Archive for 29 noviembre 2008

Sexo Kosher (para el fin de semana)

29 noviembre 2008

 kosher-sex-shmuley-boteach

Con este titular, en blogbis, Raquel Reznik publica un muy interesante texto sobre las normas bíblicas acerca de la sexualidad,  tan instructivo  que lo reproducimos íntegramente:

Bueno, hay cosas que me gustan, y creo que en este post -aprovechando que todos están durmiendo la siesta- abusaré de la infinita paciencia de los comprensivos administradores y de los pacientes lectores del blog.
Quiero decir -desde mis creencias- que no me siento mal frente a regulaciones y prohibiciones que si bien en lo personal no cumplo ni remotamente, me resultan muy simpáticas.
Lo más importante es que son voluntarias, o sea que nadie puede obligarte a seguirlas.
Y desde lo voluntario y opcional -sería inadmisible otra cosa- incluso confieso que me agradan.
Una de las más misteriosas esferas de las prácticas sexuales judías es la ley de niddah, la separación del marido y la mujer durante el período menstrual.
Estas leyes también son conocidas como ‘taharat ha-mishpachah’, o sea la familia de la pureza.
Pocas personas judías fuera de la comunidad ortodoxa saben que estas leyes existen, aunque los sabios aseguran que el seguimiento de estas leyes proporcionan muchos beneficios.
Las leyes de niddah no son secretas sino simplemente desconocidas, porque la mayoría de los judios no-ortodoxos no continúan su educación religiosa más allá de Bar Mitzvah.
Según la Torá, un hombre tiene prohibido tener relaciones sexuales con una niddah, es decir, con una mujer que está menstruando.
Esto es parte de la extensa ley de pureza ritual de la Torá.
Hace mucho tiempo una gran parte de la ley judía giró en torno a las cuestiones de pureza ritual y la impureza.
La ley de niddah es la única ley de pureza ritual que sigue siendo observada hoy.
Todas las otras leyes se aplicabam sólo cuando el Templo existía, y hoy ya no tienen vigencia.
El tiempo de separación comienza con la primera señal de la sangre menstrual y termina en la noche del séptimo ‘día limpio’ de la mujer.
Esta separación dura un mínimo de 12 días, y en la práctica un promedio de 15.
La Torá prohíbe solamente el coito, pero los rabinos ampliaron esta prohibición, o sea que un hombre no puede ni siquiera tocar a su esposa o dormir en la misma cama con ella durante este tiempo.
Así que… al sofá.
Al final del período de niddah -tan pronto como sea posible- después de la noche después del séptimo día limpio, la mujer debe sumergirse en una mikvah kosher, una piscina ritual.
El mikvah se utiliza tradicionalmente para limpiar a una persona de las impurezas.
Hoy en día, se utiliza principalmente con este propósito, y como parte del ritual de la conversión.
La mikvah es sólo un ritual de purificación, no de limpieza física.
Obvio, se construye un mikvah antes que una sinagoga.
La Torá no especifica la razón de las leyes de niddah, pero este período de abstención tiene sus beneficios, que sería muy extenso detallar aquí.
Las relaciones sexuales entre varones son claramente prohibidas por la Torá. (Lev. 18:22).
Es importante señalar, hablando del sexo Kosher, que los actos homosexuales están prohibidos, no la orientación homosexual.
Porque el judaísmo se centra en las acciones y no en los deseos.
Un hombre que desea tener relaciones sexuales con otro hombre no está pecando, siempre y cuando no lo materialice.
De hecho, podría decirse que un hombre que siente tales deseos pero no actúa es más digno de mérito en ese sentido que un hombre que no siente ese deseo, al igual que una que se abstiene de carne de cerdo porque está prohibido merece más méritos de la que se abstiene porque no le gusta.
Pero hay muy poca discusión sobre la homosexualidad femenina en el Talmud.
Se encuentran escasas fuentes que apenas mencionan las relaciones lésbicas.
Hay una sorprendente falta de debate de cuestiones tales como si el lesbianismo sería -por ejemplo- un motivo válido para que un hombre se divorciarse de una mujer.
Algunos dicen que estas prácticas están prohibidas porque provienen de Egipto y señalan ‘rebeldía’, y posiblemente tengan razón.
Ahora bien, la ley judía prohíbe claramente la masturbación masculina.
Esta ley se deriva de la historia de Onán (Gen. 38:8-10), que practicó el coitus interruptus como un medio de control de la natalidad para evitar la paternidad de un niño de su hermano fallecido.
Dios mató a Onán por este pecado.
Aunque el acto de Onán no era realmente una masturbación, la ley judía prohíbe cualquier acto de ha-sh’cha’tat zerah -destrucción de la semilla- o sea la eyaculación fuera de la vagina.
La cuestión es algo menos clara para las mujeres.
Obviamente, las mujeres cuando nos masturbamos no derramamos óvulos, por lo que la Torah no incluye para nosotras una prohibición explícita sobre la masturbación.
Sólo puede decirse -a lo sumo- que es algo así como ‘una acción impura’, pero incluso eso puede discutirse, y mucho.
Lo curioso de todo esto es que algunas personas sienten rechazo y se indignan por este tipo de cosas, porque imaginan que una mañana un déspota se levantó y dispuso arbitrariamente estas regulaciones.
Y nada que ver.
La ley siempre es la resultante de la cultura previa, y solamente la explicita.
Por ejemplo, el sabbath es nuestro día.
Y comienza cuando aparece la primera estrella del viernes a la noche.
La primera mención del sabbath se conecta con la caída del maná (Ex 16,22,ss) pero ya era algo conocido por el pueblo.
La legislación sólo dio fuerza a una costumbre pre-existente.
Pero si buceamos en su origen todo se pondrá muy confuso.
Los egipcios desconocían la semana de siete días terminando con un día de descanso.
Algunos dicen que el sabbath tiene un origen babilónico.
Hay una tabla cuneiforme que nos habla del shabattu como el equivalente a ‘nunh libbi’, o sea el ‘día de apaciguamiento del corazón de los dioses’.
Parece ser que en esos días el rey, el mago y el médico debían abstenerse de realizar ciertos actos, que no mencionaré porque sería más que abusar.
Era -de alguna manera- como un equivalente al sabbath.
Por otra parte, Caldea era la patria de los hebreos.
Pero esos eran días de penitencia, no de júbilo.
De hecho, el sabbath no deriva de la fiesta de la luna llena de los babilonios, así que todo el asunto -como siempre- se pierde en la noche de los tiempos.
Bueno, el ejemplo era por el tema del domingo y los cristianos.
Según yo tengo entendido -lo digo respetuosamente y si me equivoco espero que me avisen- el cambio al domingo fue únicamente para diferenciarse de los judíos.
Obviamente, la palabra ‘domingo’ no existe en los textos sagrados.
En hebreo, shevah es siete.
La raíz savah significa satisfecha, o tener suficiente.
Shavath es descanso, y Shabbath es sábado, siete, el día de descanso, el día que estamos satisfechas, el día que las mujeres encendemos dos velas: Zachor (para recordar el día de reposo) y Shamor (para observar el sábado).
Después bebemos vino dulce, pero eso ya es otra historia que no me atrevo a contar aquí.

[Publicado por Raquel Reznik en www.blogbis.blogspot.com]

 

buscan acabar con el libre albedrío sexual

25 noviembre 2008

Como se pronosticó en la célebre película “La Naranja Mecánica”, mediante la química se despposee a hombres y mujeres el sentido de la responsabilidad y del deber moral.

Según hemos leído en un diario británico, se pretende injertar en elcuerpo de adolescentes un  anticonceptivo de larga duración para prevenir embarazos. En otras palabras, se da carta blanca a jovencitas de más de trece años a practicar la promiscuidad sexual, dispensándolas de su dignidad de personas libres y con capacidad de decisión. Bajo el aparente fin de impedir embarazos no deseados, quizás lo que se pretenda es hacer casi imposible la procreación normal de niños en parejas humanas de cualquier edad… Ahora hay que averiguar a qué niñas, adolescentes o mujeres se pretende “esterilizar temporalmente”, pues de esto se trata en la práctica…

Esta noticia también la hemos leído en un blog , que a su vez la toma del diario “El Universal“, de México:

El Universal
Ciudad de México Martes 25 de noviembre de 2008
00:22

El gobierno de Gran Bretaña busca que las jóvenes a la edad de 13 años se apliquen inyecciones anticonceptivas, como parte de un plan para disminuir las tasas de embarazos en adolescentes.

Funcionarios ingleses afirman que al usar inyecciones de larga duración e implantes en lugar de pastillas será más sencillo para las menores controlar su fertilidad, según reporta el Dailymail.co.uk.

Sin embargo, los críticos advierten que ese esquema, que se aplicará principalmente en las zonas del país con mayor promedio de embarazos, promoverá la promiscuidad entre los jóvenes.

Además, existen temores de que la medida alimente la proliferación de enfermedades de transmisión sexual y que los medicamentos, que dejarías infértiles a las chicas por un periodo de tres años, fueran no aptos para sus cuerpos.

El gobierno ya ha escrito a 21 ayuntamientos con altos índices de embarazos de menores para exhortarlos a aplicar las inyecciones anticonceptivas y los implantes a las menores.

“La prioridad en los próximos seis meses es la expansión de los servicios escolares y el desarrollo de los servicios de salud sexual para los jóvenes. Esto necesita incluir, como prioridad, la provisión de anticonceptivos de larga duración para asegurarse que los adolescentes tengan la opción de una anticoncepción efectiva”, señala el escrito.

Otro de los reclamos de los críticos del plan es que con ello las menores podrán esconderle a sus padres que ya son sexualmente activas.

Por su parte, el doctor Hans-Christian Raabe asegura que esto da a las menores la impresión de una seguridad que en realidad no está ahí. “Las chicas pensarán que no les puede pasar nada por el simple hecho de que no quedarán embarazadas”, dijo.

Concluyó advirtiendo que esta falsa esperanza de seguridad ha contribuido a la explosión en los índices de contagios por enfermedades de transmisión sexual.

sexualidad sana y normal; la “otra sexualidad” no es normal

21 noviembre 2008

En europans hemos leído el siguiente trabajo dedicado a una sexualidad que podríamos llamar inútil e improductiva:

Uno de los muchos síntomas definitorios de lo muy enferma que se encuentra esta civilización que conocemos con el término de Occidental es el del aumento vertiginoso del porcentaje de casos de homosexualidad que ella está, por momentos, padeciendo.

De perogrullo es que ni la divinidad ni la naturaleza crearon al hombre y a la mujer para que se ´recrearan´ con los de su mismo sexo, sino para que buscaran su complemento en el sexo opuesto y para hacer de ello la fuente de la procreación y, por tanto, de la existencia misma de la especie.

 

¿Qué es lo que está motivando que tantos de nuestros congéneres se salgan del cauce por el que discurren las leyes de la naturaleza? ¿Dónde podemos encontrar el porqué de tal proceder antinatural?

 

El caso de España es bien paradigmático: en las últimas décadas se está pasando de casos casi anecdóticos a porcentajes que empiezan a alarmar. Pero, repetimos la cuestión, ¿dónde podemos hallar las causas de tamaña desviación contranatura?

 

Pues bien, la respuesta habría que buscarla analizando cuáles son los valores que priman en esta etapa crepuscular del ya de por sí corrosivo Mundo Moderno por el que el hombre actual transita; o, más bien, vegeta. Y se trata de algunos valores que en otras épocas, como en la del judeocristianismo de los orígenes, ya recibieron un fuerte impulso. Hablamos del humanitarismo laxo y pusilánime y de una concepción empequeñecedora de la humildad que abocan a la pasividad, al abandono y a la dejadez y que están irreconciliablemente reñidos con lo voluntarioso, con lo valeroso, con lo grande, con lo épico, con lo heroico, con lo glorioso y, en resumidas cuentas, con lo VIRIL.

En otras épocas no tan decadentes como la presente, el arquetipo a seguir era el héroe semidios de los mitos, era el caudillo indómito, era el intrépido navegante, era el atrevido explorador, era el valiente conquistador, era el heroico guerrero, era el caballero andante o era el esforzado descubridor. El niño, el adolescente y el joven los hacían suyos como modelos a imitar y reforzaban su ya innata condición viril. Como éstos eran los ejemplos a seguir, aquellos infantes y púberes que por naturaleza podrían tener algo tenues los atributos de la masculinidad, la iban paulatinamente acrecentando, reforzando y consolidando definitivamente.

Desgraciadamente, hoy en día, en las sociedades demoliberales y plutocráticas en las que ´vivimos´ estos arquetipos han sido sustituidos por los antitéticos del especulador enriquecido por el ´pelotazo´ bursátil o financiero, del político sin escrúpulos ni principios éticos que a base de todo tipo de corruptelas llega a encaramarse a lo más alto del poder, de la estrella de rock o del actor de cine de gestos y palabras repugnantes y soeces, del personaje de dibujos animados deslenguado y obsceno o del cantante de pop de movimientos y vestimenta afeminados.

Otros modelos con los que se topa cotidianamente el niño y el adolescente los constituye toda la pléyade de afeminados y/o homosexuales de todo tipo y pelaje que copan multitud de programas televisivos de ´entretenimiento´, ya sea en calidad de presentadores, de personal habitual o de invitados. Tal abundancia provocará el efecto de que el pequeño, y el no tan pequeño, considere, paulatinamente, esta degeneración no como tal sino como una opción tan natural como cualquier otra. Y a asentar esta perturbada percepción contribuirá también de forma nada desdeñable una ´adecuada´ campaña ´educativa´, orquestada y dirigida desde las más altas instancias ´educativas´ a lo largo de las diferentes etapas del sistema de ´enseñanza´.

Muchos jóvenes, acabarán, en consecuencia, asimilando la idea de que experimentar sexualmente con personas del mismo sexo no tiene nada de anormal…

 

Siguiendo el hilo trazado por el de los modelos a ofrecer a pequeños y a barbilampiños nos resulta espeluznante el solo hecho de pensar que parejas de gays y lesbianas puedan adoptar niños, pues si no queremos hacer del pequeño un ser desquiciado, neurótico y esquizofrénico no podemos privarle de la experiencia vital y crucial que supone la convivencia con los dos diferentes roles adultos que deben estar representados, como resulta obvio, por un varón y por una mujer.

 

El igualitarismo es otro de los atributos de que hace gala nuestro mundo demoburgués. Pues bien, esta lacra no sólo extiende sus corrosivos tentáculos por los ámbitos filosóficos, políticos o sociales de Occidente, sino que también distorsiona y desnaturaliza procederes, hábitos, usos y costumbres. Provoca que hombres y mujeres faenen de manera similar en casa y fuera de ella o se enfunden ropajes muy parecidos, difuminándose los roles que, consustancialmente, deberían ser propios del hombre, por un lado, y de la mujer, por otro. Es causante, la ponzoña igualitaria, de que los papeles que por ley natural corresponderían a cada sexo se vayan difuminando en una nebulosa que confundirá, y confunde, al niño y al adolescente y le dejará sin referencias a seguir para fijar, reforzar y consolidar las cualidades que le son innatas de acuerdo al sexo al que pertenece. Es muy cierta la expresión de que ´el hábito hace al monje´, y es que es digno de observar cómo algunas de las actuales modas en el vestir pueden llegar a afectar a las cualidades viriles en el hombre y a las femeninas en la mujer. O si no contémplese cómo aquel niño movido y audaz llegó a la adolescencia y atiborrado de imágenes y anuncios publicitarios empezó a vestir, por ejemplo, a lo ´funky´, con camisetas de chica bien ajustadas, con pantalones ridículamente acampanados colgándoles desde la mitad de las posaderas y con carteras o bolsos circundándoles el tronco en diagonal. Las vestimentas del muchacho no se diferenciaban en nada de las de la jovencita ´funky´. Poco a poco, los gestos, los ademanes, los movimientos y hasta el caminar del joven empezaron a parecérsenos más y más a los de la muchachita.

 

Lo que le fue aconteciendo posteriormente a nuestro chico no es difícil de suponer. Dejó, cada vez más, de identificarse con el papel de hombre que, por nacimiento, le correspondía y, seguramente, llegó un momento en el que le resultó indistinto relacionarse afectiva, sentimental y/o sexualmente con congéneres del sexo opuesto o con los del suyo propio. Y de aquí a sentirse cada vez más femenino y optar por el exclusivismo homosexual hay sólo un paso. Paso que quizás dé enganchado por experiencias sexuales con otros hombres, pues no debemos de olvidar que el mundo hedonista en que nos encontramos insertos promueve la búsqueda del placer físico y la satisfacción de la líbido a toda costa, como fin en sí mismo y por cualquier vía, por muy degradada, aberrante, enfermiza y antinatural que ésta pueda ser.

Y contra esta concepción hedonista, positivista y materialista de la vida, otras etapas no deletéreas de la historia de la humanidad presentaban arquetipos como el del gobernante austero al servicio de su comunidad o como el del asceta que enfocaba su vida a la realización de fines Superiores, a la consecución, en su interior, del Conocimiento Trascendente y/o a la Iluminación Metafísica.

Ya se encargó Freud, a través del psicoanálisis, en echarle una buena capota pseudocientíficofilosófica al Mundo Moderno al elevar a los altares a todo el inquietante inframundo que habita en el subconsciente humano y al convertirlo en el motor oculto de nuestra vida consciente. Mostrándonos a los impulsos libidinosos como la base de nuestro actuar en estado de vigilia. Justificando la homosexualidad como la afloración de lo que, según el autor judío, fue una etapa más por la que la persona pasó cuando era aún un niño: etapa en la cual, en el caso del varón, le arrastraba a desear sexualmente a su padre y en la que en el caso de la niña le hacía enfocar la satisfacción de su líbido hacia su madre. Y dándole pues, Freud, en definitiva, carácter de normalidad a lo que no es más que una desviación degenerativa de lo que es la condición natural no sólo del género humano sino de cualquier ser vivo. Y si hablamos de desviación hablamos de tara; de tara adquirida. ¡Qué absurdas resultan las celebraciones, año tras año, del ´día del orgullo gay´! ¿Orgullo de qué? ¿De alardear de una tara? ¿Con qué objeto se realizan esas demostraciones públicas? ¿Con fines propagandísticos para que aumente el número de tarados?; que quede bien claro que estamos hablando de una desviación adquirida, no genética, puesto que los casos en que la homosexualidad puede constituir una tendencia innata son porcentualmente insignificantes, ridículos y son, y eran, subsanables, como ya hemos señalado párrafos arriba, en una sociedad no enferma en la que los ejemplos a seguir sean, y fueron, otros que se encuentran en las antípodas de los actuales.

 

¿Se nos pretende hacer comulgar con ruedas de molino transmitiéndonos la idea de que los homosexuales son gente normal? ¿Se pretende que nos lo creamos después de contemplar, por ejemplo, lo ´normales´ que son sus manifestaciones? ¿Después de observar el lamentable, grotesco, carnavalesco, majadero y bochornoso exhibicionismo de que, en dichos actos públicos, hace gala un porcentaje aplastante de ellos? ¿Después de que sepamos que se dedican a la prostitución en una muy mayor proporción que los heterosexuales de ambos sexos? ¿De que veamos cómo tantos de ellos se identifican con lo esperpéntico: disfrutan con el transformismo, se disfrazan de ´drac queens´,…? ¿De que no ignoremos cuántos de ellos optan por el travestismo; tan asociado, por otro lado, con el mundo de la prostitución? ¿De que observemos cómo muchos de ellos deciden destruir e invertir la obra y las leyes de la naturaleza y acaban siendo transexuales? ¿De que no ignoremos que los casos de pederastia son mucho más frecuentes entre homosexuales que entre heterosexuales? ¿De que sepamos de la promiscuidad sin límites que llevan a cabo? ¿De que no desconozcamos que el número de suicidios y crímenes, a menudo por móviles pasionales, cometidos por ellos es, porcentualmente, significativamente más elevado que los perpetrados por el resto de la población? (1)

¡Muy normal todo…!, ¿verdad?.

 

 

Eduard Alcántara

Septentrionis Lux

N O T A S:

(1) El estadounidense Dr. Edward R. Fields, director de la revista “The Truth at Last”, en su artículo titulado ´¿Es la homosexualidad una actividad normal?´ recoge un estudio realizado por el Dr. P. Cameron en el que se nos facilitan unos datos bien significativos: Entre los gays el suicidio es cometido 25 veces más que entre los heterosexuales, mientras que, además, sufren 102 veces más posibilidades de ser asesinados, generalmente también a manos de otros gays. Un 21% de las lesbianas mueren por asesinato, suicidio o accidente, lo cual representa un promedio 534 veces mayor que entre las mujeres blancas heterosexuales de edades comprendidas entre los 25 y los 44 años. Nota: Una lectura completa del artículo del Dr. Fields se puede realizar consultando el CD-rom ´La censura de la democracia. Vol. I´.

Unamuno opina sobre los idiomas en España

13 noviembre 2008

57unamuno 

Al reconocer la constitución política de España, en 1978, la existencia de “comunidades autónomas” y “nacionalidades”, empleando un neologismo tomado de la constitución soviética de 1936, se abrió la puerta  a la rivalidad de las lenguas vernáculas de Galicia, Euscalerría y Cataluña con la lengua común de los españoles, el idioma español ó castellano.

Sorprende que el discurso pronunciado por don  Miguel de Unamuno  en el Congreso de los Diputados el  18 de septiembre de 1931, sobre el uso de los idiomas que se hablan en España, sigue teniendo plena actualidad. 

El siguiente texto, tomado del “Diario de Sesiones” de las Cortes, ha sido publicado por la web segundarepublica:
El Sr. Unamuno: Señores diputados, el texto del proyecto de Constitución hecho por la Comisión dice: «El castellano es el idioma oficial de la República, sin perjuicio de los derechos que las leyes del Estado reconocen a las diferentes provincias o regiones.»
Yo debo confesar que no me di cuenta de qué perjuicio podía haber en que fuera el castellano el idioma oficial de la República (acaso esto es traducción del alemán), e hice una primitiva enmienda, que no era exactamente la que después, al acomodarme al juicio de otros, he firmado. En mi primitiva enmienda decía: «El castellano es el idioma oficial de la República. Todo ciudadano español tendrá el derecho y el deber de conocerlo, sin que se le pueda imponer ni prohibir el uso de ningún otro.» Pero por una porción de razones vinimos a convenir en la redacción que últimamente se dió a la enmienda, y que es ésta: «El español es el idioma oficial de la República. Todo ciudadano español tiene el deber de saberlo y el derecho de hablarlo. En cada región se podrá declarar cooficial la Lengua de la mayoría de sus habitantes. A nadie se podrá imponer, sin embargo, el uso de ninguna Lengua regional.»
Entre estas dos cosas puede haber en la práctica alguna contradicción. Yo confieso que no veo muy claro lo de la cooficialidad, pero hay que transigir. Cooficialidad es tan complejo como cosoberanía; hay «cos» de éstos que son muy peligrosos. Pero al decir «A nadie se podrá imponer, sin embargo, el uso de ninguna Lengua regional», se modifica el texto oficial, porque eso quiere decir que ninguna región podrá imponer, no a los de otras regiones, sino a los mismos de ella, el uso de aquella misma Lengua. Mejor dicho, que si se encuentra un paisano mío, un gallego o un catalán que no quiera que se le imponga el uso de su propia Lengua, tiene derecho a que no se les imponga. (Un señor diputado: ¿Y a los notarios?) Dejémonos de eso. Tiene derecho a que no se le imponga. Claro que hay una cosa de convivencia -esto es natural- y de conveniencia; pero esto es distinto; una cosa de imposición. Pero como a ello hemos de ir, vamos a pasar adelante. Estamos indudablemente en el corazón de la unidad nacional y es lo que en el fondo más mueve los sentimientos: hasta aquellos a quienes se les acusa de no querer más que vender o mercar sus productos -yo digo que no es verdad-, en un momento estarían dispuestos hasta a arruinarse por defender su espíritu. No hay que achicar las cosas. No quiero decir en nombre de quién hablo; podría parecer una petulancia si dijera que hablo en nombre de España. Sé que se toca aquí en lo más sensible, a veces en la carne viva del espíritu; pero yo creo que hay que herir sentimientos y resentimientos para despenar sentido, porque toca en lo vivo. Se ha creído que hay regiones más vivas que otras y esto no suele ser verdad. Las que se dice que están dormidas, están tan despiertas como las otras; sueñan de otra manera y tienen su viveza en otro sitio. (Muy bien.)

Aquí se ha dicho otra cosa. Se está hablando siempre de nuestras diferencias interiores. Eso es cosa de gente que, o no viaja, o no se entera de lo que ve. En el aspecto lingüístico, cualquier nación de Europa, Francia, Italia, tienen muchas más diferencias que España; porque en Italia no sólo hay una multitud de dialectos de origen románico, sino que se habla alemán en el Alto Adigio, esloveno en el Friul, albanés en ciertos pueblos del Adriático, griego en algunas islas. Y en Francia pasa lo mismo. Además de los dialectos de las Lenguas latinas, tienen el bretón y el vasco. La Lengua, después de todo, es poesía, y así no os extrañe si alguna vez caigo aquí, en medio de ciertas anécdotas, en algo de lirismo. Pero si un código pueden hacerlo sólo juristas, que suelen ser, por lo común, doctores de la letra muerta, creo que para hacer una Constitución, que es algo más que un código, hace falta el concurso de los líricos, que somos los de la palabra viva. (Muy bien.)

Y ahora me vais a permitir, los que no los entienden, que alguna vez yo traiga aquí acentos de las Lenguas de la Península. Primero tengo que ir a mi tierra vasca, a la que constantemente acudo. Allí no hay este problema tan vivo, porque hoy el vascuence en el país vasconavarro no es la Lengua de la mayoría, seguramente que no llegan a una cuarta parte los que lo hablan y los que lo han aprendido de mayores, acaso una estadística demostrara que no es su Lengua verdadera, su Lengua materna; tan no es su verdadera Lengua materna, que aquel ingenuo, aquel hombre abnegado llegó a decir en un momento: «Si un maqueto está ahogándose y te pide ayuda, contéstale: «Eztakit erderaz.» «no sé castellano.»» Y él apenas sabía otra cosa, porque su Lengua materna, lo que aprendió de su madre, era el castellano.

Yo vuelvo constantemente a mi nativa tierra. Cuando era un joven aprendí aquello de «Egialde guztietan toki onak badira bañan biyotzak diyo: zoaz Euskalerrira.» «En todas partes hay buenos lugares, pero el corazón dice: vete al país vasco.» Y hace cosa de treinta años, allí, en mi nativa tierra, pronuncié un discurso que produjo una gran conmoción, un discurso en el que les dije a mis paisanos que el vascuence estaba agonizando, que no nos quedaba más que recogerlo y enterrarlo con piedad filial, embalsamado en ciencia. Provocó aquello una gran conmoción, una mala alegría fuera de mi tierra, porque no es lo mismo hablar en la mesa a los hermanos que hablar a los otros: creyeron que puse en aquello un sentido que no puse. Hoy continúa eso, sigue esa agonia; es cosa triste, pero el hecho es un hecho, y así como me parecería una verdadera impiedad el que se pretendiera despenar a alguien que está muriendo, a la madre moribunda, me parece tan impío inocularle drogas para alargarle una vida ficticia, porque drogas son los trabajos que hoy se realizan para hacer una Lengua culta y una Lengua que, en el sentido que se da ordinariamente a esta palabra, no puede llegar a serlo.

El vascuence, hay que decirlo, como unidad no existe, es un conglomerado de dialectos en que no se entienden a las veces los unos con los otros. Mis cuatro abuelos eran, como mis padres, vascos; dos de ellos no podían entenderse entre sí en vascuence, porque eran de distintas regiones: uno de Vizcaya y el otro de Guipúzcoa. ¿Y en qué viene a parar el vascuence? En una cosa, naturalmente, tocada por completo de castellano, en aquel canto que todos los vascos no hemos oído nunca sin emoción, en el Guernica Arbola, cuando dice que tiene que extender su fruto por el mundo, claro que no en vascuence. «Eman ta zabalzazu munduan frutua adoratzen raitugu, arbola santua» «Da y extiende tu fruto por el mundo mientras te adoramos, árbol santo.» Santo, sin duda; santo para todos los vascos y más santo para mí, que a su pie tomé a la madre de mis hijos. Pero así no puede ser, y recuerdo que cantando esta agonía un poeta vasco, en un último adiós a la madre Euskera, invocaba el mar, y decía: «Lurtu, ichasoa.» «Conviértete en tierra, mar»; pero el mar sigue siendo mar.

Y ¿qué ha ocurrido? Ha ocurrido que por querer hacer una Lengua artificial, como la que ahora están queriendo fabricar los irlandeses; por querer hacer una Lengua artificial, se ha hecho una especie de «volapuk» perfectamente incomprensible. Porque el vascuence no tiene palabras genéricas, ni abstractas, y todos los nombres espirituales son de origen latino, ya que los latinos fueron los que nos civilizaron y los que nos cristianaron también. (Un señor diputado de la minoría vasconavarra: Y «gogua» ¿es latino?) Ahí voy yo. Tan es latino, que cuando han querido introducir la palabra «espíritu», que se dice «izpiritué», han introducido ese gogo, una palabra que significa como en alemán «stimmung», o como en castellano «talante» es estado de ánimo, y al mismo tiempo igual que en catalán «talent», apetito. «Eztankat gogorik» es «no tengo ganas de comer, no tengo apetito». (Un señor diputado interrumpe, sin que se perciban sus palabras.- Varios señores diputados: ¡Callen, callen!)

Me alegro de eso, porque contaré más. Estaba yo en un pueblecito de mi tierra, donde un cura había sustituido -y esto es una cosa que no es cómica- el catecismo que todos habían aprendido, por uno de estos catecismos renovados, y resultaba que como toda aquella gente había aprendido a santiguarse diciendo: «Aitiaren eta semiaren eta izpirituaren izenian» (En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo), se les hacia decir: «Aitiaren eta semiaren eta Crogo dontsuaren izenian», que es: «En el nombre del Padre, del Hijo y del santo apetito.> (Risas.) No; la cosa no es cómica, la cosa es muy seria, porque la Iglesia, que se ha fundado para salvar las almas, tiene que explicar al pueblo en la Lengua que el pueblo habla, sea la que fuere, esté como esté; y así como hubiera sido un atropello pretender, como en un tiempo pretendió Romero Robledo, que se predicara en castellano en pueblos donde el castellano no se hablaba, es tan absurdo predicar en esas Lenguas.

Esto me recuerda algo que no olvido nunca y que pasó en América: que una Orden religiosa dió a los indios guaraníes un catecismo queriendo traducir al guaraní los conceptos más complicados de la Teología, y, naturalmente, fueron acusados por otra Orden de que les estaban enseñando herejías; y es que no se puede poner el catecismo en guaraní ni azteca sin que inmediatamente resulte una herejía. (Risas.)

Y después de todo, lo hondo, lo ínfimo de nuestro espíritu vasco, ¿en qué lo hemos vertido?

El hombre más grande que ha tenido nuestra raza ha sido Iñigo de Loyola y sus Ejercicios no se escribieron en vascuence. No hay un alto espíritu vasco, ni en España ni en Francia, que no se haya expresado o en castellano o en francés. El primero que empezó a escribir en vascuence fue un protestante, y luego los jesuitas. Es muy natural que nos halague mucho tener unos señores alemanes que andan por ahí buscando conejillos de Indias para sus estudios etnográficos y nos declaren el primer pueblo del mundo. Aquí se ha dicho eso de los vascos.

En una ocasión contaba Michelet que discutía un vasco con un montmorency, y que al decir el montmorency: «¿Nosotros los montmorency datamos del siglo.., tal», el vasco contestó: «Pues nosotros, los vascos, no datamos.» (Risas.) Y os digo que nosotros, en el orden espiritual, en el orden de la conciencia universal, datamos de cuando los pueblos latinos, de cuando Castilla, sobre todo, nos civilizó. Cuando yo pronunciaba aquel discurso recibí una carta de D. Joaquín Costa lamentándose de que el vascuence desapareciese siendo una cosa tan interesante para el estudio de las antigüedades ibéricas. Yo hube de contestarle: «Está muy bien; pero no por satisfacer a un patólogo voy a estar conservando la que creo que es una enfermedad.» (Risas.- El señor Leizaola pide la palabra.)

Y ahora hay una cosa. El aldeano, el verdadero aldeano, el que no está perturbado por nacionalismos de señorito resentido, no tiene interés en conservar el vascuence.

Se habla del anillo que en las escuelas iba pasando de un niño a otro hasta ir a parar a manos de uno que hablaba castellano, a quien se le castigaba; pero ¿es que acaso no puede llegar otro anillo? ¿Es que no he oído decir yo: «No enviéis a los niños a la escuela, que allí aprenden el castellano, y el castellano es el vehículo del liberalismo»? Eso lo he oído yo, como he oído decir: «¡Gora Euzkadi ascatuta!» («Euzkadi» es una palabra bárbara; cuando yo era joven no existía; además conocí al que la inventó). «¡Gora Euzkadi ascatuta!» Es decir: ¡Viva Vasconia libre! Acaso si un día viene otro anillo habrá de gritar más bien: «¡Gora Ezpaña ascatuta!» ¡Viva España libre! Y sabéis que España en vascuence significa labio; que viva el labio libre, pero que no nos impongan anillos de ninguna clase. (Un señor Diputado: Muchas gracias, en nombre del pueblo vasco.)

Pasemos a Galicia; tampoco hay aquí, en rigor, problema. Podrán decirme que no conozco Galicia y, acaso, ni Portugal, donde he pasado tantas temporadas; pero ya hemos oído que Castilla no conoce la periferia, y yo os digo que la periferia conoce mucho peor a Castilla; que hay pocos espíritus más comprensivos que el castellano (Muy bien.) Pasemos, como digo, a Galicia. Tampoco allí hay problema. No creo que en una verdadera investigación resultara semejante mayoría. No me convencen de no. Pero aquí se hablaba de la lengua universal, y el que hablaba sin duda recuerda lo que en la introducción a los Aíres da miña terra decía Curros Enríquez de la lengua universal:

1 (…/…)
Todo eso está bien; pero que me permita Curros y perntitidme vosotros; me da pena verle siempre con ese tono de quejumbrosidad. Parias, azotada, escarnecida…, amarrada contra una roca…, clavado un puñal en el seno…

¿De dónde es así eso? ¿Es que se pueden tomar en serio burlas, a las veces cariñosas, de las gentes? No. Es como lo de la emigración. El mismo Curros, cuando habla de la emigración -lo sabe bien mi buen amigo Castelao-, dice, refiriéndose al gaitero:

2 (…/…)

No; hay que levantar el ánimo de esas quejumbres, quejumbres además, que no son de aldeanos. Rosalía decía aquello de:

«Castellanos de Castilla,
tratade ben os gallegos;
cando van, van como rosas;
cando veñen, como negros.»

¿Es que les trataban mal? No. Eran ellos los que se trataban mal, para ahorrar los cuartos y luego gastarlos alegre y rumbosamente en su tierra, porque no hay nada más rumboso, ni menos avaro, ni más alegre, que un aldeano gallego. Todas esas morriñas de la gaita son cosas de los poetas. (Risas.)

Vuestra misma Rosalía de Castro, después de todo, cuando quiso encontrar la mujer universal, que era una alta mujer, toda una mujer, no la encontró en aquellas coplas gallegas; la encontró en sus poesías castellanas de Las orillas del Sar. (Denegaciones en algunos señores diputados de la minoría gallega.) ¿Y quiénes han enriquecido últimamente a la Lengua castellana, tendiendo a que sea española? Porque hay que tener en cuenta que el castellano es una Lengua hecha, y el español es una Lengua que estamos haciendo. ¿Y quiénes han contribuido más que algunos escritores galleros -y no quiero nombrarlos nominativamente, estrictamente-, que han traído a la Lengua española un acento y una nota nuevos?

Y ahora vengamos a Cataluña. Me parece que el problema es más vivo y habrá que estudiarlo en esta hora de compresión, de cordialidad y de veracidad. Yo conocí, traté, en vuestra tierra, a uno de los hombres que me ha dejado más profunda huella, a un cerebro cordial, a un corazón cerebral, aquel gran hombre que fue Juan Maragall. Oíd:

«Escolta, Espanya le veu d’un fill
que’t parla en llengua no castellana,
parlo en la llengua que m’ha donat
la terra apra,
en questa llengua pocs t’han parlat;
en l’altra…, massa.

En esta Lengua pocos te han hablado, en la otra… demasiados.

Hon ets Espanya? No’t veig enlloc,
no sents la meva ven atronadora?
No entensa aquesta llengua que’t parla entre perills?
Has desaprés d’entendre an els teus fils?
Adeu, Espanya!»

Es cierto. Pero él, Maragall, el hombre qué decía esto, como si no fuera bastante lo demasiado que se le había hablado en la otra Lengua, en castellano, a España, él habló siempre, en su trabajo, en su labor periodística; habló siempre, digo, en un español, por cieno lleno de enjundia, de vigor, de fuerza, en un castellano digno, creo que superior al castellano, al español, de Jaime Balmes o de Francisco Pi y Margall. No. Hay una especie de coquetería. Yo oía aquí, el otro día, al señor Torres empezar excusándose de no tener costumbre de hablar en castellano, y luego, me sorprendió que en español no es que vestía, es que desnudaba perfectamente su espíritu, y es mucho más difícil desnudarlo que vestirlo en una Lengua. (Risas.) He llegado -permitidme- a creer que no habláis el catalán mejor que el castellano. (Nuevas risas.) Aquí se nos habla siempre de uno de los mitos que ahora están más en vigor, y es el «hecho». Hay el hecho diferencial, el hecho tal, el hecho consumado. (Risas.) El catalán, que tuvo una espléndida florescencia literaria hasta el siglo XV, enmudeció entonces como Lengua de cultura, y mudo permaneció los siglos del Renacimiento, de la Reforma y la Revolución. Volvió a renacer hará cosa de un siglo -ya diré lo que son estos aparentes renacimientos-; iba a quedar reducido a lo que se llamó el «parlá munisipal». Les había dolido una comparanza -que yo hice, primero en mi tierra, y, después, en Cataluña- entre el máuser y la espingarda, diciendo: yo la espingarda, con la cual se defendieran mis antepasados, la pondré en un sitio de honor, pero para defenderme lo haré con un máuser, que es como se defienden todos, incluso los moros. (Risas.) Porque los moros no tenían espingardas, sino, quizá, mejor armamento que nosotros mismos.

Hoy, afortunadamente, está encargado de esta obra de renovación del catalán un hombre de una gran competencia y, sobre todo, de una exquisita probidad intelectual y de una honradez científica como las de Pompeyo Fahra. Pero aquí viene el punto grave, aquel a que se alude en la enmienda al decir: «no se podrá imponer a nadie».

Como no quiero amezquinar y achicar esto, que hoy no se debate, dejo, para cuando otros artículos se toquen, el hablar y el denunciar algunas cosas que pasan. Algunas las denunció Menéndez Pidal. No se puede negar que fueran ciertas.

Lo demás me parece bien. Hasta es necesario; el catalán tiene que defenderse y conviene que se defienda; conviene hasta al castellano. Por ejemplo, no hace mucho, la Generalidad, que en este caso actuaba, no de generalidad sino de panicularidad (Risas.) dirigió un escrito oficial en catalán al cónsul de España en una ciudad francesa, y el cónsul, vasco por cierto, lo devolvió. Además, está recibiendo constantemente obreros catalanes que se presentan diciendo: «No sabemos castellano», y él responde: «Pues yo no sé catalán; busquen un intérprete.» No es lo malo esto, es que lo saben, es que la mayoría de ellos miente, y éste no es nunca un medio de defenderse. (Rumores en la minoría de Izquierda catalana.- Un señor diputado pronuncia palabras que no se perciben claramente.) Eso es exacto. (Un señor diputado: Eso es inexacto.- El señor Santaló: Sobre todo su señoría no tiene autoridad para investigar si miente o no un señor que se dirige a un cónsul.- Otro señor diputado pronuncia palabras que no se perciben claramente.- Rumores.) ¿Es usted un obrero? (Rumores.- Varios señores diputados pronuncian algunas palabras que no se perciben con claridad.- Continúan los rumores, que impiden oír al orador.)… que hablen en cristiano. Es verdad. Toda persecución a una Lengua es un acto impío e impatriota. (Un señor diputado: Y sobre todo cuando procede de un intelectual.) Ved esto si es incomprensión. Yo sé lo que en una libre lucha puede suceder. En artículos de la Constitución, al establecer la forma en que se ha de dar la enseñanza, trataremos de cómo el Estado español tendrá que tener allí quien obligue a saber castellano, y sé que si mañana hay una Universidad castellana, mejor española, con superioridad, siempre prevalecerá sobre la otra; es más, ellos mismos la buscarán. Os digo aún más, y es que cuando no se persiga su Lengua, ellos empezarán a hablar y a querer conocer la otra. (Varios señores diputados de la minoría de la Izquierda catalana pronuncian algunas palabras que no se entienden claramente.- Un señor diputado: Lo queremos ya.- Rumores.) Como sbre esto se ha de volver y veo que, en efecto, estoy hiriendo resentimientos… (Rumores.- Un señor diputado: Sentimientos; no resentimientos.) Lo que yo no quiero es que llegue un momento en que una obcecación pueda llevaros al suicidio cultural. No lo creo, porque una vez en que aquí en un debate el ministro de la Gobernación hablaba del suicidio de una región yo interrumpí diciendo: «No hay derecho al suicidio.» En efecto, cuando un semejante, cuando un hermano mío quiere suicidarse, yo tengo la obligación de impedírselo, incluso por la fuerza si es preciso, no tanto como poniendo en peligro su vida cuando voy a salvarle, pero sí incluso poniendo en peligro mi propia vida. (Muy bien, muy bien.)

Y tal vez haya quien sueñe también con la conquista lingüística de Valencia. Estaba yo en Valencia cuando se anunció que iba a llegar el señor Cambó y afirmé yo, y todos me dieron la razón, que allí, en aquella ciudad, le hubieran entendido mejor en castellano que si hablara en catalán. porque hay que ver lo que es hoy el valenciano en Valencia, que fue la patria del más grande poeta catalán, Ausias March, donde Ramón Muntaner escribió su maravillosa crónica, de donde salió Tirant lo Blanc.

El más grande poeta valenciano el siglo pasado, uno de los más grandes de España, fue Vicente Wenceslao Querol. Querol quiso escribir en lemosín, que era una cosa artificial y artificiosa y no era su lengua natal; el hombre en aquel lenguaje de juegos florales se dirigía a Valencia y le decía:

«Fill so de la joyosa vida qu’al sol s’escampa
tot temps de fresques roses bronat son mantell d’or,
fill so de la que gusitan com dos geganta cativa
d’un cap Peñagolosa, de l’altre cap Mongó,
de la que en l’aigua juga, de la que fon por bella
dues voltes desposada, ab lo Cid de Castella
y ab Jaume d’Aragó.»

Pero él, Querol, cuando tenía que sacar el alma de su Valencia no la sacaba en la Lengua de Jaime de Aragón, sino en la Lengua castellana, en la del Cid de Castilla. Para convencerse no hay más que leer sin que se le empañen los ojos de lágrimas.

El valenciano corriente es el de los donosos sainetes de Eduardo Escalante, y algunas veces el de aquella regocijantes salacidades de Valldoví de Sueca, al pie de cuyo monumento no hace mucho me he recreado yo. Y también el de Teodoro Llorente cuando decía que la patria lemosina renace por todas partes, añadiendo aquello de…

«… y en membransa dels avis, en penyora
de la gloria passada y venidora,
en fe de germandat,
com penó, com estrella que nos guía
entre llaus de victoria y alegría,
alsem lo Rat-Penat.»

«Lo rat penat»; alcemos «lo rat penat», es decir, el ratón alado que, según la leyenda, se posó en el casco de Jaime el Conquistador y que corona los escudos de Valencia, de Cataluña y de Aragón; ratón alado que en Castilla se le llama muerciélago o ratón ciego; en mi tierra vasca, «saguzarra», ratón viejo, y en Francia, ratón calvo; y esta cabecita calva, ciega y vieja, aunque de ratón alado, no es más que cabeza de ratón. Me diréis que es mejor ser cabeza de ratón que cola de león. No; cola de león, no; cabeza de león, sí, como la que dominó el Cid.

Cuando yo fui a mi pueblo, fui a predicarles el imperialismo; que se pusieran al frente de España; y es lo que vengo a predicar a cada una de las regiones: que nos conquisten; que nos conquistemos los unos a los otros; yo sé lo que de esta conquista mutua puede salir; puede y debe salir la España para todos.

Y ahora, permitidme un pequeño recuerdo. Al principio del Libro de los Hechos de los Apóstoles se cuenta la jornada de aquello que pudiéramos llamar las primeras Cortes Constituyentes de la primitiva Iglesia cristiana, el Pentecostés; cuando sopló como un eco el Espíritu vivo, vinieron lenguas de fuego sobre los apóstoles, se fundió todo el pueblo, hablaron en cristiano y cada uno oyó en su Lengua y en su dialecto: sulamitas, persas, medos, frigios, árabes y egipcios. Y esto es lo que he querido hacer al traer aquí un eco de todas estas lenguas; porque yo, que subí a las montañas costeras de mi tierra a secar mis huesos, los del cuerpo y los del alma, y en tierra castellana fui a enseñar castellano a los hijos de Castilla, he dedicado largas vigilias durante largos años al estudio de las Lenguas todas de la Patria, y no sólo las he estudiado, las he enseñado, fuera, naturalmente, del vascuence, porque todos mis discípulos han salido iniciados en el conocimiento del castellano, del galaico-portugués y del catalán. Y es que yo, a mi vez, paladeaba y me regodeaba en esas Lenguas, y era para hacerme la mía propia, para rehacer el castellano haciéndolo español, para rehacerlo y recrearlo en el español recreándome en él. Y esto es lo que importa. El español, lo mismo me da que se le llame castellano, yo le llamo el español de España, como recordaba el señor Ovejero, el español de América y no sólo el español de América, sino español del extremo de Asia, que allí dejo marcadas sus huellas y con sangre de mártir el imperio de la Lengua española, con sangre de Rizal, aquel hombre que en los tiempos de la Regencia de doña María Cristina de Habsburgo Lorena fue entregado a la milicia pretoriana y a la frailería mercenaria para que pagara la culpa de ser el padre de su Patria y de ser un español libre. (Aplausos.) Aquel hombre noble a quien aquella España trató de tal modo, con aquellos verdugos, al despedirse, se despidió en Lengua española de sus hijos pidiendo ir allí donde la fe no mata, donde el que reina es Dios, en tanto mascullaban unos sus rezos y barbotaban otros sus órdenes, blasfemando todos ellos el nombre de Dios. Pues bien; aquí mi buen amigo Alomar se atiene a lo de castellano. El castellano es una obra de integración: ha venido elementos leoneses y han venido elementos aragoneses, y estamos haciendo el español, lo estamos haciendo todos los que hacemos Lengua o los que hacemos poesía, lo está haciendo el señor Alomar, y el señor Alomar, que vive de la palabra, por la palabra y para la palabra, como yo, se preocupaba de esto, como se preocupaba de la palabra nación. Yo también, amigo Alomar, yo también en estos días de renacimiento he estado pensando en eso, y me ha venido la palabra precisa: España no es nación, es renación; renación de renacimiento y renación de renacer, allí donde se funden todas las diferencias, donde desaparece esa triste y pobre personalidad diferencial. Ndie con más tesón ha defendido la salvaje autonomía -toda autonomía, y no es reproche, es salvaje- de su propia personalidad diferencial que lo he hecho yo; yo, que he estado señero defendiendo, no queriendo rendirme, actuando tantas veces de jabalí, y cuántos de vosotros acaso habréis recibido alguna vez alguna colmillada mía. Pero así, no. Ni individuo, ni pueblo, ni Lengua renacen sino muriendo; es la única manera de renacer: fundiéndose en otro. Y esto lo sé yo muy bien ahora que me viene este renacimiento, ahora que, traspuesto el puerto serrano que separa la solana de la umbría, me siento bajar poco a poco, al peso, no de años, de siglos de recuerdos de Historia, al final y merecido descanso al regazo de la tierra maternal de nuestra común España, de la renación española, a esperar, a esperar allí que en la hierba crezca sobre mi tañan ecos de una sola Lengua española que haya recogido, integrado, federado si queréis, todas las esencias íntimas, todos los jugos, todas las virtudes de esas Lenguas que hoy tan tristemente, tan pobremente nos diferencian. Y aquello sí que será gloria. (Grandes aplausos.)

 

 

 

 

no creo en conspiraciones… pero haylas!

4 noviembre 2008

El  blog titulado hurania ha reproducido un texto publicado en www.paz-digital.org y que duce así:

Dos potencias teóricamente antagónicas se aliaron contra toda lógica y, durante años, fingieron la “Guerra Fría”.

Es sorprendente que la URSS y USA atacaran coordinadamente a Alemania durante la II Guerra Mundial. Dos potencias teóricamente antagónicas se aliaron contra toda lógica y, durante años, fingieron la “Guerra Fría”. Este fenómeno ha sido poco analizado, pero los que siguen los artículos que venimos publicando aquí, quizás, ya tengan la respuesta.

Se trata de un informe publicado en paz-digital.org el 6 de abril de 2008:

Lionel Nathan Rothschild el gran banquero internacional, era judío, esto lo puede verificar cualquiera (cito tan solo una fuente: la Enciclopedia Encarta 2006), otro hecho que ya es conocido es que Karl Marx se llamaba en realidad Kissel Mordekay también era judío y esto no es ningún secreto. Lo que suele esconderse o acallarse es un hecho notable: el gran cabecilla e ideólogo de los “revolucionarios” Kar Marx fue financiado por un poderoso banquero internacional, es decir Marx fue financiado por el banquero de la misma tribu. Esto lo admite el judío Paul Koch cuando dice “El dato que no suelen recoger las enciclopedias, aunque los originales se guarden en las colecciones de documentos del British Museum, es que fue Nathan Rothschild quien firmó los cheques de la llamada Liga de los Hombres Justos, con los que Marx fue gratificado por la elaboración de sus famosas obras” ([1]). Pero como no es prudente basarnos solo en lo que dice un hebreo -incluso cuando parece decir la verdad- veamos otras fuentes y datos de la realidad.Mikhail Bakunin era un socialista imbuido en el anarquismo teórico, se unió en 1842 en París al grupo de Karl Marx y Pierre-Joseph Proudhon, siendo cofundador de la Primera Internacional. El gran hecho es que rompe su relación con Marx al descubrir la trama oculta y la finalidad oscura y soterrada del socialismo marxista, abría así no solo una disputa política sino una enemistad manifiesta. Su revelación fue hecha pública en su “Carta a los internacionales de Bolonia” de diciembre de 1871 (Instituto Internacional de Historia Social de Ámsterdam) exponiendo a Marx como lo que realmente era, un representante oculto de los intereses judeo-mesiánico-racistas. Bakunin señala entre otras cosas la relación entre éste con los Rothschild y los judíos en general, “…Como son los judíos en todos los lugares, agentes de comercio, académicos, políticos, periodistas, en una palabra correctores de literatura, a la vez que intermediario de las finanzas, ellos se apoderan de toda la prensa de Alemania comenzando por los periódicos de los monárquicos mas absolutistas hasta de los periódicos absolutistas radicales y los socialistas, y desde hace mucho tiempo reinan en el mundo del dinero y de las grandes especulaciones financieras y comerciales: de esa forma, teniendo un pie en el banco, acaban de colocar en estos últimos años el otro pie en el socialismo, así apoyando su posterior en la literatura cotidiana de Alemania… Usted puede imaginarse que literatura nauseabunda debe salir de esto”.”Bien, todo este mundo judío que forma una única secta explotadora, una especie de sanguijuela de la gente, un parásito colectivo devorador y organizado, no solo a través de las fronteras de los estados, sino a través mismo de todas las diferencias de opiniones políticas, este mundo esta actualmente, en gran parte por lo menos, a disposición de Marx por un lado y de los Rothschild por el otro. Yo sé que los Rothschild, como reaccionarios que son y que deben ser, aprecian mucho los méritos del comunista Marx y, a su vez, el comunista Marx se siente inevitablemente arrastrado, por una atracción instintiva y una admiración respetuosa, en la dirección del genio financiero de los Rothschild. La solidaridad judía, esta solidaridad tan fuerte que se mantuvo a lo largo de toda la historia, los une”.”Esto debe parecerse extraño. ¿qué pueden tener en común el socialismo y el gran banco? Es que el socialismo autoritario o comunismo de Marx busca una fuerte centralización del Estado, y allí, donde exista la centralización del Estado, debe haber necesariamente un Banco Central del Estado, y allí, donde existe tal Banco, los judíos siempre estarán seguros de no morir de frío o de hambre” ([2]). Esto no lo dice un nazi, ya que ni siquiera existía el nazismo, lo dice nada menos que un anarquista teórico afín a ideas del socialismo histórico. Así Bakunin, que fue cofundador de la Primera Internacional, se manifestó y puso en relieve la actitud conspirativa, despótica, autoritaria y pro-judaica de Marx que en la Primera Internacional socialista (1864) se convertía en el encargado de exponer y redactar los estatutos y objetivos de la futura lucha comunista, los proletarios también significaban una fuerza de choque que demostró ser entre otras cosas fácilmente manipulable.Exponer la realidad a la luz de todos le costó caro, fue expulsado de la Primera Internacional, pero dejó su legado de verdad. Fíjense que ni siquiera estoy citando fuentes nazis, donde tal cuestión alcanzó niveles de análisis refinados de carácter científico, abarcando múltiples planos, antropológicos, sociológicos, socio-biológicos, culturales, religiosos, psicológicos, económicos etc. No obstante, esta trama silenciada de la historia toma relieve público universal a partir de la irrupción nacionalsocialista en la historia alemana y mundial y es vuelta a silenciarse, censurarse y hasta distorsionarse luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial en 1945 hasta nuestros días, donde el tema no puede tocarse ni tratarse aun objetivamente, sin que un ejército de periodistas de la tribu y sus seguidores alienados saquen a relucir la bandera y la chicana moral de los 6 millones de gaseados, anulando así toda opinión libre objetiva e imparcial. Pero la verdad siempre termina saliendo a luz revelándose contra los amos del engaño y la oscuridad. No era un delirio ni una difamación de los nazis cuando acusaban a los judíos de tramar una conspiración mundial para el dominio imperial del mundo. La idea de conquistar el mundo por medio del comunismo marxista aparece con toda diafanidad en muchos famosos escritores judíos como Edmond Fleg, Barbusse, André Spire, y otros, pero principalmente en la conocida carta enviada por el celebre judío neomesianista Baruch Levy a Karl Marx descubierta en 1888 y publicada por primera vez en ese mismo año. Su texto es el siguiente:”El pueblo judío tomado colectivamente será él mismo su Mesías. Su reino sobre el Universo se obtendrá por la fusión de las otras razas humanas, la supresión de las fronteras y de las monarquías que son los baluartes del particularismo, y el establecimiento de una República Universal que reconocerá por doquier los derechos de la ciudadanía a los judíos. En esta nueva organización de la humanidad, los hijos de Israel diseminados actualmente sobre toda la superficie del globo, todos de la misma raza y de igual formación tradicional, llegarán a ser sin oposición el elemento dirigente en todas partes, sobre todo si llegan imponer a las masas obreras la dirección estable de algunos de entre ellos. Los gobiernos de las naciones al formar la Republica Universal pasaran todos sin esfuerzos a manos de los israelitas. La propiedad individual podrá entonces ser suprimida por los gobiernos de raza judía que administrarán en todas partes la fortuna pública. Así se realizará la promesa del Talmud que cuando los tiempos del Mesías hayan llegado los judíos tendrán bajo sus llaves los bienes de todos los pueblos del mundo” ([3]). En ningún lado esta escrito que esta idea haya sido descartada aún en nuestros días de globalinvasión.Sea apostando al capitalismo liberalista o al comunismo marxista, existe un solo ganador: el judío internacional. Por ello el tan detestado Hitler posee una pésima imagen, pues él fue el creador de una verdadera y genuina oposición al Sistema para salir de esta trampa bipolar caza ignorantes. Hitler propuso un socialismo que en oposición del internacionalista-judío de Marx bregaba por la nación, un socialismo nacionalista, por ello llamó a su partido político nacionalsocialismo. Él pensaba que si el bien común era realmente promovido desde el Estado dentro del marco de la nación y la raza, la lucha clasista-maniquea entre opresores-oprimidos debería desaparecer debido a que la supervivencia racial de toda la nación era más importante que cualquiera de sus partes. El nacionalsocialismo bregaba por un Estado Poderoso, pero hizo la salvedad de que el mismo solo era un medio para un fin, este fin era la conservación eugenésica de la raza blanca. En el plano económico se rompía con el Sistema dual que protegía a las finanzas internacionales y la “secta explotadora”, atacando doctrinalmente desde el principio el concepto explotador del interés del dinero, y todo tipo de actividad especulativa beneficiando por otro lado solo la economía productiva o real. A los especuladores que creaban hiperinflaciones y se enriquecían a costa de la pobreza del pueblo, se los mandaba a trabajar a los campos de concentración.Sin dudas era un gran cambio de ambiente, claramente hostil para todo tipo de parásitos sociales.Ahora expondré porque Marx fue financiado. ¿Qué decía su doctrina? ¿Hacia donde tendía, más allá del palabrerío refinado? ¿Qué no decía? Comenzaré por la última pregunta. Es un hecho de que el Banco y el sistema financiero siempre estuvieron por encima de la industria en cuanto relación de poder, pues la falta de liquidez hacía a la industria dependiente del crédito, luego el interés del dinero producía una relación de servidumbre que se extendía a toda la sociedad, mucho más cuando los banqueros judíos comenzaban a “otorgar” –a veces mediante métodos no limpios- créditos a interés compuesto a los gobernantes y Estados. Lejos de beneficiarlos se creaba una servidumbre realmente expoliadora y parasitaria, puesto que permitía a los banqueros internacionales vivir de los intereses cada vez mayores sin aportar actividades productivas a la economía real, logrando como el FMI condicionar determinantemente las políticas de los Estados subyugados mediante la extorsión del pago de la deuda muchas veces impagable -debido a la exorbitante acumulación de intereses-. Sin embargo, el marxismo distorsionaba esta realidad a los ojos de los ignorantes seguidores, ya que escondía el funcionamiento de este Sistema realmente expoliador y subyugante apuntando sus dardos en cambio hacia “los poseedores” la industria, los terratenientes, etc., es decir, la competencia del judaísmo internacional, mientras que se mantenía impune e intocable el eje y la cúpula explotadora. Así mismo, gracias a una forzada visión clasista-maniquea-materialista de la sociedad entre opresores (ricos) y oprimidos (pobres) creaba una lucha intestina en cada nación, en cada Estado (es decir los enemigos del judaísmo internacional). La designación abarcadora y amplia de “clase opresora” le permitía esconder una realidad: la existencia de una raza expoliadora, eje promotor del feroz capitalismo liberalista. Mientras los proletarios desperdiciaban sus energías apuntando sus manifestaciones frente a las industrias, los hebreos seguían condicionando y recaudando tranquilamente en sus bancos, esperando el quiebre de una u otra industria para luego comprarla barato, ese fue el uso mínimo de los mismos, mientras que el uso máximo de ellos fue para armar revueltas y golpes de Estado que venían justificados por “una buena causa”. Los proletarios fueron usados como fuerza de choque y no solamente en este ámbito sino también en el plano cultural-ideológico.Mientras el capitalismo liberalista debilitaba el Estado quedando subyugado éste a los bancos judíos y a intereses de las grandes corporaciones, es decir los grandes Trust internacionales judíos (las conocidas multinacionales), llevaba incorporado en el plano ideológico el individualismo que destruye centrífugamente una sociedad; por otro lado el marxismo judaico utilizaba la “resistencia” ignorante y oprimida, para luego alejarla de la nación y la raza al abrazar por sobre ésta la clase social, con ello se acentuaba la destrucción de los Estados, las fronteras, las naciones, y se preparaba el terreno mental proclive a la mezcla de las razas (objetivo judío). Con estas estratagemas de manipulación se lograba chicanear al mismo tiempo la industria nacional, de modo de condicionar su existencia (por arriba los bancos, por debajo el proletario) y con el tiempo internacionalizar esa industria que poco a poco caía en manos judías.Tanto el individualismo capitalista-liberalista como el colectivismo marxista-clasista no conocen ni naciones, ni fronteras, ni razas, siendo por ello el caldo de cultivo para la destrucción de las mismas. Con esa destrucción de las razas, el judaísmo internacional organizado y dirigido por racistas (obviamente también judíos), pretende lograr imponerse ante todos como el único particularismo dotado de origen, historia común, tradición, unión nacional-racial-religiosa, así los demás pueblos serían débiles y fácilmente doblegables frente a esta unidad poderosa. El fomento judío de la inmigración de razas de color a Europa y EEUU permite acentuar el proceso de exterminio a la Raza blanca, permitiendo obtener a las multinacionales, abundante mano de obra barata al tiempo que se crea una competencia desleal contra los nativos blancos, también oprimidos y expoliados por la baja general de salarios.La creación y el fomento del Estado-multinacional o multirracial o como eufemísticamente lo llaman “Estado-multicultural” no es otra cosa que la preparación de la disolución y el exterminio de la raza blanca indoeuropea mediante el mestizaje, el objetivo sería alcanzar el “Estado-Híbrido” al estilo de la India actual, donde habitan millones de esclavos hambrientos y mestizos (ni negros ni blancos) sin origen, sin destino, carentes de toda creatividad y futuro propio… quedando a merced de la Raza explotadora. Recién estamos en la etapa de la creación de los “Estados multirraciales” y si esto no cambia, las razas se terminarán fusionando, es decir serán exterminadas (exterminio silencioso), así se comprende porque en la mayoría de las películas de Hollywood (en manos judías) se hace constantemente apología a las parejas mixtas y se promueven “bellezas” exóticas, se venden estas uniones interraciales con las mismas técnicas publicitarias usadas para vender los productos comunes, “satisfacción garantizada”, “mucho placer”, “bellas curvas”, “miembros exuberantes”, muchos hombres y mujeres de raza blanca europea corren alienados en busca de su doncella exótica o su macho “superdotado” sin percibir que han sido brutal y criminalmente manipulados psicológicamente mediante mitos, engaños y sofismas. Así se entiende la finalidad oculta de aquellas películas, programas y shows, mientras que aflora al mismo tiempo la hipocresía del llamado a la “tolerancia” y la continua lucha contra “la discriminación” y “el racismo”, las masas alienadas repiten como loros estas consignas emanadas desde la prensa (monopolios mediáticos a su vez controlados por banqueros judíos…). ([4).Pero no fue solamente Marx el que fue financiado por las finanzas internacionales, ese fue solo el comienzo, una vez sembrada la ideología, que actúa como una suerte de pantalla a través de la cual los alienados seguidores ven el mundo desde una óptica prediseñada por el sofista, solo quedaba la organización para el asalto al poder, pues la justificación ya estaba lista. Una cantidad inaudita de judíos se dispusieron a tomar el poder por la fuerza en toda Europa, siendo financiados no solo por el banquero Rothschild sino por toda una pandilla de banqueros de la misma tribu. Esto sería una difamación contra los judíos si yo no presentase pruebas, pero la presentación de las mismas sumando hechos inobjetables plasmados en la historia dejan mi conciencia tranquila, contraatacando a través de un llamando de atención a los ingenuos y negacionistas irracionales.A principios de 1919, el servicio secreto de los EEUU entregó al alto delegado de la República Francesa en ese país un memorial en el que categóricamente señala la participación de los principales capitales banqueros en la preparación de la revolución comunista rusa:”7-618-6 No. 912-S. R.2 II Transmitido por el Estado Mayor del ejército 2º despacho:En febrero de 1916, se supo por primera vez que en Rusia se estaba fomentando una revolución. Se descubrió que las personas y firmas bancarias que se mencionan estaban complicadas en esta obra de destrucción:1.-Jacob Schiff. judío2.-Kuhn, Loeb and Co.. firma judía.Dirección:Felix Warburg, judíoOtto Kahn, judíoMortimer Schiff, judíoJacobo Schiff. JudíoJerónimo H. Hanauer, judío3.- Guggenheim, judío4.- Max Breitung, judío ([5]) “A principios de 1917 el poderoso banquero Jacobo Schiff comenzó a proteger a Trotsky, judío y francmasón, cuyo verdadero nombre es Bronstein; la misión que se le encomendaba era dirigir en Rusia la revolución social. El periódico de Nueva York “Forward”, cotidiano judío y bolchevista, también le protegió con el mismo objeto. También le ayudaban financieramente los grandes bancos: Casa judía Max Warburg, de Estocolmo; el Sindicato “Westphalien-Rhenan”, por el judío Olef Aschberg de la Nye-Banken de Estocolmo y por Jivotovsky, judío, cuya hija se casó con Trotsky y de este modo se establecieron las relaciones entre los multimillonarios judíos y los judíos proletarios…” “La firma judía Khun, Loeb and Co., está en relación con la Sindical “Westphalien-Rhenan”, firma judía de Alemania; lo mismo los hermanos Lazare, casa judía de París, lo está con la Gunzbourg, casa judía de Petrogrado y Tokio y París; si observamos además que todos los precedentes negocios judíos mantienen estrechas relaciones con la casa judías Speyer and Co., de Londres, Nueva York y Francfort-sur-le-Mein, y lo mismo con las casas Nye Banken, que es la encargada de los negocios judíos-bolchevistas de Estocolmo, podremos deducir que la relación que tiene la Banca con todos los movimientos bolchevistas, debe pensarse que en la práctica representa la expresión verdadera de un movimiento general judío, y que ciertas Casas Bancarias judías están interesadas en la organización de esos movimientos” ([6])Ya lo advirtió Henry Ford en su libro “El judío internacional”: “El Soviet no es una institución rusa, sino judía…..el 90 % de los comisarios eran judíos. Al triunfar la revolución bolchevique, el nuevo régimen fue integrado en su mayoría por judíos y en estos porcentajes:. Consejo de comisarios populares, 77% de judíos. Comisión de guerra, 77%.. Comisariado de asuntos exteriores, 81%.. Comisariado de hacienda, 80%.. Comisariado de gracia y justicia, 80%. Comisariado de educación pública, 79%.. Comisariado de socorro social, 100%. Comisariado de provincias, 91%.. Periodistas (dirigentes) 100%. ([7])Bajo este régimen judío fueron masacrados y asesinados millones de seres humanos inocentes, saqueos, pillajes, incendios de iglesias, fusilamientos masivos, mientras que no tardarían en llegar los campos de exterminio judeocomunistas, los otrora famosos y hoy silenciados Gulag. Si bien se popularizaron con Stalin, su existencia se conoce desde la temprana subida al poder por parte de los judíos bolcheviques; fueron legalizados por decretos promulgados en septiembre de 1918 y en abril de 1919. Es decir todos esos “Campos de concentración” nazis que vemos en interminable cantidad de películas (hechas por judíos) fueron copiados en realidad a los “Campos de concentración” que los judíos bolcheviques habían construido en Rusia, ¿usted sabía esto?, ¿alguna vez usted vio una película que aclare este pequeño-gran detalle?… Mientras millones de alemanes morían en el frente de batalla en la Primera Guerra Mundial, una pandilla de judíos liderados por Kurt Eisner aprovechaba el desconcierto para sabotear mediante huelgas la moral de los soldados del frente y la nación alemana, esto fue coronado con la toma del poder el 7 de noviembre de 1918. Luego entre el 6 y el 15 de abril de 1919 otro grupo de inmigrantes judíos provenientes de Rusia liderados por Leviné-Nissen, Axelrod y Levien toma el poder en Alemania proclamando la República Soviética Bávara ([8]), inspirada en el ejemplo de Béla Kun en Hungría (también de la misma tribu). Es decir los alemanes caían bajo el yugo de un gobierno tiránico de judíos formado por inmigrantes de origen ruso que habían participado también en actividades revolucionarias en Rusia (1905). Apenas establecido este nuevo gobierno judeo-tiránico en Alemania de Weimar, comenzó un imperio de terror que se veía mitigado solamente por su ineficiencia. Se había nombrado gran cantidad de judíos en distintas áreas de gobierno, muchos de ellos fueron los soldados del “Ejercito Rojo” que corrían borrachos por las calles, saqueando y pillando. ([9]) Resumiendo, vemos por un lado algunos de los más prominentes banqueros y financistas judíos: los Rothschild, los Warburg, Kuhn, Loeb, Olef Aschberg, Schiff, Lazare, Hirsch, Gunzbourg, Speyer, Wallenberg, Guggenheim, Breitung, etc., todos promoviendo revoluciones socialistas-marxistas y anarquistas lideradas por judíos como Trotzky (Bronstein), Kamenyev, Ederer, Rosenthal, Goldenrudin, Merzvin (Merzwinsky), Furstemberg (Ganetsky), etc. en Rusia; Béla Kun en Hungría; Liebknecht y Eisner en Alemania, otros judíos fueron Ernst Toller, Erich Mühsam, Leviné, Levien, Axelrod, Rosa Luxemburg, etc. Entre los más destacados. De esta manera puedo afirmar que las conspiraciones no existen, pero que las hay las hay, sería torpe y hasta ingenuo pensar que esto fue una mera coincidencia.Quienes liderarían las “revoluciones” sabían perfectamente que la doctrina marxista no era sino un “cheque en blanco” para que una raza -la judía- asaltara el poder por la fuerza bruta sin poner en riesgo los exorbitantes capitales de los grandes banqueros judíos, logrando una soberanía jamás imaginada en un contexto racista, no-revolucionario y no-igualitario.Los reinados del terror judío, recubiertos de una apariencia y fundamentación clasista proletaria, eran en realidad golpes de Estado. Se pretendía hacerlo masivamente por Europa, y luego por el mundo, lo cual les habría proporcionado la tan deseada conquista del mundo, pero las cosas no les salieron del modo óptimo en que habían sido planeadas, esperaban resistencias, si, pero jamás imaginaron la tremenda reacción vital germana liderada por Hitler, quien puso un muro de contención no solo físico-histórico, sino también psicológico a nivel doctrinal. Nada ingenuos fueron los germanos que pudieron darse cuenta de tal estratagema. En esos momentos trágicos que vivía Europa y Alemania especialmente, encontramos expresiones como la siguiente “esa dictadura de los soviets o, para decirlo mejor, una soberanía pasajera de los judíos, que habrían sido objetivo original de los promotores de la revolución” (Hitler, en su libro “Mi Lucha”). La irrupción histórica de Hitler y el Tercer Reich puso en riesgo, en tan solo 12 años, el esfuerzo de siglos y siglos de conspiración. La histeria invadió los círculos conspirativos y cabalistas, pues Hitler así como demostró ser un gran estratega en el plano militar, también lo fue en el plano doctrinal al crear su Weltanschauung, en efecto, hizo doctrina pública todo aquello que pretendían evitar los judíos cabalistas conspirativos,1º) Hitler evitó un choque o confrontación clasista-artificial, que afectaba negativamente a la raza propia, llevando el combate y la confrontación a un plano racista-natural contra todo el pueblo judío.2º) Hitler imprimió a los arios de un vitalismo naturalista poderosísimo.3º) Hitler creo una doctrina única en su especie, que por su característica singular la hace –a diferencia de otras ideologías- eterna o inmortal, es decir, no muere o no puede morir, ni siquiera con la caída del Tercer Reich.Los cabalistas y talmudistas judíos (que son los dirigentes) sabían que su única esperanza para lograr sus fines era manteniendo su obrar en sigilo (como quien se toma una guerra en serio), y evitando que “el problema judío” sea resuelto de un modo efectivo, es decir, a ellos no les molestaba un antisemitismo estéril como el antisemitismo religioso de tipo cristiano debido a que simplemente acudían a la falsa conversión -veamos los marranos- lo cual les permitía continuar con sus planes en Europa. El antisemitismo clasista –basado solo en la crítica a los privilegios económicos- tampoco representaba una gran amenaza, a lo sumo se veían amenazadas sus posesiones por un tiempo, pero les permitía seguir parasitando y conspirando en Occidente. Es decir ningún antisemitismo tradicional era peligroso para ellos, entiéndase para su existencia. Mientras esto continuara así tarde o temprano la victoria llegaría para Sion, los pueblos ya habían olvidado su propio origen racial y por ello se veían más permeables a una invasión de un pueblo foráneo que se disfrazaba de mera religión y que acudía al igualitarismo, solo para ganar derechos en su conquista ([10]). Este antisemitismo o mejor dicho antijudaísmo cambió radicalmente con la visión racista de los germanos y Hitler, influenciadas a su vez por los incipientes descubrimientos científicos en las ciencias naturales, principalmente las ciencias biológicas -que por cierto no tardaron en llevarse al plano social-, las leyes de la herencia (Mendel), el nacimiento de la eugenesia (F. Galton), el darwinismo y principalmente el darwinismo social -que es más preciso llamarlo spencerismo- (Herbert Spencer, Karl Pearson, Ernst Haeckel), las teorías del Conde Buffón, el tratado del Conde de Gobineau y hasta Comte influyeron y tuvieron su cuota en la elaboración del nacionalsocialismo, sin olvidar a Wagner como músico e ideólogo, a Guido von List con su faceta místico-pagana, al zoólogo Lanz von Liebenfels y la gran influencia del filósofo F. Nietzsche y su discípulo nazi Alfred Baeumler. Con la visión racista, Hitler colocaba la lucha en un plano natural de razas contra razas, donde la supervivencia de la más apta lograría una humanidad evolucionada y mejor. La lucha y la exaltación de determinados valores como el heroísmo, la lealtad y el amor al propio origen y los antepasados hacían del nacionalsocialismo una cosmovisión también espiritual. Al mismo tiempo Hitler denunciaba públicamente al judaísmo como opresor declarando una «guerra justa» en la cual él mismo se erigía como libertador de su pueblo justificando su accionar por el legítimo derecho de defensa. No hay que olvidar que Hitler fue elegido democráticamente en Alemania, siendo recibido con flores por parte del pueblo austriaco cuando este anexionó ese país al Reich. Si usted no tenia esta imagen de Hitler, apague un poco el televisor, puede estar siendo manipulado mentalmente!. Aquellos valientes germanos que al igual que Bakunin descubrieron en su propia patria los “engranajes ocultos” de esta maquinaria infernal a la que llamamos “Sistema”, no solo se limitaron al análisis o la crítica sino que apuntaron a denunciar públicamente este “motor oculto”, con el sano intento de suprimirlo (querían cortar el mal de raíz), luego todo el Sistema sería sustituido por uno nuevo, basado en la concepción aria de las leyes naturales. ¿Cómo se destruía un Sistema formado por dos oposiciones dialécticas falsas? La solución que idearon fue Crear una Oposición Real al sistema de dominio que pretendían suprimir. En un contexto ideológico dominado por dos opciones que en el fondo son iguales y que tienden en mi opinión a alejar al hombre de su centro vital y de sí-mismo, alejándolo de sus raíces (por debajo) y los vínculos con lo trascendente (por arriba), Hitler presentó una genuina e integral oposición al Sistema de dominio místico-social-psicológico cuya esencia acabo de describir. Su solución fue restaurar en el hombre los lazos que lo unen hacia sus raíces (entiéndase por ello el culto a la raza, la hermandad en la comunidad de sangre) y los lazos con lo trascendente (entiéndase con ello toda una exaltación de una existencia vitalista basada en valores elevados de lealtad, entrega, valor, heroísmo, camaradería, amor a la naturaleza, familia natural, idealismo próximo, etc., todos valores que pueden ser confundidos con una deidad que se encontraba adormecida por un proceso corrosivo que había comenzado a infiltrarse en Europa desde hacía ya casi dos milenios). Todo resultó positivamente para los alemanes, que habían encontrado el antídoto contra el veneno que los corroía y hubo quienes advirtieron el carácter milagroso de restauración Social acaecida en ese breve transcurso de tiempo histórico (12 años). Pero el nacionalsocialismo era un ejemplo peligroso de liberación para los demás pueblos occidentales, por ello debía ser eliminado cuanto antes. Así pues las potencias mundiales que respondían a los mandatos judaicos se reunieron para destruir mediante una guerra mundial a una díscola Alemania (así como hoy pretenden eliminar a Irán).Las potencias mundiales que curiosamente se aliaron para destruir a Alemania fueron EEUU (representante del capitalismo feroz) y la URSS (representante del comunismo disolvente). Que muchas potencias mundiales se hayan unido para atacar a Alemania no resulta extraño luego de constatar que las mismas estaban dominadas en mayor o menor grado por judíos. Aprovecharon la situación internacional de reivindicación alemana originada por el oprobio de Versalles como excusa para hundir al Reich hitleriano. Lo que no mucha gente sabe es que 6 años antes de la Segunda Guerra Mundial se producía públicamente una declaración de guerra internacional económica y financiera por parte de la judería mundial contra Alemania en 1933 ([11]), cuando Hitler aun no había comenzado la persecución indiscriminada contra los judíos. El 24 de marzo de 1933, el diario londinense «Daily Express» anunciaba: “El pueblo judío del mundo entero declara la guerra económica y financiera a Alemania…”. Antes de comenzar la IIGM, Alemania pide a Polonia que Dantzig –poblada en su mayoría por alemanes- vuelva al Reich (más, considerando que dichos alemanes se veían constantemente hostigados por los polacos). También se pedía que a través del corredor polaco, anteriormente alemán, Alemania pudiera construir un ferrocarril que le permitiera comunicarse con sus provincias de Prusia Oriental.Polonia no acepta, es más, se acentúan las hostilidades en contra de la población alemana que vivía en Polonia.Contemporáneamente Inglaterra anuncia su apoyo incondicional a Polonia en contra de Alemania. Francia hace otro tanto. Estados Unidos, a través de Rooselvelt y de su círculo íntimo de judíos, es decir: su consejero Bernard Baruch (jefe del consejo imperial de la Gran Masonería Universal), Lehman (gobernador del estado de N. York), el juez del tribunal supremo Frankfurter, el secretario de estado Morgenthau ([12]), el rabino Wiese, Untermeyer, Steiner (el maestro de Hopkins), Rosenman, que era jefe de la corte suprema de Nueva York se ocupaba de los discursos más importantes de Rooselvelt, además de ser enlace entre la Casa Blanca y los jefes judíos de N. York, teniendo presente que en N. York es donde tiene lugar el Gran Kahal, y tantos otros… siendo imposible nombrarlos a todos, orquestan una propaganda de odio, mas que de hostilidad en contra de Alemania y su Jefe, llegando hasta el soborno de parte de funcionarios de la Casa Blanca dirigido a periodistas, escritores… o sea a todos aquellos “informadores sociales” que judíos no eran. Sobornos que recién indagó el senado en 1953.De esa manera se hace creer a los pueblos norteamericano, inglés, occidentales en sentido general, que la Alemania de Hitler constituía una amenaza para el Occidente. ([13]) La lógica indica que si Inglaterra (y Francia) habían declarado la guerra a Alemania con el pretexto de proteger a Polonia, con mayor razón deberían haber declarado la guerra a la Unión Soviética siendo que su único motivo de invasión había sido la lógica (marxista) de la dominación mundial: pero no solo no lo hizo, sino que desde ese momento empezó una correspondencia “histórica” con Rooselvelt, dirigida a proteger… por cuanto pueda parecer absurdo, los intereses de la Unión Soviética.En Inglaterra por ejemplo el capital financiero judío junto con algunas agrupaciones conspirativas como “The Focus” ([14]), llegarían a financiar y colocar en el poder a W. Churchill que tenía sangre judía por parte de madre; este hombre representaba y resguardaba los intereses financieros de los judíos en el mundo y cobraría un papel determinante en la guerra contra Hitler.El programa económico de Hitler formulado ya en su libro “Mi Lucha”, era un gran problema, un obstáculo para la victoria del sueño mesiánico judío, una pesadilla que impedía alcanzar el Poder hegemónico mundial. Veamos lo que decía el mismo Churchill al respecto: “El delito imperdonable de Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial, fue su tentativa de desconectar su poder económico del sistema del comercio mundial y crear su propio mecanismo de cambio, que negaría al mundo financiero su oportunidad de obtener ganancias” ([15]). Luego de la IIGM todos los organismos financieros mundiales quedarían en manos de judíos hasta el día de hoy, por ejemplo el Banco Mundial actualmente controlado por P. Wolfowitz, y el FMI controlado por Strauss-Kahn ([16]). Hitler diría una vez a H. Rauschning refiriéndose a los judíos y la Guerra Mundial “¡Qué lucha se entabla entre ellos y nosotros! Lo que esta en juego es simplemente el destino del mundo.”([17])Churchill por su lado estaría acompañado por su ministro de guerra, el judío Hore Belisha.Churchill se puso a entera disposición de Moscú ofreciendo todo el respaldo de Gran Bretaña. Por su parte Rooselvelt envió a su consejero (Hopkins, comunista discipulo de Steiner) a Moscú para que Stalin le hiciera un listado de lo que necesitaba.Desde ese momento Stalin recibirá ininterrumpidamente, víveres, maquinarias y armamento de todo tipo y en cantidades tales que, indiscutiblemente, serán decisivas para la suerte de la guerra en contra de Alemania. Por otra parte el investigador Josephson dice textualmente en su libro “Rockefeller internacionalista”: “Las pruebas que aparecen en los debates del Congreso demuestran que el consejo de Relaciones Exteriores apoyó económicamente por intermedio de su subsidiario, el Instituto de Relaciones en el Pacífico, la red comunista de espías del judío Richard Sorge que, ayudado por el judío “Makow” del ejército rojo, operó en Japón y que indujo a los japoneses a atacar la base norteamericana de Pearl Harbor, en lugar su plan original de atacar a Rusia, pero (sigue) tan grande es el poder del Consejo de Relaciones Exteriores que el Congreso nunca se ha atrevido a denunciarlo ni perseguirlo por su alta traición”. No lo olvidemos, esta fue la razón y la causa por la que EEUU fue a una guerra en otro continente. ¿Qué tenía que ver EEUU con Europa, si el que lo atacaba era Japón? No obstante EEUU fue arrastrado hacia una guerra que no era suya y cuya población fue llevada mediante la manipulación de los mass media de una posición tradicionalmente aislacionista a un estado de irracional euforia antinazi. Las conocidas y criticadas técnicas propagandísticas de Goebbels en el lado nazi, no eran muy diferentes a las aplicadas por el judío Walter Lippman por el lado aliado. Pero había una considerable diferencia, Goebbels inspiraba a su propio pueblo, Lippman manipulaba a otra nación para que vaya a morir por los intereses del pueblo judío. Exactamente lo mismo sucede actualmente en los EEUU (y esto ya no es secreto) donde miles de norteamericanos son enviados a pelear guerras que no son suyas, las más recientes fueron Afganistán, Irak y posiblemente en un tiempo Irán. Mientras esto sucedía en Occidente, la URSS poseía su ministro de propaganda que era judío y se llamaba Ilya Ehrenburg, del mismo modo que Lippman del lado anglosajón, éste alienaba a los rusos para que cometieran crímenes y violaciones masivas (algo que se cumplió), el 28 de abril de 1945 dio a conocer la siguiente orden al ejercito: “Los soldados rojos arden como si fueran de paja, para hacer de los alemanes y de su capital una tea encendida de su venganza; para vosotros, soldados del ejército rojo, la hora de la venganza ha sonado… Desgarrad con brío el orgullo racial de las mujeres alemanas; tomadlas como botín legítimo. ¡Matad! ¡Destruid, bravos y aguerridos soldados del Ejercito Rojo!” ([18]). Por una pieza documental de esa naturaleza de origen nacionalsocialista, los judíos estarían dispuestos a ceder Jerusalén… El primer ministro británico W. Churchill era descendiente de judíos por parte de madre (según el informe del periódico norteamericano “Common Sense”) y era masón. Por otro lado el presidente de los EEUU durante el período de la guerra Franklin Delano Roosevelt era descendiente de judíos emigrados de Holanda a Estados Unidos, y también era masón. El aquel entonces General David Eisenhower, nieto de los judíos Jacobo y Rebeca, emigrados de Alemania a Estados Unidos. ([19])Roosvelt como presidente de los EEUU reconoce al gobierno bolchevique de la Unión Soviética luego de una reunión con el ministro de relaciones exteriores soviético Litvinov (cuyo verdadero apellido judío era Filkenstein). En las últimas fases de la guerra mundial se produce el deceso del presidente Roosevelt, no obstante no existiría un cambio real en la política exterior con el advenimiento del nuevo presidente de Estados Unidos, Harry Truman, en realidad Harry Salomón Schiff –gran maestre de la Logia del Missouri-… Y a título de curiosidad recordaremos que después de Truman o Schiff será presidente de Norteamérica aquel general Eisenhower nieto de Rebeca y Jacobo que ya nombramos. Como decían los mafiosos italianos “¡eh, todo queda en familia!”. En síntesis, el judaísmo internacional. Dos métodos a nivel global según las exigencias del momento, el marxista que aplasta o el capitalista que corrompe. Un solo fin: el dominio mundial judaico.Esta tenaza bipolar de carácter dual no podía funcionar si existía un tercero que no estaba en los planes, por ello requerían del exterminio del nazismo y los nazis. Bombardeos genocidas por parte de los aliados destruyeron ciudades alemanas, muchas de ellas ciudades-refugio integradas en su mayoría por mujeres y niños (Dresden) cientos de miles de alemanes inocentes murieron, alcanzando las 400.000 almas (ninguna era combatiente) provocando el doble de víctimas que las ocasionadas por los bombardeos atómicos en Hiroshima y Nagasaki juntos ([20]). Esto sucedía al tiempo que se cargaban culpas colectivas contra todos los alemanes ([21]).El Comodoro del Aire inglés Mc Lean afirma en “La ofensiva de la aviación de bombardeo” que se realizaron 1.440.000 misiones de bombardeo y se sorprende “de que los promotores ingleses del terrorismo aéreo ocupen posiciones dominantes en el gobierno”.En 1944 solamente la aviación inglesa, o sea sin la ayuda de Rooselvelt, lanzó 995.000 toneladas de bombas. El fósforo líquido para avivar el incendio convertía a las personas en antorchas humanas, mujeres y niños que se escondían en las alcantarillas morían literalmente asados por el recalentamiento de la atmósfera o asfixiados, siendo que el fuego de los incendios consumía el oxígeno.Es interesante saber que estos bombardeos genocidas especialmente por parte de Inglaterra, fueron llevados a cabo en gran medida por judíos de la RAF (Real Fuerza Aérea). Esto esta documentado en un texto aparecido en la “Razón 75 aniversario-historia viva (1905-1980)” en lo que se refiere a la creación del estado de Israel: 1948… “El 14 de mayo en Tel Aviv se proclama el Estado de Israel. El nuevo país soberano, cuyos límites fueron fijados al principio en forma provisoria contaba con una población de 750.000 habitantes que pronto se duplicaría por corrientes inmigratorias… Regresaron de los campos de batalla los soldados que habían combatido a la sombra de muchas banderas, y otro tanto hacían los aviadores de la RAF (Real Fuerza Aérea) –que constituyeron el aporte del pueblo judío a la lucha librada en los cielos de Europa….”El general británico Fuller relata: “Aunque Churchill no hubiese podido actuar como caudillo militar, de hecho dirigía una guerra particular con las formaciones de bombarderos de la RAF, una especie de ejército privado suyo”. ¡Cómo olvidar los bombardeos de terror contra la población alemana que se empezaron a experimentar desde el 11 de mayo de 1940!
En 1943 Churchill quiso experimentar con su RAF, si se lograba el colapso de Alemania intensificando el bombardeo de terror en contra de la población civil. Ese “experimento” significó 180 mil toneladas de bombas sobre la población alemana.Una de las ciudades mas castigadas fue nuevamente Colonia.El 24 de julio Churchill hizo concentrar a todos los efectivos de la RAF. Hamburgo fue bombardeada de día y de noche hasta el 3 de agosto. Esto significó: 80 mil bombas explosivas, 80 mil bombas incendiarias, 3.000 latas de fósforo para avivar los incendios. 250 mil viviendas fueron arrasadas, la mitad de su totalidad. Millares de alemanes murieron y quedaron sin hogar.Encontrándose la población ocupada en tratar de apagar los incendios, fue bombardeada también por la aviación que Rooselvelt mandó en “ayuda”.Ataques constantes de 700 a 1.000 aviones se sucedieron de noche y de día.La carga de explosivos de estos ataques fue equivalente a la bomba de Hiroshima. No se salvaron las demás ciudades.En una llamada “operación Clarión” durante dos días 9.000 bombarderos y cazas accionaron contra aldeas y establecimientos agrícolas, sin ningún objetivo militar, aniquilando a millares de alemanes indefensos.El total de las bombas lanzadas fue de 2.700.000 toneladas. Para ese año, 1943, 20 millones de alemanes ya habían perdido a todos sus familiares o a todos sus bienes, según el ministro de trabajo, Dr. Ley. ([22])¡Cómo olvidar este Holocausto!…13 de febrero de 1945, Dresden, ciudad abierta, o sea no militarizada. A 110 km. del frente soviético. Habían recién alcanzado a refugiarse, aunque sea en los jardines y las calles, de 400 a 500 mil mujeres y niños. Esa misma mañana los aliados toman fotos aéreas. A la noche 800 tetramotores descargan una lluvia de bombas explosivas e incendiarias. A la mañana siguiente harán lo mismo 1.650 bombardeos pesados. Ya al acercarse nuevamente la noche se repetirá la operación con 1.100 tetramotores. Un total de 10.000 bombas explosivas y 650.000 incendiarias. El fuego arrastraba a la gente desde 100 metros de distancia. Madres e hijos alemanes que buscaban apagar el fuego que los envolvía, encontraron la muerte en el lago.Relata el escritor británico Veale que las fieras del zoológico habían quedado libres y enloquecidas. Gentes y fieras fueron ametralladas por aviones a vuelo rasante mientras trataban de huir por el parque Grande. Eran civiles… “No fue atacada la parte industrial, ni los ferrocarriles”, como dice Spaight –ex secretario del ministerio británico del aire en “El fantasma de Douhet”, sino que como Howard Cowan, corresponsal del Associated Press, en el cuartel general supremo de París, informaba a “The People”, se trataba de “un asalto sin precedentes contra ciudades abarrotadas de personas civiles que huyen del alud ruso en el este”.”Algunos sectores de la prensa británica –agrega el escritor británico Veale- presentaron el ataque a Dresden como un éxito glorioso que no debía dar motivo para la modestia ni para la reticencia”.Claro!. Cómo olvidar los aviadores de la RAF que constituyeron el aporte del pueblo judío en la lucha librada en los cielos de Europa…Luego de un tiempo de terminada la guerra, comenzaron los bochornosos “Juicios” de Nüremberg, donde se puso en escena una pantomima de “justicia” implementada solo contra los vencidos, así los “aliados” se lavaban las manos de todo crimen, culpabilizando a los alemanes de todo mal, encontramos un dato muy sorprendente e importante: la mayoría de los funcionarios que actuaron durante el proceso de Nüremberg eran judíos exactamente el 80% (2.400 de 3.000 funcionarios), y fueron ellos quienes eligieron la ciudad ([23]). El tribunal internacional de Nuremberg, donde se escarnecieron todos los principios jurídicos existentes, donde se hizo mofa del derecho y se pisoteó la justicia, se crearon y se aplicaron leyes con efecto retroactivo, se vulneró aquello por lo cual nadie puede ser juez y parte de una causa, se practicó la intromisión en la política interna de un estado soberano, se despreció la obediencia debida como eximente, se extendió la responsabilidad colectiva a todas las organizaciones sociales y al mismo estado, se silenció a los mismos acusados, se ocultaron y falsificaron pruebas, se acusaron a dirigentes de un país vencido cuyo gobierno fue elegido democráticamente, y por sobre todo, observando el origen del Staff que se erigía como “juez”, la necesaria imparcialidad era algo inexistente, en fin un mamarracho “jurídico” (si es que vale el término).Este proceso totalmente ilegal e ilegitimo, donde fueron asesinados mediante la horca muchos integrantes del gobierno alemán, iniciaba una nueva etapa en el mundo del derecho internacional y la jurisprudencia, donde cada nación, cada Estado, de ahí en más vería gradualmente perdida su soberanía nacional.Los vencedores fueron los aliados, pero hubo un gran privilegiado vencedor, que se permite declaraciones públicas como la del Primer Ministro Israelí Ariel Sharon en respuesta a Shimon Peres, cuando éste último le sugirió que Israel podría perder el apoyo estadounidense si no detenía las incursiones israelíes en los territorios ocupados. Sharon le respondió: “Cada vez que hacemos algo, me dices que América hará esto o lo otro. Quiero decirte algo muy claro: No te preocupes por la presión norteamericana sobre Israel. Nosotros, el pueblo judío, controlamos América y los americanos lo saben”. ([24])Este vencedor más o menos oculto continuó con su plan de dominio mundial y ha quedado impune por sus crímenes genocidas. Hoy gobierna sobre muchas de las decadentes potencias mundiales. El parásito o el germen aún no ha podido ser eliminado. Por ello el mundo sufre. La Humanidad tuvo una gran oportunidad de librarse de él, pero fue todo muy rápido, hacía falta más poder, una dosis superior de remedio. ¡No es cualquier germen! ¡Es uno muy fuerte!, para neutralizarlo se precisa igualar o superar su fuerza. En estos tiempos de decadencia y degeneración total, siempre es bueno estudiar las recetas medicinales que pudieron mitigar el mal -por un tiempo al menos-, solo debemos tener la precaución de juntar y almacenar la cantidad necesaria de dosis medicinal. ¡Solo así la Humanidad será salvada! [tsunami político]
Notas
[1] en su libro “Illuminati” Editorial Planeta; Bs As. 3ª edición; 2005 p. 11.[2] Compilación en portugués “Bakunin por Bakunin”: coletivo sabotagem; http://sabotagem.revolt.org/node/26.%5B3%5D Salluste “Les origines secrètes du bolchevisme”: Hernri Heine et Karl Marx (Los orígenes secretos del bolchevismo: Enrique Heine y Carlos Marx). Paris: Jules Tallandier, 1929. p. 23.[4] La “lucha contra el racismo y la discriminación” son consignas y campañas vacías de contenido que solo son utilizadas para acelerar el proceso genocida contra las razas del mundo y principalmente contra la nuestra -que es la blanca indoeuropea-, ya que la supervivencia de los chinos esta garantizada por su desproporcionada cantidad al igual que la raza negra. (este proceso genocida no toca a los judíos ya que ellos se encuentran bien organizados como religión-raza-nación, los judíos especialmente los talmudistas practican el racismo y la endogamia es una ley para todos que ha permitido su conservación histórica, mientras que el mito del “pueblo de Dios”, y el “pueblo elegido” funciona igual que el discurso hitleriano de la Raza Superior, así que si alguien critica despectivamente a un nazi por racista supremacista, no olviden criticar también a todos los judíos) Desde nuestra perspectiva lo único criticable que tenemos contra ellos es que pretender exterminarnos, y para ello están destruyendo el planeta. Si debe existir un pueblo elegido, ese no es el suyo, sino aquel que haya contribuido a forjar civilizaciones elevadas, creadoras de belleza y grandeza, aquel que haya traído al mundo genialidades tecnológicas jamás imaginadas por otros pueblos, aquel que haya contribuido a la ciencia más que cualquier pueblo. ¡Caramba, estas cualidades coinciden con nosotros![5] Esteban J. Malanni “Comunismo y judaísmo” p. 57-57.[6] Duque de Victoria “Israel manda” p. 312-313 . A su vez estos datos pueden rastrearse hasta artículos periodísticos de la época, como el “Times” de Londres del 9 de febrero de 1918 y el “New York Times” en los números de 1º de mayo de 1922 y 31 de diciembre, artículos de Samuel Gompers.[7] Esta no es la única fuente, existe una amplia aunque silenciada bibliografía al respecto. Para quien desee ver el nombre individual de cada personaje le recomiendo “Complot contra la Iglesia” de Maurice Pinay desde pág. 170 Tomo I. [8] Información y recopilación de datos extraída de “Las oscuras raíces del nazismo” Nicholas Clarke y “Hitler y el universo hitleriano” de Marlis Steinert, y “El Orbe, farsa cruel en 4 actos” H. Lilli, presente en mi libro “Enigma Nazi, la visión censurada”. [9] Idem. [10] así pasaría de huéspedes a Señores.[11] Fue insólita y racista porque en ese entonces los judíos no tenían un Estado, sin embargo actuaron como una Nación-raza organizada internacionalmente y se manifestaron como tal. Al carecer de un Estado se creyeron con el derecho de utilizar a otros, para vencer a la díscola Alemania SU enemigo. [12] Morguenthau, secretario de estado de Norteamérica en tiempos de Rooselvelt, por el cual Churchill sentía inmensa gratitud por su incansable ayuda, después de la guerra se trasladó a Israel como secretario del tesoro.Los dos primeros presidentes de Israel provenían de la Unión Soviética, así como Ben Gurión, Golda Mayerson y otros muchos funcionarios.El estado de Israel fue fundado tras la expulsión de 1 millón de árabes, muchos de los cuales murieron en el desierto.[13] Aún hoy vemos como los burgueses son atemorizados con el “demonio de Hitler”, ese terror mental mantiene alienados a todos bajo el Sistema; por otra parte vemos como todos los grupos izquierdistas, progres y marxistas son hasta hoy manipulados como una fuerza de choque contra cualquier manifestación “nazifascista” -como le gusta decir al ignorante-.[14] The Focus (el Foco) fue la auto-denominación de una organización judía que se dedicaba a sembrar cizaña contra Alemania, de manera que el gobierno Británico actué en su contra. Esta organización en un principio se llamó Consejo Antinazi (CAN). El día posterior a la conferencia de Horshman (es decir el 24 de julio de 1936), los diez miembros superiores del consejo se reunieron en las Mansiones Morpeth (su segunda sede en Londres) para un segundo almuerzo conspirativo. Luego la Junta de Representantes Judíos Británicos organizó una cena privada el 22 de julio en la casa de su vicepresidente Robert Waley-Cohen (director de la Shell Británica) en Caen Wood Towers para reunir un fondo secreto de capitales destinados a los propósitos antes descriptos. Para mas información “La guerra de Churchill” Vol. I, de D. Irving. [15] Churchill a Lord Robert Boothby, citado en la “Advertencia”, 2ª edición; Sydney Rogerson; Propaganda en la Siguiente Guerra[16] También hasta hace poco el Banco de la Reserva Federal de los EEUU, es decir el Banco mas poderoso del mundo tuvo como “gobernador” por casi 20 años a Alan Greenspan, también judío. La Reserva Federal fue creada a principios del siglo XX por uno de los hermanos Warburg, -judío que ni siquiera sabía bien el idioma ingles-. El banco central de un país es el encargado de llevar a cabo la política monetaria. También sirve de banquero para el resto de los bancos y para el Gobierno, es decir vendría a ser un superbanco; supervisa asimismo el funcionamiento del sistema bancario del país. La Reserva Federal tambien es la encargada de emitir la moneda, sin necesidad de respaldo. Imaginen el poder explotador y parasitario de los judíos, que sin trabajar acaparan fortunas a costa de la pobreza y la indulgencia de todos nosotros.[17] Enigma Nazi, la visión censurada” Karl Santhrese.[18] “Nuremberg o la Tierra Prometida” Maurice Bardeche, p. 39, estudio preliminar de Rodolfo Segura. Edit. Horse Sense[19] Estos datos nos suministran: El historiador judío Emil Ludwig en su libro “Vida de Rooselvelt”; el informe publicado en 1933 en el “Daily Citizen” de Tucson – Arizona; posteriormente el “Washintong Star” (al morir la madre de Rooselvelt, Sara); el judío Smolovitz en el “Detroit Jewish Cronicle”.[20] “Nuremberg o la Tierra Prometida” p. 29.[21] Hace poco el Rabino de Roma reclamaba al Papa Benedicto XVI una sentencia contra todos los alemanes.[22] Los datos y cifras del bombardeo fueron obtenidos del documental en DVD titulado “Hess, una misión imposible” de la video editora Walhalla. El mismo puede ser obtenido en http://www.videoswalhalla.com[23] “Nuremberg o la Tierra Prometida” Maurice Bardeche p. 13. Ed. Horse Sense.[24] Ariel Sharon, 3 de octubre de 2001. (Esta declaración fue difundida por la emisora Kol Israel y recogida posteriormente por The Independent Palestinian Information Network, The Washington Report on Middle East Affairs y el diario ruso Pravda, en su edición del 4 de octubre).


A %d blogueros les gusta esto: