eurabia… viento en popa

Con este titular  blogbis  reproduce del diario ABC, de Madrid, un comentario firmado por Juan Pedro Quiñonero:

La integración o no integración de los musulmanes europeos afecta de manera significativa al destino mismo de Europa, por razones demográficas, culturales, religiosas, políticas, sociales.
[ .. ]
El islam es ya la segunda religión en la UE, con unos 15 o 16 millones de creyentes. Y sigue siendo la primera en muchas regiones de la periferia europea, de los Balcanes al Cáucaso. Turquía, gran potencia musulmana, aspira e ingresar en la UE y es miembro de la OTAN.
Inmigración y demografía parecen sugerir que la importancia del islam europeo continuará creciendo, cuando la no integración social, política y cultural de muchos musulmanes suscita tensiones inflamables: caricaturas de Mahoma, profanación de tumbas, disturbios callejeros, conflictos enquistados en la periferia de grandes ciudades como Marsella, Rotterdam, Malmö, Oslo o Cophenhage, entre tantas otras.
Esos conflictos rituales y muy contagiosos, internacionalizados con frecuencia, no sólo crean tensiones y fragilizan la cohesión social en muchos guetos urbanos; también afectan de manera muy sensible a cuestiones fundamentales en materia de libertades básicas, seguridad interior, educación e integración social.
El caso de las caricaturas de Mahoma y la difusión de películas relacionadas con el islam plantearon y plantean con crudeza problemas de libertad de prensa. La inauguración de una mezquita en las afueras de París ha recordado las sospechas de proselitismo islamista. Los estallidos de violencia suburbana y profanación de tumbas, en Suecia, en Francia, subrayan la gravedad de estas crisis gangrenosas.

Personalidades muy conservadoras, como Wolfgang Schäube, en Alemania, o Nicolas Sarkozy, en Francia, han sido partidarios de «dar tiempo al islam», intentando favorecer la plena integración de los musulmanes europeos. Sin embargo, la metralla de la crisis (paro, pobreza, angustia social) y los campos de minas de la periferia europea (Magreb, Oriente Próximo, Cáucaso) nos recuerdan a cada instante que el islam europeo también tiene el rostro de una imprevisible bomba de relojería.

 

 

 

 fallaci_s2-oriana1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carlos, en blogbis, escribe: 

Lo anticiparon Bernard Lewis, Bat Ye’or, Bruce Bawer, Mark Steyn, Ayaan Hirsi Ali y demás personajes incómodos a los que es preferible ignorar o silenciar por aquello de to shoot the messenger.
Pienso en la indomable Oriana Fallaci, al borde de la muerte, vilipendiada y denunciada ante la justicia de su país por denunciar la cobardía europea ante el avance del Islam.
Pero Europa que ha perdido el alma, prefiere seguir su camino de decadencia con seguridad social.
Lo habrán merecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: