Archive for 28 marzo 2018

Crux fidelis (Gregorian Chant)

28 marzo 2018

Crux fidelis (Gregorian Chant)

 

 

Crux fidelis inter omnes arbor una nobilis:
nulla silva talem profert fronde, flore, germine.

Dulce lignum, dulces clavos, dulce pondus sustinet.

Pange lingua gloriosi lauream certaminis,
et super vía trophaeo dic triunfum nobilem:
qualiter Redemptor orbis immolatus vicerit.
……

Sempiterna sit beatae Trinitati gloria; aequa Patri Filioque,
par decus Paraclito; unius Trinique nomen laudet universitas.
Amen

Oh cruz fiel, el más noble entre todos los árboles!
Ningún bosque produjo otro igual: Ni en hoja, ni en flor ni en fruto.

Oh dulce leño, dulces clavos que sostuvieron tan dulce peso.

Canta, la victoria que se ha dado en el combate más glorioso,
y celebra el noble triunfo de la cruz,
y cómo el Redentor del mundo venció, inmolado en ella.
…..

Gloria eterna a la Trinidad soberana; gloria igual al Padre y al Hijo;
honor también al Espíritu Consolador.
El universo alabe el nombre del que es Uno y Trino.
Amén

JULIO MEINVEILLE: SIETE CONCLUSIONES TEOLÓGICAS SOBRE LOS JUDÍOS

28 marzo 2018

Встань за веру Русская земля

 

LIBRO “EL JUDÍO EN EL MISTERIO DE LA HISTORIA”, DEL P. MEINVIELLE: LAS SIETE CONCLUSIONES TEOLÓGICAS

CONCLUSIONES TEOLÓGICAS

 

PRIMERA CONCLUSIÓN

El pueblo judío, cuyo destino fue traernos a Cristo, tropezó en Cristo. Parte del pueblo creyó en Cristo y se edificó sobre Él para formar la raíz y el tronco de la Oliva que es la Iglesia. Otra parte del pueblo cayó y renegó de Él invocando el orgullo carnal de la raza y de la nación judaica. Esta parte de Israel fue rechazada y lleva sobre sí la sangre de Cristo como maldición. Esta parte forma el Judaísmo propiamente dicho, que es herencia y continuación de los Rabinos que rechazaron a Cristo.
Después de Cristo no hay, para los descendientes de Abrahán, sino dos caminos: o ser cristianos adhiriéndose a Cristo, o ser judíos. El que a sabiendas no se convierte sinceramente al cristianismo, es judío con todas las perversidades satánicas de la raza estigmatizada.
SEGUNDA CONCLUSIÓN

El Judaísmo es un enemigo declarado y activo de todos los pueblos en general, y de modo especial de los pueblos cristianos. Desempeña el papel de Ismael, que perseguía a Isaac; de Esaú, que buscaba matar a Jacob; de Caín, que dio muerte a Abel. San Pablo, en su 1ª Carta a los Tesalonicenses, dice que los judíos son enemigos de todos los pueblos (2, 15). Observemos que esto es tremendo e importantísimo. Son enemigos teológicos. Es decir, no es una enemistad local, o de sangre, o de intereses. Es una enemistad dispuesta por Dios. Los judíos, si son judíos, es decir, si no se han convertido sinceramente al cristianismo, aunque no quieran buscarán con mentiras hacer daño, perder y corromper a los cristianos, apoderarse de sus bienes y sujetarlos como a viles esclavos. Desempeñan en ello una función teológica como la desempeña el diablo, de quien son hijos, en expresión de Jesucristo, quien decía de los fariseos: Vosotros sois hijos del diablo y queréis cumplir los deseos de vuestro padre. El fue homicida desde el principio, y no permaneció en la verdad porque no hay verdad en é!; cuando habla mentira, de suyo habla, porque es mentiroso y padre de la mentira. (Juan, 8, 44).
TERCERA CONCLUSIÓN

Si los judíos son enemigos teológicos, esta enemistad debe ser universal, inevitable y terrible. Universal, porque debe extenderse a todos los pueblos, ya previniendo al Cristianismo, ya acompañándole, y así vemos que donde va el cristianismo van los judíos. No hay modo de evitarlo, porque es teológico. El Cristianismo y el Judaísmo han de encontrarse en todas partes sin reconciliarse y sin confundirse. Representan en la historia la lucha de Lucifer contra Dios, de las tinieblas contra la Luz, de la carne contra el Espíritu. Representan en el tiempo el cumplimiento espiritual y el cumplimiento carnal de la Escritura. La Letra tiene que estar en todas partes para ser sirvienta del Espíritu, y por esto Santo Tomás de Aquino enseña que el judío es sirviente de la Iglesia.
Enemistad terrible, porque es teológica. En el judío hay un misterio de iniquidad, como enseñan San Jerónimo y San Justino haciéndose eco de Jesucristo y de la predicación Apostólica. No os fiéis del judío porque ejerce la enemistad simulando que os beneficia. Jesucristo los anatematiza llamándoles infinidad de veces hipócritas y mentirosos. El judío hace daño sin mostrar la mano. Los judíos obran detrás de los bastidores, insinúa el gran judío Disraeli. Y en ello no hacen sino perpetuar lo que un día hicieron con el Cristo: ellos tramaron contra Él la conjura secreta, pero sus planes los ejecutaron los gentiles. Así la acción judaica sobre el mundo se realiza en la sombra de los concilios secretos, y los personajes que parecen regir los pueblos no son más que títeres manejados por estos hijos de la iniquidad.
CUARTA CONCLUSIÓN

Después que Cristo fue levantado en alto sobre el monte Calvario, el mundo ha quedado entregado a dos fuerzas verdaderamente opuestas: la judía y la cristiana.
En el mundo actual, en todas las manifestaciones de la vida no puede haber más que dos modos verdaderamente fundamentales, dos polos de atracción: el cristiano y el judío. Sólo dos religiones: la cristiana y la judía. Sólo dos internacionalismos: el cristiano y el judío. Todo lo que no sea de Cristo y para Cristo se hace en favor del judaísmo. De aquí que la descristianización del mundo corra paralelamente con su judaización.
¿Por qué no puede haber más que estos dos modos? Porque éstos son los únicos queridos por Dios. Son los únicos teológicos. Dios ha repartido el mundo entre Isaac e Ismael, entre Jacob y Esaú, entre Caín y Abel, entre el Cristo y el Anticristo. Todas las fuerzas humanas tienen que plegarse en uno u otro frente.
De aquí que a los pueblos gentiles, a nosotros, a quienes se nos ha propuesto la vocación a la fe cristiana, no nos queda más que dos caminos: o cristianizarnos o judaizarnos. O formar en la Oliva de la Iglesia o en la Vid estéril del Judaísmo; o ser hijos de Sara la libre, o de Agar la esclava.
Los pueblos gentiles, si quieren ser libres y grandes, no tienen otra solución que adherirse humildemente a la Iglesia; no tienen otra grandeza en la libertad que la grandeza incomparable de las naciones cristianas de la Edad Media, que forjó los santos y los héroes, que levantó las catedrales, que educó al pueblo en la contemplación de los santos, que le dio el sentido de la belleza en el canto gregoriano y en los frescos del Angélico y del Giotto, que sublimó su inteligencia con la Suma Teológica del doctor Angélico. Si los pueblos gentiles, repudiando esta grandeza como obscurantista y sombría, quieren ser grandes con la grandeza carnal de Babilonia, podrán serlo, sí, pero como sirvientes del judaísmo. Porque los judíos tienen la superioridad en el dominio de lo carnal.
Y he aquí que la historia nos dice (Werner Sombart hace la comprobación) que la decantada grandeza del capitalismo inglés y norteamericano no es más que una creación judaica. Grandeza carnal incomparable, pero que es cl trabajo de millones de cristianos en beneficio de un puñado de judíos.
QUINTA CONCLUSIÓN

La única defensa y protección de los pueblos gentiles para no caer en la esclavitud judaica es la vida cristiana. Porque Cristo, únicamente, es la Salud del hombre. De aquí que la Edad Media no ha sufrido la dominación de los judíos. Los judíos han asechado, pero sin lograr jamás la dominación.
HOMENAJE DE GRATITUD DE LOS JUDÍOS A LA IGLESIA

La Iglesia, reconociendo la perversidad teológica que hay en ellos, sabía sujetarlos con leyes sabias y con vigilancia alerta para que no inficionasen a los cristianos. Sin embargo, la Iglesia jamás ha odiado al judío. Al contrario, ha orado y ha hecho orar por ellos; los ha defendido de las vejaciones y persecuciones injustas, de tal suerte que cuando el Sanedrín judío se reunió públicamente, por vez primera después de siglos, en Francia en 1807, convocado por Napoleón, rindió homenaje público a la benevolencia de los Pontífices en documentos que se conservan. (Collection des Actes de l’Assemblée des Israelites de France et du royaume d’Italie, par Diogène Tama).
Los Diputados Israelitas del Imperio de Francia y del Reino de Italia en el Sínodo hebraico decretado el 30 de mayo último, penetrados de gratitud por los beneficios sucesivos que el clero cristiano ha hecho en los siglos pasados a los Israelitas de diversos Estados de Europa;
Llenos de reconocimiento por la acogida que diversos Pontífices han hecho en diferentes tiempos a los Israelitas de diversos países, cuando la barbarie, los prejuicios y la ignorancia reunidos perseguían y expulsaban a los judíos del seno de las sociedades; declaran:
Que la expresión de estos sentimientos será consignada en el proceso verbal de este día para que quede para siempre como un testimonio auténtico de la gratitud de los Israelitas de esta Asamblea por los beneficios que las generaciones que les han precedido han recibido de los Eclesiásticos de los diversos países de Europa.
SEXTA CONCLUSIÓN

Los cristianos, que no pueden odiar a los judíos, que no pueden perseguirlos ni impedirles vivir, ni perturbarlos en el cumplimiento de sus leyes y costumbres, han de precaverse, no obstante, contra la peligrosidad judaica.
Precaverse como quien se precave de los leprosos. Tampoco se puede odiar ni perseguir ni perturbar a los leprosos, pero hay que tomar precauciones contra ellos para que no inficionen el organismo social. Dura cosa es, no hay duda; pero es irremediable. Así los cristianos no han de trabar relaciones comerciales, ni sociales, ni políticas con esa casta perversa que hipócritamente ha de buscar nuestra ruina. Los judíos deben vivir separados de los cristianos porque así se lo ordenan a ellos sus Leyes, como veremos más adelante, y además porque son “infecciosos” para los demás pueblos.
Si los demás pueblos rechazan estas precauciones, tienen que atenerse a las consecuencias, o sea a ser lacayos y parias de esta raza, a la que le corresponde la superioridad en el reino de lo carnal.
SÉPTIMA CONCLUSIÓN

En la vida errante y despreciable del judío, que se prolonga, al menos, durante dieciocho siglos, hay que descubrir el misterio cristiano. Así lo demuestra magníficamente el abbé Joseph Léhmann, judío convertido, en su libro L’Entrée des Israelites dans la société française. (pág. 3).
El judío había llenado de oprobio al Justo. Le había puesto un manto de burla sobre sus espaldas, una corona de espinas sobre su cabeza, una caña en su mano, golpes, escupidas, insultos, injurias, vergüenzas de toda clase le había prodigado, y nada le perdonó de cuanto es oprobioso. Y al final le vendió por el precio vil de treinta monedas.
Estos oprobios se han encontrado después, como castigo y pena de talión, en la vida del pueblo judío. Ya lo había anunciado Moisés: Seréis burla y risa de todos los pueblos adonde os conducirá el Señor. (Deut. 28, 37).
a) Venta en remate como animales de los judíos después de la mina de Jerusalén. Se había vendido al Justo por treinta dineros, y en la feria de Terebinto, en la llanura de Mambré, se llegó a dar treinta judíos por un dinero.
b) Prohibición, durante siglos, de venir a llorar sobre las ruinas de Jerusalén.
c) Exclusión de los judíos de los rangos de la sociedad, en pago de que el judío había excluido a Cristo como leproso de todo trato de hombres.
d) La cachetada que en Tolosa, Béziers y otras partes estaba obligado a recibir un diputado de la comunidad judía, públicamente, el viernes santo.
e) La rueda o estrella amarilla que debía llevar en su pecho o en su sombrero para ser reconocido como judío.
f) Los barrios o juderías donde debían vivir amontonados.
g) La obligación en ciertas ciudades de pagar hasta el aire que respiraban, como en Augsburgo, donde pagaban un florín por hora, y en Bremen un ducado por día.
h) Prohibición de aparecer en público desde el Domingo de Ramos hasta el día de Pascua.
i) Los insultos al judío errante.
j) La desconfianza o creencia de una malicia perpetua del judío, aun en las causas entre ellos. En Puy, las diferencias que surgían entre dos judíos eran sometidas a monaguillos, a fin de que la extrema inocencia de los jueces pusiese en descubierto la extrema malicia de los litigantes.
k) En Alemania y en Suiza se colgaba al judío al lado de un perro, en burla, porque éste era símbolo de fidelidad.
l) Permiso dado a todo oficial público para usar epítetos infamantes contra los judíos.
m) Expulsión, todas las tardes, de ciertas ciudades, al toque de trompeta de los judíos.
n) Prohibición de bañarse en las playas donde se bañaran los cristianos.
o) Interdicción de pasearse en paseos públicos. En ciudades de Alemania se colocaba esta inscripción: Prohibición a los judíos y a los perros de entrar aquí.
p) El peaje, que era un derecho que se cobraba por la entrada de todo judío a la ciudad.
¿Hasta cuándo ha de prolongarse esta enemistad tremenda entro judíos y cristianos? Hasta que la misericordia de Dios disponga el tiempo de la reconciliación.
San Pablo nos enseña que día vendrá en que Israel reconozca a Aquél a quien ha negado (Rom. 11).
25. Mas no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, que la ceguedad ha venido en parte a Israel hasta que haya entrado la plenitud de las gentes.
26. y que así todo Israel se salve.
Cuando llegue esa hora, que está en las manos de Dios, Esaú se reconciliará con Jacob, esto es: los judíos se convertirán en cristianos, y entonces se cumplirá la palabra del Profeta Ezequiel, dicha 500 años antes de Cristo:
21. He aquí yo tomaré a los hijos de Israel de en medio de las naciones, a donde fueran; y los recogeré de todas partes, y los conduciré a su tierra.
22. Y los haré una nación sola en la tierra, en los montes de Israel, y será sólo un rey que los mande a todos; y nunca más serán dos pueblos, ni se dividirán en lo venidero en dos reinos.
27. Y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. (Ez., 37).
Entonces todos “en el Cristo” serán una sola cosa, porque los judíos dejarán de ser “judíos” y los cristianos serán cristianos de verdad, y la paz se realizará como fruto de la justicia y de la caridad en Aquél, el Prometido de Abrahán, a Isaac y a Jacob, que es Jesucristo, la Bendición de todos los siglos.

 

FUENTE:

http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.es/2018/03/libro-el-judio-en-el-misterio-de-la.html

Monseñor Williamson: ¿Los enemigos de Dios…?

19 marzo 2018

Enemigos Constantes

¿Los enemigos de Dios están ganando? No por mucho tiempo.
La confianza total en Él debe hacernos fuertes.

Muchos lectores de estos “Comentarios” – de ninguna manera todos ellos – deben estar conmocionados e incrédulos cuando estos “Comentarios” siguen refiriéndose a los judíos como una fuente importante de los problemas en la Iglesia y el mundo de hoy. Esto se debe a que desde la Revolución Francesa (1789), cuando los francmasones emanciparon a los judíos y les dieron libertad para ocupar todas las posiciones de influencia en la sociedad, los judíos por su control progresivo de la política, las universidades y los medios de comunicación en particular se han apoderado cada vez más de las mentes de la gente, y han utilizado este control que les han otorgado los gentiles incautos para persuadir a todos de que los judíos son las víctimas en lugar de la causa de las constantes tensiones entre ellos y el resto del mundo.

Sin embargo, en la Edad Media, cuando la Fe iluminaba las mentes de los hombres con el Camino, la Verdad y la Vida, los Papas Católicos y los Concilios de la Iglesia publicaron un torrente de documentos para hacer que los cristianos desconfiaran del engaño judío, incluso prohibiendo a los cristianos, por el bien de su salvación eterna, asociarse con los judíos. ¿Eso fue meramente “antisemitismo”? En nuestros días un profesor italiano acaba de argumentar – y no está solo – que los judíos son la fuerza controladora dentro del Papado y de la Iglesia Conciliar. A continuación se presenta un breve resumen del argumento del profesor, cuyo texto completo se encuentra aquí – http://​www.​unavox.​it/​ArtDiversi/​DIV2277_​Lamendola_​Scacco_​in_​tre_​mosse.​html

El neomodernismo que actualmente asola la Iglesia Católica es el modernismo condenado por San Pío X, pero con un nuevo elemento añadido: el judaísmo talmúdico. Los judíos siempre se han esforzado por neutralizar la divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, porque si Él no es Dios, sigue que el catolicismo no es nada, y entonces el principal obstáculo para su dominio mundial de ellos está fuera de su camino. Por ejemplo, ¿por qué en 2009 hubo tanta furia mundial en torno a algunos comentarios en la televisión sueca que arrojaron dudas sobre la existencia de cámaras de gas homicidas en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial? El problema no puede haber sido simplemente el obispo que hizo las observaciones. De hecho, el alboroto se concibió para perjudicar a la Fraternidad Tradicional de San Pío X a la que pertenecía entonces el obispo, pero sobre todo para forzar al Papa Benedicto XVI a alejarse de la Tradición Católica que está en línea con la Fe de la Edad Media. Así el Cardenal Ruini, Vicario emérito del Papa para la diócesis de Roma, declaró entonces: “Nadie que niegue el ‘Holocausto’ puede ser obispo católico”.

El profesor continúa diciendo que un gran paso hacia adelante a esta colocación del “Holocausto” en el centro de la religión católica se dio en 1965 cuando el Vaticano II declaró en su documento Nostra Aetate que la alianza de Dios con los israelitas en el Antiguo Testamento es todavía válida, lo que significa que la redención por Jesucristo ya no es necesaria para la salvación, en otras palabras, Su Iglesia Católica ya no está en posesión única de la Verdad completa y ya no es el único medio de salvación eterna. De ahí que la importancia religiosa de Nuestro Señor Jesucristo, abandonada por el Vaticano II, fue inmediatamente recogida por los judíos y vinculada a su “Holocausto”. Por eso dijo Abraham Foxman del B’nai B’rith en Nueva York: “El Holocausto no es simplemente un ejemplo de genocidio, sino que es un ataque casi exitoso contra el pueblo elegido de Dios, en otras palabras, contra Dios mismo”.

Así pue s, para los judíos, el “Holocausto” es un acontecimiento teológico, central para la nueva religión que debe imponerse al mundo entero, y ante la cual todas las demás religiones deben inclinarse, empezando por el catolicismo. He aquí por qué los obispos católicos que cuestionan el “Holocausto” deben ser silenciados y proscritos, y la Iglesia Católica debe hacer lo que sus maestros talmúdicos le digan que haga. Y el profesor italiano concluye que los “Hermanos mayores” han logrado convertirse en los tutelares indiscutibles de la Iglesia de Cristo.

Note que esta tesis del profesor ejemplifica perfectamente la afirmación de Tertuliano de que sólo la debilidad de los católicos es la fuerza de los judíos. La propaganda a favor del “Holocausto” no despegó hasta después del Vaticano II. Antes del Concilio, la gente todavía tenía un poco demasiado sentido común para creer que cerca del doble de judíos que existían en Europa antes de la guerra fueron exterminados.

Pero “no temáis pequeño rebaño” (Lc. XII, 32). Todo católico sabe que es Dios y no Sus enemigos quienes tendrán la última palabra. Este fin catastrófico de la Quinta Era de la Iglesia, a través de la cual vivimos ahora, está preparando y pagando por adelantado el mayor triunfo de la Iglesia en toda su historia, la breve Sexta Edad, o Triunfo del Inmaculado Corazón de María. Algún tiempo después puede venir el triunfo más grande en toda la historia del mundo de los enemigos de Dios, el reinado de tres años y medio del Anticristo (Jn. V, 43), o la Séptima Edad de la Iglesia. Pero luego sigue la última palabra para terminar con todas las últimas palabras, el Juicio General, que pertenece a Dios solo, y que restablecerá perfectamente Su justicia universal.

Kyrie eleison.

FUENTE:

http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.es/2018/03/comentario-eleison-numero-dlvii-557-17.html

 

Dominus Illuminatio Mea – Catholic Gregorian Chant Songs

19 marzo 2018

https://www.youtube.com/watch?v=flzIpwrih8Q&list=PL3930DBA3929A5221

 

Dominus Illuminatio Mea – Catholic Gregorian Chant Songs

 

 

https://youtu.be/flzIpwrih8Q

 

AJEDREZ EN TRES MOVIMIENTOS Shoah, Council, Williamson: check in three moves

19 marzo 2018

AJEDREZ EN TRES MOVIMIENTOS Shoah, Council, Williamson: check in three moves

por Francesco Lamendola

25 de diciembre de 2017

 

La nueva religión del Holocausto y el judaísmo talmúdico: ¿los “hermanos mayores” se han convertido en los guardianes indiscutibles de la Iglesia de Cristo? Shoah, Williamson Council: registra 3 movimientos. De Roncalli al (falso) papa Bergoglio di Francesco Lamendola

 

 

 

 

Para entender lo que está sucediendo hoy en la Iglesia Católica, cualquier modernista deriva, a su manía de autodestrucción en todos los niveles, empezando por la doctrina, no puede limitarse a los hechos de que se trate como un asunto que implica solamente Mundo católico y fe católica Hay un hilo que une la fase actual, en la que el (falso) Bergoglio Papa está literalmente desgarrando lo que queda de la Novia de Cristo, Hábilmente ayudado por sus jenízaros apostatici y infieles, la paja, el Galantino, la Sosa, etcétera, las estrategias de desmantelamiento anteriores de la fe católica, comenzó bajo el pontificado Roncalli y continuar un crecimiento constante, aunque relativamente menos llamativo que hechos de los que somos testigos ahora, prácticamente todos los días.

La continuidad con la crisis interna de la Iglesia es reconocible en las tendencias modernistas, luchado vigorosamente (pero sin cortar corta en absoluto) por San Pío X, han vuelto a surgir cuando las circunstancias favorables han presentado, desde 1958, es decir, después de la muerte de Pío XII , el último gran y verdadero Papa en la historia de la Iglesia Católica.
Pero la modernidad triunfante en la Iglesia hoy en día no es simplemente el modernismo de principios de 1900, a Tyrrell, Loisy, Buonaiuti, etc., e incluso revisado y corregido en la versión más adecuada a los tiempos, es decir, con menos de Darwin y Freud, menos Renan y más Kasper. No: hay un nuevo elemento , que ha sido injertado en el anterior y que le da al neomodernismo actual su valor más característico; y este nuevo elemento no es de origen interno, sino externo a la Iglesia. En resumen, se trata del judaísmo talmúdico .

Independientemente de lo que piensen los defensores del diálogo interreligioso, los padres conciliares que escribieron la Nostra Aetate, En el que argumenta que el antiguo pacto sigue siendo válido, y el Papa Juan Pablo II, que quería hacer su solemne homenaje a llamarlos “nuestros hermanos mayores”, la verdad es que el judaísmo – no todos, pero su facción feroz y combativo – siempre ha despreciado a Cristo y los cristianos, y siempre ha sido considerado como una parte esencial de su programa apunta a “domesticar” la Iglesia Católica, para doblarlo a su estrategia y se vacía desde el interior de lo es esencial y que es su fuerza, y sobre todo en el plano natural de lo sobrenatural: la divinidad de Jesucristo .
Una vez que se elimina este elemento, explícita o implícitamente, el catolicismo se reduce a un caparazón vacío, a una forma sin sustancia, y, si uno es capaz de conducir a millones y millones de católicos hasta este punto, sin ellos si se toman en cuenta completamente, entonces es posible manipularlos al cien por cien, en cualquier terreno, como ahora, de hecho, está sucediendo, cuando se les hace creer que estar en contra de la invasión de Italia por millones de musulmanes es equivalente a ser buenos católicos.

Siempre nos habíamos preguntado qué hay detrás de la increíble furia que se ha ejercido, con el despliegue activo de todo el establishment mundial de medios, en contra de Monseñor Richard Williamson., primero dentro de la Iglesia Católica, incluso dentro de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X, de la que fue expulsado el 4 de octubre de 2012, y luego fundó, dos años más tarde, al Sindicato Sacerdotal Marcel Lefebvre. Teníamos una pista teniendo en cuenta la famosa entrevista con Monseñor Williamson de la televisión sueca, que también habló sobre el Holocausto, que se grabó el 1 de noviembre de 2008, pero que se emitió hasta el 21 de enero de 2009. ¿Cómo es posible que con casi tres meses de retraso, una “gema” como esa?
Las cosas estaban claras cuando parecía que no habían sido tratados en una tarde, pero un mecanismo de relojería, volado con la sincronización perfecta: sus 21 de enero de 2009 a petición del obispo Lefebvre Bernard Fellay, se anunció la remisión de la excomunión quemado en el momento contra los obispos lefebviani, incluido Williamson (cf. nuestro artículo anterior:. el “caso Williamson” fue una conspiración para desacreditar a Benedicto XVI , publicada en el Correo de las Regiones y al poco tiempo de Arianna sitio Editrice, 29 / 07/2015).

Por lo tanto, existía fuerzas tan poderosas que tienen la competencia de toda la información mundial aparato y también se puede dictar a cualquier estado soberano: como se vio cuando, precisamente como resultado del escándalo, el presidente de Argentina, Cristina Kirchner, declaró declaraciones negacionistas “repugnantes” del obispo Williamson, que era entonces director del seminario de la Reja (pero que fue derrocado el 9 de febrero), y le dio diez días, a partir del 19 de febrero de 2009 para dejar el país Y lo que esas fuerzas se vieron, aún más claramente, cuando el tribunal de Ratisbon abrió una causa penal en su contra, nuevamente por sus presuntas declaraciones antisemitas, que terminaron con la sentencia de pagar una multa de 2.000 euros, el 16 de abril de 2010, seguido de una condena, el 11 de julio, por “incitación al odio racial”; sentencia que el Tribunal de Apelaciones de Nuremberg anuló el 22 de febrero de 2012, que anuló la decisión del tribunal regional de Regensburg y condenó al Estado de Baviera a pagar las costas judiciales.
Pero los “católicos” de Ratisbona han sin digerir esta absolución, como el obispo de emitieron una declaración – no demasiado misericordioso, al parecer, de acuerdo con los parámetros de neochiesa – en el que afirmó que las iglesias de la diócesis había prohibido Obispo Williamson, debido a sus posiciones negacionistas. El obispo en cuestión era que Gerhard Ludwig Müller, de la que ha hablado tan poco tiempo después de su despido de la Congregación para la Doctrina de la Fe, al relacionarlo con el hecho de que él había esperado, con el tiempo, una respuesta papal a dubia de los cuatro cardenales, en relación con el octavo capítulo de Amoris laetitia .

Nos preguntamos por qué tanta furia, Por todo, contra un obispo individual, por otra parte, ya expulsado de la Iglesia Católica, y suspendido a divinis, y más tarde expulsado de la Sociedad de San Pío X. Desde luego Monseñor Wiliamson es una cabeza real y un hombre orgulloso , un pastor indomable: cualquiera que escuchara sus conferencias y conferencias, aunque solo fuera a través de Youtube , podría hacerse una idea. Y, sin embargo, ¿es posible que esta inteligencia brillante e inconformista, y esta rectitud pastoral, fueran en sí mismas suficientes para atraer una persecución tan tenaz y universal contra un individuo?
Después de todo, hay relativamente pocas personas que se han tomado la molestia de leer o escuchar lo que él tiene que decir; y, cuando se ha convertido en una figura de renombre internacional, que se debe principalmente a la misma persecución, que pintó en las peores condiciones posibles, como un incorregible antisemita y, tal vez, un simpatizante del régimen de Hitler. Sin lugar a dudas, había sido elegido para golpear a alguien más o algo más alto que él; pero quien, o que?
La fraternidad ßacerdotale San Pio X, que, de hecho, se había apresurado a expulsarlo, oficialmente por razones “disciplinarias”, pero en realidad para dar satisfacción a Israel y al poderoso lobby judío judío? Pero, si hubiera sido así, Bernard Fellay había detenido el golpe, aunque con una buena dosis de cinismo, cazando a Williamson, el 4 de octubre de 2012, por falta de obediencia a sus superiores.
El otro objetivo posible, el Papa Ratzinger , había hecho un esfuerzo con una estrategia similar, incluso si, obviamente, no había sido capaz de renovar la excomunión recién revocada. Por otro lado, y bajo el formidable prensadoLa canciller Angela Merkel, el 18 de febrero del 2009, el cardenal Camillo Ruini, vicario del Papa se retiró para la diócesis de Roma, había declarado en una entrevista con Tg1 (debido a obispos, cardenales y papas, ahora, suelen decir lo que tienen que decir en entrevistas con periódicos y estaciones de televisión y no en las oficinas apropiadas de la Iglesia docente) que aquellos que niegan el Holocausto no pueden ser obispos católicos . Y fue precisamente este último hecho el que nos dio una pista más valiosa de nuestras preguntas.
El último paso fue la lectura de un artículo de Don Curzio Nitoglia, disponible en el sitio web Inter multiplices una vox , titulado:El vínculo inquebrantable entre la Shoah y el Vaticano II. Del “caso Williamson” (2009) al acuerdo holocaustico / modernista (2017) . En él se traza la línea que une el Holocausto – no el propio Holocausto, por supuesto, pero su explotación en términos políticos e ideológicos por el lobby judío del mundo – los juicios de Nuremberg (1945-46) y la fundación el Estado de Israel, poco reconocido por la ONU (1948-1949), el Concilio Vaticano II (1962-1965), sobre todo con la declaración Nostra Aetate del 28 de octubre de 1965, que establece el primer pacto de Dios esté siempre con válida el pueblo judío, por lo tanto, la no singularidad de la salvación cristianay la no indispensabilidad de la redención de Jesucristo; y finalmente, el acuerdo firmado 17 de enero de, 2017 Obispo Fellay y el (falso) Bergoglio Papa en Roma, en la casa de Santa Marta, donde Lefebvre, después de expulsar a Williamson por sus posiciones en el judaísmo, que son los de la Iglesia preconciliar, aceptan definitivamente reconocer como plenamente legítimo y operativo el Concilio Vaticano II, en todas sus deliberaciones, por lo tanto también para lo que concierne a la Nostra Aetate .

Las cosas, en este punto, están empezando a aclararse. La Iglesia Católica siempre ha sostenido que la redención de Cristo es el medio necesario e indispensable para la salvación, por lo tanto, que no hay otra verdad y otra salvación fuera de los traídos por Jesucristo.. En el Catecismo de San Pío Xse enseñó, como continuamos enseñando hasta el Concilio Vaticano II, que los judíos, después de haber rechazado a Jesucristo, se colocaron, fuera de sí mismos, fuera de la Comunión de los Santos, es decir, fuera de la Iglesia, y por lo tanto fuera de la salvación Bueno, no eran más que estas ubicaciones desde las que quería trasladar la Iglesia Católica, a través del Consejo, pivotando sobre el trauma del Holocausto y dando a entender que la Iglesia Católica era, hasta cierto punto, co-responsables del genocidio, después de haber practicado durante demasiado tiempo una una forma de antijudaísmo que luego ofreció a los nazis el terreno favorable para su “solución final”. Incluso la campaña de pretexto y venenosa sobre los llamados “silencios” de Pío XII comienza desde aquí: desde el deseo de ejercer el chantaje moral sobre la Iglesia Católica, para obligarlo a proporcionar una compensación justa contra el judaísmo. Y la compensación de vino en la forma de una declaración explícita de que el primer pacto de Dios con el pueblo de Israel siguen siendo válidos: que, por supuesto, en contra del sentido de la redención universal lograda por Jesucristo.

Los católicos, sin embargo, o la gran mayoría de ellos, no se han dado cuenta; del mismo modo que no han captado el alcance devastador de la definición de Wojtyla de los judíos como “nuestros hermanos mayores” . Ahora, si son los hermanos mayores, significa que están enraizados en la verdad de Dios, mejores y más que católicos. Pero esto es falso: es equivalente a quitarle al cristianismo toda su base, todo su valor. Si la primera alianza sigue siendo válida; si no ha sido sustituido por el segundo, representado por la Cruz de Jesucristo, entonces vale la pena convertirse en judíos , en lugar de cristianos, para acceder a la verdad y alcanzar la salvación eterna. Pero entonces, ¿qué vino Jesucristo a hacer en la tierra?¿Y por qué sufrió, por qué murió, por qué se levantó? Podría ahorrarse el problema … Pero, ¿qué tiene que ver el Shaoh con el judaísmo?

Recuerde la declaración del Cardenal Ruini: quien niega el Holocausto no puede ser un obispo católico . Por lo tanto, para tener el “derecho” de ser católico, uno no debe aceptar el Credo de Nicea, pero uno debe aceptar el hecho histórico (que es controvertido en muchos aspectos, comenzando con los números) de la Shoah, que con el cristianismo no existe. nada entra. Es extraño, es perturbador . Pero se vuelve más clara cuando se considera que, para el judaísmo talmúdico, el Holocausto no es simplemente un hecho histórico, sino un hecho teológico; según lo declarado por el director de la Liga Antidifamación de B’nai B’rith, Abraham B. Foxman: El Holocausto no es simplemente un ejemplo de genocidio, sino un ataque casi exitoso contra las vidas de los niños elegidos de Dios, y por lo tanto de Dios mismo.

Aquí, pues, porque no podemos “negar”, es decir, reducir el alcance del Holocausto, tanto en números como en su reclamo de exclusividad absoluta; y es por eso que no es lícito llamarlo “genocidio”, que es un término puramente histórico, pero debe llamarse con el término teológico “Holocausto” : porque corresponde a la nueva religiónSe quiere imponer un contexto global ya la que todas las demás religiones, evidentemente falsas, o al menos subordinados, deben renunciar voluntariamente, comenzando con la Iglesia Católica. Y por eso con tanta fuerza contra un hombre como obispo Williamson: ¿Por qué, después de haber entendido lo que el juego, y lo que está en juego reales, su fuerza se deben doblar a toda costa, y su historia deben transformarse en una advertencia permanente .
Tenga en cuenta que sus desventuras con los grupos de presión judíos comienzan muy, muy en primer lugar el famoso “incidente” de febrero de 2009: La policía canadiense llevaron a cabo una investigación sobre él desde 1989, como resultado de una conferencia celebrada en Sherbrooke, Quebec , con la hipótesis de un crimen de negación, luego archivado. En cualquier caso,los objetivos del judaísmo talmúdico se reunieron en gran medida:obligando a Benedicto XVI, con una serie de declaraciones, a aceptar el Holocausto como la premisa para poder decir católica, de hecho, se cierra el círculo abierto en 1965 con la Nostra aetate : los “hermanos mayores” se han convertido en los guardianes indiscutibles de la Iglesia de Cristo …

 

 

Francesco Lamendola


FUENTES:

http://www.accademianuovaitalia.it/index.php/cultura-e-filosofia/la-contro-chiesa/3650-scacco-in-tre-mosse

http://www.unavox.it/ArtDiversi/DIV2277_Lamendola_Scacco_in_tre_mosse.html

El “caso Williamson” , complot contra BENEDICTO XVI

19 marzo 2018

 

El “caso Williamson” fue un complot para desacreditar el pontificado de Benedicto XVI

por Francesco Lamendola – 29/07/2015

Fuente: Il Corriere delle regione

 

 

 

Richard Williamson era un profesor de letras inglés, nacido en 1940, mientras las bombas alemanas caían sobre Londres, en una familia anglicana; Después de graduarse de Cambridge, eligió mudarse a África y enseñó durante un tiempo en Ghana. En África entró en contacto con el periodista y escritor Malcolm Muggeridge (1903-1990), que se había convertido al cristianismo después de una vida como un escéptico y agnóstico y que, en 1969, fue noticia por la publicación del libro-manifiesto: “Jesús redescubierto” (lo que era ya tratados en un artículo anterior:. ver “en la embriaguez del hombre para ser la némesis de un Dios sin amor,” inteligencia publicada en la página web Arianna Editrice fecha 20/03/2013). Esta reunión ejerció una influencia decisiva en el joven profesor, que, en sus treinta años,

Ordenado sacerdote en 1976, Williamson había hecho una carrera rápida en la Sociedad de San Pío X, la sociedad tradicionalista fundada en Friburgo en 1970, inicialmente con la aprobación del obispo de Lausana, François Carrière – luego se retiró el reconocimiento del obispo Pierre Mamie en 1975 -, llegando a ser rector del seminario Ridgefield en los Estados Unidos (Connecticut), a continuación, a Winona (Minnesota) y, finalmente, a 30 de junio de 1988 para ser nombrado obispo, junto con otros tres sacerdotes, al igual que tradicionalista brasileño Lefebvre y obispo Antonio de Castro Mayer: acto provocó inmediatamente la excomunión “latae sententiae” tanto Lefebvre y Castro Mayer, y los cuatro obispos recién elegidos.

Cada uno de ellos había sido advertido de las consecuencias del pasaje que estaba a punto de hacer, de modo que la medida no llegó a ser inesperada: desde el 1 de julio de 1988, por lo tanto, es habitual fechar el comienzo de la fase aguda del cisma Lefebvrist;incluso si el mismo Lefebvre había sido suspendido “a divinis” por Pablo VI desde 1976. Los otros tres excomulgados fueron el padre suizo francófono Bernard Fellay, superior de la Fraternidad; el francés Bernard Tissier de Mallerais; y el argentino de origen español Alfonso de Galarreta. La excomunión, emitida por la Congregación de los Obispos el 1 de julio, fue inmediatamente confirmada por Juan Pablo II con un “motu proprio” del 2 de julio, titulado “Ecclesia Dei”. Había sido cardenal africano, el prefecto de la Congregación de Obispos, Bernard Gantin – primer africano en la historia para dirigir un departamento del Vaticano -, Williamson y para advertir a otros que si aceptaban la consagración episcopal de manos del arzobispo Lefebvre, habría incurrido en excomunión. El nuevo obispo, sin embargo, rechazó la validez de la excomunión, afirmando que la gravedad de la crisis existente en la Iglesia Católica hizo necesario consagrar nuevos obispos a la sagrada Tradición. Más tarde, en 2003, Williamson dirigió el seminario “tradicionalista” en La Reja, Argentina. afirmando que la severidad de la crisis existente en la Iglesia Católica hizo necesario consagrar nuevos obispos a la sagrada Tradición. Más tarde, en 2003, Williamson dirigió el seminario “tradicionalista” en La Reja, Argentina. afirmando que la severidad de la crisis existente en la Iglesia Católica hizo necesario consagrar nuevos obispos a la sagrada Tradición. Más tarde, en 2003, Williamson dirigió el seminario “tradicionalista” en La Reja, Argentina.

Lefebvre murió de cáncer en 1991, excomulgado; en su funeral, sin embargo, hubo algunas altas figuras del clero católico, que bendijo el cuerpo. Las cosas eran en este punto cuando, después de su elección al papado de Benedicto XVI, una carta del Obispo Fellay, a finales de 2008, se abrió el camino para un intento de reconciliación, que Ratzinger era muy afilado. A principios de 2009 – dieciocho años habían pasado desde la muerte de Monseñor Lefebvre y treinta comienzo del cisma, con la suspensión “a divinis” del fundador de la Sociedad de San Pío X – el Papa puso oficialmente la excomunión de los obispos cismáticos, a través de una decreto de la Congregación para los Obispos, con fecha del 21 de enero. «Este regalo de paz,

Todo está bien, ¿eso termina bien, entonces? No del todo El gesto de Benedicto XVI fue criticada de inmediato como un fallo muy grave, y como muestra de un deseo mal disimulado a la “restauración preconciliar” de la Iglesia: el líder de los “indignados” fue el teólogo suizo Hans Küng, que en 1979 había sido expulsado de la facultad católica y que fue reportado como un oponente amargo de la primacía papal, el culto mariano, la unicidad salvífica de Cristo, así como un can-eutanasia y en favor de las mujeres sacerdotes y para promover la “apertura” hacia el judaísmo y el ‘islamismo. El Gran Rabinato (la más alta autoridad religiosa del Estado de Israel), por su parte, pocos días después, hizo saber que quería interrumpir cualquier conversación con el Vaticano.

¿Qué pasó? Porque, para provocar una insurrección tan general, la única remisión de la excomunión a los cuatro obispos Lefebvrist no podía ser suficiente: al menos formalmente; aunque es muy probable que la decisión de Benedicto XVI ha sido más que suficiente para desencadenar muchos le reaccionaria un Papa y casi un oponente ideológico, ansioso por socavar la teología y la misma liturgia postconciliar considerado (tratando de restaurar la misa en latín ) y, por lo tanto, digno de ser combatido sin la exclusión de golpes por el ala “progresista” (y neo-modernista) del clero y los laicos católicos. Y debe notarse que la remisión de la excomunión no devolvió “ipso facto” a los cuatro obispos la plenitud de sus funciones, ya que se mantuvieron vigentes, a su respecto, la suspensión “a divinis”, es decir, la prohibición de celebrar los sacramentos, incluido el Sacrificio de la Misa. Sin embargo, incluso esa modesta apertura parecía demasiado grande para los “progresistas”: les pareció una afrenta, como un desafío insoportable, al que tuvimos que reaccionar con la máxima energía.

Y aquí está la trama.

Obispo Williamson, ya desde hace mucho tiempo, había llegado a la atención de los medios de comunicación, y en especial de la católica “progresiva”, no tan razones estrictamente religiosas o de pastoreo, pero a causa de sus opiniones personales sobre el genocidio de los Judios durante la Segunda Guerra Mundial , expresado fuera de la esfera espiritual. En 1989 (y por lo tanto sólo un año después de su nombramiento como obispo por el arzobispo Lefebvre), Williamson, durante un debate público tuvo lugar en Sherbrooke, Quebec, había argumentado que, en su opinión, no Judio había muerto en las habitaciones gas. La policía canadiense había abierto una investigación sobre esto, pero se había cerrado. Sin embargo, el arzobispo católico de Halifax, James Maertin Hayes, se apresuró a enviar un telegrama al Congreso Judío Canadiense, para disociarse de esas declaraciones. Estas eran las opiniones de Williamson, y tampoco era un hombre para mantenerlas ocultas; sin embargo, pasaron casi veinte años hasta que estalló la “bomba”; y alguien hizo que explotara a su debido tiempo, es decir, cuando el Vaticano acababa de anunciar la revocación de la excomunión.

Es necesario llegar el 1 de noviembre de 2008, de hecho, porque Williamson, mientras estaba en Alemania, en Ratisbona, durante una entrevista con la televisión estatal sueca, reiteró su punto de vista sobre el tema del antisemitismo y el genocidio; después de eso, la televisión sueca mantuvo el registro de la entrevista en el cajón durante casi tres meses, para que se emitiera el 21 de enero de 2009: exactamente el mismo día en que se notificó la revocación de la excomunión a los cuatro obispos Lefebvrist y se hizo pública dominio (con las reacciones que conocemos). Dos días antes (dos días ANTES ), el semanario alemán «Der Spiegel», notoriamente anticatólico, ya había publicado el contenido de la entrevista en sí: otra coincidencia significativa.

Pero, ¿por qué el periodista sueco Ali Fegan quería que Williamson volviera a sus declaraciones de veinte años antes, las que ya habían causado revuelo en Canadá, pero que ya habían sido casi olvidadas? ¿Fue una trampa, en la que Williamson entró con los dos pies, sin darse cuenta de las intenciones reales de quien hizo esas preguntas insidiosas? Lo cierto es que después de la grabación de la entrevista, las noticias relacionadas con sus contenidos comienzan a filtrarse. Alguien que ya tiene en sus manos, comenzaron a hacer declaraciones, negaciones, quitado.

Fue un momento excepcionalmente sincronizado: y una coincidencia realmente deslumbrante, porque solo es posible considerarlo como tal. Ahora todo el mundo se enteró de que Benedicto XVI había eliminado la excomunión de un obispo negacionista, que afirmaba que no existían cámaras de gas nazis; en resumen, que el Papa había querido alentar el antisemitismo, o casi.

Aquí hay algunos pasajes del libro de entrevistas del periodista alemán Petr Seewald «La luz del mundo. El Papa, la Iglesia y los signos de los tiempos. Una conversación con Peter Seewald »(edición italiana de Pierluca Azzaro, Libreria Editrice Vaticana, 2010, pp. 173-179):

 

“D. Durante cuatro años, el Papa, el término me pasó, había hecho un buen trabajo.

P: Si hubiera sabido que entre esos obispos había uno que negaba la existencia de cámaras de gas nazis, ¿firmaría la revocación de la excomunión?

R: No. Primero, teníamos que separar el caso Williamson de los demás, pero desafortunadamente ninguno de nosotros miró a “Internet” y se dio cuenta de quién era.

  1. Pero antes de revocar una excomunión, las personas y su conducta de vida no deberían pasar a la lupa, más aún si se trata de una comunidad que, debido a su aislamiento, ha tenido un desarrollo cuestionable, tanto desde el punto de vista teológico tanto desde el punto de vista político?
  2. Es justo decir que Williamson es una figura particular porque nunca ha sido católico en el sentido propio del término.Era anglicano y de anglicanos fue directamente a Lefebvre.Significa que nunca vivió en comunión con toda la Iglesia universal, en comunión con el Papa. Las autoridades competentes explicaron que los cuatro obispos deseaban reconocer la primacía sin reservas. Por supuesto, con la ventaja de la retrospectiva, siempre eres más inteligente.
  3. Hoy aumenta la sospecha de que fue una conspiración para dañar al Papa tanto como sea posible.Incluso la secuencia de hechos parece apoyar tal hipótesis.[nota del texto: el decreto de excomunión lleva la fecha del 21 de enero de 2009. Ya fue notificado el 20 de enero. Precisamente el 21 de enero, al mismo tiempo que el decreto está en manos de los obispos de la Fraternidad y, por lo tanto, ya no puede ser retirado, la televisión sueca transmite por primera vez la entrevista fatal, en la que Williamson niega que el El gas nazi nunca existió. Sin embargo, la entrevista fue grabada en noviembre de 2008. Williamson había declarado previamente que la Fraternidad estaba agradecida por la “protección” que garantizaba la excomunión. Estaba a salvo del peligro de contagio de los neo-modernistas en el Vaticano. Como la entrevista hasta ese momento nunca había sido transmitida, nadie en el Vaticano podía conocer su contenido. Solo la emisión del 21 de enero causó que la bomba explotara. Para que explote muy bien, aparentemente algunos periodistas estaban preparados para la explosión.] En cualquier caso, el daño es enorme. Durante semanas, los títulos negativos siguen en los periódicos. […] ¿Cómo es posible que su gesto haya sido interpretado como un rechazo a la reconciliación entre cristianos y judíos?evidentemente, algunos periodistas estaban preparados para la explosión.] En cualquier caso, el daño es enorme. Durante semanas, los títulos negativos siguen en los periódicos. […] ¿Cómo es posible que su gesto haya sido interpretado como un rechazo a la reconciliación entre cristianos y judíos? evidentemente, algunos periodistas estaban preparados para la explosión.] En cualquier caso, el daño es enorme. Durante semanas, los títulos negativos siguen en los periódicos. […] ¿Cómo es posible que su gesto haya sido interpretado como un rechazo a la reconciliación entre cristianos y judíos?
  4. Como escribí en mi carta después de esos eventos, está claro que hay una animosidad lista para explotar, esperando solo que esto suceda y luego ataque con precisión.Por nuestra parte, fue un error no estudiar y no examinar el tema lo suficiente.Por otro lado, digamos que estabas listo para atacar y solo estabas esperando a tu víctima.
  5. Inmediatamente, se levantaron voces autorizadas en el Vaticano para aclarar que aquellos que niegan el Holocausto no tienen nada que ver con la Iglesia Católica.Solo dos meses antes, el 9 de noviembre, en Roma, usted había conmemorado el septuagésimo aniversario de la “Noche de Cristal”.[…] El Secretario General del Consejo Central de los Judíos en Alemania, sin embargo, llegó a afirmar que el Papa quería “volver a entrar en una sociedad negacionista”. Un periodista judío habló de la rehabilitación de “activistas antisemitas”. Y llamó al Papa “un hipócrita”. El presidente del Comité Central de los Judíos en Alemania declaró en este momento el diálogo con la Iglesia Católica. ¿Este caso también muestra cuán delgada es la capa de hielo sobre la cual se mueve la relación con los judíos?
  6. En cualquier caso, debemos reconocer que siempre hay grandes temores y tensiones que pueden dañar fácilmente el diálogo y que pueden verse fácilmente amenazados.En el judaísmo mundial, sin embargo, hubo muchos que inmediatamente se apresuraron a testificar que nunca habría “readmitido en la sociedad” a un negacionista.Ellos son personas que me conocen. Por esta razón, una interrupción del diálogo no debía tomarse en serio. Este peligro tuvo lugar especialmente en Alemania, donde entre los judíos alemanes hay una sensibilidad particularmente fuerte y también una especie de vulnerabilidad hacia el Papa. Está claro que también la imagen general que los alemanes tienen del Papa  se ha extendido hasta cierto punto al mundo judío, de modo que en estas declaraciones no solo se refleja la situación judía, sino también la alemana.  […]
  7. Angela Merkel, la canciller protestante del país responsable del Holocausto,   pidió al Vaticano que tome una postura   más clara contra el antisemitismo.   Las declaraciones hechas hasta entonces no habrían sido suficientes.
  8. No quiero volver al tema.Aparentemente, Merkel no estaba lo suficientemente informada sobre lo que la Iglesia Católica había dicho y hecho mientras tanto.
  9. Con particular tristeza, más tarde notaste que “incluso los católicos que deberían saber más se han sentido obligados a golpearme”.
  10. Es un hecho, es parte de la realidad del catolicismo de nuestro tiempo que en la Alemania católica existe un número considerable de personas que, por así decirlo, solo esperan para poder golpear al Papa. Lo que debemos tomar en serio es luchar por un consentimiento básico “.

 

Pero, ¿qué dijo exactamente, Williamson, en la entrevista del 1 de noviembre de 2008?Debido a que, no olvidemos, este era el cebo que permitió a los enemigos de Benedicto XVI – enemigos que, siento decirlo, fueron especialmente anidaron en el mundo católico alemán, y no fuera – para desatar su campaña de “reloj indignación”, dirigido a desacreditar su pontificado y dañar el diálogo de la Iglesia Católica con el judaísmo tanto como sea posible. Él había dicho, entre otras cosas: “Creo que la evidencia histórica es fuertemente contraria a la idea de que seis millones de judíos fueron asesinados en las cámaras de gas, siguiendo una indicación de Adolf Hitler. Creo que las cámaras de gas no existían “. Además, especificó que las víctimas habían sido, en su opinión, de 200,000 a 300,000.

En otra entrevista, publicada en el “Catholic Herald”, dijo que no creía en la versión oficial de los ataques del 11 de septiembre, pero que creía que las Torres Gemelas eran las mismas que las de los servicios secretos estadounidenses, y que por justificar las campañas militares posteriores en Afganistán e Irak. Él también afirmó mantener auténticos los famosos Protocolos de los Sabios de Sión. De antisemitismo, dijo que lo consideraba malo si se basaba en argumentos falsos, pero no estaba mal si se basaba en argumentos reales: porque lo que importa es la verdad. Él había agregado que no amaba a los enemigos de Nuestro Señor Jesús y que creía en la existencia de una conspiración judía mundial para dominar el mundo.

Las reacciones a los acontecimientos de enero de 2009 se caracterizaron por una histeria extrema, tanto contra él como contra la Iglesia católica y el Papa, responsable, según los medios, de no ser lo suficientemente duro como para condenarlo, aunque una declaración del Vaticano había aclarado desde el 4 de febrero, y de la manera más clara y clara, la posición de Benedicto XVI y de toda la Iglesia, de la condena y reconocimiento de Williamson de la realidad histórica del genocidio de los judíos. La misma Fraternidad sacerdotal de San Pío X, a través de la boca de Monseñor Fellay, había condenado las palabras de Williamson y tomado medidas contra él, que culminaron en 2012 en la expulsión. El Ministro del Interior de la República Argentina, por su parte (pero bajo la presión del Gran Rabino de Buenos Aires, Daniel Goldman),

Un tribunal alemán, el de Regensburg, lo había condenado a pagar una multa por sus tesis negacionistas, una sentencia anulada posteriormente por otro tribunal, el Tribunal de Apelación de Nuremberg; La diócesis de Ratisbona le había puesto a destierro perpetuo (y su obispo, Gerhard Ludwig Müller, había llamado Wiliamson “inhumano” y “blasfema”); el gobierno alemán había amenazado con arrestarlo y enjuiciarlo;Cincuenta miembros del Congreso estadounidense (todos los católicos, fíjate si) habían surgido, pidiendo explicaciones al Vaticano; Simon Wiesenthal, el conocido cazador de criminales nazis, también había unido su voz al coro general, pidiendo al Papa que confirmara la excomunión de Williamson; y Angela Merkel, con el aire del primero de la clase,

En muchos, demasiados, que querían tener su opinión, que compiten en lanzar sus anatemas contra tanto Williamson (que había venido a disculparme por causar dolor a las familias de las víctimas del genocidio, pero no querer retraer el sentido de sus declaraciones y así permaneció confinado a la leprosería de políticamente incorrecto), tanto en contra de la “deriva” conservador, anti-conciliar y antiecuménico Vaticano y Benedicto XVI. La prensa católica “progresiva”, “Familia Cristiana” en la cabeza, advirtió de las graves consecuencias que el levantamiento de la excomunión de Williamson tendría; y la impresión no católico y anti-católica estallaron en una orgía de la crítica, donde se mezclaron acentos despectiva e injuriosa no sólo contra el papado, sino también de Jesucristo y la Virgen María. Estos ataques, sin embargo, no dieron ninguna noticia; la única noticia fue la negación de Williamson y la supuesta “connivencia” de Ratzinger. Aunque, tal vez, la evidencia nunca saldrá a la luz, está claro que fue una conspiración para debilitar la imagen y la autoridad del Papa alemán; y, dado el giro que tomaron las cosas más tarde, con su solemne renuncia al pontificado, el 28 de febrero de 2013, parece difícil negar que sus enemigos hayan logrado el propósito que se propusieron. Que estos enemigos fueron sobre todo católicos, especialmente sus compatriotas, es lo más triste de todos. es evidente que fue una conspiración para debilitar la imagen y la autoridad del Papa alemán; y, dado el giro que tomaron las cosas más tarde, con su solemne renuncia al pontificado, el 28 de febrero de 2013, parece difícil negar que sus enemigos hayan logrado el propósito que se propusieron. Que estos enemigos fueron sobre todo católicos, especialmente sus compatriotas, es lo más triste de todos. es evidente que fue una conspiración para debilitar la imagen y la autoridad del Papa alemán; y, dado el giro que tomaron las cosas más tarde, con su solemne renuncia al pontificado, el 28 de febrero de 2013, parece difícil negar que sus enemigos hayan logrado el propósito que se propusieron. Que estos enemigos fueron sobre todo católicos, especialmente sus compatriotas, es lo más triste de todos.

Otra cosa muy triste de esa historia fue la malicia y la hipocresía con las que todos querían fingir no entender que se trataba de una conspiración, y el conformismo, por no decir el servilismo, con el que lo hicieron para competir en aumentar la dosis de ataques y declaraciones escandalizadas, rasgando sus ropas como Caiaphas en el Sanedrín. Ahora que han pasado varios años, en silencio, nos gustaría formular una pregunta bastante ingenua, pero, probablemente, muy inconveniente: ¿qué tiene que ver la opinión personal de un obispo con el genocidio de los judíos? (Que necesariamente debe llamarse Holocausto). , o mejor aún, Shoah), aunque sea dudoso y, de hecho, erróneo, pero en resumen, relacionado con la esfera de la libertad democrática garantizada a cualquier ciudadano, con la esfera religiosa y, en particular,con la Iglesia Católica? Un obispo, a título personal, no tiene derecho a sus propias opiniones históricas, políticas, sociales y filosóficas, etc. ¿Es posible que, si sus opiniones personales no tienen la aprobación de la mayoría, puedan ser utilizadas con impunidad para desacreditar y deslegitimar a la institución religiosa a la que pertenece, así como a su propia persona y su oficina?

El Arzobispo Antonio Franco, delegado apostólico en Jerusalén y Palestina, declaró el 8 de marzo de 2009 que “no es posible ser católico y negar el Holocausto”. Con todo el debido respeto por la extrema delicadeza de su postura diplomática hacia Israel, esta afirmación nos parece aberrante. Nos gustaría saber si el mismo no es posible, el mismo “prohibición” ser católico, también se aplica a los que estaban disputando, por ejemplo, el exterminio de muchos millones de “kulaks” buscados por Stalin, o los muchos millones de chinos “reaccionaria” buscados por Mao; o por el genocidio de los pueblos amerindios, los aborígenes australianos, los tasmanos. Francamente, creemos que no; deberíamos preguntarle a Monseñor Franco. Pero entonces, ¿por qué solo el negacionismo de Auschwitz es incompatible con ser católico?

Cuánta hipocresía se ha manifestado en todo este asunto; cuán aplastante y desalentador conformismo ideológico; y qué doloroso espectáculo de perfidia, justo dentro del mundo católico, contra un Papa juzgado retrógrado, por un lado de sus propios fieles …

Una cosa, sin embargo, se vio muy claramente cuáles son los poderes intocables, ¿cuáles son la verdad indiscutible, en frente de la cual las tablas de la ley necesitan hacer una genuflexión hoy si no termina en el libro negro y perder la cabeza, o presentarse a una campaña de mistificación y destrucción moral real. Un Papa, hace solo dos años, fue forzado a dejar la tiara …

…..

 &&&

AJEDREZ EN TRES MOVIMIENTOS

La nueva religión del Holocausto y el judaísmo talmúdico: ¿los “hermanos mayores” se han convertido en los guardianes indiscutibles de la Iglesia de Cristo? Shoah, Williamson Council: registra 3 movimientos. De Roncalli al (falso) papa Bergoglio di Francesco Lamendola 

 Shoah, Council, Williamson: check in three moves

Shoah, Council, Williamson: verifica tres movimientos

 

por

 

Francesco Lamendola

 

Para entender lo que está sucediendo hoy en la Iglesia Católica, cualquier modernista deriva, a su manía de autodestrucción en todos los niveles, empezando por la doctrina, no puede limitarse a los hechos de que se trate como un asunto que implica solamente Mundo católico y fe católica Hay un hilo rojo que une la fase actual, en la que el (falso) Papa Bergoglio literalmente está destrozando lo que queda de la Novia de Cristo, Hábilmente ayudado por sus jenízaros apostatici y infieles, la paja, el Galantino, la Sosa, etcétera, las estrategias de desmantelamiento anteriores de la fe católica, comenzó bajo el pontificado Roncalli y continuar un crecimiento constante, aunque relativamente menos llamativo que hechos de los que somos testigos ahora, prácticamente todos los días. La continuidad con la crisis interna de la Iglesia es reconocible en las tendencias modernistas, luchado vigorosamente (pero sin cortar corta en absoluto) por San Pío X, han vuelto a surgir cuando las circunstancias favorables han presentado, desde 1958, es decir, después de la muerte de Pío XII,el último gran y verdadero Papa en la historia de la Iglesia Católica.Pero la modernidad triunfante en la Iglesia hoy en día no es simplemente el modernismo de principios de 1900, a Tyrrell, Loisy, Buonaiuti, etc., e incluso revisado y corregido en la versión más adecuada a los tiempos, es decir, con menos de Darwin y Freud, menos Renan y más Kasper. No: hay un nuevo elemento , que ha sido injertado en el anterior y que le da al neomodernismo actual su valor más característico; y este nuevo elemento no es de origen interno, sino externo a la Iglesia. En resumen, se trata del judaísmo talmúdico . Independientemente de lo que piensen los defensores del diálogo interreligioso, los padres conciliares que escribieron la Nostra Aetate, En el que argumenta que el antiguo pacto sigue siendo válido, y el Papa Juan Pablo II, que quería hacer su solemne homenaje a llamarlos “nuestros hermanos mayores”, la verdad es que el judaísmo – no todos, pero su facción feroz y combativo – siempre ha despreciado a Cristo y los cristianos, y siempre ha sido considerado como una parte esencial de su programa apunta a “domesticar” la Iglesia Católica, para doblarlo a su estrategia y se vacía desde el interior de lo es esencial y constituye su fuerza, en el nivel natural y sobre todo en el sobrenatural: la divinidad de Jesucristo. Una vez eliminado este elemento, ya sea explícita o implícita, incluso, el catolicismo se reduce a una cáscara vacía, a una forma sin sustancia, y, si está lo suficientemente capacitado para conducir a millones y millones de católicos hasta este punto, sin que se que sean plenamente conscientes, entonces se puede manipular al cien por cien, en cualquier terreno, como ahora, de hecho, está sucediendo cuando se les hace creer que por millones de musulmanes están en contra de la invasión de Italia es equivalente a no ser buenos católicos.

Siempre nos hemos preguntado qué hay detrás de la increíble furia que se ejerció, con el despliegue activo del establecimiento de medios global, contra Monseñor Richard Williamson. Antes de dentro de la Iglesia Católica, a continuación, incluso dentro de la Sociedad de San Pío X, de la que fue expulsado el 4 de octubre de 2012, y luego fundó dos años más tarde, la Unión de sacerdotes Marcel Lefebvre. Teníamos una pista teniendo en cuenta la famosa entrevista con Monseñor Williamson de la televisión sueca, que también habló sobre el Holocausto, que se grabó el 1 de noviembre de 2008, pero que se emitió hasta el 21 de enero de 2009. ¿Cómo es posible que con casi tres meses de retraso, una “gema” como esa? Las cosas estaban claras cuando parecía que no se trató en absoluto de un retraso, sino un mecanismo de relojería, volado con la sincronización perfecta: sus 21 de enero de 2009 a petición del obispo Lefebvre Bernard Fellay, El “caso Williamson” fue una conspiración para desacreditar a Benedicto XVI , publicada en El Correo de las Regiones y poco después en el sitio Arianna Editrice, 07/29/2015).

Por lo tanto, existía fuerzas tan poderosas que tienen la competencia de toda la información mundial aparato y también se puede dictar a cualquier estado soberano: como se vio cuando, precisamente como resultado del escándalo, el presidente de Argentina, Cristina Kirchner, declaró declaraciones negacionistas “repugnantes” del obispo Williamson, que era entonces director del seminario de la Reja (pero que fue derrocado el 9 de febrero), y le dio diez días, a partir del 19 de febrero de 2009 para dejar el país Y lo que esas fuerzas se vieron, aún más claramente, cuando el tribunal de Ratisbon abrió una causa penal en su contra, nuevamente por sus presuntas declaraciones antisemitas, que terminaron con la sentencia de pagar una multa de 2.000 euros, el 16 de abril de 2010,seguido de una condena, el 11 de julio, por “incitación al odio racial”; sentencia que el Tribunal de Apelaciones de Nuremberg anuló el 22 de febrero de 2012, que anuló la decisión del tribunal regional de Regensburg y condenó al Estado de Baviera a pagar las costas judiciales. Pero Los “católicos” de Ratisbona han sin digerir esta absolución, como el obispo de emitieron una declaración – no demasiado misericordioso, al parecer, de acuerdo con los parámetros de neochiesa – en el que afirmó que las iglesias de la diócesis había prohibido obispo Williamson , debido a sus posiciones negacionistas. El obispo en cuestión era que Gerhard Ludwig Müller, de la que ha hablado tan poco tiempo después de su despido de la Congregación para la Doctrina de la Fe, al relacionarlo con el hecho de que él había esperado, con el tiempo, una respuesta papal a dubia de los cuatro cardenales, en relación con el octavo capítulo de Amoris laetitia .

Nos preguntamos ¿cómo es tan difícil , por todos, contra un obispo individual, por otra parte, ya expulsado de la Iglesia Católica, y se suspende a divinis , y posteriormente expulsados de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X. Desde luego Monseñor Wiliamson es una cabeza de prim ‘orden y un hombre orgulloso, un pastor indomable: que escuchó sus conferencias y sus conferencias, incluso a través de Youtube, él podría tener una idea. Y, sin embargo, es posible que esta inteligencia brillante y poco convencional, y esta justicia pastoral, han sido, en sí misma, suficiente para atraer a una persecución en contra de un individuo tan tenaz y tan universal? Después de todo, hay relativamente pocas personas que se han tomado la molestia de leer o escuchar lo que él tiene que decir; y, cuando se ha convertido en una figura de renombre internacional, que se debe principalmente a la misma persecución, que pintó en las peores condiciones posibles, como un incorregible antisemita y, tal vez, un simpatizante del régimen de Hitler. Sin lugar a dudas, había sido elegido para golpear a alguien más o algo más alto que él; pero quien, o que? La Fraternidad Sacerdotal de San Pío X, que, de hecho, se había apresurado a expulsarlo, oficialmente por razones “disciplinarias”, pero en realidad para dar satisfacción a Israel y al poderoso lobby judío de los EE. UU. Pero, si lo hubiera sido, Bernard Fellay había parado el golpe, aunque con una buena dosis de cinismo, caza Williamson, de hecho, el 4 de octubre de 2012, por no obedecer a sus superiores. El otro objetivo posible, El Papa Ratzinger había escapado con una estrategia similar, incluso si, obviamente, no había podido renovar la excomunión recién revocada. Por otro lado, y bajo la tremenda presión de la canciller Angela Merkel, el 18 de febrero del 2009, el cardenal Camillo Ruini, vicario del Papa se retiró para la diócesis de Roma, había declarado en una entrevista con Tg1 (debido a obispos, cardenales y papas, ahora , solía decir lo que tienen que decir en las entrevistas a periódicos y la televisión y no en los foros apropiados de la Iglesia docente) que cualquiera que niega el Holocausto no puede ser un obispo católico . Y fue precisamente este último hecho el que nos dio una pista más valiosa de nuestras preguntas.

El último paso fue la lectura de un artículo de Don Curzio Nitoglia, disponible en el sitio Inter multiplices, un vox, titulado: El vínculo indivisible entre la Shoah y el Vaticano II. Del “caso Williamson” (2009) al acuerdo holocaustico / modernista (2017) . Traza la línea ideal que une a la Shoah, no la Shoah misma, por supuesto, sino su explotación política e ideológica por parte del lobby judío mundial: el juicio de Nuremberg (1945-46) y la fundación. del Estado de Israel, pronto reconocido por la ONU (1948-49), el Concilio Vaticano II (1962-65), especialmente con la declaración Nostra aetate del 28 de octubre de 1965, que afirma la validez del primer pacto de Dios con el pueblo judío, de ahí la no singularidad de la salvación cristiana y la no indispensabilidad de la redención de Jesucristo; y finalmente, el acuerdo firmado 17 de enero de, 2017 Obispo Fellay y el (falso) Bergoglio Papa en Roma, en la casa de Santa Marta, donde Lefebvre, después de expulsar a Williamson por sus posiciones en el judaísmo, que son los de la Iglesia preconciliar, aceptan definitivamente reconocer como plenamente legítimo y operativo el Concilio Vaticano II, en todas sus deliberaciones, por lo tanto también para lo que concierne a la Nostra  Aetate .

Las cosas, en este punto, están empezando a aclararse. La Iglesia Católica siempre ha sostenido que la redención de Cristo es el medio necesario e indispensable para la salvación, para que no haya otra verdad y otra salvación fuera de los traídos por Jesucristo. En el Catecismo de Pío X si insegnava, come si è continuato ad insegnare fino al Concilio Vaticano II, che i giudei, avendo rifiutato Gesù Cristo, si sono posti, da se stessi, al di fuori della Comunione dei Santi, cioè al di fuori della Chiesa, e, pertanto, al di fuori della salvezza. Ebbene, erano proprio queste le posizioni da cui si voleva smuovere la Chiesa cattolica, mediante il Concilio, facendo perno sul trauma della Shoah e dando ad intendere che la Chiesa cattolica era, in qualche misura, corresponsabile del genocidio, avendo praticato troppo a lungo una forma di antigiudaismo che ha offerto poi, ai nazisti, il terreno favorevole per la loro “soluzione finale”. Anche la pretestuosa, e velenosa, campagna sui cosiddetti “silenzi” di Pio XII parte da qui: dalla volontà di esercitare un ricatto morale sulla Chiesa cattolica, in modo da costringerla ad erogare un congruo risarcimento nei confronti del giudaismo. E il risarcimento è arrivato, sotto forma di una esplicita affermazione che la prima alleanza di Dio con il popolo d’Israele è sempre valida: il che, ovviamente, vanifica il significato della Redenzione universale operata da Gesù Cristo. I cattolici, però, o la gran maggioranza di essi, non se ne sono accorti; così come non hanno afferrato la escala devastadora de la definición de Wojtyla de los judíos como “nuestros hermanos mayores”. Ahora, si son los hermanos mayores, significa que están enraizados en la verdad de Dios, mejores y más que católicos. Pero esto es falso: es equivalente a quitarle al cristianismo toda su base, todo su valor. Si la primera alianza sigue siendo válida; si no ha sido sustituido por el segundo, representado por la Cruz de Jesucristo, entonces vale la pena convertirse en judíos, en lugar de cristianos, para acceder a la verdad y alcanzar la salvación eterna. Pero entonces, ¿qué vino Jesucristo a hacer en la tierra? ¿Y por qué sufrió, por qué murió, por qué se levantó? Podría ahorrarse el problema … Pero, ¿qué tiene que ver el Shaoh con el judaísmo? Recuerde la declaración del Cardenal Ruini: quien niega el Holocausto no puede ser un obispo católico . Por lo tanto, para tener el “derecho” a ser católico, no se debe aceptar el Credo de Nicea, pero hay que aceptar el hecho histórico (que es objeto de controversia en muchos aspectos, empezando por los números) de la Shoah, que con el cristianismo existe ‘ nada entra. Es extraño, es perturbador. Pero esto se vuelve más claro si tenemos en cuenta que, para el judaísmo talmúdico, la Shoah no es simplemente un hecho histórico, sino un hecho teológico; según lo declarado por el director de la Liga Antidifamación de B’nai B’rith , Abraham B. Foxman:El Holocausto no es simplemente un ejemplo de genocidio, sino un ataque casi exitoso contra la vida de los hijos elegidos de Dios y, por lo tanto, de Dios mismo.

Aquí, pues, porque no podemos “negar”, es decir, reducir el alcance del Holocausto, tanto en números como en su reclamo de exclusividad absoluta; y es por eso que no es lícito llamarlo “genocidio”, que es un término puramente histórico, pero debe llamarse con el término teológico “Holocausto” : porque corresponde a la nueva religión que uno quiere imponer a nivel mundial y al cual todas las demás religiones, evidentemente falsas o, en todo caso, subordinadas, deben inclinarse voluntariamente, comenzando por la católica. Y es por eso que tanta furia contra un hombre como Monseñor Williamson: porque, habiendo entendido lo que es el juego, y lo que realmente está en juego, su resistencia debe ser doblada a toda costa, y su historia debe transformarse en una advertencia permanente . Cabe señalar que sus desventuras con los grupos de presión judíos comenzaron mucho, pero mucho antes del famoso “accidente” de febrero de 2009: la policía canadiense realizó una investigación de él desde 1989, debido a una conferencia celebrada en Sherbrooke, Québec. , con la hipótesis de un crimen de negación, luego archivado. En cualquier caso, los objetivos del judaísmo talmúdico se reunieron en gran medida: obligando a Benedicto XVI, con unas declaraciones de la serie, para aceptar el Holocausto como la premisa para poder decir católica, de hecho, se cierra el círculo abierto en 1965 con la Nostra aetate : la “Hermanos mayores” se han convertido en los guardianes indiscutibles de la Iglesia de Cristo …

 

25 de diciembre de 2017

 

FUENTE:

http://www.unavox.it/ArtDiversi/DIV2277_Lamendola_Scacco_in_tre_mosse.html

 


A %d blogueros les gusta esto: