena de la ciudad que se decía “Wien… immer Wien…”…

De Berlín tengo recuerdos fotográficos… porque mi padre, en los años treinta del siglo XX, tuvo ocasión de visitar Alemania, Polonia, Rusia (Leningrad, Moscú, etc.) y por supuesto Paris, Bruselas,  Roma, Suiza, Viena, etc. Yo quedé impresionado con las fotografias de tantas y tantas ciudades alemanas, como Königsberg y otras, pocos años después arrasadas por los bombardeos de los aviones que quizás fueron causa determinante en la “victoria” que hoy Europa celebra cada 8 de mayo…

También estuve en Berlin, esta vez, físicamente, cuando en  agosto  de 1961 se empezó a levantar el que la DDR llamó pomposamente „antifaschistischer Schutzwall“ (“muro de protección antifascista”)…  Por estos motivos me parece obligado hacer un nuevo recorrido, esta vez, virtual, por Berlin y gracias a un post publicado en un blog llamado “Mein Führer“. Lo copio a continuación:

Puerta de Brandenburgo
Ya estoy de regreso de Berlín. Cuando uno aterriza por primera vez en la capital y está un poco despistado lo mejor que se puede hacer es acercarse lo primero a la Puerta de Brandenburgo, que todos conocemos perfectamente y que es el centro más turístico de la ciudad. Es uno de los puntos más visitados y en la actualidad es una atracción turística para hacerse múltiples fotografías. En la actualidad es más un lugar americano que alemán. La gran embajada americana situada justo al lado y un museo dedicado a Kennedy nos hacen recordar quién manda en el mundo hoy, lo que a mi gusto desluce un poco la visita, pero nuestra imaginación puede borrar eso perfectamente si lo obviamos. Y es que para visitar Berlín queriendo ver el Berlín de Hitler hay que tener una cierta imaginación, pero ese es otro cantar. Allí se ofrecen tour más o menos gratuitos de la ciudad. Un grupo de chicos con camiseta roja los ofrecen en diferentes idiomas. En concreto hay un tour del III Reich así que me apunté por curiosidad. En mi caso un chico español ofreció el recorrido a pie durante unas cuatro horas. Comienza con un esbozo biográfico de Hitler justo en la misma Puerta de Brandemburgo. La verdad es casi no tuve ninguna objeción a lo que dijo. Se notaba que el chico conocía la biografía de Hitler.
Hotel Adlon
Reichstag
Estaba muy influenciado por el historiador Kershaw, de hecho le pregunté por sus lecturas y me dijo que era la biografía que había leído. Justo al lado de la Puerta de Brandemburgo se encuentra el hotel Adlon, escenario de importantes acontecimientos del III Reich. Esta reformado hace no mucho. Después nos dirigimos hacia el Reichstag. El guía dijo, por supuesto, que su incendio no está del todo aclarado, dejando al visitante la idea de que fueron los nazis quienes lo hicieron. Todos sabemos que, a pesar de ser un símbolo de Berlín, a Hitler nunca le gustó mucho y que apenas lo utilizó. A pesar de todo, es un edificio histórico que hemos visto en muchas fotografías de la época y resulta emocionante encontrarse allí. A todos nos vienen a la mente los últimos días de la guerra, con los soviéticos izando la bandera allí. Justo después, el guía nos dirigió hacia un monumento soviético que simboliza su victoria en la guerra. No es el único que hay en Berlín, pero si el más céntrico. El guía insistió en el esfuerzo soviético durante la guerra, lo que no deja de ser cierto. Lo que no se le plantea al visitante es el por qué, una vez derribado el imperio soviético, de la existencia de esos vestigios de la dictadura comunista. Hay una gran escultura dedicado al soldado desconocido soviético que los alemanes llamaron “monumento dedicado al violador desconocido”, por la gran cantidad de mujeres alemanas violadas por soldados rusos.
Monumento soviético
Antiguo Ministerio del Aire
Después se continua por la calle en donde estaba situada la Nueva Cancillería, ocupada en la actualidad por unos edificios ciertamente no muy bonitos. No es un lugar que recuerde en absoluto a lo que fue pero el hecho de saber que allí mismo tuvieron lugar los acontecimientos finales en la vida de Hitler le confieren al lugar un halo especial. Quizá sea el lugar de Berlín donde más imaginación haya que echar ya que se ha querido borrar para siempre todo recuerdo de Hitler. Justo al lado se encuentra el antiguo edificio del Ministerio del Aire de Hermann Göring. Es el edificio del III Reich mejor conservado de Berlín, casi intacto, y en la actualidad lo ocupa el Ministerio de Finanzas. Uno se pregunta qué milagro ocurrió para que en medio de la destrucción más absoluta se mantuviera en pie ese edificio. El edificio es impresionante y yo creo que es uno de los lugares en donde uno puede imaginarse estar en una calle del III Reich.

Ruinas Edificio Gestapo

En general, el tour del III Reich me parece, lógicamente, muy básico. Apenas se sale del centro de la ciudad y yo creo que lo podrían ampliar un poco más. Otro defecto que le veo es que el guía incide especialmente en la destrucción de Alemania y en su derrota, y apenas en los éxitos de Hitler y, mucho menos aun, en los logros sociales alcanzados por el III Reich. No en vano, la empresa que gestiona este tipo de tours es americana. Así que con eso esta todo dicho. Al final, como es obvio, la gente se va del tour con la idea de los horrores del nazismo. De hecho acaba en una exposición llamada “Topografía del Terror”, en donde se encontraba un edificio de la Gestapo.

Una de las calles que más nos pueden recordar al Berlín de Hitler es, sin duda, Unter den Liden. Se encuentra reconstruida casi por completo, pero se ha respetado bastante el original. Impresiona ver las imágenes apocalípticas del fin de la guerra y compararlas con la actualidad. Con todo, paseando por esta amplia avenida podemos detenernos en varios puntos relacionados con Hitler y el III Reich. Por ejemplo, tenemos la Catedral en donde se casó Hermann Göring y a la que asistió Hitler.

Muy cerca de la Catedral, llegamos al Museo Histórico Alemán. Si solo estás interesado en la época nacionalsocialista, te puedes saltar directamente todos los siglos de historia, aunque personalmente creo que merece la pena observarlo todo. Personalmente es el museo que más me ha gustado. Bien, una vez situados en las salas que más nos interesan, nos podemos encontrar con uniformes de las SA y de las SS, carteles electorales de la época etc. Saqué todas las fotos que pude así que os voy a poner unas cuantas:

Uniforme de las SA
Uniforme de las SA
Uniforme de las SA
Este museo es quizá el único lugar de la ciudad en donde se exhiben banderas con la cruz gamada, ya que como sabemos, en la actualidad están absolutamente prohibidas en Alemania.
Cartel de Propaganda
Uniformes de las SA
Uniforme de las SS
Batería antiaérea
El famoso Coche del Pueblo
Busto de Hitler
Perfil del busto de Hitler
Para mi gusto, este busto de Hitler es lo más emocionante sobre Hitler que se puede ver en el museo. Al parecer, de este molde se encargaron  varias copias y es original de la época. Hitler nunca posó personalmente para la obra, así que el artista tuvo que hacerlo a partir de fotografías.
Otro lugar que se encuentra en la Unter den Liden es la Biblioteca Nacional. Allí es donde se quemaron 20.000 libros por orden de Goebbels. Justamente en el suelo en donde ardieron las obras se encuentra un homenaje que consiste en unas estanterías vacías que se pueden ver desde el mismo suelo:
Otro museo que creo que merece la pena visitar es el Museo de la Técnica, de reciente apertura. Básicamente solo está dedicado a barcos y aviación, pero hay varios aviones de la época nacionalsocialista:
Una de las calles más animadas de Berlín es la Friedrichstrasse. Cerca de allí  hay un búnker conservado perfectamente en donde durante la guerra se guardaban las obras de arte. Es este:
Hice la fotografía con los nombres de las calles en la que se encuentra ubicado por si alguien quiere visitarlo.
Muy cerca de allí se encuentra el teatro Admiralspalast, uno de los teatros frecuentados por Hitler. En la actualidad se encuentra reformado, pero conserva su aspecto original. Recientemente se estrenó una parodia sobre Hitler. Este es el teatro:
Admiralspalast Berlín
Para mi gusto, uno de los “platos fuertes” de la visita al Berlín nacionalsocialista y de Hitler, es el Estadio Olímpico, no solo por su perfecto estado de conservación sino porque a todos nos vienen a la mente las imágenes perfectamente captadas por Leni Riefensthal. Es toda una delicia visitarlo, recomendando alquilar una audio-guía. Ciertamente ahí me explayé tomando fotografías. Os muestro algunas:
Tuve la suerte de que en la zona de las piscinas había varios nadadores haciendo saltos, exactamente igual que en las mismas olimpiadas de 1936, así que no dudé en filmarlos intentando emular, sin ningún éxito je je, a Leni Riefenstahl. No pude evitar sentirme como en los días de las olimpiadas. Pongo un vídeo de Olympia y a continuación mi modesta grabación, a la que le he puesto música de Wagner y le he dado un color de la época: (…/…).
Nota de IRANIA: Para ver el post completo pinchar en http://estudiodehitler.blogspot.com/2010/08/berlin.html

confusión y terrorismo cultural en el Valle de los Caídos

4 agosto 2010

Es un viejo truco tratar de introducir en el ambiente una idea o proyecto de magnitud considerablemente exagerada para luego, mediante un debate organizado en los medios de comunicación, obtener el resultado deseado, el cual, puede ser conseguir imponer esa idea o proyecto aunque mermado en su alzance. Es la misma táctica del mercader del bazar oriental que pide cien  de precio para vender la mercancía en setenta, aunque posiblemente sólo vale diez….

Esto es lo que parece estar ocurriendo con el bulo de que álguien quiere dinamitar el grandioso monumento del Valle de los Caidos, en Cuelgamuros, Madrid…    Si hace 50 años  álguien hubiera propuesto destruir la catedral de Burgos habría sido considerado un loco, pero en nuestros tiempos iconoclastas y de “laicismo” salvaje ya parece un proyecto hasta posible… pues como escribe Pio Moa en su blog de “Libertad digital”… no falta gente que le gustaría hacer algo semejante, como es volar la gigantesca Cruz del Valle de los Caídos…: “desearían hacerlo, y  no debemos olvidar que se trata de un gobierno de delincuentes, amparado por una seudo oposición y por la pasividad de quienes debieran movilizar a la opinión pública”.

Es de suponer el escándalo que habría en trodo el mundo si álguien pretendiera demoler la Torre Eiffel (que por cierto fue construida para la Exposición de Paris de 1889, que conmemoró el centenerio de la Revolución francesa…

Por el contrario… los rumores sobre lo que ocurre con la Basílica del Valle de los Caidos… no pasa de ser un tema

que está siendo tratado muy marginalmente y en contadísimos blogs de internet… Este es el caso de una carta firmada por Irene Abad y que publica Pio Moa en la siguiente dirección:

Una carta sobre el Valle de los Caídos:

Sr. Director:
Yo estuve hace bastantes meses en el Valle de los Caído y ya habían quitado todos los servicios- funicular, tiendas, etc. A los de la cafetería les habían dicho que al fin del mes se cerraba la cafetería. .. y hasta los retretes de todo el complejo.

Además había una cinta de plástico de esas que pone la policía alrededor de la montaña y no se podía subir a la cruz. La explicación que daban los guardias era que las piedras de granito tenían una enfermedad y podía desprenderse la cruz.

Uno de los guardias-en confianza nos dijo que se iba a hacer correr esa versión para que un día se dinamitara la cruz y toda la basílica y que si no fuera porque los monjes se oponían a irse, ya se habría derribado. Y que estaban presionando a los monjes para que se fueran. De hecho ya no se permitía que se dieran los cursos que se daban en la hospedería ni que se celebraran las reuniones- con cuyos ingresos se financiaban los monjes.

Hoy me consta que lo están pasando muy mal y que los tienen cercados, aunque les permiten decir misa en la basílica -sólo eso- pues el resto está cerrado.

Que se sepa:

– No ha habido, ni hay en estos momentos ningún tipo de andamiajes destinados a obras o a reparaciones en el interior de la Basílica , ya sea para reparar goteras (que siguen en el mismo sitio) o para quitar o alterar algún elemento arquitectónico, artístico u ornamental del templo. En este sentido, en lo que se refiere a la cúpula de la Basílica, lo cierto es que sí se han limpiado las partículas de hollín que había incrustadas en la misma desde el atentado con bomba del GRAPO en 1997 , pero afortunadamente no se ha tocado a nada de la decoración.

– Por lo tanto, es mentira que dentro o fuera del recinto se estén realizando tareas de mantenimiento” o “restauración” de nada. – En consecuencia, la única razón por la que al Basílica está cerrada a cal y canto es porque se trata de una decisión “por c…” de Patrimonio Nacional, siguiendo órdenes del Ministerio de la Presidencia – del cual depende orgánicamente – a su vez éste integrado en al Vicepresidencia 1ª del Gobierno (es decir, De la Vega). De esa forma también se eliminan las visitas turísticas al Valle de los caídos lo que no beneficia a nadie y perjudica a todos.

– Por todo ello, en éstos últimos días el Abad de la Basílica , junto con el Arzobispado de Madrid y la Nunciatura de la Santa Sede (la cual confirman que en Roma se está al corriente de lo que ocurre) están intentando desbloquear conjuntamente a tres bandas esta situación realizando gestiones no sólo con Patrimonio y el Ministerio, sino incluso con la Jefatura del Estado.

– Ante el silencio informativo de lo que esta pasando, el P. Julio Iglesias, en nombre del Abad, nos ruega a todos los fieles que difundamos en todos cuantos medios de difusión e información nos sea posible (correos electrónicos, blogs, foros, SMS, redes sociales, cartas a los periódicos, etc…) los hechos que están aconteciendo, al tiempo que suplica que contemos lo que están haciendo con los monjes del Valle.

Pongámonos, pues, en marcha. PÁSALO

Irene Abad

La idea de dinamitar el Valle de los Caídos podría ser un bulo con intención de poder desmentirlo luego fácilmente. Pero no es nada imposible: desearían hacerlo, y  no debemos olvidar que se trata de un gobierno de delincuentes, amparado por una seudo oposición y por la pasividad de quienes debieran movilizar a la opinión pública.

“Los musulmanes heredarán Europa”, dice Gadhafi

16 junio 2010

Libyan Leader Mu’ammar Al-Qadhafi: The Muslims Will Inherit Europe; Turkey will Join the EU as a Trojan Horse

In a recent speech, Libyan leader Mu’ammar Al-Qadhafi said that the Muslims, who currently constitute a minority in Europe, would become a majority and would “inherit the continent,” despite attempts by the new imperialism to eradicate the Muslims from the world. Al-Qadhafi told heads of delegations of the Islamic People’s Leadership and of Muslims from the Balkans[1] – including scholars, sheikhs, young people, and women’s rights activists – that Turkey’s joining the European Union would be a Trojan horse.

Following are excerpts from his remarks:[2]

The New Imperialism Is Trying to Eradicate Islam

“We are proud of Europe’s Islam and Muslims, particularly in the Balkans, because of the Muslim presence in the heart of the Christian continent – which once attacked Islam on its own lands, in the Middle East and in nearby North Africa, and tried to eradicate Islam from the face of the earth with the Crusades and during the era of the new imperialism…

“In Algeria, millions were killed… by the imperialist invaders, who aimed to annihilate the Muslims there. In Libya, hundreds of thousands were killed in their land by the Italian imperialism. There were [also] massacres in Syria, Egypt, Sudan, Tunisia, Morocco, and all the Islamic countries of Africa and Asia. [These reflect] an attempt by the new Western imperialism to eradicate Islam.

“Today, massacres are being perpetrated in Palestine, with the aim of eliminating the Palestinians as a people and the Muslims [in Palestine]. [In Iraq,] the number of victims has exceeded one million… They want to eliminate the Muslims in Iraq. In Afghanistan and in Pakistan [people are being] killed daily in NATO operations, on land that does not belong to NATO… They are trying to kill the Muslims everywhere, by any means possible.

“The Muslims have no choice but to unite to save themselves from these mass murderers who slaughter and massacre on Islamic land – whether by means of missiles, airplanes, cannon, rifles, [and] poison, as was the case with Yasser Arafat and others. They excuse their increasingly fiery war against the Muslims by calling it a war on terror. If terrorism exists, we are all its victims. We are all against terrorism…”

Turkey Will Be a Trojan Horse in the EU

“Allah promised Islam a victory against all the religions… You [Muslims] are a minority in Europe. Allah willing, you will become a majority one day, and you will gain the upper hand… You will be the imams and the heirs of the European continent.

“Turkey’s joining the European Union… means that the European continent will no longer be a Crusader or Christian continent. Islam will become a powerful partner on the European continent in terms of territory, people, and actions. We await the day that Turkey will join the EU, so that it will go down in history as a Trojan horse.

“You must act to unite the Muslims in Europe, [joining the Muslims] from Turkey to Bosnia-Herzegovina with the Muslims [in the rest] of Europe. There are millions of Muslims across Europe – from Britain through Greece to Eastern European countries that have joined the European Union and have a Muslim majority.”

“No One Can Prohibit Us from Living in Europe – It Was Allah, Not the Europeans, Who Created Europe”

“The statistics on the number of Muslims in Europe are incorrect… [The number] of Muslims [there] is greater than that indicated by the official statistics.

“Fortunately, the Muslims are multiplying, and their number is growing many times faster than those of other religions… This may be proof that Allah ultimately wants the Muslims to be more numerous than the others.

“Even within Palestine, no one can stop this phenomenon. The Palestinian Muslims are multiplying four times faster than the Jews. Ultimately, the Palestinian Muslims will be a majority, even within the so-called Israel…

“Allah created the land for all people; no one can prohibit us from living in Europe. It was Allah, not the Europeans, who created Europe. You [Muslims] are residents of Europe. It is your land. It is inconceivable for you to be humiliated and persecuted there…”

Endnotes:

[1] In addition to the Islamic People’s Leadership, the delegates were from the Muammar Friendship and Intercommunication Forum in the Balkans and the Gaddafi Youth Association of Bosnia and Herzegovina.

[2] Al-Shams (Libya), June 8, 2010.

FUENTE: (http://www.memri.org/report/en/0/0/0/0/0/0/4349.htm)

Por Arjun el Martes, 15 Junio, 2010

EUROPA, TIERRA DEL ISLAM

Discurso de Gaddafi en una reunión en la capital libia ante las delegaciones islámicas de los países europeos, más concretamente ante los representantes de la Asociación de los Jóvenes de Bosnia-Herzegovina.

Extractos de su alocución.

“Han querido erradicar el islam. Estamos orgullosos del islam en Europa y de los musulmanes, particularmente en los Balcanes, ya que es una presencia musulmana en el corazón del continente cristiano, el que en otras épocas ha atacado al islam en su propia tierra, en Oriente Medio y en África del Norte, y ha tratado de erradicar elislam dela superficie de la tierra con las Cruzadas y en tiempos del nuevo imperialismo…

“En Argelia millones de musulmanes fueron asesinados por los invasores imperialistas que querían aniquilar a los musulmanes de allí. En Libia centenares de miles fueron asesinados en su país por el imperialismo italianao. También ha habido masacres en Siria, en Egipto, en Sudán, en Túnez, en Marruecos, en todos los países islámicos de África y de Asia. Eso refleja el intento del nuevo imperialismo occidental de arradicar el islam.

“Hoy las masacres son perpetradas en Palestina con la finalidad de eliminar a los palestinos como pueblo y como musulmanes. En Irak, el número de víctimas ha sobrepasado el millón… Quieren eliminar a los musulmanes de Irak. En Afganistán y en Pakistán, mucha gente es asesinada diariamente por los ataques de la OTAN, en un territorio que no pertenece a la OTAN… Tratan de matar a los musulmanes del mundo entero por todos los medios.

“Los musulmanes no tienen otra elección más que de unirse para protegerse de esos asesinos de masas que masacran en la tierra del islam -ya sea por medio de misiles, aviones, cañones, fusiles y veneno, como fue el caso de Yasser Arafat y de otros. Justifican su guerra cada vez más intensa contra los musulmanes llamándola guerra contra el terrorismo. Si el terrorismo existe, somos nosotros las víctimas. Estamos todos contra el terrorismo…

“Alá ha prometido la victoria del islam sobre todas las religiones… Vosotros los musulmanes soís una minoría en Europa. Con la voluntad de Alá, os convertireís en mayoría un día y eso os permitirá ganar la partida… Seréis los imans y los herederos del continente europeo.

“Turquía va a unirse a la UE, eso significa que el continente europeo no será ya más el de los cruzados o un continente cristiano. El islam se convertirá en un actor poderoso sobre el continente europeo en términos de territorio, de población y de acción. Esperamos el día en que Turquía entrará en la UE, de manera que pasará a la historia como un caballo de Troya del islam.

“Debeís trabajar para unir a los musulmanes en Europa. Unir los musulmanes de Turquía y de Bosnia-Herzegovina con los muslmanes de Gran Bretaña, pasando por Grecia hasta los países de Europa Oriental que han entrado la UE y tienen una mayoría musulmana (?)*

“Las estadísticas sobre el número de musulmanes que viven en Europa son inexactas, el número de musulmanes es superior al indicado en las estadísticas oficiales. Afortunadamente, los musujlmanes se multiplican y su número crece mucho más rápidamente que el de otras religiones… Es sin duda la prueba de que Alá quiere que los musulmanes sean más numerosos que los demás.

“Incluso en Palestina, nadie puede parar este fenómeno. Los musulmanes palestinos se multiplican cuatro veces más rápido que los judíos. Finalmente, los musulmanes palestinos serán mayoría, incluso en el seno de lo que llaman Israel…

“Alá ha creado la tierra para todos los pueblos, nadie puede impedirnos vivir en Europa. Es Alá, no los Europeos, quien ha creado Europa.Vosostros los musulmanes soís los habitantes de Europa. Es vuestra tierra. Es inconcebible que seaís humillados y perseguidos allí…”

Publicado en Al-Shamas (periódico libio), el 8 de junio 2010.

(*Sin duda cree que Albania, Bosnia-Herzegovina o Kosovo han entrado ya en la UE)

Fuente: http://www.bivouac-id.com/2010/06/10/kadhafi-les-musulmans-vont-heriter-de-leurope-la-turquie-sera-un-cheval-de-troye/

FUENTE:

http://layijadeneurabia.com/2010/06/15/gaddafi-europa-es-nuestra/

sólo 11 países europeos defienden la Cruz como símbolo

5 junio 2010

Diez países europeos se suman a Italia en la defensa del crucifijo

Armenia, Bulgaria, Chipre, Grecia, Lituania, Malta, Mónaco, San Marino, Rumania y Rusia piden participar en el segundo juicio en el Tribunal Europeo de DD.HH. Es sobre la sentencia que prohibía el crucifijo en las aulas de las escuelas italianas.

 

Por primera vez en la historia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), diez Estados miembros, entre ellos Rusia, se han declarado como “amicus curiae” (es decir, tercera parte) ante la sentencia dictada contra el Estado italiano que prohíbe el crucifijo en las aulas de las escuelas y que será analizada por la Gran Sala de ese Tribunal el 30 de junio.

El Tribunal comunicó este martes al Centro Europeo para el Derecho y la Justicia (European Centre For Law And Justice, ECLJ), la lista de los miembros que han salido en defensa de Italia: Armenia, Bulgaria, Chipre, Grecia, Lituania, Malta, Mónaco, San Marino, Rumania, y la Federación Rusa.

Estos diez Estados, que forman parte de las 47 naciones del Consejo de Europa, han pedido formalmente al Tribunal presentarse oficialmente como “tercera parte” cuando el caso se presente ante la Cámara. La condición de “tercera parte” permite a los Estados convertirse oficialmente en parte de un caso y presentar al Tribunal sus observaciones escritas y orales.

Todos intervienen en apoyo al Estado italiano que trata de anular la sentencia del mes de noviembre pasado que prohíbe los crucifijos en las aulas de clase. Al mismo tiempo, doce organizaciones no gubernamentales (ONG’S) han sido admitidas por el Tribunal como “tercera parte”. Ningún Estado u ONG ha intervenido en apoyo de esa sentencia.

Además de esos diez Estados miembros, otros Estados se han pronunciado contra la sentencia del 3 de noviembre de 2009, como es el caso de Austria o Polonia, que emitieron pronunciamientos políticos el 19 de noviembre y el 3 de diciembre de 2009 respectivamente.

“Se trata de un precedente importante para la vida del Tribunal, pues en general los Estados miembros se abstienen de intervenir o intervienen sólo cuando el caso afecta a un ciudadano de su Estado”, explica a la agencia Zenit Gregor Puppinck, director del Centro Europeo para el Derecho y la Justicia.

“El ‘caso del Crucifijo’ es único y no tiene precedentes. Diez Estados han decidido explicar a la Corte cuál es el límite de su jurisdicción, cuál es el límite de su capacidad para crear nuevos ‘derechos’ contra la voluntad de los Estados miembros. Puede verse en todo esto un contra-balance de su poder”, añade Puppinck en declaraciones a Zenit.

No tiene precedentes esta alianza entre países católicos y ortodoxos frente a la ideología liberal y secular. Unen fuerzas para proteger su herencia religiosa y su libertad y poder reafirmar el derecho de los símbolos cristianos de estar presentes en el espacio público de sus respectivos países.

El juicio

El caso Lautsi, o “caso del Crucifijo” fue remitido a la Gran Cámara del tribunal después de que el Gobierno italiano apelara, el pasado 28 de enero, contra la sentencia emitida por la Sección Segunda del Tribunal el 3 de noviembre de 2009.

En esta primera decisión, el tribunal dictaminó que la presencia del crucifijo en las aulas es “contraria al derecho de los padres a educar a sus hijos en la línea de sus propias convicciones y al derecho de los niños a la libertad religiosa”, porque los alumnos italianos se sentirían “educados en un entorno escolar marcado por una determinada religión”.

El tribunal continuó afirmando que la presencia del crucifijo podría ser “emocionalmente perturbadora” para el hijo de la señora Lautsi (la demandante), y, lo más importante, que su exhibición no podría “fomentar el pensamiento crítico en los alumnos” ni “servir al pluralismo educativo” esencial para preservar una “sociedad democrática”.

El tribunal concluyó que eso había sido una violación del artículo 2 del Protocolo número 1 (Derecho a la educación), así como del artículo 9 (libertad religiosa) de la Convención.

Esta decisión ha sido duramente criticada por expertos políticos y juristas de varios Estados europeos como una imposición del “laicismo”. En concreto, se ha reafirmado que la Convención Europea de Derechos Humanos nunca ha requerido que el Estado deba “observar la neutralidad confesional en el contexto de la educación pública” o de cualquier otro sector público.

De hecho, varios Estados miembros del Consejo de Europa son “Estados confesionales” con una religión oficial o un reconocimiento de Dios en sus leyes y constituciones.

Al conceder el pasado 2 de marzo la remisión ante la Gran Cámara de la decisión de noviembre, el tribunal ha reconocido que la decisión de noviembre plantea graves problemas legales y debe ser reconsiderada por la formación del tribunal.

El pasado 29 de abril, el Gobierno italiano presentó su memorándum al Tribunal explicando que los jueces de Estrasburgo no tienen competencias para imponer el laicismo a un país, en particular a Italia, nación caracterizada por su mayoritaria práctica religiosa e identidad católica.

La decisión del tribunal, tras la audiencia pública de la Gran Sala que se celebrará el 30 de junio, será publicada a finales de año.

Fuente: Zenit y ReligionenLibertad.com

Un comentario:

Eremita TFP Enlace permanente
Viernes 4 Junio 2010 11:25 am

Salve Maria..!

En su infinita sabiduria Dios sabe por que hace las cosas.

Hoy dia son las naciones que vivieron el comunismo de cerca y tan recientemente, las mas fieles en salir a protestar para mantener la presencia del crucifijo: el simbolo de la presencia de Cristo en la sociedad.

Ver a Armenia, Lituania y Rusia es reconfortante. No ver a España, a Francia, a Alemania (otrora Sacro Imperio Romano Germanico), es vergonzoso.

Definitivamente la revolucion ha querido dar un golpe con el tema del retiro del crucifijo. Es posible que de un paso atras, pero para saltar dos pasos mas, probablemente en dos generaciones mas cuando sus politicos sean mas relajados en costumbres y cuyo pasado cristiano sea solo un recuerdo al estilo de lo que hicieron en España y Francia por ejemplo.

El objetivo de la revolucion es la apostasia de Cristo (en la Iglesia y el mundo), la adoracion a Satanas en un mundo tribal, sin religion, sin familia, sin propiedad, anestesiada por el chaman de turno y con la moral de “pan y circo” para las masas (pues elites no habran), tal como lo señalaran sus ideologos de todas las epocas.

Un abrazo in Jesu et Maria,

Nota de IRANIA:  En la actual situación de una Europa asediada por enemigos mortales el símbolo de la Cruz no es sólo exclusivo de la Iglesia Católica y de las demás Iglesias cristianas, como por ejemplo, la Iglesia Ortodoxa, que también es católica, según el significado griego de esta palabra. Frente a la media luna, que es un símbolo de fuerzas invasoras desde hace más de mil años, la cruz –que figura en las banderas de Escandinabia, Islandia, Finlandia, Inglaterra, Grecia,– sirve como sígno aglutinador de Europa. Para quienes no lo sepan hay que decir que la Cruz es un signo anterior al cristianismo, y que como la estrella de David, la Cruz Swastika, el  Yan y el Yin de la bandera de Corea, etc. tienen simbología tradicional y pagana… De memoria, creo recordar, tienen connotaciones sagradas… que voy y debo investigar para aportar aquí la información pertinente…  También debemos recordar que la cruz es seguramente el símbolo más elemental (por su forma) y antiguo que existe:  La Verticalidad que une lo Alto (Cielo) y Bajo (Infierno?) y la Horizontalidad…(¿La Tierra…?).

SALUDOS

fuerte, débil; rico, pobre; bueno, malo; bello, feo; verdad, mentira; alto, bajo,…etc

9 mayo 2010

En estas dualidades, no por casualidad, la cualidad preferente se enuncia en primer lugar… Con relación a esta

serie de valores opuestos, me hizo gracia oir, en una ocasión, una máxima que –apócrifamente– se atribuyó a Jesucristo:

“Amad a los pobres, pero casaros con los ricos”….

En relación con estas consideraciones creo que vale la pena leer lo que hoy copio del excelente blog qbitácora:


DEBILIDAD Y MALDAD

Introducción.

El cristianismo produjo una involución de la moral natural existente antes del cristianismo. Con el cristianismo, el débil pasó a ser el bueno, y el fuerte pasó a ser el malo, por lo que al débil hay que compadecerlo y ayudarlo. Es cierto que el débil probablemente sufre más que el fuerte, pero eso no quiere decir que sea mejor o más bueno. Sobre esa primera lluvia que fue el cristianismo, vino luego la segunda lluvia, que llovió sobre mojado: el progresismo, reforzando esta perniciosa involución moral, con sus subideologías, como el feminismo

Voy a demostrar que la verdad y la realidad es justo la contraria: El débil es más malo que el fuerte:

  • La debilidad es el mayor pecado en la moral natural, como expliqué en “Moral natural contra moral artificial”.
  • La debilidad ya es en sí misma una carencia de virtudes. Por lo tanto:
  • La debilidad implica subterfugios de comportamiento (trampas).

Esta maldad está disfrazada de pasividad y tranquilidad, con lo que tiende a confundirse con bondad. Gran error. No hay que confundir la pasividad con la bondad, ni la violencia con la maldad.

Resumiendo: La gente es mala por naturaleza.


1. Defectos morales.

Al fuerte le basta emplear sus virtudes para enfrentar a los débiles y a los problemas.

Por el contrario, el débil, debido a su debilidad y siendo conocedor de ella, necesita echar mano de todos los recursos posibles en su favor para enfrentar a los que son más fuertes que él. Esto incluye todo tipo de trucos y sucias argucias.

Un buen ejemplo es la película Ben-Hur, en la que el protagonista confía en sí mismo y en su habilidad, por lo que participa en la carrera sin preocuparse de sus rivales. Por el contrario, Masala, al saberse inferior, usa trampas para ganar la carrera, como azotar a Ben-Hur, o destruirle la rueda de su carro con un mecanismo erosionador.

La debilidad va por tanto, asociada a la maldad, y el débil acumula toda clase de defectos morales. Veamos algunos de ellos:

a) Envidia.

El débil envidia al fuerte sus capacidades y sus éxitos.

La envidia es muy mala. Suele enmascararse de muchas maneras distintas y causar toda clase de perjuicios.

Recuerdo haber encontrado gente de ideología comunista que reconocía que el motivo era el ser pobres, y que si fueran ricos no tendrían esa ideología. Además de no entender la auténtica naturaleza del comunismo, confirmando así su mediocridad, demostraban que los motivos que les mueven no son idealistas sino egoístamente interesados, por envidia.

b) Rencor y resentimiento.

Los fracasos del débil ante el fuerte generan en el débil rencor y resentimiento, es decir, odio. Y el odio es un motor muy potente para producir toda clase de maldades.

c) Hipocresía.

Siendo el débil poseedor de defectos como la envidia y el resentimiento, debe enmascararlos, para no quedar al descubierto, y también, para no quedar al descubierto cuando planea alguna maldad.

d) Victimismo.

El victimismo sirve para intentar generar en los demás compasión, y como consecuencia de ella, ser ayudado y obtener así algún tipo de ventaja.

También sirve para que el que gobierna finja estar oprimido, y así disimular su gobierno sin que se le eche en cara. Ver el artículo “Victimismo”, con ejemplos en la política y el fútbol.

e) Borreguismo.

La debilidad del individuo, física o intelectual, hace que use como estrategia de supervivencia renunciar a su libertad, independencia de pensamiento, etc., e imitar en todo al rebaño en el que se integra. Por medio de la cantidad, de hacer bulto, de ser muchos, pretende compensar la falta de calidad.

El borreguismo es un comportamiento extraordinariamente perjudicial y dañino en todo tipo de cosas, como muchas veces he comentado, y más que lo haré. Por ejemplo, el borrego es capaz de negar las cosas más obvias con tal de no contradecir la opinión generalizada del rebaño, y es capaz de marchar al matadero con tal de ir junto a los demás borregos.

El borreguismo de la gente ha ido en aumento en la especie humana con el paso de los siglos, según el animal humano se iba “modernizando” más, y por lo tanto, se iba apartando cada vez más de la moral natural, y se iba volviendo cada vez más débil. No ha habido “progreso”. Eso es un mito falso. La realidad es la contraria: llevamos un camino de involución.

f) Inseguridad. Complejo de inferioridad.

Lógico. El que es inferior y lo sabe, es más inseguro que el que no lo es.


2. Incapacidad para gobernar.

Hay un proverbio español extraordinario que en pocas palabras dice muchísimo: “Si quieres conocer a fulanillo, dale un carguillo”. Yo, antes de conocer este proverbio, usaba un dicho inventado por mí que significa lo mismo: “Hay gente a la que le dan un uniforme de botones y se cree general”.

La palabra “fulanillo” expresa dos ideas importantes. Por un lado, “fulano” expresa la insignificancia del individuo. Un individuo que es un don nadie, un cualquiera, un individuo que no destaca por nada, anónimo, prescindible, sustituíble. Y luego el diminutivo -illo le rebaja aún más la importancia al individuo, pues para eso es un diminutivo, y así fulanillo es menos que fulano. La palabra “carguillo”, con el mismo diminutivo de nuevo, expresa que el cargo es poco importante, a la insignificante medida del personaje. Y el verbo “dale” expresa que fulanillo no se merece en realidad el cargo, pues se lo dan, se lo regalan, y más que por merecimientos propios, con el objetivo de conocerle mejor, cuando el carguillo se le suba a la cabeza por vanidad.

Así, este brillante proverbio nos dice que es muy malo que alguien débil alcance un puesto en el que tiene que gobernar, aunque sea un puesto poco importante. Y cuanto más débil es alguien, menos se merece gobernar, y cuanto más importante el cargo, peor y más dañino será para todos. Por eso, los peores tiranos son los que son débiles. Y los buenos gobernantes los que son fuertes. Y ojo, no hay que confundir fuerza con ostentación. La ostentación la realizan precisamente los débiles, para encubrir su debilidad. Así, los débiles continuamente están abusando de su poder, para verse a sí mismos como fuertes a través de los efectos de su ostentación del poder. Pero son débiles en realidad. Dominados por sus defectos, no se dominan ni a sí mismos. Lo saben y lo encubren pisoteando a los que tienen por debajo.

Ni tampoco hay que confundir tener poder o dinero con ser fuerte. Lo primero pertenece al dominio del Tener, y lo segundo al del Ser.

Un mito del buen gobernante es el de Salomón en la Biblia, que era justo y ecuánime. Otro ejemplo más relacionado con el nacionalismo blanco son los que aparecen en “El Señor de los anillos” de Tolkien: los monarcas tradicionales, que se dedican a servir al pueblo, no a servirse del pueblo. El mayor ejemplo y el que está presente en la obra todo el tiempo es Aragorn. Y quien sepa de Historia podrá encontrar reyes en nuestro pasado que cumplan el arquetipo.

No es sólo cuestión de poder, de que el más fuerte vence a los débiles y así consigue el poder. Es que, junto con su fuerza física o intelectual que ha hecho que alguien venza a sus rivales y ocupe el poder, van asociadas una serie de cualidades que le hacen capacitado para ejercer el gobierno. Esto sucede en todo tipo de cosas. Por ejemplo, las mujeres tienen las cualidades no sólo físicas para la maternidad, sino también psicológicas. Y los hombres, más que las mujeres, para el gobierno.


3. La maldad femenina.

Las mujeres son más débiles que los hombres, y por eso, son más malas que los hombres, tanto en la ausencia de virtudes morales como en la mayor cantidad de maldades. Tan fácil como eso. Por eso, y por lo dicho antes sobre la incapacidad para gobernar de los débiles, es por lo que las mujeres no deben gobernar.

Una característica de esa debilidad es su inseguridad, incluso en las que son guapas y atractivas.

Las mujeres destacan también por su mayor borreguismo en comparación con los hombres. Basta ver lo influídas que están por el qué dirán, o por la moda (que es seguidismo en la manera de vestir, calzar o peinarse).

a) Virtudes.

Por un lado, virtudes como la nobleza, el sentido del honor, la grandeza, la generosidad, la caballerosidad, etc., son más propias de los hombres que de las mujeres.

b) Defectos.

Por otro lado, la hipocresía, el rencor, el victimismo, etc., son más propias de las mujeres que de los hombres.

Ejemplo: En el fútbol masculino se producen trampas y hasta agresiones, pero nunca se llega a barbaridades como las del fútbol femenino, y eso que el fútbol femenino es poco practicado, con lo que debería ser más improbable que se produjeran cosas como estas descaradas agresiones de Elizabeth Lambert:

c) Machismo mejor que feminismo.

Siendo esta sociedad una sociedad feminista y afeminada, es normal que sea una sociedad más maligna que una sociedad tradicional, calumniosamente llamada “machista”, y digo calumniosamente, porque una sociedad tradicional es algo más cercano a la moral natural que la sociedad feminista, moderna y degenerada actual.

Y no sólo esta sociedad feminista es más maligna, sino que lo es en las cualidades malignas propias de lo femenino y de la debilidad: Hipocresía, victimismo, doble moral, manipulación del lenguaje, rencor (rencor entre sexos, rencor de clase social y rencor histórico). Cualidades todas ellas que se resumen en trampas y engaños. Suciedad moral, no ir de frente.

La malignidad propia de las mujeres hace que esta sociedad feminista genere más injusticias en calidad y cantidad que una sociedad tradicional. En una sociedad tradicional se busca la justicia, valor moral masculino. En una sociedad feminista, se busca satisfacer el resentimiento feminista, el ventajismo, a costa de la justicia, con leyes discriminadoras contra los hombres nunca antes vistas en la Historia, violando el principio de presunción de inocencia.

Esto produce injusticias flagrantes como las denuncias falsas contra los hombres en los procesos de separación matrimonial, demostrándose así cuál es la naturaleza femenina basada en el resentimiento y la maldad. La responsabilidad de estas desgracias está en la mentalidad progre según la cual el débil (la mujer) es el bueno y el fuerte (el hombre) es el malo, y que en vez de buscar la justicia hay que buscar la equiparación artificial de fuerzas (la igualdad). Así, el resultado es contraproducente, es esta ruina.

Para más ejemplos de maldad femenina, ver mi “Diccionario mujer-español”.


4. La maldad española.

Hace unos días leí en un blog a un comentarista español que vive en Noruega explicar que los noruegos son más inocentes que los españoles. Pero lo que más me llamó la atención fue que las mujeres cuando se separaban de los maridos separaban los bienes a partes iguales y listo, sin emplear las mezquinas tácticas de España, sin denuncias falsas, sin pretender quedárselo todo, etc. Eso me hizo pensar que las mujeres noruegas son más nobles que las españolas.

Pero en general eso se aplica a toda la población, porque España es el país de la picaresca, de las trampas, y no digamos de la envidia, la maldad que llevo comentando, asociada a la debilidad. Es decir, hay un % de la población en el bando de la picaresca y los chanchullos mayor que en otros países europeos, y esa parte de la población es un estorbo, una rémora para España (y que no me hablen de la Leyenda Negra que lo tengo más que comprobado). Así, España es un país de gente más degenerada y débil que otros europeos, y toda esa maldad, picaresca y trampas no sirve para destacar, no hace que España sea mejor. Toda esa mezquina maldad se vuelve en contra o no es suficiente, porque sólo sirve para paliar un poco la debilidad, igual que la maldad femenina no es suficiente para evitar que sean los hombres los que siguen siendo más fuertes que ellas. De donde no hay, no se puede sacar.


5. La maldad infantil.

Los niños son los más débiles, así que deberían ser más malos. ¿Lo son? Desde luego que sí. La inocencia infantil no existe. Existe la ignorancia infantil, pues por su poca edad todavía no han aprendido la mayoría de las cosas, pero no son inocentes. No hay que confundir que infundan en los adultos sentimientos de afecto y ternura con que los niños sean buenos o generosos. No lo son. Igual que la belleza está en el ojo del que mira, (ejemplo: una mujer es guapa para los hombres, pero para los leones es solamente comida), así sucede con el falso mito de la inocencia infantil, que está solamente en el ojo del adulto y de los padres.

Algunos ejemplos de maldad infantil:

  • Los niños suelen martirizar y maltratar a otros niños en el colegio, con cualquier excusa. Es cuando se van haciendo mayores y van madurando cuando ese comportamiento va desapareciendo.
  • Humor para niños: El humor y entretenimiento para niños contiene altas dosis de sadismo, pues eso es lo que les gusta a los niños. Moler a palos a un personaje en teatros de guiñol les divierte mucho. Toda clase de golpes y agresiones continuas a personajes de dibujos animados les encanta. Etcétera.
  • Cuentos infantiles: Siempre han contado espeluznantes historias, como ogros que comen niños, padres que abandonan a sus hijos en el bosque, etc., con un doble objetivo: Entretener a los sádicos de los niños mientras aprenden sobre los peligros del mundo y de la vida. Los imbéciles de los progres, con su inversión moral, intentan tergiversar los cuentos infantiles tradicionales, suavizándolos, para “no traumatizar a los niños”. Qué idiotas. Los niños no se traumatizan con esas historias, sino que les son de mucha utilidad, y entretenimiento, todo lo contrario que un edulcorado pseudocuento infantil progre.


6. La maldad futbolera.

Basta entrar en un foro de algún equipo de fútbol de los habituales perdedores y segundones para encontrar un espeluznante despliegue de odio, rencor, resentimiento, envidia, malos deseos, etc. Gente que se alegra cuando un rival se lesiona. Gente que quiere que un futbolista rival se muera. Gente con ganas de matar. Etcétera.

No hay sitio en Internet con más concentración de maldad y odio que un foro de fútbol. Sobre todo antimadridista.

Al mismo tiempo, los escasos sitios y la poca gente que realiza análisis más racionales y menos emocionales, demostrando su superior inteligencia, están exentos de esa carga tan grande de odio y de maldad en comparación con la inmensa mayoría de futboleros borregos y maliciosos, demostrando claramente la relación entre debilidad y maldad.

La propaganda mediática pone a Cristiano Ronaldo en el papel de malo por ser un gran futbolista, llamándole chulo y prepotente. Vemos cómo molesta a los mediocres que alguien destaque. La propaganda presenta a otros futbolistas superpagados de otro equipo como “humildes”, lo cual es falso, como se comprueba en su comportamiento cuando pierden (hace poco). Pero lo importante no es en este caso el habitual doble rasero de la propaganda, sino darse cuenta de que para ser aceptado en la mentalidad progre actual hay que ser o aparentar ser “humilde”, para que la plebe llana que no destaca te acepte. El fuerte, el superior que se enorgullece de serlo, es valorado como malo, mientras que el humilde, ese valor cristiano heredado y potenciado por el progresismo, es valorado como bueno.


7. La maldad del votante.

El votante es un ser egoísta sin conciencia de nación, que vota por su mezquino interés exclusivamente, y que olvida toda clase de maldades cometidas por aquéllos a los que vota, sufridas por sus compatriotas. Veamos unas cuantas maldades del votante:

  • Sectarismo: Doble moral según España participe en guerras según el partido que esté en el gobierno, o en la gestión de catástrofes como incendios o petroleros hundidos.
  • Poca memoria: Apoyo electoral a los que obstaculizan las investigaciones de atentados como el 11-M, así como “olvido” ruin de sus víctimas.
  • Complicidad criminal: Apoyo electoral a simpatizantes de asesinos etarras (partidos separatistas).
  • Insolidaridad: Apoyo electoral a los que no han solucionado el problema de ETA, o han fomentado directa o indirectamente el separatismo desde 1975.
  • Desinterés: Por los problemas de su nación, de sus vecinos o por la política. “Aunque no te ocupes de la política, la política sí se ocupa de ti”.

Luego el votante se queja. Se queja de todo. Sólo sabe quejarse, cuando es culpable de eso y más.

Artículo relacionado: Debilidad y egocentrismo.

Etiquetas: debilidad, maldad.

comentarios para “Debilidad y maldad”

  1. León Riente Dice:
    6 Mayo 2010 en 4:09 am | Responder Excelente trabajo. De momento sólo quiero comentarte esto que dices en el apartado de La maldad española: “Así, España es un país de gente más degenerada y débil que otros europeos, y toda esa maldad, picaresca y trampas no sirve para destacar, no hace que España sea mejor”.

    Yo veo aquí un problema racial y de rebote cultural. Existe en muchas grandes ciudades de España, y más frecuentemente y en más cantidad en el sur, una tipología racial de gente que poseyendo el DNI y siendo sus ascendientes españoles legalmente desde hace mucho no pertenecen realmente al grupo de los españoles de sangre.

    Esa rémora que tú identificas como “% de población en el bando de la picaresca” yo lo hago coomo: % de población gitana, agitanada (que muchas veces es gente mezclada racialmente con gitanos), población mezclada con negros (quizás de la época del tráfico intenso con América, la Casa de Contratación y demás) o con moros (residuos de la Reconquista, una Reconquista incompleta), etc. Gente, en fin, que no pertenecen a la raza blanca ni a la población de sangre española, pero que aquí están desde hace demasiado tiempo.

    En el sur de Italia se da un fenómeno similar. Lo mismo que en Portugal. Es la gran rémora de los países mediterráneos y la principal causa real de su decadencia y atraso histórico.

    Y digo “de rebote cultural” porque luego resulta que en países como España esta gente grotesca parece que tiene cierta influencia en la conformación de la cultura popular y demás. Ejemplo: hacer pasar el flamenco, puajjj, como algo típico de Andalucía o de España, cuando es sólo una manifestación cultural de un grupo de inmigrantes masivos de hace seis siglos, el de los gitanos. Esta mentira de que el flamenco es algo español se potenció mucho en el franquismo y más aún con la dictadura plutocrática actual.

  2. espartano Dice:
    6 Mayo 2010 en 1:30 pm | Responder Gitano Ronaldo es un puto wigger, muerdealmohadas y chulo de cojones. Me importa 3 hostias que ayer metiese 3 goles, en toda la temporada ha demostrado que no sabe ser humilde ni buen compañero y que quiere todo el protagonismo para el, no hay mas que verle la cara de flipado que tiene.
    Al gitanuzo hay que reconocerle que entrena mucho y por eso tiene ese cuerpo del que presume y le hace tan seguro de si mismo, pero para mi eso no es ningun sacrificio, yo trabajo 8 horas y media y despues suelo hacer una hora de ejercicio aunque me gustaria hacer mas pero por el tiempo no puedo. Ese bujarra no es ejemplo de nada se lia con putitas de mierda, tiene mansiones y ferraris y ademas se va de fiesta con negros con los que tan buena relacion tiene (con el mejor que se lleva en el madrid es con marcelo,diarra,etc)porque se siente identificado con ellos y por eso suele ponerse gorritas a un lado y mierdas de esas.
  3. qbit Dice:
    6 Mayo 2010 en 4:17 pm | Responder León Riente: Sí, desde que me hice consciente del hecho racial, con el paso de los años he ido observando y adquiriendo experiencia, y la conclusión es esa que dices, de un problema racial. Y por supuesto, que el flamenco no es algo español.

    espartano: De este texto bien largo que trata un asunto bien claro, el comentario que pones es sobre un detalle secundario, que voy a responder de todas maneras:

    Cristiano no es más chulo ni tiene más defectos que los demás futbolistas y en cambio sí es mejor futbolista, de los mejores del mundo, por lo que tiene más motivos que los demás para no ser humilde. Sus defectos los tendrá que tratar el entrenador, si vale o le dejan ejercer el mando.

    Y sí es ejemplo de algunas cosas: De esfuerzo, de superación, de voluntad de ganar, a diferencia de otros futbolistas pasotas. También es ejemplo de poner demandas judiciales para proteger su imagen contra la chusma periodística mentirosa y calumniadora. Y es ejemplo de cómo se comporta la propaganda, difundiendo la humildad como si de un valor moral sagrado se tratara, cuando la humildad suele ser solamente el disfraz del mediocre y no una humildad real. Como si la humildad fuera algo importantísimo, mientras lo que sí es importante se deja de lado.

    Tus críticas sobre que tiene coches y mansiones muestran envidia. Deportistas de otros deportes ganan más dinero, como los de baloncesto de la NBA o los tenistas y se les echa menos en cara. Claro, pero es que esos no juegan en el Madrid.

  4. espartano Dice:
    7 Mayo 2010 en 2:15 pm | Responder Jajaajajaja como se nota que si el gitanuzo jugase en el farsa no dirias lo mismo, estas defendiendo lo indefendible, la humildad es hacer las cosas con sacrificio y bien y no alardear de ello, eso no es nada malo no vengas con gilipolleces de mediocridad. Ronaldo ha jugado bien contra el osasuna y el Mallorca y ha salvado al madrid pero en los anteriores partidos no ha hecho mas que bicicletas circenses para lucirse y despreciar al adversario, solo sabe poner cara de flipado cuando marca y subirse la camiseta enseñando los abdominales, pero cuando marca un compañero como por ejemplo cuando marco Higuain no fue ni a felicitarlo.
  1. qbit Dice:
    7 Mayo 2010 en 4:33 pm | Responder Yo fui el primero en criticar a Cristiano en un foro madridista por individualista cuando falló todas las ocasiones de gol que le dieron los centrocampistas en el partido contra el Valencia, y por eso he dicho antes sutilmente que sus defectos los tiene que tratar el entrenador, añadiendo “si vale o le dejan”. Pero eso no tiene nada que ver con lo que digo de que se le critica por ser del Madrid, por haber sido un fichaje carísimo, con el arma progre-cristianoide de la humildad y la prepotencia.Cuando marcó Higuaín no fue a celebrarlo porque sólo se suelen celebrar los primeros goles. Los que cierran una goleada apenas se celebran, los meta quien los meta, porque son goles menos importantes.

    El fútbol es un buen ejemplo en el que todos los resentidos, segundones y perdedores salen a la luz mostrando su auténtico careto, mostrando el doble rasero de medir, y repitiendo como loros la propaganda farsera del club separatista.

    Y dejad de hablar de fútbol en este hilo, que este es un hilo de MORAL, no de fútbol.

  2. León Riente Dice:
    7 Mayo 2010 en 9:14 pm | Responder Y si vamos a lo general del asunto veo en este artículo, sobre todo en sus apartados iniciales, una buena contribución a la diVULGAción del tratado II de La genealogía de la moral, de Nietzsche. Tratado que a mí me ha influído bastante en lo que respecta a moral y demás.No quiero decir que el artículo sea sólo una digestión de ese tratado, pues hay otras ideas que no se hallan en el tratado, lo mismo que el tratado tiene cosas que no se reflejan aquí. Igual no lo has leído, o hace mucho que lo leíste, pero lo mejor es que veo paralelismos importantes, y es que hay ideas que flotan en el ambiente, siempre y cuando este sea bueno. Y poner en lenguale popular algunas ideas que también se encuentran en un texto árido, y de pesadas digestiones para la mayoría, junto a otras que no están allí pero que están muy bien traídas es necesario.

    Yo soy de los que creen que el progresismo, más que una segunda lluvia, es realmente una herejía del cristianismo, una segunda fase de una misma primera lluvia. Todas las ideologías de la modernidad (liberalismo, marxismo economicista, progresismo o marxismo cultural) lo serían. El mejor Alain de Benoist sostiene en un célebre artículo que el cristianismo es el comunismo de la Antigüedad, y no le falta razón.

    “La debilidad va por tanto, asociada a la maldad, y el débil acumula toda clase de defectos morales”.

    Prefiero, en cambio, utilizar la dicotomía que se hace en el tratado II del que hablo entre “malo” y “malvado”. Malvado sería, simplificando, la manera en que los débiles ven al fuerte: lo ven como malvado porque le temen. Malo queda reservado para el individuo bajo, ruín, mezquino, resentido o sea, ese tipo débil, rencoroso y envidioso que a los griegos clásicos les infundía, más que otra cosa, conmiseración, dado que consideraban que era una forma bastante imperfecta de estar en el mundo.

    Esa actitud noble, de no ser capaz nunca de desconfiar de otro y de esperar que lo que tenga que hacer tu enemigo lo haga a la cara, es la que llevó finalmente a la derrota a los pueblos paganos, frente a los pillos cristianos, hábiles en todo tipo de subterfugios morales y de otros tipos, dada su debilidad. Ejemplo palmario: la estratagema del cristiano Carlomagno contra los paganos sajones.

    Me he extendido un poco, pero no te voy a pedir perdón por ello, jejeje. No te tomes en serio los perdones del jabalí Daorino. Lo conozco y es un individuo que se acerca bastante a esta forma de ser noble, ingenua (es decir, in gens, en la estirpe) a la vez que brusca y enérgica. Un sajón del siglo VIII.

  3. daorino Dice:
    8 Mayo 2010 en 3:57 am | Responder Le di sin querer a “enviar comentario” sin poner mi Nombre y demás…Bien, he cogido el artículo y lo he imprimido, un trabajo que te habrá llevado sus horas, Qbit, merece detenerse en él y estudiarlo con cierto detalle.

    Para empezar te recomiendo este artículo mío, que quizá pueda aportar algo y que publiqué un 25 de abril de 2008, hace poco más de dos años.
    http://www.mundodaorino.es/2008/04/seneca-el-sabio-y-la-compasin-la.html

    Sigamos con tu artículo. Me gusta mucho eso de que el débil porque sufra no es más bueno. Ten en cuenta que el sufrimiento es parte del chantaje emocional. Ejemplos:

    “El gay piensa que tiene más derechos que los demás porque se piensa no aceptado en sociedad, se cree sufridor, mártir: pide una compensación como si por ser homosexual se le debiera algo. Lo mismo pasa con las mujeres, como si ellas fueran unas sufridoras, como si tener una familia fuera un mal, los hijos una maldición y el marido un canalla, un cabrón y un dictador. Luego estas mujeres más cristianas que ninguna. sumisas al superhombre dios, pero no a su marido, que es el que le da lo que ella necesita, como esposa y como hembra. Las mujeres se creen con más derecho que tú porque tienen la menstruación y el parir duele y engorda, ¡¡por favor!!, así de estúpidas son las mujeres que no son capaces de sufrir en esta sociedad anestesiada que no es capaz de ni padecer un dolor que precede a la vida, a lo más glorioso”.

    Y así podríamos mencionar más ejemplos. Pero hay un denominador, todos luchan por la libertad. La libertad es la panacea de los débiles. Mediante la emancipación piensan que podrán equipararse al fuerte, al fuerte en valores y en ética: de hecho está sucediendo. Pero la libertad no puede ser cualquier libertad. Un hombre con voluntad no cree en la libertad porque lo primero que piensa es en mandarse a sí mismo. Los cuerpos tienden a caer al suelo, sólo la voluntad lo mantiene firme y hace que ande. Pero el que sueña con la libertad no tiene ni siquiera compromiso consigo mismo, es un ser que sólo piensa en su ociosidad y no obedecer nada. Para empezar a hablar de libertad, en definitiva, habrá que pensar en que no hay libertad posible: sólo mandar y obedecer. Por ello eso que dices de que “no hay que confundir la pasividad con la bondad, ni la violencia con la maldad”. Hoy en día parece que castigar es ser cruel: castigar es cobrarse una deuda, restituir el orden, hacer que el equilibrio no desaparezca.

    En cuanto a la máxima “LAGENTE ES MALA POR NATURALEZA”, no estoy deacuerdo. La gente es lo que tiene que ser y punto, decir que es mala por naturaleza es asumir que la maldad existe en la naturaleza, cuando no es así: ¿no hablamos de derecho natural? ¿de moral natural? Pues seámoslo con el hombre y la naturaleza: amoralidad.

    Muy bien dicho que la debilidad se compensa ante al fuerte mediante subterfugios, trampas y demás. ¿No pensáis que los fuertes han creado su propio monstruo? Un ser débil cuya única superioridad no se basa en la individualidad, sino en una resentida y pusilánime masa. Así ocurrió en Alejandría… El ejemplo de Benhur es buenísimo, por eso el judío mediante sus películas y propaganda y formas de cristianismo profano como el ateísmo y el feminismo ataca sobre todo, cuando quiere atacar al hombre blanco, a sus mujeres, pues son las más débiles, caprichosas y volubles, por no decir excesivamente emocionales, lo que viene al dedo al judío de Hollywood para inocular su veneno cinematográfico, adulterador de la moral natural.

    Una persona fuerte, en definitiva, sabe de sus debilidades y fortalezas (eso es lo que le hace estar seguro) y sólo se fija en los demás para superarse o tenerlos como paradigma (lo de ejemplo, el ser ejemplar, es algo que escasea hoy: los griegos y romanos tenían a sus héroes, a sus dioses, ¿nosotros qué tenemos?, ¿a Belén Esteban?, jaja), pero en ningún momento quiere ser el otro, se gusta a sí mismo.

    Muy acertado eso que dices: “por un lado, virtudes como la nobleza, el sentido del honor, la grandeza, la generosidad, la caballerosidad, etc., son más propias de los hombres que de las mujeres”. Un hombre es más dado a renunciar a cosas por el honor, las mujeres no, por caprichosas. Una mujer necesita de un hombre para ser mejor, para aprender valores, porque mientras que entre ellas se matan a palos, los hombres, no todos, aún cultivamos la amistad, la camaradería, y demás (Aún así no deberíamos generalizar porque hay individualidades femeninas excepcionales). De ahí que muchas personas que conozco tengan un recuerdo hermoso de la mili. Yo no la hice, soy de la generación de la nintendo de 16bits, jajaja… Pero qué pasa, hoy los hombres se dejan mandar por las mujeres, hacen todo lo que ellas quieren, y eso es una estupidez… conozco a más de uno, y me da asco, repugnancia, le estaría dando collejas todo el día. ¿Cómo te puedes dejar dominar así? Una cosa es que tu mujer pueda pensar libremente, tomar ciertas decisiones, pero no que dirija tu vida. Siempre me responde que lo hace para no escucharla: yo prefiero discutir con mi mujer, me prepara para la guerra, jajaja…

    Un rasgo de maldad en la mujeres es el amor, por que el amor lo han reducido a la simpleza de que “un hombre que me regale flores”, “un hombre que me compre vestidos”… así son las mujeres, sin valores que no sean los propios materiales. Quedan pocas mujeres bien constituidas.

    Eso que dices de Cristiano Ronaldo es una gran verdad (aunque también estoy deacuerdo con lo que dice Espartano en algunas cosas, lo que no quita negarle el valor de que Cristiano sea un hombre seguro y orgulloso, que me parece positivo). A la gente le molesta que alguien destaque. En el colegio destacaba en filosofía e historia y mis compañeros, al ver que me ganaba las simpatías de los profesores, me decían que era un pelota, que quería destacar, que era un sabihondo (sentido peyorativo), y demás tonterías. También me decían que era un prepotente porque tenía respuesta para todo… En fin, parece que cuando alguien se muestra con seguridad y autosuficiencia (en mi caso siempre he sido muy individualista y solitario, pero es porque no he encontrado a mis iguales, jeje, quizá a un par de ellos, jaja) despierta los odios, recelos e envidias de los demás. Eso pasa con un club vencedor como el Real Madrid (y te lo dice uno que tira más para el Atlético de siempre)… ¿te has fijado como el Barsa va de humilde? Van como no creyéndose los mejores y eso a la gente le gusta. También pasa con Fernando Alonso, en España hay más antialonsistas que en el resto del mundo. (jaja) EN ESTE PAÍS LO QUE HACE FALTA NO ES HUMILDAD, SINO HONESTIDAD.

    Me alegro de que todos estemos deacuerdo de que en España hay un problema racial y que el flamenco no es nada español.

    A Espartano: ser humilde no es necesariamente “hacer cosas con sacrificio y bien y no alardear de ello”. Ser humilde puede ser eso pero aparte es presumir de lo pobre que eres y de la pechá de trabajar que te das. Ser egocéntrico no es lo mismo que estar orgulloso, el primero depende de los demás, el seguro de sí mismo.

    Por lo demás, extraordinaria radiografía que has hecho del débil, enhorabuena.

    A la última parrafada de León Riente en su comentario anterior a éste, decirle que me hace mucha gracia lo de sajón del siglo VIII, jajaja… Yo me veo más como un soldado macedonio o un fornido celta.

    Hasta pronto.

  4. qbit Dice:
    8 Mayo 2010 en 9:00 pm | Responder Bueno, qué nivelazo de comentarios. Me va a costar responderlos, jajaja.León Riente: No he leído “La genealogía de la moral” de Nietzsche.

    Este texto forma parte de una tendencia en la que llevo desde hace un tiempo de pensar y escribir sobre lo natural contra lo artificial: Moral, sabiduría, política, medicina, etc. Hace poco creé la categoría Moral en el blog y me dije a mí mismo que cómo era posible que no se me hubiera ocurrido crearla antes. He movido ahí bastantes textos que me ha gustado escribir (aunque no sé si unificarla con Religión; creo que no, pues la religión la veo como algo de creer, de fé, mientras que la Moral es más abordable racionalmente, filosóficamente, sin que la fé influya nada).

    Sobre la relación entre progresismo y cristianismo, aunque digo que es como una segunda lluvia, en realidad, y escribiré sobre ello, lo considero un ejemplo de dialéctica hegeliana, pero no me quiero adelantar. En la práctica viene a ser lo mismo, con los mismos resultados. Conozco ese texto de Alain de Benoist.

    Daorino: Leeré tu artículo, que pinta interesante. ;)

    Es muy cierto eso de que los que sufren se creen ya más legitimados a exigir derechos que no les corresponden. Es una idea interesante a añadir al asunto.

    Sobre la libertad, hay mucho que decir. La libertad está mitificada en la actualidad, y cuando uno piensa en ello se descubre el porqué en diversos asuntos.

    En cuanto a la máxima “LAGENTE ES MALA POR NATURALEZA”, no estoy deacuerdo. La gente es lo que tiene que ser y punto, decir que es mala por naturaleza es asumir que la maldad existe en la naturaleza, cuando no es así: ¿no hablamos de derecho natural? ¿de moral natural? Pues seámoslo con el hombre y la naturaleza: amoralidad.

    Decir que la gente es mala por naturaleza no significa que exista la maldad en la naturaleza, sino que la gente es débil, debido a la asociación entre debilidad y maldad, especialmente en esta época de vida comodona y tecnificada, como expliqué en “Moral natural contra moral artificial”.

    Y es que una cosa es que la naturaleza sea amoral en comparación con la moralina inventada por los humanos, y otra que el animal humano no tenga culpas o virtudes según esa moral natural. Y en la época actual, tiene más de lo primero que de lo segundo.

    Como dijistes hace unos días, el progre es un individuo-masa que forma un bloque de cemento. Mejor comparación es la del rayo láser: Muchos fotones todos oscilando en la misma frecuencia y viajando en la misma dirección, con más fuerza que la desorganizada luz ordinaria (de hecho, iba a escribir hoy sobre lásers pero ya no me da tiempo hoy, entre responder aquí y ver el partido de fútbol de Cristiano, jajaja).

    “¿te has fijado como el Barsa va de humilde? Van como no creyéndose los mejores y eso a la gente le gusta”

    Claro, es una estrategia perfectamente calculada y estudiada, conociendo la mediocridad generalizada de la gente. Y lo peor es que no son humildes. Pero el borreguismo de la gente, de repetir lo que dice la prensa y la televisión, hace el resto de considerarlos humildes. Gente como Cristiano por lo menos van de frente. ¿Y tú te has fijado en la cantidad de gilipollas que para sentirse importantes se hacen aficionados de un equipo de fútbol en cuanto ganan algo, aunque sean un club separatista? No hay conciencia de nación. Qué diferencia con judíos, gitanos o chinos.

  5. daorino Dice:
    9 Mayo 2010 en 5:33 am | Responder Bien Qbit, que sepas que ya estoy con ganas de leer tu próximo artículo, jeje… Gracias por valorar mi comentario. Creo que hablo en nombre de León Riente también si digo que cuando comentamos en tu blog intentamos estar al nivel del propio artículo. A estas alturas que se entienda esto como unas palabras sinceras, no como adulación, eso algo típico de los débiles.Te recomiendo que te leas en cuanto puedas la Genealogía de la Moral. No te arrepentirás, si acaso te arrepentirás de no haberlo leído antes, jeje… Leyendo a Nixe uno disfruta como un niño.

    En lo de LA GENTE ES MALA POR TU NATURALEZA me ciño a tu aclaración porque ahora entiendo el significado pleno de lo que quieres expresar. Tampoco es que estuviéramos muy en desacuerdo, decimos casi lo mismo.

    Lo que dices al final, lo de la gente chaquetera, uff, lo he visto muchas veces. Y no confundamos ser chaquetero con simpatizar con otros equipos. No lo digo porque tu lo confundas. Sé que res del Madrid pero también te gustarán otros equipos, como el Inter de Mou… (jajajaja)

    Dices: “Es muy cierto eso de que los que sufren se creen ya más legitimados a exigir derechos que no les corresponden. Es una idea interesante a añadir al asunto”. Te animo a que estrujas la idea, puede aplicarse a muchas cosas.

    Hasta pronto.

  6. daorino Dice:
    9 Mayo 2010 en 5:36 am | Responder He visto una errata en mi anterior comentaro. Evidentemente no quería decir LA GENTE ES MALA POR TU NATURALEZA, jajaja, sino que LA GENTE ES MALA POR NATURALEZA.¡Aveces tengo unos despistes!

==============

Nota de IRANIA:  En mi opinión se puede ser cristiano de religión y al mismo tiempo suscribir los planteamientos

filosóficos y morales que se exponen en este post.  Incluso lo aparentemente contradictorio… es conciliable y asumible.  Los contrarios se complementan, como ocurre con masculino y femenino, arriba y abajo, etc… Por otra parte…  Ser “debil” es relativo…   un virus puede matar a un hipopótamo!.

gravísimo ataque a la identidad sexual

9 abril 2010

Desde hace millones o miles de millones de años… los seres animales se reproducen  mediante la copulación sexual… El resultado de esa ley natural es la diversidad sexual hasta formar dos principios fundamentales; lo masculino y lo femenino. Pues bien, como consecuencia de un despotismo irracional hoy imperante en el “pensamiento único” que se trata de imponer anulando cualquier resquicio de libertad humana… se está persiguiendo a la familia,  a la sexualidad normal,  a la natalidad y al principio seminal de la vida, a lo masculino, es decir a la viririlad…  Y eso es lo que persigue el mal llamado “feminismo” radical (mal llamado porque realmente no favorece sino que perjudica a la mujer y a lo femenino) cuando pretende prohibir por ley lo que llaman “sexismo”, “machismo”, etc.   En este camino hacia el caos y la muerte biológica de Europa está  lo que en España tenemos en el “Gobierno” como “Ministerio de la Igualdad”: En aras de esa “igualdad” absurda entre hombre y mujer (que nunca serán  genética ni biológicamente iguales… y es lo que determina lo legal) se quieren prohibir para los niños la lectura de cuentos tradicionales (algunos son de origen ignoto que se cree datados incluso en la “pre-historia), tales como Caperucita Roja, Blancanieves, La Bella Durmiente, La Cenicienta, etc.  Nunca hasta ahora se ha ido tan lejos en el afán de prohibir…. Se creen con el derecho de prohibir lo que  siempre se ha considerado no sólo permisible sino incluso recomendable.

Por todo esto consideramos interesante reprodicir un artículo publicado en el diario “La Razón“, de Madrid (9-abril 2010/ pág. 14):

Parece que planea por ahí la idea de declarar sexistas los cuentos infantiles en los que las mujeres son elementos pasivos, como es el caso de Blancanieves, Cenicienta o La Bella Durmiente. Nada he leído sobre que se prevea redimir al personaje masculino de La Dama y el Vagabundo por considerarlo clasista, aunque no hay que descartar que en una exhibición de celo feminista se condene al protagonista de El Rey León por no haberse preocupado de desarrollar el instinto de amamantar a sus crías. Supongo que lo se pretende es que la pedagogía sustituya a los instintos, de modo que al cabo de un cierto tiempo de severa instrucción las mujeres y los hombres compartan las letrinas y se turnen en la lactancia de sus críos. La censura de los cuentos infantiles es sólo un paso hacia un modelo social en el que, por ejemplo, se considere desafección al Sistema que en una película de vaqueros John Wayne monte en una yegua o que Robert de Niro incurra en la insoportable grosería sexista de abrirle la puerta del taxi a Meryl Streep. Yo si volviese a casarme creo que no me sentiría cómodo si la oficiante fuese una de esas juezas del Régimen que te miran como si casarte con una mujer fuese un delito de larvado acoso sexual. Las últimas veces que salí de copas me previne para no parecer demasiado masculino. No está bien visto que un hombre fume «Ducados», ni que al entablar conversación con una mujer no lo haga con el mismo profiláctico gesto de retraimiento que si ella fuese su dentista. Yo a alguna de mis amigas ya las he advertido de que se ande con cuidado con dónde pone los malditos pies. Porque si se cayesen al mar pueden estar seguras de que me daría la espalda por temor a que el heroísmo de salvarlas fuese interpretado por los rabinos del régimen como un velado intento de propasarme. Una amiga mía que es feminista radical me preguntó una noche: «¿De verdad que no me salvarías si caigo al mar?». Y yo le contesté; «Te arrojaré papel y lápiz. Y sólo te salvaré en el caso de que firmes una declaración jurada en conforme aceptas que te ponga la mano encima para sacarte del agua». «¿Eso harías». Dudé un instante. «Bueno, primero esperaría a ver si eres capaz de llegar a la orilla agarrada al lápiz». Mi amiga se ofendió, metió mi tabaco en su puto bolso y se largó por donde había llegado. Naturalmente, no me preguntó si a mí me ofendería el sexista detalle de pagarle las cuatro copas que se había tomado. Y yo me fui al retrete con la duda de si sería demasiado masculino mear de pie.

Nota de IRANIA: Como complemento del  post copiamos una información de yahoo sobre la “Guía para la educación infantil” que pretende imponer el “Ministerio de Igualdad” del Gobierno del “feminista” ZP de España…  Para empezar deberíamos anotar que un político que se autocalifica de “feminista” es como si excluyera a la mitad de la población, que se supone es masculina…  Es curioso que un ministerio que, como todos los que sustentan una ideología “progre” aborrece el “etnocentrismo” o “eurocentrismo” y el “androcentrismo”, lo que hace en la práctica es propagar una ideología “tercemundista” y antimasculina, que “ellos” y “ellas” llaman “antipatriarcal”… Si  fueran tan sólo inteligentes y tuvieran sentido común… se darían cuenta de que enfrentar o contraponer mujeres contra varones o incluso tratar de destriuir la autoridad del padre es trabajar por la autodestrucción de la civilización “occidental” en lo que tiene de más positiva herencia de antiguas culturas y civilizaciones, como por ejemplo la de Roma.

Hecha esta introducción, copiamos un cuento infantil tal como lo conciben las mentes “feministas” (que no femeninas)

del Ministerio de “Igualdad” [nombre muy evocador de “La granja”  o de “1984”, de Geaoge Orwell]:

Hace no mucho tiempo, y en un lugar no tan lejano, vivía una princesa que se llamaba Alba Aurora, la cual tenía una hermosa cabellera negra a media melena, lo suficientemente larga como para que no se le enredara en las ramas de los árboles a los que le gustaba subir por las mañanas para ver el amanecer antes que nadie. Alba Aurora era muy delicada y amable, pero también muy ágil y deportista, y le encantaba ir todos los sábados a escalar montañas o a acampar en la playa.

Un día escuchó un ruido en su ventana. “¿Quién será?”, se preguntó. Era nada más ni nada menos que el Príncipe Azul que venía a rescatarla, según le explicó. “¿Pero a rescatarme de qué?“, preguntó Alba Aurora. “No sé”, dijo desorientado el Príncipe Azul, “¿quizá de un brujo malvado o de un dragón malhumorado o de un ogro enorme?”.

“¡Pero si no conozco ningún brujo malvado, ningún ogro enorme y, peor aún, ningún dragón malhumorado! Además, si fuera así, seguro que ya hubiera encontrado yo misma la forma de liberarme.

El Príncipe, muy triste al darse cuenta de que no tenía nada que hacer, se dispuso a bajar por la ventana por donde había subido, pero Alba Aurora le preguntó: “¿Conoces la muralla china?”. “¿La muralla china?, ¡pues no!”, exclamó él. Y ni bien terminó de decir no, ella lo cogió del brazo, bajaron juntos por la ventana, se subieron en la moto y se fueron juntos a conocerla.

Así fue cómo la princesa diferente y el Príncipe Azul se fueron a recorrer el mundo y se hicieron amigos… Y colorín colorado, este cuento tan sólo ha comenzado.

mitología y tradición europea

24 marzo 2010

Navegando por la red, al azar he hallado esto:

Orgullo Ario: La reina Boadicea (Boudica)

Boadicea
(c. 30-61)


“Dejen a los hombres vivir como esclavos
si así lo desean. Yo no lo haré”.

Reina Boadicea de los Iceni.

Boadicea, nació alrededor del año 30, en la tierra de los iceni, que pertenecían a la cultura celta. Los iceni vivían en la antigua región de Anglia del Este, en las tierras más orientales de la isla de Gran Bretaña. Su nombre significa ‘victoria’, por lo que estaba destinada desde el inicio de su vida al poder y al triunfo.

Para esa época, Roma había invadido dos veces Gran Bretaña, gracias a Julio César, en el 55 y en el 54 a. C. En el último ataque logró la sumisión de seis poderosas tribus, entre las que se encontraban los iceni. Tras las conquistas de Julio César estas tribus se dedicaron al comercio con los pueblos latinizados de Galia, aunque otras tribus se resistieron al yugo romano durante algún tiempo más.
Los iceni lograron una independencia casi total, pagaban tributo al Imperio Romano y no eran molestados por nadie. Su rey era Prasutagus, quien en el año 48 o 49 se casó con Boadicea, de manera que ella se convirtió en la reina de este pueblo celta. al poco tiempo, le dio al rey dos hijas.

Cuando Prasutagus murió en el año 60, una parte de su herencia se destinó a sus hijas, para asegurar su dote, y el resto -según el convenio con Roma- lo dejó al emperador, quien en ese momento era Nerón. Boadicea quedó como reina regente y guardiana de la herencia de sus hijas.

Sin embargo los romanos no aceptaron la herencia de Prasutagus, pues deseaban la totalidad de sus bienes incluyendo sus tierras. Pocos días después de la muerte del rey, los enviados del produrador romano en Britania, Catus Decianus, atacaron a los iceni con soldados romanos, expulsaron a sus nobles de sus tierras, humillaron a sus familias y los vendieron como esclavos. Tras apropiarse de las riquezas de los iceni, los romanos exigieron el “pago” de las deudas para con la corte romana.

Como todo había sido dado en propiedad a Nerón, los iceni no pudieron pagar las exigencias de sus conquistadores. Boadicea fue tomada como responsable de las cuentas, y los romanos desearon poner un ejemplo con ella. Fue desnudada en público y flagelada, y sus dos hijas fueron violadas por los legionarios.

Tras el ataque, Boadicea recobró a sus hijas y regresó con su gente. Humillada y furiosa, convocó a la guerra a todos lo que quisieran unirse a ella. La noticia de la desgracia de los iceni se difundió rápidamente, y muchas tribus rebeldes que estaban dispersadas y divididas por viejas rencillas, se alistaron bajo su mando.

Así logró reunir a más de cien mil guerreros, hombres y mujeres que habían sufrido bajo la dominación romana. Los guió entonces hacia la colonia de oficiales imperiales en Camulodunum, y con la ayuda de los rebeldes que habitaban en el lugar inició el ataque. La batalla duró varios días, y algunos romanos lograron escapar y dar la voz de alarma en Londinium (actual Londres). Catus Decianus envió como refuerzo a solamente doscientos hombres, que fueron vencidos rápidamente por las fuerzas de Boadicea. Por fin los sublevados lograron derrotar a los que se defendían atrincherados en uno de los templos. Camulodunum fue completamente destruída y sus habitantes asesinados.

Para responder a este ataque la IX Legión Hispana, dirigida por Petilius Cerialis, fue despachada hacia los restos de Camulodunum desde su campamento ochenta kilómetros al norte. Sin embargo sus cinco mil hombres fueron emboscados, los soldados de infantería hallaron su fin ante las espadas de las tropas de Boadicea, y Petilius, junto con lo que quedaba de la caballería se replegaron al norte. Así la rebelión continuó, y bajo el liderazgo de la reina de los iceni se dirigieron a Londinium.

Ante las noticias de la marcha de los rebeldes el procurador Decianus abandonó la ciudad junto con todo su personal, dejando a Bretaña sin administración. El gobernador Suetonius Paulinus, que se encontraba en el sur exterminando poblados rebeldes, regresó con rapidez a Londinium con sus tropas. Inspeccionó las fortificaciones de Londinium y pronto se dió cuenta de que no podría ser defendida, y a pesar de los ruegos de sus habitantes se retiró, dejando a la ciudad a su suerte.

De esta manera Boadicea no encontró gran resistencia al atacar Londinium. Sus guerreros capturaron a los nobles romanos y los torturaron. La ciudad entera fue derribada e incenciada. Boadicea dejó las ruinas de Londinium y se dirigió a Verulamiun, muchos de cuyos habitantes huyeron de inmediato. Suetonius convocó la II Legión Augusta, pero no llegaron a tiempo para defender la ciudad. Verulamiun fue arrasada como las otras ciudades.

Había llegado el momento en que Boadicea se enfrentaría directamente al gobernador Suetonius. Pero este no era un burócrata débil como el procurador, sino un militar entrenado y con experiencia. En el lugar de la batalla (que no se sabe a ciencia cierta dónde tuvo lugar) los romanos organizaron sus legiones. Eran diez mil en total, y a pesar de ser grandemente superados en número su estrategia era superior.

Según los historiadores romanos Boadicea estuvo al frente de su ejército en esta batalla, vestida con su tartana, cansada y herida, pero decidida y armada. Muchos de los rebeldes luchaban desnudos según su costumbre, su piel pintada de azul y blandiendo lanzas y espadas. Mas la astucia de los romanos prevaleció, y el ejército de Boadicea fue diezmado por las jabalinas de sus enemigos. Tras esto siguieron los soldados de infantería, y por fin los rebeldes fueron rodeados por la caballería romana.

Algunos rebeldes lograron escapar, y en los años siguientes continuaron las escaramuzas contra los romanos vencedores. Boadicea escapó también, pero sabía lo que sería de ellas si fuera capturada: Sería el trofeo de Suetonius en su marcha triunfal en Roma y sufriría violaciones y torturas antes de morir en el circo romano. Sabía también que ni ella ni sus hijas podían esperar clemencia del emperador Nerón.

Boadicea puso fin a su propia vida por medio del veneno. Los fieles seguidores que la acompañaron hasta el final le dieron un funeral digno de una reina y una heroína. Pero el lugar de su sepultura permaneció en secreto, para evitar su profanación por los romanos y para que quedara como símbolo de la resistencia contra los invasores.

La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos.
Louis Dumur    (1863-1933),       Escritor suizo.

//

Sunday, March 14th 2010, 3:16pm

Un gran ejemplo de Mujer Aria. Hay una novela, libro titulado “águilas y cuervos” que trata precisamente de la resistencia de las últimas tribus celtas ante los romanos, en tiempos del Emperador Claudio. La autora se llama Pauline Gedge, por si a alguno os interesa, aunque yo lo he buscado en librerías y no lo he conseguido. Lo tengo por aquí en word, si alguien lo quiere. Merece la pena leerlo.
Enhorabuena, camarada, muy buen post!!

A %d blogueros les gusta esto: