Archive for the ‘Amor’ Category

LAS VIRTUDES FUNDAMENTALES: LA FORTALEZA RESISTIR Y ATACAR

10 diciembre 2016

JOSEF PIEPER: LAS VIRTUDES FUNDAMENTALES

LA FORTALEZA

RESISTIR Y ATACAR

Fortaleza y carencia de miedo

Ser fuerte o valiente no es lo mismo que no tener miedo.

Por el contrario, la virtud de la fortaleza es cabalmente incompatible con un cierto género de ausencia de temor: la impavidez, que descansa en una estimación y valoración erróneas de lo real.

Pareja impavidez, o bien es ciega y sorda para la realidad del peligro, o bien es resultado de una perversión del amor.

Porque el temor y el amor se condicionan mutuamente: cuando nada se ama, nada se teme; y si se trastorna el orden del amor, se pervierte asimismo el orden del temor.

Sin duda, el hombre que ha perdido la voluntad de vivir cesa de sentir miedo ante la muerte.

Pero la indiferencia que nace del hastío de la vida se encuentra a fabulosa distancia de la verdadera fortaleza, en la medida en que representa una inversión del orden natural.

La virtud de la fortaleza no ignora el orden natural de las cosas, al que reconoce y guarda.

El sujeto valeroso mantiene sus ojos bien abiertos y es consciente de que el daño a que se expone es un mal.

fortaleza-4Sin falsear ni valorar con torcido criterio la realidad, deja que ésta le «sepa» tal como realmente es: por eso ni ama la muerte ni desprecia la vida.

En un cierto sentido, la fortaleza supone el miedo del hombre al mal; porque lo que mejor caracteriza a su esencia no es el no conocer el miedo, sino el no dejar que el miedo la fuerce al mal o le impida la realización del bien.

El que —aun haciéndolo por el bien— se arriesga a un peligro sin tener conciencia de su magnitud, o bien por dejarse llevar de un instintivo optimismo (con el consabido «no me pasará nada»), o bien porque se abandona a una confianza, no exenta de fundamento, en el vigor y la aptitud para el combate propios de su natural condición…, ese tal no posee todavía la virtud de la fortaleza.

La posibilidad de ser valiente, en el verdadero sentido de la palabra, no está dada más que cuando fallan todas esas certidumbres, reales o aparentes, es decir, cuando el hombre, abandonado a sus solas fuerzas naturales, siente miedo; y no, por cierto, cuando es trivial la ansiedad que se lo inspira, sino cuando el pavor que experimenta se funda en la inequívoca conciencia de que la efectiva disposición de las cosas no ofrece otra opción que la de sentir un razonable miedo.

El que en una situación de tan acondicionada gravedad, ante la que el miles gloriosus enmudece y el gesto heroico se torna paralítico, hace frente a lo espantoso sin consentir que se le impida la práctica del bien, y ello no por ambición ni por recelo de ser tachado de cobarde, sino, y sobre todo, por el amor del bien, o, lo que en última instancia viene a ser lo mismo, por el amor de Dios: ése y sólo ése es realmente valeroso.

Estas consideraciones no pretenden rebajar un punto el valor del optimismo natural o del vigor y la aptitud combativa igualmente naturales, como tampoco menoscabar la importancia vital de tales facultades ni el enorme interés que poseen para la ética.

Pero es importante que se tenga clara idea del lugar donde propiamente reside la esencia de la fortaleza como virtud; y este lugar se halla instalado allende las fronteras de lo vital.

Ante la perspectiva del martirio, el optimismo natural pierde todo sentido, y la natural facilidad para la pelea se encuentra literalmente atada de pies y manos; no obstante, el martirio es el acto propio y más alto de la fortaleza, y sólo en este caso de extrema gravedad accede la referida virtud a revelarnos su esencia, a la cual se adecúan por igual aquellos otros de sus actos cuya realización no requiere tan elevada dosis de heroísmo («ad rationem virtutis pertinet ut respiciat ultimum», tener fija la mirada en lo último es parte esencial de la virtud).

fortaleza5A este respecto conviene mencionar la relación existente entre la fortaleza como actitud ética y su calidad de virtud castrense.

Da que pensar una frase de Santo Tomás: «Quizá los menos valientes son los mejores soldados».

Por supuesto que hay que poner el acento en el «quizá».

De una parte, sin duda, parece que el luchador nato está hecho de audacia, arrojo y coraje.

De otra parte, sin embargo, la entrega de la propia vida en justa defensa de la comunidad es difícil que se dé allí donde no existe la virtud moral de la fortaleza.

La fortaleza no significa, por ende, la pura ausencia de temor.

Valiente es el que no deja que el miedo a los males perecederos y penúltimos le haga abandonar los bienes últimos y auténticos, inclinándose así ante lo que en definitiva e incondicionadamente hay que temer.

El temor de lo que en definitiva debe ser temido constituye, como «negativo» del amor de Dios, uno de los fundamentos sencillamente necesarios de la fortaleza (y de toda virtud en general): «el que teme a Dios de nada tiene miedo» (Eclesiástico, XXXIV, 16).

fortaleza6Resistir y no atacar: el acto propio de la fortaleza

Sólo el que realiza el bien, haciendo frente al daño y a lo espantoso, es verdaderamente valiente.

Pero este «hacer frente» a lo espantoso presenta dos modalidades que sirven, por su parte, de base a los dos actos capitales de la fortaleza: la resistencia y el ataque.

El acto más propio de la fortaleza, su actus principalior, no es el atacar, sino el resistir.

Esta afirmación de Santo Tomás se nos antoja extraña, y a buen seguro que más de un contemporáneo la explicará sin vacilar como expresión de una concepción y una doctrina de la vida «pasivista» y «típicamente medieval».

Semejante interpretación, empero, dejaría intacto el corazón del problema.

Santo Tomás no piensa en modo alguno que el acto de la resistencia posea en su entera generalidad un valor más alto que el del ataque, ni afirma tampoco que el resistir sea en cualquier caso más valiente que el atacar.

¿Qué puede significar entonces con esa afirmación? No otra cosa sino lo siguiente: que el «lugar» propio de la fortaleza es ese caso ya descrito de extrema gravedad en el que la resistencia es, objetivamente, la única posibilidad que resta de oponerse; y que sólo y definitivamente en una tal situación es donde muestra la fortaleza su verdadera esencia.

La posibilidad de que el hombre pase por el trance de ser herido o de sucumbir incluso en la realización del bien, mientras la iniquidad, mundanamente hablando, emerge prepotente, forma parte de la imagen del mundo de Santo Tomás y del cristianismo en general, posibilidad que se ha esfumado en cambio, según sabemos todos, de la imagen del mundo del liberalismo ilustrado.

Por lo demás, el acto de resistencia sólo en un sentido extremo es algo pasivo.

De ello se hace cargo Santo Tomás al plantearse esta objeción: si la fortaleza es una perfección, no puede ser su acto propio el resistir, ya que la resistencia es pasividad pura y siempre lo activo del obrar sobrepasa en perfección a lo pasivo del sufrir.

En su respuesta advierte el Santo que el momento de la resistencia implica una enérgica actividad del alma, un fortissime inhaerere bono o valerosísimo acto de perseverancia en la adhesión al bien; y sólo de esta actividad de valiente corazón se nutre la energía que da arrestos al cuerpo y al alma para sufrir el ultraje de ser herido o muerto.

Preciso es confesar que el cristianismo del pequeño burgués, forzado e intimidado por el canon no cristiano de un ideal activista y heroico de la fortaleza, ha enterrado en la conciencia común estos contenidos al interpretarlos torcidamente en el sentido de un oscuro pasivismo preñado de resentimiento.

fortaleza7Paciencia y fortaleza

Más oportuna, si cabe, resulta la anterior observación por lo que respecta a la imagen hoy vigente de la virtud de la paciencia.

La paciencia es para Santo Tomás un ingrediente necesario de la fortaleza.

La causa de que esta coordinación de paciencia y fortaleza nos parezca absurda no reside sólo en el hecho de que hoy tendamos a malentender en un sentido fácilmente activista la esencia de la fortaleza, sino sobre todo en la circunstancia de que, a los ojos de nuestra imaginación, la virtud de la paciencia ha venido a significar —como antítesis de lo que fue para la teología clásica— un padecer incapaz de llevar a cabo cualquier discriminación sensata, ávido de desempeñar su papel de «víctima», consumido por la aflicción, falto de alegría y de médula y abierto de brazos sin distinción a todo género de mal que le salga al paso, cuando no es que se lanza a buscarlo por propia iniciativa.

Pero la paciencia es algo radicalmente diverso de la irreflexiva aceptación de toda suerte de mal: «paciente es no el que no huye del mal, sino el que no se deja arrastrar por su presencia a un desordenado estado de tristeza».

Ser paciente significa no dejarse arrebatar la serenidad ni la clarividencia del alma por las heridas que se reciben mientras se hace el bien.

La virtud de la paciencia no es incompatible con una actividad que en forma enérgica se mantiene adherida al bien, sino justa, expresa y únicamente con la tristeza y el desorden del corazón.

La paciencia preserva al hombre del peligro de que su espíritu sea quebrantado por la tristeza y pierda su grandeza: «ne frangatur animus per tristitiam et decidat a sua magnitudine».

De ahí que no sea la paciencia el espejo empañado de las lágrimas de una vida «rota» (como tal vez pudiera sugerir la inspección de lo que, bajo múltiples aspectos se muestra y ensalza con este nombre), sino el rutilante emblema de una invulnerabilidad última.

La paciencia es, como dice Hildegarda de Bingen, «la columna que ante nada se doblega».

Y Santo Tomás, basándose en la Sagrada Escritura, resume lo esencial con la infalibilidad de su extraordinaria puntería: «por la paciencia se mantiene el hombre en posesión de su alma».

El que es valeroso es también —y precisamente por ser valeroso— paciente.

Pero no a la inversa: la paciencia está lejos de implicar la virtud total de la fortaleza; tan lejos o más aún de lo que pueda estarlo, por su parte, el acto de resistencia, al que la paciencia se ordena.

Porque el valiente no sólo sabe soportar sin interior desorden el mal cuando es inevitable, sino que tampoco se recata de «abalanzarse» (insilire)acometedor sobre él y desviarlo cuando puede tener sentido hacerlo.

A esta segunda eventualidad se ordena, como actitud interna del valiente, la disposición para el ataque: la animosidad, la confianza en sí mismo y la esperanza en la victoria: «la confianza, que es parte de la fortaleza, lleva consigo la esperanza que pone el hombre en sí mismo y que naturalmente supone la ayuda de Dios».

Cosas son éstas tan evidentes que hacen superflua toda ulterior explicación.

fortaleza8Fortaleza e ira

La relación positiva, en cambio, que, según Santo Tomás, guarda la ira (cuando es justa) con la virtud de la fortaleza ha venido a resultar en amplia medida incomprensible para el cristianismo actual y sus censores no cristianos.

Esta falta de comprensión se debe en parte a la influencia de una suerte de estoicismo espiritualista que ha excluido prácticamente de la ética cristiana el momento de lo pasional (del cual es siempre el cuerpo condición concomitante), como si fuese algo extraño e inconciliable con ella; pero también se explica, en cierto modo, por la circunstancia de que la actividad explosiva que se manifiesta a través de la ira es la antítesis natural de una valentía sofrenada «a la burguesa».

Santo Tomás, por el contrario, encontrándose libre tanto del uno como del otro extremo, afirma que el valiente hace uso de la ira en el ejercicio de su propio acto, sobre todo al atacar; «porque el abalanzarse contra el mal es propio de la ira, y de ahí que pueda ésta entrar en inmediata cooperación con la fortaleza».

Podemos advertir, en consecuencia, cómo la doctrina clásica de la fortaleza rebasa el angosto círculo de las ideas convencionales hoy vigentes, no sólo por lo que respecta a la dirección de lo «pasivo», sino también en lo que se refiere al mencionado aspecto «agresivo» de la susodicha virtud.

Ello no obstante, debe quedar bien sentado que lo más propio de la fortaleza no es el ataque, ni la confianza en sí mismo, ni la ira, sino la resistencia y la paciencia. Mas no —y nunca se repetirá lo bastante— porque la paciencia y la resistencia sean en absoluto algo mejor y más perfecto que el ataque y la confianza en sí, sino porque el mundo real está constituido de tal forma que sólo en el caso ya descrito de más extrema gravedad, el cual no deja otro margen a la actitud de oposición que la resistencia, puede revelarse la última y más profunda fuerza anímica del hombre.

El sistema de poder de «este mundo» está de tal manera estructurado que no es en el encolerizado ataque, sino en la resistencia, donde se esconde la última y decisiva prueba de la verdadera fortaleza, cuya esencia puede encerrarse en esta fórmula: amar y realizar el bien, aun en el momento en que amenaza el riesgo de la herida o de la muerte, sin jamás doblegarse ante las conveniencias.

Uno de los datos o realidades fácticas fundamentales de este mundo, caído en el desorden por el pecado original, es que la más extrema fuerza del bien se revela en la impotencia.

Y la palabra del Señor: «Mirad, yo os envío como ovejas ante lobos», designa la situación del cristiano en este mundo, la cual todavía no ha cambiado.

El solo pensamiento de este orden de cosas podrá resultar punto menos que insoportable para las «jóvenes generaciones»; la repugnancia a admitirlo y el íntimo sentimiento de oposición contra la «resignación» de los que han «capitulado» puede valer justamente como la nota distintiva de la verdadera juventud.

En esa oposición alienta y vive siempre el sentido inmortal del hombre para el orden creacional, «propio» y primigenio del mundo, sentido que el verdadero cristiano no pierde nunca, ni siquiera cuando, enseñado por la experiencia, aprende a reconocer no sólo «conceptualmente», sino en lo que tiene de «real» la insoslayable realidad intramundana del desorden consecutivo al pecado original.

Con lo cual queda dicho, entre paréntesis, que hay también una manera no cristiana o «precristiana » de «capitular», cuya superación es tarea perpetua de la juventud, y muy principalmente de la juventud cristiana.

Por lo demás, conviene añadir que la frase simbólica de las «ovejas entre lobos» no cobra todo su sentido más que cuando se alude por ella al estrato profundo, velado por el secreto del ser en el mundo del cristiano.

Estrato que indudablemente yace como posibilidad real, codeterminándolos y coloreándolos de la manera más íntima, a la base de cuantos conflictos concretos plantea la vida, pero que sólo sale a la luz del día, sin embargo, como realidad desnuda y plena, en el caso extremo del martirio, que exige inequívocamente de todo cristiano la realización pura e impermixta del contenido de ese símbolo.

Del lado de acá, empero, y como en la superficie, por así decirlo, de tal profundidad, se tiende ante nosotros un campo dilatado donde encuentra libre juego toda modalidad de comportamiento que, encarándose activamente con el mundo, se aferra al bien y lo practica, librando batallas sin vacilaciones contra la oposición que puedan presentarle la estupidez, la pereza, la maldad o la ceguera.

El propio Jesucristo, de cuya mortal angustia se nutre, al decir de los Padres de la Iglesia, la fuerza que sostiene al mártir cuando le llega el momento de tener que verter su sangre por la fe; y cuya vida terrena estuvo hondamente informada por la disposición al holocausto de su persona, al que se dejó conducir «cual cordero al sacrificio»…, es el mismo que, blandiendo el látigo, arrojó a los mercaderes del templo; y cuando, en presencia del sumo sacerdote, el más paciente de los hombres se vio abofeteado por un siervo, no le tendió él «la otra mejilla», sino que contestó: «Si hablé mal, da testimonio de lo malo; mas si bien, ¿por qué me hieres?».

En su Comentario al Evangelio de San Juan, Santo Tomás de Aquino ha llamado la atención sobre la aparente contradicción que guarda esta escena (como también el pasaje de los Hechos de los Apóstoles que a continuación se transcribe) con el precepto del Sermón de la Montaña: «Mas yo os digo que no os opongáis al malvado; antes bien, al que te golpee la mejilla derecha, ofrécele también la izquierda».

Es manifiesto que una interpretación «pasivista » no sabría resolver esta contradicción.

Pero Santo Tomás, y no será ocioso añadir que de acuerdo con San Agustín, la explica diciendo: «para entender la Sagrada Escritura debemos tomar por criterio lo que Cristo y los santos hicieron en la práctica. Pero Cristo no tendió a aquel hombre la otra mejilla. Ni tampoco Pablo la tendió. Interpretar, por tanto, literalmente el precepto del Sermón de la Montaña es falsear su significado. Dicho precepto se refiere más bien a la disposición del alma a soportar, cuando sea preciso, sin dejarse vencer por la amargura, una segunda afrenta igual o todavía más grande del agresor. A ello responde la actitud del Señor al entregar su cuerpo al último suplicio. Aquellas palabras con que replicó han sido, por consiguiente, de utilidad para nuestra enseñanza».

Y lo mismo hizo el Apóstol San Pablo cuando, por causa de la libertad con que se expresó, el sumo sacerdote ordenó que se le «golpease en la boca».

Porque a pesar de que su vida toda estaba ordenada hacia el martirio, no se limitó a sufrir en silencio el ultraje, sino que respondió al pontífice: « ¡A ti te golpeará Dios, muro blanqueado! ¿Y tú, que estás sentado para juzgarme según la ley, me mandas golpear contra la ley?».

El estar dispuesto a morir en el supremo trance del martirio, resistiendo pacientemente en el empeño por la realización del bien, no excluye el riesgo de la acometida ni el belicoso ataque.

Por el contrario, esta disposición es la que presta a la actividad del cristiano en el mundo esa superioridad y esa libertad que tan definitivamente le están negadas a las convulsiones del activismo.

17 blogs interesssantes

10 octubre 2015

17 blogs interesssantes

13 blogs son …wordpress.com
europa89, fuegofrio, hirania, hirania89, hurania, hyrania, jrania, yrania.
montalbo, tresmontes, tresmontes7,
avenir89, ser1889,
y cuatro blogs son de blogspot.com

klypeus89.blogspot.com
urania89.blogspot.com

yrania89.blogspot.com

ajitvadakayil.blogspot.com

¿Por qué despiertan admiración los pechos de una mujer?

28 septiembre 2013

…porque genéticamente los varones estamos diseñados o destinados a procrear hijos sanos y fuertes.  Por esa razón la Naturaleza hace que la líbido, el amor ó como queramos llamar a la atracción entre hombre y mujer es una fuerza poderosísima.

Si la biologia reconoce que la reproducción sexual es la única forma natural del nacimiento de  hijos de hombre y mujer, es evidente que la atracción sexual de individuos  anatónicamente del mismo sexo es un derroche inútil  que  supone una excepción a la regla general que rige en la reproducción sexual de todos los animales.

999585_225340874281894_549526626_n (1).jpg nnn

25 DIC 2012 EROTISMO SANTO

26 diciembre 2012

soblaznitelnaja-elena_5099_s__15
===

soblaznitelnaja-elena_5099_s__14
=====
soblaznitelnaja-elena_5099_s__9

===

Diez lecciones de etnopolítica

2 diciembre 2012

etnopolitica-300x214Guillaume Faye.- Cuando sobre un territorio dado en cualquier parte del mundo, desde que el homo sapiens ha emergido del phylum de la línea antropoide, una tribu, una raza, una nación, una etnia procrea menos hijos sobre su territorio nativo que un grupo concurrente, el primero desaparece de ese territorio y el territorio cambia de propietario. La tierra no pertenece más que a los que la invaden, la pueblan y la sumergen demográficamente. El derecho de ocupación del suelo nunca podrá ser más abstracto, “moral” o bien “histórico”; está indefectiblemente ligado a la realidad biológica del poblamiento, por lo tanto a la fecundidad femenina.

Ciertamente la geopolítica es muy importante porque tiene en cuenta la noción geográfica de “tierra”, de patria geográfica, en la esfera histórica y política. Sin embargo, es insuficiente: es necesario añadirle la noción etnopolítica que introduce la noción de “pueblo”, en el sentido de grupo antropológico creador de una cultura. Porque son los hombres concretos quienes hacen la historia. Y los hombres, partes integrantes de la vida, están gobernados por las leyes de la biología, aun más desiguales y creadoras de diferencias que las de la geografía.

Pero son pocos los pensadores, los intelectuales, los sociólogos, los políticos, los geopolíticos, los economistas perdidos en las nubes de la abstracción, en el ideal de una eternidad histórica fijada, los que se preocupan de las realidades básicas biológicas y demográficas. Se diserta sobre Alemania, España, Francia, Bélgica, Holanda, Serbia, Italia, Portugal, Gran Bretaña, Rusia y la Europa que nos engloba a todos como si fueran realidades eternas. Pero éstas desaparecerán a toda velocidad (y para siempre) si su natalidad continúa cayendo y si las prolíficas poblaciones llegadas del Tercer Mundo continúan poblándolas ante la indiferencia y la inconsciencia general, reemplazando a los pobladores autóctonos por los suyos. En una sola generación, Kosovo y Macedonia han dejado de ser países eslavos y ortodoxos para convertirse en musulmanes a causa del diferencial demográfico (5 niños por familia por un lado, uno solo por el otro). Si nada cambia, del hecho de la inmigración y de este diferencial de natalidad, del hundimiento de la demografía autóctona europea, pero también del mestizaje, muchos países de Europa occidental (entre ellos: Francia, Bélgica, Italia, España, Alemania, Países Bajos, etc…) ya no serán mayoritariamente ni de raza blanca ni de tradición europea mucho antes de la mitad de este siglo. Es inútil decir que ya no se podrá seguir hablando de Francia, de Alemania, ni tampoco de Europa. Esas entidades habrán desaparecido en el abismo de la Historia. Nuestros contemporáneos parecen completamente ciegos antes este cataclismo histórico que no tienen parangón en toda la historia de los pueblos europeos.

Cuando España fue conquistada por los moros, la fecundidad de los españoles de origen permaneció fuerte y las mezclas fueron raras, esto permitió la Reconquista. Cuando el Imperio romano se hundió, mientras que poblaciones alógenas venidas de Oriente habían entrado masivamente en sus muros, la civilización europea pudo continuar gracias a la reserva demográfica dinámica de celtas y germanos. Hoy no hay nada parecido. Todos los países de Europa tienen actualmente un déficit demográfico, y más de la mitad de entre ellos es presa de una inmigración de asentamiento por poblaciones extra-europeas, musulmanas en un 80%. El resultado de este proceso, es la desaparición pura y simple de la civilización europea multimilenaria. Porque toda civilización reposa sobre una base bio-antropológica y genética, y no sobre una “cultura pura”. Frente a ese peligro, ningún gobierno europeo afronta una política natalista a favor de los autóctonos, ninguno busca seriamente limitar le invasión migratoria, pero todos tienen un enemigo común: el racismo. Como en la totalitaria URSS, en la neo-totalitaria Europa, las palabras tienen un significado oficial diferente del sentido común. El delito de “racismo” es el de defender la propia identidad, el derecho a la perpetuación biológica. Dicho de otra forma, los pueblos europeos, en todo caso sus elites, se vuelven culpables de un suicidio, de un auto-genocidio.

De estas consideraciones, se derivan diez lecciones:

1- Un territorio pertenece a quien lo puebla, el derecho del primer ocupante es una quimera.

2- La mayor potencia militar invasora es mucho menos peligrosa que la inmigración pacífica de poblaciones con una fuerte fecundidad. La mayor fuerza de resistencia de un pueblo ante una ocupación o una invasión es su fecundidad.

3- La potencia cultural, económica y tecnológica no tienen ninguna eficacia a largo plazo si no se apoya en un dinamismo demográfico y en una población joven.

4- La esencia de un pueblo, de su cultura, de su identidad, de su ser reside en la persistencia de su homogeneidad biológica, en sus genes. La cultura no es más que una superestructura.

5- La cultura de un pueblo –como agregado biológico y genético- no puede transmitirse a otro sin una radical metamorfosis.

6- El poder histórico de una civilización reposa, como condición necesaria, sobre el dinamismo demográfico de su núcleo antropológico.

7- Le desigualdad entre los pueblos no se explica por factores ambientales (recursos naturales, clima, topografía) ni por los avatares históricas, sino por su propia capacidad genética.

8- Las cualidades genéticas y biológicas no son suficientes: un pueblo puede hundirse interiormente y rehusar a reproducirse por declive del querer vivir, y dejarse dominar por pueblos menos dotados.

9- Sin embargo, la historia está abierta: no es un largo río tranquilo. Los europeos pertenecen a una civilización metamórfica, que hasta el presente siempre se ha regenerado, como el Fénix que renace de sus cenizas. El pesimismo, como el fatalismo, son siempre malas respuestas a los problemas reales.

10- La solución a los problemas que hoy afrontamos no podrá encontrase más que en una inversión de los valores dominantes y en la selección, en el seno del abanico extremadamente rico de la cultura europea, de una moral que tendrá que ver más con el platonismo que con los preceptos cristianos. La razón contra la compasión.

VER VIDEO

En privado… se puede elogiar al III Reich! (En público, todavía No)

19 mayo 2011

Por inverosimil que parezca,  el texto que aquí reproduzco, con permiso de su autora, que prefiere usar el pseudónimo de Helga Goebbels para protegerse,  lo he leído pocos minutos después de conocer el castigo de expulsión del Festival de Cannes, que ha sufrido el cineasta danés Lars von Trier por haber dicho que simpatizaba con  Hitler… (aunque matizó: “con la persona” …).  [Por supuesto, Lars ha tenido que añadir que él no es “nazi”  y que tiene amigos judíos… Lo cuas es cierto. Nota de IRANIA]

  Por su interés, vale la pena leer elitado escrito de Helga:

Las personalidades del Tercer Reich ( Speer, Himmler, Goebbels, Keitel, Göring, etc) eran hombres extremadamente inteligentes.., asombrosamente inteligentes, a la cabeza, el Führer, cuya inteligencia se perdía de vista.

 El Führer manejaba seis de las ocho inteligencias de manera magistral. Era débil en la inteligencia musical porque no tocaba ningún instrumento pero tenía gran oído, y tenía poco de la inteligencia cinético-corporal. Daba caminatas, pero no era como Eva Braun, una gran deportista.

 Ciertamente, era la generación de “superhombres”, que decidió auto-aniquilarse, o los vencedores decidieron aniquilar. Ya no volverá otra generación así.

 Yo  quizá maneje dos o tres inteligencias, cuatro cuando mucho. Yo diría que manejo la inteligencia lingüística, y recientemente las inteligencias intrapersonal ( verse a uno mismo) e interpersonal ( percibir a los demás). Soy débil en la inteligencia cinético-corporal. Hice yoga durante años, y cuando era joven, natación, pero aparte de dar caminatas y hacer algunas posturas de yoga, creo que  (…), esencialmente hago caminatas como ejercicio.

Trato de ser, (…), lo más cercana a la [alimentación]  absolutamente vegetariana, pero confieso que a veces como pescado, langostinos y huevo. Aún no he perfeccionado este aspecto. El Führer, igual, a veces comía Leber-Knödel Suppe- o sopa de albóndigas de hígado, una sopa típicamente austríaca que tuve la oportunidad de probar en Salzburg.

 Magda Goebbels hizo un riquísimo pescado para el Führer…, él lo rechazó. Ella le dijo: “Mein Führer, es pescado”. Igual, dijo, “es un animal muerto”.-

El Führer fue uno de los primeros en crear leyes ( probablemente a sugerencia de Eva) que protegieran a los animales, y luego Göring, prohibió su uso en laboratorios. Ahora pocos quieren recordar esto, así como las leyes anti-tabaco y hasta el mismo Führer quería poner calaveras en los empaques de cigarrillos.

(…/…)

En cuantro a Jesús de Nazareth, él ciertamente les reprochó a los judíos su conducta perversa ( para ello fue enviado por el Padre), pero “comunmente” se piensa que antisemita es aquél que odia a los judíos ( aunque ellos no dan muchas razones para ser amados). Tal vez tengas razón, no es odio, sino rechazo.

Nota de IRANIA: También ha escrito “Helga G…”: (refiriéndose a Helga, la hija mayor, arriba en la fotografía):  Tenía 14 años cuando murió, y debió darse cuenta de tantas cosas.

Anne Murray: IT´S ALL OVER

16 octubre 2010

fuerte, débil; rico, pobre; bueno, malo; bello, feo; verdad, mentira; alto, bajo,…etc

9 mayo 2010

En estas dualidades, no por casualidad, la cualidad preferente se enuncia en primer lugar… Con relación a esta

serie de valores opuestos, me hizo gracia oir, en una ocasión, una máxima que –apócrifamente– se atribuyó a Jesucristo:

“Amad a los pobres, pero casaros con los ricos”….

En relación con estas consideraciones creo que vale la pena leer lo que hoy copio del excelente blog qbitácora:


DEBILIDAD Y MALDAD

Introducción.

El cristianismo produjo una involución de la moral natural existente antes del cristianismo. Con el cristianismo, el débil pasó a ser el bueno, y el fuerte pasó a ser el malo, por lo que al débil hay que compadecerlo y ayudarlo. Es cierto que el débil probablemente sufre más que el fuerte, pero eso no quiere decir que sea mejor o más bueno. Sobre esa primera lluvia que fue el cristianismo, vino luego la segunda lluvia, que llovió sobre mojado: el progresismo, reforzando esta perniciosa involución moral, con sus subideologías, como el feminismo

Voy a demostrar que la verdad y la realidad es justo la contraria: El débil es más malo que el fuerte:

  • La debilidad es el mayor pecado en la moral natural, como expliqué en “Moral natural contra moral artificial”.
  • La debilidad ya es en sí misma una carencia de virtudes. Por lo tanto:
  • La debilidad implica subterfugios de comportamiento (trampas).

Esta maldad está disfrazada de pasividad y tranquilidad, con lo que tiende a confundirse con bondad. Gran error. No hay que confundir la pasividad con la bondad, ni la violencia con la maldad.

Resumiendo: La gente es mala por naturaleza.


1. Defectos morales.

Al fuerte le basta emplear sus virtudes para enfrentar a los débiles y a los problemas.

Por el contrario, el débil, debido a su debilidad y siendo conocedor de ella, necesita echar mano de todos los recursos posibles en su favor para enfrentar a los que son más fuertes que él. Esto incluye todo tipo de trucos y sucias argucias.

Un buen ejemplo es la película Ben-Hur, en la que el protagonista confía en sí mismo y en su habilidad, por lo que participa en la carrera sin preocuparse de sus rivales. Por el contrario, Masala, al saberse inferior, usa trampas para ganar la carrera, como azotar a Ben-Hur, o destruirle la rueda de su carro con un mecanismo erosionador.

La debilidad va por tanto, asociada a la maldad, y el débil acumula toda clase de defectos morales. Veamos algunos de ellos:

a) Envidia.

El débil envidia al fuerte sus capacidades y sus éxitos.

La envidia es muy mala. Suele enmascararse de muchas maneras distintas y causar toda clase de perjuicios.

Recuerdo haber encontrado gente de ideología comunista que reconocía que el motivo era el ser pobres, y que si fueran ricos no tendrían esa ideología. Además de no entender la auténtica naturaleza del comunismo, confirmando así su mediocridad, demostraban que los motivos que les mueven no son idealistas sino egoístamente interesados, por envidia.

b) Rencor y resentimiento.

Los fracasos del débil ante el fuerte generan en el débil rencor y resentimiento, es decir, odio. Y el odio es un motor muy potente para producir toda clase de maldades.

c) Hipocresía.

Siendo el débil poseedor de defectos como la envidia y el resentimiento, debe enmascararlos, para no quedar al descubierto, y también, para no quedar al descubierto cuando planea alguna maldad.

d) Victimismo.

El victimismo sirve para intentar generar en los demás compasión, y como consecuencia de ella, ser ayudado y obtener así algún tipo de ventaja.

También sirve para que el que gobierna finja estar oprimido, y así disimular su gobierno sin que se le eche en cara. Ver el artículo “Victimismo”, con ejemplos en la política y el fútbol.

e) Borreguismo.

La debilidad del individuo, física o intelectual, hace que use como estrategia de supervivencia renunciar a su libertad, independencia de pensamiento, etc., e imitar en todo al rebaño en el que se integra. Por medio de la cantidad, de hacer bulto, de ser muchos, pretende compensar la falta de calidad.

El borreguismo es un comportamiento extraordinariamente perjudicial y dañino en todo tipo de cosas, como muchas veces he comentado, y más que lo haré. Por ejemplo, el borrego es capaz de negar las cosas más obvias con tal de no contradecir la opinión generalizada del rebaño, y es capaz de marchar al matadero con tal de ir junto a los demás borregos.

El borreguismo de la gente ha ido en aumento en la especie humana con el paso de los siglos, según el animal humano se iba “modernizando” más, y por lo tanto, se iba apartando cada vez más de la moral natural, y se iba volviendo cada vez más débil. No ha habido “progreso”. Eso es un mito falso. La realidad es la contraria: llevamos un camino de involución.

f) Inseguridad. Complejo de inferioridad.

Lógico. El que es inferior y lo sabe, es más inseguro que el que no lo es.


2. Incapacidad para gobernar.

Hay un proverbio español extraordinario que en pocas palabras dice muchísimo: “Si quieres conocer a fulanillo, dale un carguillo”. Yo, antes de conocer este proverbio, usaba un dicho inventado por mí que significa lo mismo: “Hay gente a la que le dan un uniforme de botones y se cree general”.

La palabra “fulanillo” expresa dos ideas importantes. Por un lado, “fulano” expresa la insignificancia del individuo. Un individuo que es un don nadie, un cualquiera, un individuo que no destaca por nada, anónimo, prescindible, sustituíble. Y luego el diminutivo -illo le rebaja aún más la importancia al individuo, pues para eso es un diminutivo, y así fulanillo es menos que fulano. La palabra “carguillo”, con el mismo diminutivo de nuevo, expresa que el cargo es poco importante, a la insignificante medida del personaje. Y el verbo “dale” expresa que fulanillo no se merece en realidad el cargo, pues se lo dan, se lo regalan, y más que por merecimientos propios, con el objetivo de conocerle mejor, cuando el carguillo se le suba a la cabeza por vanidad.

Así, este brillante proverbio nos dice que es muy malo que alguien débil alcance un puesto en el que tiene que gobernar, aunque sea un puesto poco importante. Y cuanto más débil es alguien, menos se merece gobernar, y cuanto más importante el cargo, peor y más dañino será para todos. Por eso, los peores tiranos son los que son débiles. Y los buenos gobernantes los que son fuertes. Y ojo, no hay que confundir fuerza con ostentación. La ostentación la realizan precisamente los débiles, para encubrir su debilidad. Así, los débiles continuamente están abusando de su poder, para verse a sí mismos como fuertes a través de los efectos de su ostentación del poder. Pero son débiles en realidad. Dominados por sus defectos, no se dominan ni a sí mismos. Lo saben y lo encubren pisoteando a los que tienen por debajo.

Ni tampoco hay que confundir tener poder o dinero con ser fuerte. Lo primero pertenece al dominio del Tener, y lo segundo al del Ser.

Un mito del buen gobernante es el de Salomón en la Biblia, que era justo y ecuánime. Otro ejemplo más relacionado con el nacionalismo blanco son los que aparecen en “El Señor de los anillos” de Tolkien: los monarcas tradicionales, que se dedican a servir al pueblo, no a servirse del pueblo. El mayor ejemplo y el que está presente en la obra todo el tiempo es Aragorn. Y quien sepa de Historia podrá encontrar reyes en nuestro pasado que cumplan el arquetipo.

No es sólo cuestión de poder, de que el más fuerte vence a los débiles y así consigue el poder. Es que, junto con su fuerza física o intelectual que ha hecho que alguien venza a sus rivales y ocupe el poder, van asociadas una serie de cualidades que le hacen capacitado para ejercer el gobierno. Esto sucede en todo tipo de cosas. Por ejemplo, las mujeres tienen las cualidades no sólo físicas para la maternidad, sino también psicológicas. Y los hombres, más que las mujeres, para el gobierno.


3. La maldad femenina.

Las mujeres son más débiles que los hombres, y por eso, son más malas que los hombres, tanto en la ausencia de virtudes morales como en la mayor cantidad de maldades. Tan fácil como eso. Por eso, y por lo dicho antes sobre la incapacidad para gobernar de los débiles, es por lo que las mujeres no deben gobernar.

Una característica de esa debilidad es su inseguridad, incluso en las que son guapas y atractivas.

Las mujeres destacan también por su mayor borreguismo en comparación con los hombres. Basta ver lo influídas que están por el qué dirán, o por la moda (que es seguidismo en la manera de vestir, calzar o peinarse).

a) Virtudes.

Por un lado, virtudes como la nobleza, el sentido del honor, la grandeza, la generosidad, la caballerosidad, etc., son más propias de los hombres que de las mujeres.

b) Defectos.

Por otro lado, la hipocresía, el rencor, el victimismo, etc., son más propias de las mujeres que de los hombres.

Ejemplo: En el fútbol masculino se producen trampas y hasta agresiones, pero nunca se llega a barbaridades como las del fútbol femenino, y eso que el fútbol femenino es poco practicado, con lo que debería ser más improbable que se produjeran cosas como estas descaradas agresiones de Elizabeth Lambert:

c) Machismo mejor que feminismo.

Siendo esta sociedad una sociedad feminista y afeminada, es normal que sea una sociedad más maligna que una sociedad tradicional, calumniosamente llamada “machista”, y digo calumniosamente, porque una sociedad tradicional es algo más cercano a la moral natural que la sociedad feminista, moderna y degenerada actual.

Y no sólo esta sociedad feminista es más maligna, sino que lo es en las cualidades malignas propias de lo femenino y de la debilidad: Hipocresía, victimismo, doble moral, manipulación del lenguaje, rencor (rencor entre sexos, rencor de clase social y rencor histórico). Cualidades todas ellas que se resumen en trampas y engaños. Suciedad moral, no ir de frente.

La malignidad propia de las mujeres hace que esta sociedad feminista genere más injusticias en calidad y cantidad que una sociedad tradicional. En una sociedad tradicional se busca la justicia, valor moral masculino. En una sociedad feminista, se busca satisfacer el resentimiento feminista, el ventajismo, a costa de la justicia, con leyes discriminadoras contra los hombres nunca antes vistas en la Historia, violando el principio de presunción de inocencia.

Esto produce injusticias flagrantes como las denuncias falsas contra los hombres en los procesos de separación matrimonial, demostrándose así cuál es la naturaleza femenina basada en el resentimiento y la maldad. La responsabilidad de estas desgracias está en la mentalidad progre según la cual el débil (la mujer) es el bueno y el fuerte (el hombre) es el malo, y que en vez de buscar la justicia hay que buscar la equiparación artificial de fuerzas (la igualdad). Así, el resultado es contraproducente, es esta ruina.

Para más ejemplos de maldad femenina, ver mi “Diccionario mujer-español”.


4. La maldad española.

Hace unos días leí en un blog a un comentarista español que vive en Noruega explicar que los noruegos son más inocentes que los españoles. Pero lo que más me llamó la atención fue que las mujeres cuando se separaban de los maridos separaban los bienes a partes iguales y listo, sin emplear las mezquinas tácticas de España, sin denuncias falsas, sin pretender quedárselo todo, etc. Eso me hizo pensar que las mujeres noruegas son más nobles que las españolas.

Pero en general eso se aplica a toda la población, porque España es el país de la picaresca, de las trampas, y no digamos de la envidia, la maldad que llevo comentando, asociada a la debilidad. Es decir, hay un % de la población en el bando de la picaresca y los chanchullos mayor que en otros países europeos, y esa parte de la población es un estorbo, una rémora para España (y que no me hablen de la Leyenda Negra que lo tengo más que comprobado). Así, España es un país de gente más degenerada y débil que otros europeos, y toda esa maldad, picaresca y trampas no sirve para destacar, no hace que España sea mejor. Toda esa mezquina maldad se vuelve en contra o no es suficiente, porque sólo sirve para paliar un poco la debilidad, igual que la maldad femenina no es suficiente para evitar que sean los hombres los que siguen siendo más fuertes que ellas. De donde no hay, no se puede sacar.


5. La maldad infantil.

Los niños son los más débiles, así que deberían ser más malos. ¿Lo son? Desde luego que sí. La inocencia infantil no existe. Existe la ignorancia infantil, pues por su poca edad todavía no han aprendido la mayoría de las cosas, pero no son inocentes. No hay que confundir que infundan en los adultos sentimientos de afecto y ternura con que los niños sean buenos o generosos. No lo son. Igual que la belleza está en el ojo del que mira, (ejemplo: una mujer es guapa para los hombres, pero para los leones es solamente comida), así sucede con el falso mito de la inocencia infantil, que está solamente en el ojo del adulto y de los padres.

Algunos ejemplos de maldad infantil:

  • Los niños suelen martirizar y maltratar a otros niños en el colegio, con cualquier excusa. Es cuando se van haciendo mayores y van madurando cuando ese comportamiento va desapareciendo.
  • Humor para niños: El humor y entretenimiento para niños contiene altas dosis de sadismo, pues eso es lo que les gusta a los niños. Moler a palos a un personaje en teatros de guiñol les divierte mucho. Toda clase de golpes y agresiones continuas a personajes de dibujos animados les encanta. Etcétera.
  • Cuentos infantiles: Siempre han contado espeluznantes historias, como ogros que comen niños, padres que abandonan a sus hijos en el bosque, etc., con un doble objetivo: Entretener a los sádicos de los niños mientras aprenden sobre los peligros del mundo y de la vida. Los imbéciles de los progres, con su inversión moral, intentan tergiversar los cuentos infantiles tradicionales, suavizándolos, para “no traumatizar a los niños”. Qué idiotas. Los niños no se traumatizan con esas historias, sino que les son de mucha utilidad, y entretenimiento, todo lo contrario que un edulcorado pseudocuento infantil progre.


6. La maldad futbolera.

Basta entrar en un foro de algún equipo de fútbol de los habituales perdedores y segundones para encontrar un espeluznante despliegue de odio, rencor, resentimiento, envidia, malos deseos, etc. Gente que se alegra cuando un rival se lesiona. Gente que quiere que un futbolista rival se muera. Gente con ganas de matar. Etcétera.

No hay sitio en Internet con más concentración de maldad y odio que un foro de fútbol. Sobre todo antimadridista.

Al mismo tiempo, los escasos sitios y la poca gente que realiza análisis más racionales y menos emocionales, demostrando su superior inteligencia, están exentos de esa carga tan grande de odio y de maldad en comparación con la inmensa mayoría de futboleros borregos y maliciosos, demostrando claramente la relación entre debilidad y maldad.

La propaganda mediática pone a Cristiano Ronaldo en el papel de malo por ser un gran futbolista, llamándole chulo y prepotente. Vemos cómo molesta a los mediocres que alguien destaque. La propaganda presenta a otros futbolistas superpagados de otro equipo como “humildes”, lo cual es falso, como se comprueba en su comportamiento cuando pierden (hace poco). Pero lo importante no es en este caso el habitual doble rasero de la propaganda, sino darse cuenta de que para ser aceptado en la mentalidad progre actual hay que ser o aparentar ser “humilde”, para que la plebe llana que no destaca te acepte. El fuerte, el superior que se enorgullece de serlo, es valorado como malo, mientras que el humilde, ese valor cristiano heredado y potenciado por el progresismo, es valorado como bueno.


7. La maldad del votante.

El votante es un ser egoísta sin conciencia de nación, que vota por su mezquino interés exclusivamente, y que olvida toda clase de maldades cometidas por aquéllos a los que vota, sufridas por sus compatriotas. Veamos unas cuantas maldades del votante:

  • Sectarismo: Doble moral según España participe en guerras según el partido que esté en el gobierno, o en la gestión de catástrofes como incendios o petroleros hundidos.
  • Poca memoria: Apoyo electoral a los que obstaculizan las investigaciones de atentados como el 11-M, así como “olvido” ruin de sus víctimas.
  • Complicidad criminal: Apoyo electoral a simpatizantes de asesinos etarras (partidos separatistas).
  • Insolidaridad: Apoyo electoral a los que no han solucionado el problema de ETA, o han fomentado directa o indirectamente el separatismo desde 1975.
  • Desinterés: Por los problemas de su nación, de sus vecinos o por la política. “Aunque no te ocupes de la política, la política sí se ocupa de ti”.

Luego el votante se queja. Se queja de todo. Sólo sabe quejarse, cuando es culpable de eso y más.

Artículo relacionado: Debilidad y egocentrismo.

Etiquetas: debilidad, maldad.

comentarios para “Debilidad y maldad”

  1. León Riente Dice:
    6 Mayo 2010 en 4:09 am | Responder Excelente trabajo. De momento sólo quiero comentarte esto que dices en el apartado de La maldad española: “Así, España es un país de gente más degenerada y débil que otros europeos, y toda esa maldad, picaresca y trampas no sirve para destacar, no hace que España sea mejor”.

    Yo veo aquí un problema racial y de rebote cultural. Existe en muchas grandes ciudades de España, y más frecuentemente y en más cantidad en el sur, una tipología racial de gente que poseyendo el DNI y siendo sus ascendientes españoles legalmente desde hace mucho no pertenecen realmente al grupo de los españoles de sangre.

    Esa rémora que tú identificas como “% de población en el bando de la picaresca” yo lo hago coomo: % de población gitana, agitanada (que muchas veces es gente mezclada racialmente con gitanos), población mezclada con negros (quizás de la época del tráfico intenso con América, la Casa de Contratación y demás) o con moros (residuos de la Reconquista, una Reconquista incompleta), etc. Gente, en fin, que no pertenecen a la raza blanca ni a la población de sangre española, pero que aquí están desde hace demasiado tiempo.

    En el sur de Italia se da un fenómeno similar. Lo mismo que en Portugal. Es la gran rémora de los países mediterráneos y la principal causa real de su decadencia y atraso histórico.

    Y digo “de rebote cultural” porque luego resulta que en países como España esta gente grotesca parece que tiene cierta influencia en la conformación de la cultura popular y demás. Ejemplo: hacer pasar el flamenco, puajjj, como algo típico de Andalucía o de España, cuando es sólo una manifestación cultural de un grupo de inmigrantes masivos de hace seis siglos, el de los gitanos. Esta mentira de que el flamenco es algo español se potenció mucho en el franquismo y más aún con la dictadura plutocrática actual.

  2. espartano Dice:
    6 Mayo 2010 en 1:30 pm | Responder Gitano Ronaldo es un puto wigger, muerdealmohadas y chulo de cojones. Me importa 3 hostias que ayer metiese 3 goles, en toda la temporada ha demostrado que no sabe ser humilde ni buen compañero y que quiere todo el protagonismo para el, no hay mas que verle la cara de flipado que tiene.
    Al gitanuzo hay que reconocerle que entrena mucho y por eso tiene ese cuerpo del que presume y le hace tan seguro de si mismo, pero para mi eso no es ningun sacrificio, yo trabajo 8 horas y media y despues suelo hacer una hora de ejercicio aunque me gustaria hacer mas pero por el tiempo no puedo. Ese bujarra no es ejemplo de nada se lia con putitas de mierda, tiene mansiones y ferraris y ademas se va de fiesta con negros con los que tan buena relacion tiene (con el mejor que se lleva en el madrid es con marcelo,diarra,etc)porque se siente identificado con ellos y por eso suele ponerse gorritas a un lado y mierdas de esas.
  3. qbit Dice:
    6 Mayo 2010 en 4:17 pm | Responder León Riente: Sí, desde que me hice consciente del hecho racial, con el paso de los años he ido observando y adquiriendo experiencia, y la conclusión es esa que dices, de un problema racial. Y por supuesto, que el flamenco no es algo español.

    espartano: De este texto bien largo que trata un asunto bien claro, el comentario que pones es sobre un detalle secundario, que voy a responder de todas maneras:

    Cristiano no es más chulo ni tiene más defectos que los demás futbolistas y en cambio sí es mejor futbolista, de los mejores del mundo, por lo que tiene más motivos que los demás para no ser humilde. Sus defectos los tendrá que tratar el entrenador, si vale o le dejan ejercer el mando.

    Y sí es ejemplo de algunas cosas: De esfuerzo, de superación, de voluntad de ganar, a diferencia de otros futbolistas pasotas. También es ejemplo de poner demandas judiciales para proteger su imagen contra la chusma periodística mentirosa y calumniadora. Y es ejemplo de cómo se comporta la propaganda, difundiendo la humildad como si de un valor moral sagrado se tratara, cuando la humildad suele ser solamente el disfraz del mediocre y no una humildad real. Como si la humildad fuera algo importantísimo, mientras lo que sí es importante se deja de lado.

    Tus críticas sobre que tiene coches y mansiones muestran envidia. Deportistas de otros deportes ganan más dinero, como los de baloncesto de la NBA o los tenistas y se les echa menos en cara. Claro, pero es que esos no juegan en el Madrid.

  4. espartano Dice:
    7 Mayo 2010 en 2:15 pm | Responder Jajaajajaja como se nota que si el gitanuzo jugase en el farsa no dirias lo mismo, estas defendiendo lo indefendible, la humildad es hacer las cosas con sacrificio y bien y no alardear de ello, eso no es nada malo no vengas con gilipolleces de mediocridad. Ronaldo ha jugado bien contra el osasuna y el Mallorca y ha salvado al madrid pero en los anteriores partidos no ha hecho mas que bicicletas circenses para lucirse y despreciar al adversario, solo sabe poner cara de flipado cuando marca y subirse la camiseta enseñando los abdominales, pero cuando marca un compañero como por ejemplo cuando marco Higuain no fue ni a felicitarlo.
  1. qbit Dice:
    7 Mayo 2010 en 4:33 pm | Responder Yo fui el primero en criticar a Cristiano en un foro madridista por individualista cuando falló todas las ocasiones de gol que le dieron los centrocampistas en el partido contra el Valencia, y por eso he dicho antes sutilmente que sus defectos los tiene que tratar el entrenador, añadiendo “si vale o le dejan”. Pero eso no tiene nada que ver con lo que digo de que se le critica por ser del Madrid, por haber sido un fichaje carísimo, con el arma progre-cristianoide de la humildad y la prepotencia.Cuando marcó Higuaín no fue a celebrarlo porque sólo se suelen celebrar los primeros goles. Los que cierran una goleada apenas se celebran, los meta quien los meta, porque son goles menos importantes.

    El fútbol es un buen ejemplo en el que todos los resentidos, segundones y perdedores salen a la luz mostrando su auténtico careto, mostrando el doble rasero de medir, y repitiendo como loros la propaganda farsera del club separatista.

    Y dejad de hablar de fútbol en este hilo, que este es un hilo de MORAL, no de fútbol.

  2. León Riente Dice:
    7 Mayo 2010 en 9:14 pm | Responder Y si vamos a lo general del asunto veo en este artículo, sobre todo en sus apartados iniciales, una buena contribución a la diVULGAción del tratado II de La genealogía de la moral, de Nietzsche. Tratado que a mí me ha influído bastante en lo que respecta a moral y demás.No quiero decir que el artículo sea sólo una digestión de ese tratado, pues hay otras ideas que no se hallan en el tratado, lo mismo que el tratado tiene cosas que no se reflejan aquí. Igual no lo has leído, o hace mucho que lo leíste, pero lo mejor es que veo paralelismos importantes, y es que hay ideas que flotan en el ambiente, siempre y cuando este sea bueno. Y poner en lenguale popular algunas ideas que también se encuentran en un texto árido, y de pesadas digestiones para la mayoría, junto a otras que no están allí pero que están muy bien traídas es necesario.

    Yo soy de los que creen que el progresismo, más que una segunda lluvia, es realmente una herejía del cristianismo, una segunda fase de una misma primera lluvia. Todas las ideologías de la modernidad (liberalismo, marxismo economicista, progresismo o marxismo cultural) lo serían. El mejor Alain de Benoist sostiene en un célebre artículo que el cristianismo es el comunismo de la Antigüedad, y no le falta razón.

    “La debilidad va por tanto, asociada a la maldad, y el débil acumula toda clase de defectos morales”.

    Prefiero, en cambio, utilizar la dicotomía que se hace en el tratado II del que hablo entre “malo” y “malvado”. Malvado sería, simplificando, la manera en que los débiles ven al fuerte: lo ven como malvado porque le temen. Malo queda reservado para el individuo bajo, ruín, mezquino, resentido o sea, ese tipo débil, rencoroso y envidioso que a los griegos clásicos les infundía, más que otra cosa, conmiseración, dado que consideraban que era una forma bastante imperfecta de estar en el mundo.

    Esa actitud noble, de no ser capaz nunca de desconfiar de otro y de esperar que lo que tenga que hacer tu enemigo lo haga a la cara, es la que llevó finalmente a la derrota a los pueblos paganos, frente a los pillos cristianos, hábiles en todo tipo de subterfugios morales y de otros tipos, dada su debilidad. Ejemplo palmario: la estratagema del cristiano Carlomagno contra los paganos sajones.

    Me he extendido un poco, pero no te voy a pedir perdón por ello, jejeje. No te tomes en serio los perdones del jabalí Daorino. Lo conozco y es un individuo que se acerca bastante a esta forma de ser noble, ingenua (es decir, in gens, en la estirpe) a la vez que brusca y enérgica. Un sajón del siglo VIII.

  3. daorino Dice:
    8 Mayo 2010 en 3:57 am | Responder Le di sin querer a “enviar comentario” sin poner mi Nombre y demás…Bien, he cogido el artículo y lo he imprimido, un trabajo que te habrá llevado sus horas, Qbit, merece detenerse en él y estudiarlo con cierto detalle.

    Para empezar te recomiendo este artículo mío, que quizá pueda aportar algo y que publiqué un 25 de abril de 2008, hace poco más de dos años.
    http://www.mundodaorino.es/2008/04/seneca-el-sabio-y-la-compasin-la.html

    Sigamos con tu artículo. Me gusta mucho eso de que el débil porque sufra no es más bueno. Ten en cuenta que el sufrimiento es parte del chantaje emocional. Ejemplos:

    “El gay piensa que tiene más derechos que los demás porque se piensa no aceptado en sociedad, se cree sufridor, mártir: pide una compensación como si por ser homosexual se le debiera algo. Lo mismo pasa con las mujeres, como si ellas fueran unas sufridoras, como si tener una familia fuera un mal, los hijos una maldición y el marido un canalla, un cabrón y un dictador. Luego estas mujeres más cristianas que ninguna. sumisas al superhombre dios, pero no a su marido, que es el que le da lo que ella necesita, como esposa y como hembra. Las mujeres se creen con más derecho que tú porque tienen la menstruación y el parir duele y engorda, ¡¡por favor!!, así de estúpidas son las mujeres que no son capaces de sufrir en esta sociedad anestesiada que no es capaz de ni padecer un dolor que precede a la vida, a lo más glorioso”.

    Y así podríamos mencionar más ejemplos. Pero hay un denominador, todos luchan por la libertad. La libertad es la panacea de los débiles. Mediante la emancipación piensan que podrán equipararse al fuerte, al fuerte en valores y en ética: de hecho está sucediendo. Pero la libertad no puede ser cualquier libertad. Un hombre con voluntad no cree en la libertad porque lo primero que piensa es en mandarse a sí mismo. Los cuerpos tienden a caer al suelo, sólo la voluntad lo mantiene firme y hace que ande. Pero el que sueña con la libertad no tiene ni siquiera compromiso consigo mismo, es un ser que sólo piensa en su ociosidad y no obedecer nada. Para empezar a hablar de libertad, en definitiva, habrá que pensar en que no hay libertad posible: sólo mandar y obedecer. Por ello eso que dices de que “no hay que confundir la pasividad con la bondad, ni la violencia con la maldad”. Hoy en día parece que castigar es ser cruel: castigar es cobrarse una deuda, restituir el orden, hacer que el equilibrio no desaparezca.

    En cuanto a la máxima “LAGENTE ES MALA POR NATURALEZA”, no estoy deacuerdo. La gente es lo que tiene que ser y punto, decir que es mala por naturaleza es asumir que la maldad existe en la naturaleza, cuando no es así: ¿no hablamos de derecho natural? ¿de moral natural? Pues seámoslo con el hombre y la naturaleza: amoralidad.

    Muy bien dicho que la debilidad se compensa ante al fuerte mediante subterfugios, trampas y demás. ¿No pensáis que los fuertes han creado su propio monstruo? Un ser débil cuya única superioridad no se basa en la individualidad, sino en una resentida y pusilánime masa. Así ocurrió en Alejandría… El ejemplo de Benhur es buenísimo, por eso el judío mediante sus películas y propaganda y formas de cristianismo profano como el ateísmo y el feminismo ataca sobre todo, cuando quiere atacar al hombre blanco, a sus mujeres, pues son las más débiles, caprichosas y volubles, por no decir excesivamente emocionales, lo que viene al dedo al judío de Hollywood para inocular su veneno cinematográfico, adulterador de la moral natural.

    Una persona fuerte, en definitiva, sabe de sus debilidades y fortalezas (eso es lo que le hace estar seguro) y sólo se fija en los demás para superarse o tenerlos como paradigma (lo de ejemplo, el ser ejemplar, es algo que escasea hoy: los griegos y romanos tenían a sus héroes, a sus dioses, ¿nosotros qué tenemos?, ¿a Belén Esteban?, jaja), pero en ningún momento quiere ser el otro, se gusta a sí mismo.

    Muy acertado eso que dices: “por un lado, virtudes como la nobleza, el sentido del honor, la grandeza, la generosidad, la caballerosidad, etc., son más propias de los hombres que de las mujeres”. Un hombre es más dado a renunciar a cosas por el honor, las mujeres no, por caprichosas. Una mujer necesita de un hombre para ser mejor, para aprender valores, porque mientras que entre ellas se matan a palos, los hombres, no todos, aún cultivamos la amistad, la camaradería, y demás (Aún así no deberíamos generalizar porque hay individualidades femeninas excepcionales). De ahí que muchas personas que conozco tengan un recuerdo hermoso de la mili. Yo no la hice, soy de la generación de la nintendo de 16bits, jajaja… Pero qué pasa, hoy los hombres se dejan mandar por las mujeres, hacen todo lo que ellas quieren, y eso es una estupidez… conozco a más de uno, y me da asco, repugnancia, le estaría dando collejas todo el día. ¿Cómo te puedes dejar dominar así? Una cosa es que tu mujer pueda pensar libremente, tomar ciertas decisiones, pero no que dirija tu vida. Siempre me responde que lo hace para no escucharla: yo prefiero discutir con mi mujer, me prepara para la guerra, jajaja…

    Un rasgo de maldad en la mujeres es el amor, por que el amor lo han reducido a la simpleza de que “un hombre que me regale flores”, “un hombre que me compre vestidos”… así son las mujeres, sin valores que no sean los propios materiales. Quedan pocas mujeres bien constituidas.

    Eso que dices de Cristiano Ronaldo es una gran verdad (aunque también estoy deacuerdo con lo que dice Espartano en algunas cosas, lo que no quita negarle el valor de que Cristiano sea un hombre seguro y orgulloso, que me parece positivo). A la gente le molesta que alguien destaque. En el colegio destacaba en filosofía e historia y mis compañeros, al ver que me ganaba las simpatías de los profesores, me decían que era un pelota, que quería destacar, que era un sabihondo (sentido peyorativo), y demás tonterías. También me decían que era un prepotente porque tenía respuesta para todo… En fin, parece que cuando alguien se muestra con seguridad y autosuficiencia (en mi caso siempre he sido muy individualista y solitario, pero es porque no he encontrado a mis iguales, jeje, quizá a un par de ellos, jaja) despierta los odios, recelos e envidias de los demás. Eso pasa con un club vencedor como el Real Madrid (y te lo dice uno que tira más para el Atlético de siempre)… ¿te has fijado como el Barsa va de humilde? Van como no creyéndose los mejores y eso a la gente le gusta. También pasa con Fernando Alonso, en España hay más antialonsistas que en el resto del mundo. (jaja) EN ESTE PAÍS LO QUE HACE FALTA NO ES HUMILDAD, SINO HONESTIDAD.

    Me alegro de que todos estemos deacuerdo de que en España hay un problema racial y que el flamenco no es nada español.

    A Espartano: ser humilde no es necesariamente “hacer cosas con sacrificio y bien y no alardear de ello”. Ser humilde puede ser eso pero aparte es presumir de lo pobre que eres y de la pechá de trabajar que te das. Ser egocéntrico no es lo mismo que estar orgulloso, el primero depende de los demás, el seguro de sí mismo.

    Por lo demás, extraordinaria radiografía que has hecho del débil, enhorabuena.

    A la última parrafada de León Riente en su comentario anterior a éste, decirle que me hace mucha gracia lo de sajón del siglo VIII, jajaja… Yo me veo más como un soldado macedonio o un fornido celta.

    Hasta pronto.

  4. qbit Dice:
    8 Mayo 2010 en 9:00 pm | Responder Bueno, qué nivelazo de comentarios. Me va a costar responderlos, jajaja.León Riente: No he leído “La genealogía de la moral” de Nietzsche.

    Este texto forma parte de una tendencia en la que llevo desde hace un tiempo de pensar y escribir sobre lo natural contra lo artificial: Moral, sabiduría, política, medicina, etc. Hace poco creé la categoría Moral en el blog y me dije a mí mismo que cómo era posible que no se me hubiera ocurrido crearla antes. He movido ahí bastantes textos que me ha gustado escribir (aunque no sé si unificarla con Religión; creo que no, pues la religión la veo como algo de creer, de fé, mientras que la Moral es más abordable racionalmente, filosóficamente, sin que la fé influya nada).

    Sobre la relación entre progresismo y cristianismo, aunque digo que es como una segunda lluvia, en realidad, y escribiré sobre ello, lo considero un ejemplo de dialéctica hegeliana, pero no me quiero adelantar. En la práctica viene a ser lo mismo, con los mismos resultados. Conozco ese texto de Alain de Benoist.

    Daorino: Leeré tu artículo, que pinta interesante. ;)

    Es muy cierto eso de que los que sufren se creen ya más legitimados a exigir derechos que no les corresponden. Es una idea interesante a añadir al asunto.

    Sobre la libertad, hay mucho que decir. La libertad está mitificada en la actualidad, y cuando uno piensa en ello se descubre el porqué en diversos asuntos.

    En cuanto a la máxima “LAGENTE ES MALA POR NATURALEZA”, no estoy deacuerdo. La gente es lo que tiene que ser y punto, decir que es mala por naturaleza es asumir que la maldad existe en la naturaleza, cuando no es así: ¿no hablamos de derecho natural? ¿de moral natural? Pues seámoslo con el hombre y la naturaleza: amoralidad.

    Decir que la gente es mala por naturaleza no significa que exista la maldad en la naturaleza, sino que la gente es débil, debido a la asociación entre debilidad y maldad, especialmente en esta época de vida comodona y tecnificada, como expliqué en “Moral natural contra moral artificial”.

    Y es que una cosa es que la naturaleza sea amoral en comparación con la moralina inventada por los humanos, y otra que el animal humano no tenga culpas o virtudes según esa moral natural. Y en la época actual, tiene más de lo primero que de lo segundo.

    Como dijistes hace unos días, el progre es un individuo-masa que forma un bloque de cemento. Mejor comparación es la del rayo láser: Muchos fotones todos oscilando en la misma frecuencia y viajando en la misma dirección, con más fuerza que la desorganizada luz ordinaria (de hecho, iba a escribir hoy sobre lásers pero ya no me da tiempo hoy, entre responder aquí y ver el partido de fútbol de Cristiano, jajaja).

    “¿te has fijado como el Barsa va de humilde? Van como no creyéndose los mejores y eso a la gente le gusta”

    Claro, es una estrategia perfectamente calculada y estudiada, conociendo la mediocridad generalizada de la gente. Y lo peor es que no son humildes. Pero el borreguismo de la gente, de repetir lo que dice la prensa y la televisión, hace el resto de considerarlos humildes. Gente como Cristiano por lo menos van de frente. ¿Y tú te has fijado en la cantidad de gilipollas que para sentirse importantes se hacen aficionados de un equipo de fútbol en cuanto ganan algo, aunque sean un club separatista? No hay conciencia de nación. Qué diferencia con judíos, gitanos o chinos.

  5. daorino Dice:
    9 Mayo 2010 en 5:33 am | Responder Bien Qbit, que sepas que ya estoy con ganas de leer tu próximo artículo, jeje… Gracias por valorar mi comentario. Creo que hablo en nombre de León Riente también si digo que cuando comentamos en tu blog intentamos estar al nivel del propio artículo. A estas alturas que se entienda esto como unas palabras sinceras, no como adulación, eso algo típico de los débiles.Te recomiendo que te leas en cuanto puedas la Genealogía de la Moral. No te arrepentirás, si acaso te arrepentirás de no haberlo leído antes, jeje… Leyendo a Nixe uno disfruta como un niño.

    En lo de LA GENTE ES MALA POR TU NATURALEZA me ciño a tu aclaración porque ahora entiendo el significado pleno de lo que quieres expresar. Tampoco es que estuviéramos muy en desacuerdo, decimos casi lo mismo.

    Lo que dices al final, lo de la gente chaquetera, uff, lo he visto muchas veces. Y no confundamos ser chaquetero con simpatizar con otros equipos. No lo digo porque tu lo confundas. Sé que res del Madrid pero también te gustarán otros equipos, como el Inter de Mou… (jajajaja)

    Dices: “Es muy cierto eso de que los que sufren se creen ya más legitimados a exigir derechos que no les corresponden. Es una idea interesante a añadir al asunto”. Te animo a que estrujas la idea, puede aplicarse a muchas cosas.

    Hasta pronto.

  6. daorino Dice:
    9 Mayo 2010 en 5:36 am | Responder He visto una errata en mi anterior comentaro. Evidentemente no quería decir LA GENTE ES MALA POR TU NATURALEZA, jajaja, sino que LA GENTE ES MALA POR NATURALEZA.¡Aveces tengo unos despistes!

==============

Nota de IRANIA:  En mi opinión se puede ser cristiano de religión y al mismo tiempo suscribir los planteamientos

filosóficos y morales que se exponen en este post.  Incluso lo aparentemente contradictorio… es conciliable y asumible.  Los contrarios se complementan, como ocurre con masculino y femenino, arriba y abajo, etc… Por otra parte…  Ser “debil” es relativo…   un virus puede matar a un hipopótamo!.

LA NAVIDAD ES UN REGALO DE DIOS

27 diciembre 2009

Pese al “materialismo consumista” de quienes quieren aprovecharse de la Navidad para hacer marketing, lo cierto es que es una fiesta que une a todos los Cristianos, incluidos quienes se consideran “agnósticos” o “no creyentes”. Cuando vemos en peligro la supervivencia de nuestra milenaria cultura y civilización… nos damos cuenta de que la Navidad cristiana, heredera de la navidad “pagana” del Sol invicto, es un vínculo  que nos conecta a lo sobrenatural y a la Divinidad. Y además, la Sagrada Familia hoy más que nunca representa un símbolo de lo que hay que defender para cumplir las leyes divinas y naturales: Para sobrevivir y merecer la vida eterne debemos formar familias con numerosos hijos. Incluso si álguien no cree en la vida después de la muerte, ese álguien prolongará su vida en la vida de sus hijos.  Quienes amamos la fiesta de la Navidad tenemos en el Nacimiento el mejor homenaje a todo lo que  da sentido a la vida.

Julio Tresmontes, 27 de diciembre de 2009

fotografías con mensaje

22 diciembre 2009

————————————————————————————————————————————

(LAS IMÁGENES HABLAN POR SÍ SOLAS  aunque  cada cual las interprete como quiera:  pensamiento de JGT)

1) El toro bravo de lidia no existiría si no existiera la Fiesta de la tauromaquia, llamada “fiesta nacional” en España y cuyo origen presumiblemente tiene significado sacrificial desde la remota antigüedad en la cultura pre-romana.  Es lógico que para las mentes que no participan de valores como valentía, bravura y desafio a la muerte, lo que prima es un sentimentalismo de piedad ante lo quye llaman sufrimiento del animal. Habría que señalar que si alguien siente tanto amor por los animales debería ante todo dejar de comer carne. En todo caso, tambien es cierto que los animales matados en los mataderos sufren una muerte menos digna que la del toro bravo. Y si tanta sensibilidad tienen hacia la crueldad que sufren los animales, los enemigos de la tauromaquia debberían también protestar contra el degüello hasta que se derrama la última gota de sangre que practican las religiones islámica y judia.

2, 3 4)  El contraste entre la mujer de la motocicleta y la que tapa su rostro con el velo es más bien humorístico. Entre el semidesnudo y el enmascaramiento parece más natural y cívico lo primero, pues además de que no es sano impedir que el sol de en la cara, el ocultar el rostro puede dar pie a cometer actividades delictivas. Hay que recordar que para atracar un banco es muy util evitar ser identificado. Hay que añadir que, en el caso de la bella mujer de hermosos ojos que usa niqab, da la sensación de que hay truco pues las características raciales que se adivinan no corresponden a una mujer de rasgos semitas u orientales, sino más bien de aspecto nórdico. La fotografía qiue alude al referendum celebrado en Suiza para impedir la proliferación de minaretes –no de mezquitas– viene a cuento para señalar la beligerante y parcial postura de la ONU y otros “progres” adictos a la “alianza de civilizaciones” quienes critican la decisión democrática del pueblo suizo respecto a los los minaretes y en cambio nada dicen de la prohibición de construir iglesias o de practicar la religión cristiana en gran parte del mundo islámico.

Por último, las fotos 5 y 6 sirven para ilustrar el ejemplo de dos gloriosos guerreros europeos (Pelagio, el “Don Pelayo” de la Reconquista española y Leónidas, rey de Esparta que murió heróicamente en la batalla de las Termópilas contra los invasores persas), gracias a los cuales ( y a muchos como ellos) posiblemente existe todavia la civilización occidental.

Julio G. Tresmontes,  22 de diciembre de 2009

algunas mujeres son muy bellas

24 noviembre 2009

Copiamos de http://trompicones.wordpress.com/ la siguiente fotografía….

Al observar esta fotografía caben dos actitudes, una egoísta y mezquina… Sería la del hombre que querría poseer, como propiedad privada para su uso y disfrute,  una mujer de esta estirpe y belleza.   Otra sería la postura del hombre noble que vería en esta mujer una posible compañera,  amiga, esposa y madre de sus hijos, entendiendo el matrimonio no como un contrato para legalizar la pasión libidinosa sino como lo ha entendido siempre la Iglesia Católica: como sacramento de institución divina para procrear hijos y en segundo lugar para mutua ayuda, amor y fidelidad.

Nota de IRANIA: Es interesante observar que desde que el “feminismo radical” y los “feministas” alardean de “emancipar” a la mujer, la familia, la natalidad y la dignidad de la mujer están siendo degradadas, contra todas las apariencias de “liberación” femenina. Hoy el resultado de la mujer “liberada” es una mujer fracasada como esposa, madre y amante. Hay más divorcios, más abortos, más violaciones y más maltrato… Además, vemos en nuestras calles, mujeres jóvenes enganchadas al tabaco, a los “percings” y para colmo, proletarizadas, explotadas laboralmente… Finalmente, con la masiva explotación laboral de la mujer casada, la crianza y educación  de los hijos –cuando los hay– salen perjudicadas.

Respecto a la doctrina católica tradicional de la Iglesia Católoca hay que decir que es la que realmente ha dignificado y dado sentido a la mision y vocación maternal de la mujer y que sólo la condescendencia con  los apetitos mundanos y hedonistas ha hecho que tras el concilio Vaticano II algunos sectores del clero hayan dejado de considerar que la fundamental razón de ser del matrimonio es la formación de familias numerosas. Aquí cabe traer a colación que en los libros sagrados de la India se señala que la decadencia de las civilizaciones  empieza por la corrupción de la mujer y la caída de la natalidad.

27 de junio… no es casualmente el dia de san Pelagio

5 julio 2009

Una carta publicada por Julio en la yijad en eurabia llama la atención sobre un hecho muy significativo: la asociación internacional de homosexuales  se mofa, quizás sin saberlo, de un adolescente que (en el siglo X después de Cristo) fue sentenciado a morir no sé si por negarse a acatar la ley de Mahoma o por no aceptar las pretensiones lujuriosas del emir Abderramán III.

Copio las carta, que dice así:

Las fechas de ciertos aconteceres no son casuales… ni tampoco la elección de los sitios donde se ubican…
Me parece digno de estudio por qué se hizo coincidir el “GAY PRIDE” con el dia en que la Iglesia conmemora el martirio del niño San Pelayo,(prisionero de Abderraman III) el cual además tiene su calle en el barrio de Chueca de Madrid… Alguien diría que eligieron el barrio para escarnio… Eso está más o menos insinuado en esta dirección
http://yrania.wordpress.com/2009/07/05/26-junio-san-pelayo-martir-911-925-d-jc/
…pero si non e vero e ben trovato…

En otro orden de cosas… es curioso que el papa Benedicto fua a Israel… a pedir disculpas el dia 9 de mayo… aniversario de
la capitulación de 1945…
Y no hay quer olvidar que la llamada Internacional Gay se considera a sí misma como ubicada entre los vencedores de la IIWW.

 

…pero lo más interesante es el post de Arjun en la jijad en eurabia y, por supuesto, el post de yrania al que hace referencia el citado Julio

http://rincondetolkien.blogspot.com

3 julio 2009

Es muy reconfortante descubrir un blog como el que se titula

Rincón de Tolkien

http://rincondetolkien.blogspot.com

“…feto” …NO!…. mejor decir “Niño hecho” !

25 junio 2009

Tengo la intuición, no comprobada, que hasta ahora en castellano llamabamos al embrión humano… “feto” queriendo decir… niño …hecho… (del latín, facere= hacer).  Dada la manipulación del lenguaje que hacen los medios de comunicación  para introducir capciposamente su ideología (Así, llaman “interrupción del embarazo” al “aborto”, palabra ésta que en sí misma tampoco señala precisamente que se trata de matar al ser vivo que está en vias de gestación) nos parece excelente idea que la Jerarquía de la Iglesia proponga que al mal llamado “feto” se le llame “niño”. Lo que sigue lo copiamos de crux et gladius:

 feto 1feto_ 2

 

Propone que al ser en gestación se lo llame “niño”

El Vaticano pide que no se use más la palabra “feto”

 

El Vaticano quiere que al feto se lo llame niño y tiene su argumento: “En el nombre que damos está el juicio que tenemos de las cosas”, escribió en el diario oficial L’Osservatore Romano el neonatólogo italiano Carlo Bellieni, y explicó: “No se trata de revolucionar el vocabulario sino de llamar las cosas por su nombre”.

El especialista sostuvo que la distinción entre los términos “niño”, que se utiliza para denominar al hijo nacido, y “feto”, que se restringe a la fase anterior al parto, es reciente.

El neonatólogo se encargó, además, de detallar su idea del feto: “La luz ya se filtra en parte a través del útero, el niño ya oye sonidos, se chupa el pulgar, tiene hipo, tiene un corazón que funciona a la perfección y un cerebro que elabora sensaciones e incluso sueña y siente el dolor”. Por eso, a su juicio, la utilización generalizada de la palabra “feto” es “estigmatizante”.

Para reforzar su teoría, el experto se remonta a los escritos del artista Leonardo Da Vinci, que estudió en profundidad la anatomía del ser humano en todas sus fases. “Una misma alma gobierna estos dos cuerpos, y los deseos y los miedos y los dolores son comunes, ya sea a esta criatura como a todos los demás miembros animados”, anotó alguna vez Da Vinci al costado de uno de sus bocetos.

Según Bellieni, lo que impresiona de estas notas es que “nunca aparece la palabra feto” sino que el artista se refiere a “esta criatura” con la palabra “hijito” o “amorcito” (“putto”, en italiano), término con el que las artes plásticas se refieren al niño alado que representa a Cupido.

Por su lado, Benedicto XVI deploró ayer la “infidelidad” de los sacerdotes. “Hay, por desgracia, situaciones, jamás suficientemente deplorables, en las que es la misma Iglesia la que sufre por la infidelidad de algunos de sus ministros. Son motivos de escándalo para el mundo y de rechazo”, dijo el Papa en la carta enviada a los presbíteros con motivo del año sacerdotal, que comenzará hoy(19 de junio) en el Vaticano. En el escrito, precisa que este año, que concluirá el 19 de junio de 2010, pretende contribuir a una renovación interior de todos los sacerdotes.

 Fuente original:

http://criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=26197

calles de Berlin

7 febrero 2009

wings_desire 

A causa de la guerra y del “Muro de la vergüenza”, Berlin es menos conocida de lo que  debiera. Por eso reproducimos un post aparecido en hurania

Hay, entre otros, un sitio ideal para encontrar cualquier calle de Berlin:

http://www.berlin.de/stadtplan/map.asp?sid=70f4f44d372b936c9b4cd64fff153bd2&id=951952&num=

Y también podemos encontrar algo tan bonito como esto:

http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/1993807/Hay-ángeles-en-las-calles-de-berlín_

Se trata de una película alemana: Las Alas del Deseo. (Der Himmel über Berlin)

en la cual se recita lo siguiente:

Cuando el niño era niño
iba con los brazos colgantes
quería que el arroyo fuera río
que el río fuera torrente y este charco el mar
Cuando el niño era niño
no sabia que era niño
todo le parecía animado
y todas las almas eran un todo
Cuando el niño era niño
no opinaba de nada
no tenia ningún habito
frecuentemente se sentaba en cunclillas
de pronto se echaba a correr
tenia un remolino en el pelo y nunca posaba para tomarle una foto
Cuando el niño era niño
era el tiempo de estas preguntas
¿por que yo soy yo y no soy tu?
¿por que estoy aquí y por que no allá?
¿cuando empezó el tiempo y donde acaba el espacio?
¿es la vida bajo el sol tan solo un sueño?
lo que veo y oigo y huelo
¿no es solo la apariencia de un mundo frente al mundo?
¿realmente existen el mal y gente que es mala?
¿como es posible que yo, que existo
no haya sido antes de existir y que alguna vez yo,
que existo ya no seré quien soy?

Para conocer el ambiente popular del barrio de Prenzlauer berg es interesante visionar la película Sommer vorm balkon (Verano en Berlin).

Es decir… http://www.sommervormbalkon.de/

la familia cristiana

24 enero 2009

Del Blog de Pio Moa reproducimos el siguiente artículo:


En otros tiempos algunos denunciábamos la “familia burguesa”, represora de la sexualidad, transmisora de los valores e ideología del explotador sistema capitalista y opresora de la mujer. Esa familia, con la propiedad privada, la religión y la patria o nación también burguesa, eran los objetivos clave de nuestras ofensivas. Tras las experiencias del siglo XX pocos atacan tan directamente la propiedad privada, pero las otras instituciones siguen recibiendo fuego graneado de las tendencias progres y más o menos rojos o libertarios.

La familia burguesa era en realidad la familia cristiana, antigua de casi dos mil años, apoyada en los pilares de una estricta monogamia, del “compañera y no sierva”, de la fidelidad conyugal a ser posible de por vida y la atención a la prole. Preceptos nunca cumplidos del todo, ni muchísimo menos, pero que marcaban un ideal y frenaban otras formas como la poligamia o el llamado libertinaje sexual, poco o nada compatible con la noción misma de familia estable.

Sugiere Paul Diel que la superioridad de la cultura occidental proviene de ese tipo de familia, la cual facilita mejor la educación de los hijos, la transmisión generacional de los valores morales y una individuación y noción de la libertad personal más sólida que en otras culturas. ¿Cabe hablar de superioridad cultural? La ideología progre considera tabú tal pretensión, pero la realidad salta a la vista.

Los ataques de las ideologías utópicas a la familia invocaban antaño el “amor libre”, sin papeles ni más compromiso que la atracción momentánea. Sus experimentos han funcionado mal (la URSS volvió pronto a una especie de puritanismo), y hoy se combinan esas viejas ideas con la igualación de cualquier tipo de “familia”, incluso la homosexual. Ni ellos creen tales cosas, solo las utilizan como arietes contra la familia cristiana, a la que tanto detestan.

 

un humorista muy judío (no muy jodío!)

25 diciembre 2008

woody-allen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Woody Allen,… que no es su verdadero nombre, tuvo problemas judiciales porque se llegó a casar con su hijastra… bastante más jóven…  Lo cual no es de extrañar en alguien con antecedentes bíblicos.

La razón de este posts es su peculiar filosofia, sarcástica e irónica, desvergonzadamente judía.  Para quienes tenemos sentido del humor y filosofía incluso opuesta a la suya nos satisface recrearnos con su cine, y por eso nos es grato saber que se ha publicado, en inglés,  un libro sobre las geniales frases del humorista. En efecto:

“El periodista barcelonés Víctor Fernández recoge en el libro ‘Desmuntant Woody Allen’ (‘Desmontando a Woody Allen’, en castellano) las frases más célebres del pensamiento del cineasta neoyorquino, extraídas de toda su obra (…).El periodista asegura que “en ningún otro sitio, ni siquiera en Estados Unidos, donde se pueden leer libros sobre diálogos de los Hermanos Marx o discursos de George W. Bush, existe un libro similar con las frases más conocidas de Woody Allen”.  (…).

Con todo, detrás del título ‘Desmuntant Woody Allen’, podemos encontrar el pensamiento ‘alleniano’ en estado puro, estructurado en los grandes temas recurrentes de su cine: el sexo y el amor, los judíos y la religión, el psicoanálisis y Freud, la vida en general y el mismo cine.

El autor del libro  recuerda “aquel memorable diálogo en el que Allen pregunta a su “ligue”,  ‘Annie Hall’,  qué hará el sábado por la noche, y cuando ésta le responde que suicidarse, entonces él repone: ¿Y el viernes por la noche?”.

 Víctor Fernández opina que Allen exhibe una “capacidad extraordinaria para reírse de su propia fe y del nazismo, y pone como ejemplo una frase en la que Allen señala: “Hace más de un año que no tenemos relaciones (sexuales, of course) y lo sé porque la última vez que lo hicimos [ what?] era un 20 de abril, día del cumpleaños de Hitler”.

Fuente:

 

 

 

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/07/17/cultura/1184687760.html

 Nota de YRANIA: No creemos que Woody Allen se burle de la religión judía o de su identidad  judía… tan sólo es la coartada para dar rienda suelta a sus fobias anti-nazis, o anti cristianas. Uno de sus filmes es una sátira descarada contra el culto católico a la virgen Maria, pero es una de sus obras menos conocidas y de menor calidad.

Fuente:  

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/07/17/cultura/1184687760.html

Mit dir Lili Marleen. Contigo Lili Marleen.

14 septiembre 2008

 

En URANIA hemos leído un interesante reportaje sobre la canción de amor y guerra más conocida del siglo XX.  En el blog Ballad of a thin Man hemos encontrado la versión alemana de la canción de cuya letra fue autor  un soldado alemán, Hans Leip. Cuenta la leyenda que el nombre Lili Marleen es la síntesis del de su novia, Lili -la hija de un especiero de su ciudad natal- y el de la novia, Marleen, de una amigo suyo.

Esta es la letra de “Lili Marleen”:

  

I
¶ Vor der Kaserne (Frente al cuartel)
Vor dem großen Tor
Stand eine Laterne
Und steht sie noch davor
So woll’n wir uns da wieder seh’n
Bei der Laterne wollen wir steh’n
Wie einst Lili Marleen. (bis) ¶
II
Unsere beide Schatten
Sah’n wie einer aus
Daß wir so lieb uns hatten
Das sah man gleich daraus
Und alle Leute soll’n es seh’n
Wenn wir bei der Laterne steh’n
Wie einst Lili Marleen. (bis)

III
Schon rief der Posten,
Sie blasen Zapfenstreich
Das kann drei Tage kosten
Kam’rad, ich komm sogleich
Da sagten wir auf Wiedersehen
Wie gerne wollt ich mit dir geh’n
Mit dir Lili Marleen. (bis)

IV
Deine Schritte kennt sie,
Deinen zieren Gang
Alle Abend brennt sie,
Doch mich vergaß sie lang
Und sollte mir ein Leids gescheh’n
Wer wird bei der Laterne stehen
Mit dir Lili Marleen. (bis)

V
Aus dem stillen Raume,
Aus der Erde Grund
Hebt mich wie im Traume
Dein verliebter Mund
Wenn sich die späten Nebel drehn
Werd’ ich bei der Laterne steh’n
Wie einst Lili Marleen. (bis)

 
 

 

caras inocentes

4 diciembre 2007

carasinocentes3

 

 

 

 

 

 

 

carasinocentes2carasinocentes1

 

 

 

 

 

 

 

Las tres muchachas tienen ojos azules…

El hecho de que sus rostros sean públicos es como robarles

algo de su alma…

Por eso en algunas culturas el rostro no debe ser nunca

ni fotografiado ni pintado…

Aquí traemos estos rostros de dos mujeres jóvenes con el respeto que tendríamos con una hija.

Aunque el erotismo no sea un delito, sería bueno que

las relaciones y contemplaciones amatorias se reservasen para la vida íntima y privada. Los animales –y también las personas– instintivamente buscan la paz de un lugar apartado cuando sienten que es llegado el momento de…

[aquí pongan ustedes la palabra correcta: aparearse, etc.]


A %d blogueros les gusta esto: