Archive for 17 junio 2019

Muere David Carragal, tras una agonía de siete días

17 junio 2019

“Estamos destrozados”, clama la familia del joven fallecido en Oviedo, por quien Cudillero ha declarado dos días de duelo
El joven agredido en las fiestas de La Florida fallece en el HUCA
17.06.2019 | 17:30
“Estamos destrozados”, clama la familia del joven fallecido en Oviedo, por quien Cudillero ha declarado dos días de duelo

David Cartagal Garay, profesor de natación

“Ya han certificado la muerte, estamos destrozados”. Son las desgarradoras palabras de la familia de David Carragal Garay, el joven de 33 años que hace una semana, la madrugada del pasado lunes, víspera del Martes de Campo, recibía una brutal paliza cuando salía de las fiestas del barrio ovetense de La Florida. El agredido ha muerto hoy en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)

Desde ayer su familia ya sabía que el desenlace sería pronto. “Está mal, muy mal”, confirmaban esta mañana. En su entorno todos eran conscientes de que quedaban “muy pocas horas” pero aún mantenían un último hilo de esperanza, pensando en la fortaleza y el espíritu deportista y luchador con el que se condujo en la vida David Carragal.

Cuando al filo de la una de la tarde de hoy los médicos decidieron someter al herido a más pruebas decían que “él (el fallecido) y los médicos siguen luchando y haciendo milagros”. Pero sabían que los milagros no existen. “Recibió muchos golpes y muy fuertes en la cabeza”, explicaban. Unos golpes de los que este joven nacido en Cudillero y afincado en Oviedo no se repuso pese a que “luchó todo lo que pudo pero se quedó sin fuerzas”.

El relato de las últimas horas es un golpe tremendo para una familia que no se hace a la idea de haber perdido a uno de los suyos, a un joven que había salido de fiesta y que encontró la muerte más despiadada. “Le operaron el viernes y todo empezó a empeorar”, explican. Todo fue a peor en las últimas horas pese a la lucha de los médicos del HUCA.

Concentración y luto
El Ayuntamiento de Cudillero ha convocado para mañana martes un minuto de silencio, a las 12.00 horas, en la plaza de San Pedro. Será la forma de hacer piña y vivir conjuntamente “uno de los días más negros” del municipio. Así lo han indicado desde la Corporación, con Carlos Valle al frente de la Alcaldía. Valle trasladaba hoy las condolencias “a la familia y amigos de Carragal”, “quedando a su entera disposición” para lo que pudieran necesitar.

“A partir de este momento tenemos que aunar esfuerzos para lograr una mayor agilidad en la búsquedas y ser, sin lugar a dudas, contundentes; quitar la vida a una persona tiene que salir muy caro”, dicen desde la Alcaldía en un comunicado oficial. El regidor ha declarado dos días de luto oficial en el concejo y las banderas ondearán a media asta a partir de mañana.
FUENTE:
https://www.lne.es/oviedo/2019/06/17/han-certificado-muerte-destrozados/2489695.html
17.junio.2019 | 17:30 / Diario LA NUEVA ESPAÑA, Oviedo.

KISSINGER

6 junio 2019

KISSINGER

Es un bávaro de Fïrth apud Núremberg,  1923, hijo de un rabino, se especializó de joven en el Talmud pero lleva más de cincuenta años sin pisar una sinagoga. Le gusta el futbol fue el artífice del golpe de estado de 1981  hablando con Juan Carlos I) al que llaman el Soso y ya antes le había dado a Carrero el abrazo de la muerte. No hay mal que por bien no venga pero Kissinger gusta de una frase que esparce por sus escritos: “nunca podrás pisar tu propia sombra”. Su padre emigró a NY en 1938 y cambió el nombre de su hijo Heinz por el de Henry en el pasaporte. Volvió a Alemania con la 82 división aerotransportada haciendo de intérprete, fue el interrogador y torturador de los cabecillas de la Gestapo. Tuvo fama de rompecorazones, le gustaban las rubias alemanas y pasa por ser un “womanizer” (bien follador). Fue el fundador del club Bilderberg la gran logia masónica que se propone acabar con el cristianismo en Europa. Kissinger es un “crosshater” (odia al Crucificado y su cruz) pero no se sabe si a punto  de cumplir los cien años y próximo a la hora final no sabemos si está arrepentido de cuantos crímenes han sido perpetrados – guerra de Siria, los Balcanes, apoyo al separatismo etarra y catalán, inmisericorde respaldo a las invasiones africanas del sur de Europa- en su nombre

Publicado por PREFERENS en 8:13 No hay comentarios: Enlaces a esta entrada

FUENTE:

https://antonioparragalindo.blogspot.com/

…fantastica relación de lo ocurrido un Viernes Santo en Marble Arch

5 junio 2019

 

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

ESCODADERO. EL SUPERVIVIENMTE DE AUSCHWITZ (de mi libro “Corresponsal en Londres”) fantastica relación de lo ocurrido un Viernes Santo en Marble Arch

Mi destino escrito sobre los tablones de formica de Winston Place que dividían los compartimentos. La foto de mi niña colgaba de la alcayata junto a la estampa de san Antonio. Yo era un incidido y no lo sabía; estaba clavado en la cruz del madero de la redención al que el huésped maldecía. Un viernes santo hubo una tenida en el piso de arriba. Vino gente de la cuadrilla del casero algunos gastaban coleta o tirabuzones y se cubrían sus figuras esperpénticas con kaftanes rusos que les daba un aspecto ridículo. Yo sentí gruñir después gemir al gorrino. Los alaridos alarmaron a la barriada. Las gentes salían a las ventanas e inquirían a los vecinos qué pasa, nada que están sacrificando a un marrano de veinte arrobas. Uno de los congregantes le metió al chancho un ejemplar del Times, luego clavaron al gorrino sobre dos grandes vigas de roble entrelazadas en aspa como a san Andrés. Los de la tenida unos se desternillaban de risa e increpaban o blasfemaban al nazareno pronunciando las palabras bíblicas de rigor si eres el hijo de dios baja de esa cruz y otros escupían para el mesías que estaña desnudo cuerpo de hombre y cabeza de gorrino. Tales carcajadas sacrílegas son como un berbiquí en mi memoria que causa un terebrante dolor. No podía creer que quedase en el mundo tanto odio histórico pero se repetía en aquel sotabanco del Barrio del Arco de Mármol lo acontecido en el Gólgota mientras Londres volvía a revivir una nueva noche de san Bartolo en miniatura. Al casero que era el que llevaba la voz cantante en aquel rito el efod o paño de oración sobre los hombros le venía un poco grande. Debajo de la estola y meneando su cuerpo hacia adelante y hacia atrás agarraba un garrote con la punta ovalada que era en realidad un misil balístico intercontinental para lanzarlo contra los enemigos del pueblo elegido arrasando de paso las naciones. Sólo sobreviviría él. Ante tan macabra escena comprendí que aquellos fulanos adoraban a un dios destructivo que no era sino el diablo, el separador, hacedor de males, causante de todas las reyertas guerras y enfrentamientos que en la historia han sido. No se trataba desde luego del dios de amor y del perdón. Mi casero salmodiaba ínterin soldando palabras incomprensibles con su gran bocaza con acento alemán siempre que hablaba. Era tan grande su cavidad bucal que se podía jugar a la rana con él. Tirando y sin perder baza. Todo el jardín se llenó de la sangre derramada en la toza por el cerdo sacrificial. A una orden del jefe bajaron las esclavas iraníes y las huríes tunecinas que ocultaba elk jefe para su uso personal en la tercera planta de aquella vivienda londinense de estilo georgiano que hacía las veces de serrallo. Ellas limpiaron la sangre derramada y el césped volvió a quedar impoluto. A una de las mozas la más jarifa como mostrase displicencia a causa del arco la hizo limpiar el suelo con la lengua. Hicieron una pira y quemaron al cerdo sacrificial para que no resucitase para que no quedase de ´çel ni rastro. Marble Arch durante unas horas volvió a ser escenario del crimen ritual la ordalía el juicio de dios celebrado en la Ciudad de la Guerra y la Paz hacía dos mil años. Aquel año de 1973 regresaba el cometa Halley hubo un eclipse de sol y a la una de la tarde las tinieblas bañaron la torre del parlamento de Westminter. Dejé a Remigio que contara lo vio aquella tarde de Viernes Santo y escribió una crónica al desgaire muy garbosa y detallada narrando lo sucedido pero por el télex recibió una nota de su redactor jefe en estos términos: “Oye, Remigio, que hoy no es día de Inocentes. Menos lucubraciones literarias y más al grano”. Fue esta uno de las visiones más impresionantes que tuve la suerte de contemplar desde mi escodadero. En Londres llevé vida de topo, en algín lugar tenía que lamerme las heridas y encontrar un árbol donde restregar mis tochos. Cada otoño había que mudar la cuerna. Dije adiós a Mr. Weil el casero alemán superviviente de Auschwitz y me bajé a vivir cerca del Támesis en Roland Gardens barrio de Sout Kensington.

FUENTE:

https://antonioparragalindo.blogspot.com/


A %d blogueros les gusta esto: