Archive for 26 mayo 2009

el único holocausto es el de Cristo

26 mayo 2009

Copiamos de radiocristiandad un arículo firmado pr Alberto Buela:

Continuamos develando si las opiniones de Monseñor Williamson fueron desgraciadas e inoportunas… O si por el contrario representan una tradicional defensa de la Verdad del Único y Verdadero HOLOCAUSTO, el de Nuestro  Redentor.
 

 

1 En filosofía el abordaje de un tema o asunto tiene que realizarse desde una primera aproximación filológica, esta es la enseñanza que nos han dejado filósofos contemporáneos como Zubiri, Heidegger o Wagner de Reyna. Pues esta primera y elemental razón hace que podamos barruntar a priori el sentido último del tema. Es ésta, una de las paradojas de la actividad filosófica que así como la natación donde se aprende a nadar nadando, de la misma manera se aprende a filosofar filosofando. Y la zambullida filosófica nos la facilita el sentido último o primero, según se interprete, de los términos del tema a estudiar que, en general, nos revelan el aspecto prístino del asunto.
 

 

 

 

 

En este caso podemos afirmar que la palabra holocausto proviene del griego holós, que significa todo o completamente y del término kausis, que significa acción de quemar, de modo tal que el sentido etimológico primario de holocausto es la acción por la cual se quema todo aquello que se somete. Así para los griegos un holocausto era un gran incendio que arrasaba con todo un bosque. Los antiguos israelitas cambiaron el sentido y lo limitaron a “un sacrificio en que se quemaba toda la víctima”. La caracterización de holocausto como sacrificio está vinculada a la historia bíblica de Abraham e Isaac cuando en el libro del Génesis se cuenta: “Y Dios puso a Abraham a prueba y le dijo: toma a tu hijo, tu hijo único, al que amas, Isaac; ve con él al país de Morija, y allí ofrécelo en holocausto sobre una de las piedras que te diré”
 

 

 

 

 

Y la historia sigue que Abraham se levantó temprano ensilló su burro y llevó a Isaac mientras “cortaba leña para el holocausto” al tercer día de marcha dejó su burro y a sus dos ayudantes y marchó al lugar del sacrificio “tomó también la leña para el holocausto y la cargó sobre su hijo Isaac”
2 cuando iba a degollar a éste un ángel de Dios lo detuvo y de repente vio un carnero enredado en un zarzal y “lo ofreció en holocausto en vez de su hijo” 3. 4, el grito de los sacerdotes judíos con que pidieron a Pilatos la muerte de Cristo. Y este odio a Cristo se proyectó luego al cristianismo que es, en la interpretación judía clásica, la principal fuerza motora, el principal responsable del antisemitismo que condujo al holocausto. Es por ello que nunca serán, a sus ojos, suficientes los perdones a granel solicitados por los sucesivos papados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, siempre exigirán más, nunca estarán conformes, jamás satisfechos.5Vemos como el término holocausto se repite en un breve relato al menos cuatro o cinco veces lo cual hace indudable su sentido de sacrificio con acción del fuego.Es que en un primer sentido teológico, el holocausto se entiende como la culminación de una larga historia de persecución y antisemitismo que sufrieron los judíos desde el martirio y muerte de Jesús, el Mesías por ellos no reconocido. El holocausto vendría así a acallar el horrible retumbo de dos mil años del: “crucifícale, crucifícale”
Esto explica el por qué de que las organizaciones judías (B´nai Brit, Consejo judío mundial, Gran Sanedrín, Rabinato de Israel, etc.) exijan la exclusividad del término holocausto para designar solo el genocidio nazi contra los judíos y critican la aplicación de la misma palabra para otros grupos de víctimas como los gitanos, los católicos, los prisioneros de guerra, los opositores políticos, o por extensión los genocidios de Armenia, Ruanda, Biafra, Camboya o Darfur.

 

Debemos en estos días, a propósito de las inoportunas declaraciones de Monseñor Williamson, al excelente y objetivo historiador valenciano Vicente Blanquer el develamiento del segundo sentido teológico del concepto de holocausto.

 
6 Las críticas contra monseñor Williamson olvidan que son los judíos los que irrumpen en el plano teológico al hablar de Holocausto (con mayúscula) y no lo hacen en forma inocente sino mesiánica, para dar a la segunda Guerra Mundial, el papel de momento concluyente de las profecías del canto del Siervo Sufriente de Yaveh -Is. 53- y sostener que los judíos y no Jesucristo son el Cordero de Dios del que habla Isaías”. Y es el capítulo 53 de Isaías uno de los más viscerales dentro de la polémica teológica entre judíos y cristianos (en la medida en que aún hoy quede algún teólogo católico strictu sensu), cosa que desconocemos. Allí en el canto IV se afirma: “Despreciado, rehecho de los hombres, varón de los dolores, maltratado y humillado como cordera que va al matadero por lo que no le hicimos ningún caso. Pero él mismo tomó sobre sí nuestras dolencias aunque nosotros lo reputamos como un leproso”. Los teólogos cristianos ven en este capítulo una referencia directa a Jesús el Cristo, esto es, el Mesías esperado por el pueblo de Israel desde el fondo de la historia, y una premonición de su sacrificio y crucifixión, mientras que los teólogos judíos sostienen que estos sufrimientos pueden ser entendidos perfectamente como una referencia al Holocausto.Vemos así claramente como la teología judía del holocausto termina por justificar la existencia del sionismo y consecuentemente del Estado de Israel.
Así el rabino Isajar Moshé Teijtel en su libro Alegre madre de hijos sostuvo que fue la reticencia de los judíos en aceptar al sionismo la que condujo a Auschwitz. Dios estaba dándole a Israel la gran oportunidad de recuperar su tierra ancestral para construir allí el hogar de los judíos perseguidos pero estos continuaron con su pecaminosa pasividad y les sobrevino por ello el castigo.

 

No obstante esto, existe, aunque minoritariamente, una corriente teológica judía contraria a esta teología del holocausto como la del rabino Ioel Teitelboim (1888-1979), jefe de la secta jasídica de Satmer, quien afirma en su libro Vaioel Moshe que el gran pecado de los judíos habría sido “la idolatría” del sionismo. Su fundamento es que el pueblo judío debería mantenerse privado de todo poder físico y entregarse a la guía de Dios, aun cuando esto le signifique persecuciones y matanzas. No deberíamos resistir la judeofobia puesto que el exilio es un castigo divino al pueblo de Israel, que podrá resolverse sólo cuando llegue el Mesías y lo disponga. Así lo explica uno de sus voceros más bulliciosos: “La verdadera actitud judía es la de la sumisión al decreto divino que concierne a nuestro exilio entre las naciones del mundo. Nos ha enviado al exilio a causa de nuestras injusticias unos contra otros y de nuestra infidelidad hacia El. La injusticia de las naciones en contra de nosotros, es nuestro castigo”. Esta misma actitud se aprecia en el reciente y valiente libro de Fabian Spollansky La mafia judía en la Argentina(2008) donde su autor les reclama a sionistas confesos como Eduardo Elsztain, el mayor terrateniente de Argentina, a su socio Marcelo Mindlin y al rabino Tzvi Grümblatt a quienes cuestiona diciendo: ¿Rebe, es de judíos hacerse millonarios en tan poco tiempo y hacerse dueños de la Argentina? Y ¿Rebe, es de judíos poner plata en todas las patas de las campañas políticas para estar bien con todos? .Desde nuestra ética varias veces milenaria no vamos a silenciar este abuso que nos hiere y nos humilla”.

Esta intención de querer igualar con el sacrificio de Jesucristo los sufrimientos del pueblo de Israel a manos de los nazis y entenderla como un Holocausto y no como un genocidio es específicamente anticristiana. Con razón afirma el citado Blanquer: “Y con la teología del Holocausto el pueblo judío se está forjando un nuevo becerro de oro. Se ha cansado de esperar y se ha escogido a sí mismo como ídolo. Lo cual pone de manifiesto que, lejos de ser custodios de la promesa, la han perdido, no porque alguien se las haya arrebatado, sino porque el pueblo judío ha renunciado consciente y voluntariamente a ella. Cayendo en el mismo pecado que el demonio en su pretensión de hacerse adorar. Y ese es el fondo de la cuestión”. Es por ello que los grandes teólogos católicos en la época que los hubo, Juan Maldonado; Sören Kierkegaard, Luís Billot,  Julio Meinvielle, no han dejado de remarcar siempre que el mesianismo hebreo es un mesianismo carnal. Y que como tal siempre ha exigido de Dios muestras palpables y evidentes. Y la infinita distancia que han puesto entre ellos y su dios Jehová “con temor y temblor se acercó Abraham al Señor”, ha hecho que vivan “al otro”, al cristiano como amenaza. Sin darse cuenta que: “Ellos son los signos vivientes, quiéranlo o no, que nos recuerdan la Pasión del Salvador” según enseña San Bernardo de Claraval.
Por todo ello y muchas y profundas razones más, este es solo un artículo breve de divulgación, es que debe hablarse de genocidio nazi sobre los judíos y no de holocausto. Incluso parece ser que ha ganado popularidad la palabra hebrea Shoáh que significa catástrofe y el Estado de Israel ha declarado el 12 de abril como su día, a pesar que su presidente Simón Péres en su última visita a Turquía sostuvo sin avergonzarse que el único genocidio es el del pueblo judío, dejando para los otros incluso mayores en número, como el caso de los ucranianos, el carácter de asesinatos masivos.
Además, y esto no es de menor valor teológico, la matanza de judíos por los nazis debe de entenderse como genocidio y no como Holocausto, para dejarles a ellos abierta la capacidad de conversión, pues la idea de Holocausto clausura esta posibilidad.
Ese esfuerzo extraordinario y maravilloso de los judíos conversos. Que en general son hombres muy bien dotados. De hecho la conversión es un don, pues el converso la pide al Señor. Si nos detenemos mínimamente en los conversos que han hecho filosofía en el siglo XX (Husserl, Edith Stein, Simone Weil, Bergson, cito al pasar) vemos que son hombres de una enjundia fuera de lo común y que ha sido su profunda y raigal metanoia aquella que les brindó, en definitiva, la posibilidad a su mejor realización filosófica. Es la conversión aquella que les permitió agotar su plenitud de ser, pues ellos rompieron la distancia infinita que los separaba del dios de “temor y temblor de Abraham” que es lo Absolutamente Otro, para entenderlo como “formando parte”, participando del Dios misericordioso, el Dios vivo de la gracia, que comprende acabadamente la naturaleza humana. Admiramos y respetamos sobremanera esa capacidad de conversión, de metanoia, que han tenido estos grandes hombres en el orden filosófico. Metanoia que los llevó luego a sus más grandes realizaciones. Así como deploramos esa actitud vergonzante de sedicentes teólogos católicos que abandonado el hablar de verdad con ellos abandonan “el bien de los judíos”, por el bienestar y la plaisenterie junto a ellos. Así recogen y llevan todas sus tesis (la de los judíos) en un amasijo de teología cristiana inaudito e incomprensible. En este sentido la última actitud de la jerarquía de la Iglesia con relación a este tema es de una liviandad (termino muy suave) teológica que impresiona, para mal, tanto a judíos como a cristianos.
Es lamentable que no haya un solo teólogo de nota o significativo que no levante estas dos importantísimas distinciones teológicas, que acabamos de hacer en este artículo, y que por el contrario la inmensa mayoría se sume, se someta y adopte las tesis judías sobre el sentido del holocausto como tesis católicas y lo peor es que las hayan salido a defender como verdades de fe. Un despropósito teológico absoluto.
1Génesis, 22, 22 Génesis, 22, 63 Génesis, 22, 134 Evangelio de San Juan, 19, 65 Blanquer, Vicente: A propósito de las polémicas declaraciones de monseñor Willamson, Bitácora Digital, agencia de Internet febrero 2009 6 Sepollansky, Fabián: La mafia judía en la Argentina, Buenos Aires, Ed. anibalgoransky.com

 
 http://radiocristiandad.wordpress.com/2009/05/26/%c2%bfimprudencia-o-providencia-el-sentido-teologico-del-holocausto/ 
 

 

 
 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 

 

Alberto Gonzalez

 Martes 26 Mayo 2009 a las 3:18 am

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Ave Maria Purissima”
-Sine Labe Originali Concepta-
+
Sr. Director, Caros hermanos, en la ünica fe verdadrera, saludos en los sagrados corazones de Nuestro Señor JesuCristo y la Santisima Virgen Maria.
+
+
Como ha sido ampliamente explicado, etimologicamente la acepcion “Holocausto”, viene del griego, que significa “todo abrazado” con una intención de denotar el llegar a ese abrazamiento, como “quemado” efectivamente el término quemado, indica la abrasión, sin embargo, un raspor por ejemplo, tambien denota abrasión, no seria de mucha trascendencia, la etimologia, de no ser por que Nuestro amado REDENTOR en su PASION, al “CONSUMATUM EST” estaba COMPLETAMENTE ABRAZADO, sin fuego.
+
En este orden de ideas, desde el antigüo testamento, se señalan a los sacrificios agradables por expiasion y propisiacion, al DIOS ETERNO, los que los sacerdotes ofrecian, con el termino “Holocaustos” Ese solo hecho, nos es indicativo, de la verdadera utilizacion, y al ser proferidos en PLURAL, HOLOCAUSTOS, indican que NO es el “HOLOCAUSTO” sino figuras del sumo sacrificio, para ser ofrecido por el Sumo SACERDOTE, al SUMO DIOS, el VERDADERO HOLOCAUSTO.
+
+
Es pués menester tener presente, de que el solo hecho de llamarle de ese modo, ya es blasfemo.
+
También se distigue en el particular, que Cualesquier Verdad, pertenece por estar contenida, a la SUMA VERDAD “YO SOY EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA”, Empero, en el particular, no se habla de la apología de una verdad menor, sino de la defensa de UNA VERDAD TRASCENDENTAL para misma SANTA RELIGIÓN, toda vez que el interés SIONISTA, es Inventarse un HOLOCUENTO, como se demuestra en blogs anteriores, desde el inicio mismo del siglo XX, para la posible coherencia con su Mesihaj económico, por lo que ahora tenemos una defensa de una UNA VERDAD TRASCENDENTAL, contra incluso una Blasfemia, y si a esto sumamos, que para el efecto Cabalistico, del hijos del DIABLO, se requieren especificamente una cantidad como 6 millones, resulta no solo necesario para un Obispo Catolico, sino para cuaesquier Cristiano, la defensa de la gran mentira, el mal uso, y la falseada cantidad, en el interes, SIONISTA antiCristiano, que impera.
+
+
Quiera DIOS, que ahora concientemente el Obispo Británico, No se conforme con denunciar desde las ramas la imposibilidad racional de acordar con Roma, y continuar con la verdad, en virtud de que fue obviamente sin saber las consecuencias que sus declaraciones tendrian.
+
+
+
SEA PARA GLORIA DE DIOS

una plaga de mezquitas en Europa

21 mayo 2009

En el mundo musulmán construyen,  cada día con más frecuencia, mezquitas monumentales y palaciegas… También en Europa los musulmanes que nos invaden tienen claro que lo prioritario es construir mezquitas por doquier: es su inversión para el futuro… y probablemente las construyen con nuestro dinero, es decir con subvenciones públicas…

Sobre este tema trata un comentario aparecido en la yijad en eurabia y que transcribimos a continuación. Su autor firma Arjun:

Los musulmanes residentes en España (extranjeros o españoles de “papel”, más los conversos, que hay que llamar por su verdadero nombre de renegados) pretenden llenar nuestra geografía de MEZQUITAS. No quieren construir fábricas, montar empresas, establecer industrias, edificar centros de estudios. No desean contribuir al progreso de nuestro país, al desarrollo de nuestra comunidad, al mejoramiento de nuestra nación, al elevamiento de nuestro pueblo. No aportan nada al bienestar general de nuestra sociedad, en la que viven sin ofrecer nada positivo a cambio y generando sólo conflictos e inquietud e incluso, como ya se venía anunciando por los más lúcidos, muerte y desolación. No quieren arrimar el hombro, sino meternos la mano en el bolsillo, medrar a la sombra de nuestra suicida tolerancia y arruinarnos la existencia. Quieren algo adecuado a su mentalidad arcaica, algo acorde a su inferioridad cultural, algo consustancial a su vileza moral: MEZQUITAS.

MEZQUITAS: templos de oscurantismo y atraso espiritual, escuelas donde se enseña a discriminar a las mujeres y a odiar a Occidente, a sus valores, a sus logros, a sus ideales. MEZQUITAS: cátedras desde las cuales se fomenta el rechazo a las leyes y las costumbres del país de acogida y donde se conspira contra el orden establecido, la paz y el bienestar de una sociedad en la que los musulmanes no tienen el menor interés en integrarse y si en cambio todas las ganas del mundo de destruir. MEZQUITAS: lugares donde se predica la intolerancia, el desprecio a los derechos humanos, donde se promueve la negación de toda ide de progreso y se alecciona a los creyentes en el fanatismo más embrutecedor. MEZQUITAS: centros de conspiración antioccidental y de agitación antieuropea, cuarteles generales de la quintacolunma mahometana, bastiones del islamismo militante, tapaderas de organizaciones integristas, banderines de enganche de terroristas, oficinas recaudatorias del yihadismo: guaridas de parásitos y malhechores.

El ISLAM sólo aporta regresión, miseria, brutalidad, maldad, degradación, suciedad, decadencia, intolerancia y muerte. El ISLAM es la negación de todos los valores e ideales que sustentan la Civilización Occidental: el progreso, la igualdad entre el hombre y la mujer, las libertades individuales y colectivas, los derechos humanos, la democracia, la tolerancia, la solidaridad, la compasión cristiana. Donde llega el ISLAM con sus infinitas lacras morales, culturales, espirituales y sociales, llega el desorden, la discordia, el conflicto, la barbarie: discriminación de la mujer, burkas, miseria, fanatismo, incultura, ayatolás, talibanes, corrupción, oscurantismo, despotismo, terrorismo… Se acabó la tranquilidad, la paz, el bienestar, el progreso, la seguridad. Se acabó el orden, el respeto de la ley, la posibilidad de una existencia digna y decente. Se acabó la vida civilizada y la convivencia pacífica.

El ISLAM es como una plaga de langostas: todo lo arrasa, todo lo destruye, todo lo ensucia, todo lo envilece. El ISLAM lleva consigo una tremenda carga de energía destructiva, toda su historia no nos habla de otra cosa. Tinieblas y pestilencias medievales, odio al progreso, a la modernidad, a la igualdad, a la libertad, a la tolerancia. El ISLAM es un mundo retrógrado, un paisaje malvado y corrompido, un tiempo estancado, un universo de oscuridad antigua donde se lapidan a las mujeres, cuando no se las flagela en público, donde se mutila sexualmente a las niñas, donde se vende a las hijas de 12, 10 y hasta 6 años por un rebaño de cabras, media docena de camellos o un puñado de billetes. El ISLAM es la viva imagen del fracaso: 60 naciones bajo la terrible losa del ISLAM. Marruecos, Afganistán, Arabia Saudí, Sudán, Irán, Somalia…, países estancados, sociedades infames, enfangadas en la miseria y la abyección moral más repulsiva. ISLAM: territorio de la maldad, universo de la degradación, castigo de la humanidad. El ISLAM apesta a carroña. El ISLAM no constituye una enfermedad fija, limitada, un pantano más o menos extendido, más o menos fétido; es una especie de fluidez imposible de parar. El gran reservorio del ISLAM, la cloaca musulmana, el Magreb, Oriente Medio, Asia Central y zona adyacentes, derraman incesantemente sus hordas hediondas sobre nuestro mundo europeo, nuestro hogar cristiano, nuestro universo occidental: el territorio de la civilización.

En España (y en el resto de Europa) hemos vivido relativamente tranquilos y sin mayores problemas ni amenazas a nuestra paz y nuestra properidad hasta que los moros han llegado como una marabunta para sembrar la discordia, el conflicto y el temor. Nunca volveremos a vivir en paz y en seguridad mientras esta plaga inmunda de indeseables pulule por nuestras calles. A medida que la población musulmana crezca numéricamente (y lo hace aceleradamente), de forma pareja y simultánea aumentará la frecuencia, el tono y el calibre de sus exigencias y pretensiones. Cuando estos invasores consideren que tienen el peso demográfico suficiente (la “masa crítica” que les permita desafiarnos con posibilidades de éxito) y los apoyos necesarios entre los “compañeros de viaje” y demás tonto útiles al servicio de esta peste, complices de la infiltración incesante de este elemento de descomposición y desorden en el organismo social, su audacia y su agresividad no conocerán entonces límites, y respaldarán sus reclamaciones con la intimidación, las amenazas y la violenca. Debemos tomar conciencia del peligro y actuar en consecuencia. Estamos ante una plaga de invasores y usurpadores sin escrúpulos, que no satisfechos de hacerse un lugar preponderante en una sociedad que no han creado (sino que han tratado en destruir en épocas pasadas), quieren además modificar las costumbres y todas las leyes conforme a sus intereses y objetivos. Quieren dominarnos y ponernos a su servicio antes de acabar definitivamente con nosotros. El futuro se perfila sombrío y amenazante. Tenemos al enemigo dentro de nuestra casa, y sólo espera el momento oportuno para saltarnos al cuello. ISLAM: TOLERANCIA CERO.

Australia: 3 meses de carcel por opinar…

14 mayo 2009

 

untitleAUSTRALIA

Debemos tener en cuenta de que no es impune opinar en un sentido que moleste a un pueblo compuesto por no más de 30 millones de personas…

En cambio es posible escribir todo tipo de embustes y tropelias para demonizar a una nación antes conocida por ser famosa por sus poetas, músicos y filósofos.  Evidentemente, se pueden filmar y escribir todo tipo de patrañas que desacrediten a Alemania, España, Rusia, etc.  Incluso mañana mismo se estrena en Madrid un filme denigratorio contra la Iglesia Católica Romana… “Angeles y DEmonios”, basada en una obra del mismo autor del famoso “Código da Vinci”… Por supuesto,  incluso leer libros “políticamente incorrectos”, como “Mein Kampf”, del Innombrable (como le llama Juan Fernandez Krohn) o “Derrota Mundial”, de Salvador E. Borrego, en algunos países europeos es delito.

Todo esto viene a cuento de una noticia que hemos conocido en una web católica: radiocristiandad:

El profesor Frederick Toben, de 65 años y origen alemán, fue hallado culpable de desafiar una orden judicial para dejar de publicar material antisemita en su sitio de Internet. Fue sentenciado a tres meses de cárcel por una corte de Melbourne.

Un australiano previamente encarcelado en Alemania y Austria por declarar que no hubo una matanza masiva de judíos en la Segunda Guerra Mundial fue sentenciado hoy a tres meses de cárcel por una corte en Melbourne.

El profesor Frederick Toben, de 65 años y origen alemán, fue hallado culpable de desafiar una orden judicial para dejar de publicar material antisemita en su sitio de internet, según reportó la agencia alemana DPA.

Toben fue demandado por Jeremy Jones, ex presidente del Consejo Ejecutivo de los Judíos Australianos.

El año pasado, Toben fue detenido en Londres por una orden de arresto en toda la Unión Europea tras ser requerido por el tribunal de la ciudad alemana de Mannheim, acusado de publicar en Internet material de tipo antisemita y revisionista.

En Alemania negar el Holocausto es un delito que puede ser castigado con hasta cinco años de cárcel.

En 1999 pasó siete meses encarcelado en Alemania.

También estuvo 11 meses en prisión en Austria por negar el Holocausto.

En 2006, Toben fue orador en la controvertida conferencia de dos días en Teherán organizada por el gobierno iraní y a la que asistió el presidente Mahmud Ahmadineyad.

Allí calificó de “mera exageración” la afirmación de que los judíos fueron asesinados por los nazis.

una felonia vil contra Benedictus XVI

5 mayo 2009

san_pedro4

 

 san-pedro

 

 

 

 

 

El pasado mes de abril, el parlamento belga, quizás por pertenecer a un país de tradición católica, tuvo la  “ocurrencia” –seguramente inspirada por alguna logia– de censurar al Papa por haber osado expresar libremente la doctrina católica sobre las relaciones sexuales.  Gracias al blog de “Lacigoña” conocemos la respuesta del Vaticano:

“La Secretaría de Estado lamenta este acto, inusual en el contexto de la relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y el Reino de Bélgica. Esta Secretaría deplora el hecho que una Asamblea Parlamentaria haya considerado apropiado criticar al Santo Padre en base a un extracto aislado de una entrevista, fuera de su contexto, y utilizado por algunos grupos con la clara intención de intimidar, pretendiendo disuadir al Papa de expresarse sobre ciertos temas de obvia relevancia moral y de enseñar la doctrina cristiana.

Como los parlamentarios españoles, sobre todo los “progres” , no podían dejar de imitar a sus colegas belgas. Esta vez nos informa del suceso la Secretaria de Comunicación de la CTC  (Comunión Tradicionalista):

Europa Press informa en un despacho del día 28 de abril de la admisión a trámite por la Mesa del Congreso de los Diputados de una iniciativa de ICV, en la que propone que se reprueben “públicamente” las declaraciones efectuadas por el Papa Benedicto XVI sobre el SIDA y el uso del preservativo en su reciente viaje por África, y se eleve una protesta formal a la Santa Sede.

Se trata de una injerencia inadmisible del máximo órgano de representación de los partidos políticos en lo que constituye la más básica misión de la Iglesia: enseñar la doctrina católica, constituyendo un intento de coartar su libertad y una ofensa a todos los católicos. La iniciativa, además, ha contado con el apoyo de las diputadas del PP Celia Villalobos y Ana Pastor.


A %d blogueros les gusta esto: