Archive for 12 abril 2011

Oraciones para meditar

12 abril 2011

Un ilustre militar,  C. de M., decía, recientemente, en una tertulia privada, en Madrid,

que los cristianos, antes de perdonar a nuestros ofensores ó deudores, de la forma

irresponsable e insensata, como suele hacerse… porque impera una filosofía  pánfilista, deberíamos meditar y extraer conclusiones de la oración más importante del Cristianismo… y que es el Pater Noster, también llamada Oración Dominical ó “del Señor”… por haber sido compuesta por Jesucristo…

Ese comentario salía al paso de la enorme confusión que tienen los cristianos, en general, al no saber distinguir entre amigos ó prójimos y los auténticos enemigos, verdaderos aliados ó siervos del “Diablo” (el Separador ) y/ ó de Satanás ( también llamado “Padre de la Mentira”)… Hace siglos que los cristianos no saben / no sabemos defendernos ante las agresiones hostiles… porque inmediatamente surgen los “tóntos útiles” ó traidores que invocan la teoría, bastante ambigua y que hay que aclarar, del “perdón” a los “enemigos”.

Otro día explicaremos la diferencia entre ENEMIGO PRIVADO, es decir el adversario a quien se puede perdonar… y el ENEMIGO PÚBLICO u HOSTES, enenemigo absoluto a quien difícilmente podemos perdonar…

Por hoy veremos que según manda la “oración dominical” para ser perdonados…primero hay que pedir humildemente perdón…  [Oramos así: “Perdona nuestras Deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores“]  Y con frecuencia hemos visto hasta la saciedad… que los cuatro últimos Papas de Roma  piden perdón… a Dios… por las ofensas que hemos podido hacer los cristianos en  pasados siglos… sin que en reciprocidad, los enemigos de la Iglesia Católica ó de la Cristiandad hayan jamás pedido perdón.. a nadie, ni a Dios (en Quien con frecuencia no creen)  ni menos aún a ninguna Autoridad de la Iglesia…

A continuación, copio de un blog, lo siguiente: 

La Oración del Señor (Mateo 6:9-13): «Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre; venga tu Reino; hágase tu Voluntad así en la tierra como en el cielo. Nuestro pan cotidiano dánosle hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores; y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del malo.» Amén.

…/…

La traducción tradicional de San Jerónimo del Siglo V, en vez de «líbranos del mal» decía más específicamente «líbranos del malo» referido al demonio; y es así, sólo de esta manera, un autoexorcismo que vale la pena conservar del Evangelio y de la tradición de los Padres.

…/…

El Ave María (Lc 1:28 ― 1:43-44): «Alégrate llena de gracia, el Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre, oh madre de Dios.» El resto: «Ruega por nosotros los pecadores ahora, y en la hora de nuestra muerte» es aportación tradicional de la Iglesia.

…/…

«Alégrate María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María Madre de Dios; ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén»

…/…

El Gloria (Mt 28:19): «Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.» Los evangelios se escribieron originalmente en griego, el idioma universal de la época junto con el latín. Y en griego, “todas las gentes”, “universal”, se dice Katolikos.

 De esta manera Nuestro Señor dio nombre y misión a la única iglesia fundada por Él para que fuera, y bautizara, en la Santísima Trinidad al mundo entero; conquistando para el único rebaño del único Pastor la totalidad (catolicidad) del mundo. Cada vez que rezamos el “Gloria” adoramos a las Tres Divinas Personas en Su Unidad Indivisible, y en Su derecho Absoluto a un mundo única y totalmente católico conforme a la voluntad del Señor expresada antes de ascender al cielo. Queda así:

«Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Así como era en un principio, lo sea ahora, y siempre, por los siglos de los siglos. Amén»

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: