Posts Tagged ‘Iglesia’

10 blogs vitalistas que hay que ver

23 septiembre 2012

Anuncios

Oraciones para meditar

12 abril 2011

Un ilustre militar,  C. de M., decía, recientemente, en una tertulia privada, en Madrid,

que los cristianos, antes de perdonar a nuestros ofensores ó deudores, de la forma

irresponsable e insensata, como suele hacerse… porque impera una filosofía  pánfilista, deberíamos meditar y extraer conclusiones de la oración más importante del Cristianismo… y que es el Pater Noster, también llamada Oración Dominical ó “del Señor”… por haber sido compuesta por Jesucristo…

Ese comentario salía al paso de la enorme confusión que tienen los cristianos, en general, al no saber distinguir entre amigos ó prójimos y los auténticos enemigos, verdaderos aliados ó siervos del “Diablo” (el Separador ) y/ ó de Satanás ( también llamado “Padre de la Mentira”)… Hace siglos que los cristianos no saben / no sabemos defendernos ante las agresiones hostiles… porque inmediatamente surgen los “tóntos útiles” ó traidores que invocan la teoría, bastante ambigua y que hay que aclarar, del “perdón” a los “enemigos”.

Otro día explicaremos la diferencia entre ENEMIGO PRIVADO, es decir el adversario a quien se puede perdonar… y el ENEMIGO PÚBLICO u HOSTES, enenemigo absoluto a quien difícilmente podemos perdonar…

Por hoy veremos que según manda la “oración dominical” para ser perdonados…primero hay que pedir humildemente perdón…  [Oramos así: “Perdona nuestras Deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores“]  Y con frecuencia hemos visto hasta la saciedad… que los cuatro últimos Papas de Roma  piden perdón… a Dios… por las ofensas que hemos podido hacer los cristianos en  pasados siglos… sin que en reciprocidad, los enemigos de la Iglesia Católica ó de la Cristiandad hayan jamás pedido perdón.. a nadie, ni a Dios (en Quien con frecuencia no creen)  ni menos aún a ninguna Autoridad de la Iglesia…

A continuación, copio de un blog, lo siguiente: 

La Oración del Señor (Mateo 6:9-13): «Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre; venga tu Reino; hágase tu Voluntad así en la tierra como en el cielo. Nuestro pan cotidiano dánosle hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores; y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del malo.» Amén.

…/…

La traducción tradicional de San Jerónimo del Siglo V, en vez de «líbranos del mal» decía más específicamente «líbranos del malo» referido al demonio; y es así, sólo de esta manera, un autoexorcismo que vale la pena conservar del Evangelio y de la tradición de los Padres.

…/…

El Ave María (Lc 1:28 ― 1:43-44): «Alégrate llena de gracia, el Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre, oh madre de Dios.» El resto: «Ruega por nosotros los pecadores ahora, y en la hora de nuestra muerte» es aportación tradicional de la Iglesia.

…/…

«Alégrate María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María Madre de Dios; ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén»

…/…

El Gloria (Mt 28:19): «Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.» Los evangelios se escribieron originalmente en griego, el idioma universal de la época junto con el latín. Y en griego, “todas las gentes”, “universal”, se dice Katolikos.

 De esta manera Nuestro Señor dio nombre y misión a la única iglesia fundada por Él para que fuera, y bautizara, en la Santísima Trinidad al mundo entero; conquistando para el único rebaño del único Pastor la totalidad (catolicidad) del mundo. Cada vez que rezamos el “Gloria” adoramos a las Tres Divinas Personas en Su Unidad Indivisible, y en Su derecho Absoluto a un mundo única y totalmente católico conforme a la voluntad del Señor expresada antes de ascender al cielo. Queda así:

«Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Así como era en un principio, lo sea ahora, y siempre, por los siglos de los siglos. Amén»

sólo 11 países europeos defienden la Cruz como símbolo

5 junio 2010

Diez países europeos se suman a Italia en la defensa del crucifijo

Armenia, Bulgaria, Chipre, Grecia, Lituania, Malta, Mónaco, San Marino, Rumania y Rusia piden participar en el segundo juicio en el Tribunal Europeo de DD.HH. Es sobre la sentencia que prohibía el crucifijo en las aulas de las escuelas italianas.

 

Por primera vez en la historia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), diez Estados miembros, entre ellos Rusia, se han declarado como “amicus curiae” (es decir, tercera parte) ante la sentencia dictada contra el Estado italiano que prohíbe el crucifijo en las aulas de las escuelas y que será analizada por la Gran Sala de ese Tribunal el 30 de junio.

El Tribunal comunicó este martes al Centro Europeo para el Derecho y la Justicia (European Centre For Law And Justice, ECLJ), la lista de los miembros que han salido en defensa de Italia: Armenia, Bulgaria, Chipre, Grecia, Lituania, Malta, Mónaco, San Marino, Rumania, y la Federación Rusa.

Estos diez Estados, que forman parte de las 47 naciones del Consejo de Europa, han pedido formalmente al Tribunal presentarse oficialmente como “tercera parte” cuando el caso se presente ante la Cámara. La condición de “tercera parte” permite a los Estados convertirse oficialmente en parte de un caso y presentar al Tribunal sus observaciones escritas y orales.

Todos intervienen en apoyo al Estado italiano que trata de anular la sentencia del mes de noviembre pasado que prohíbe los crucifijos en las aulas de clase. Al mismo tiempo, doce organizaciones no gubernamentales (ONG’S) han sido admitidas por el Tribunal como “tercera parte”. Ningún Estado u ONG ha intervenido en apoyo de esa sentencia.

Además de esos diez Estados miembros, otros Estados se han pronunciado contra la sentencia del 3 de noviembre de 2009, como es el caso de Austria o Polonia, que emitieron pronunciamientos políticos el 19 de noviembre y el 3 de diciembre de 2009 respectivamente.

“Se trata de un precedente importante para la vida del Tribunal, pues en general los Estados miembros se abstienen de intervenir o intervienen sólo cuando el caso afecta a un ciudadano de su Estado”, explica a la agencia Zenit Gregor Puppinck, director del Centro Europeo para el Derecho y la Justicia.

“El ‘caso del Crucifijo’ es único y no tiene precedentes. Diez Estados han decidido explicar a la Corte cuál es el límite de su jurisdicción, cuál es el límite de su capacidad para crear nuevos ‘derechos’ contra la voluntad de los Estados miembros. Puede verse en todo esto un contra-balance de su poder”, añade Puppinck en declaraciones a Zenit.

No tiene precedentes esta alianza entre países católicos y ortodoxos frente a la ideología liberal y secular. Unen fuerzas para proteger su herencia religiosa y su libertad y poder reafirmar el derecho de los símbolos cristianos de estar presentes en el espacio público de sus respectivos países.

El juicio

El caso Lautsi, o “caso del Crucifijo” fue remitido a la Gran Cámara del tribunal después de que el Gobierno italiano apelara, el pasado 28 de enero, contra la sentencia emitida por la Sección Segunda del Tribunal el 3 de noviembre de 2009.

En esta primera decisión, el tribunal dictaminó que la presencia del crucifijo en las aulas es “contraria al derecho de los padres a educar a sus hijos en la línea de sus propias convicciones y al derecho de los niños a la libertad religiosa”, porque los alumnos italianos se sentirían “educados en un entorno escolar marcado por una determinada religión”.

El tribunal continuó afirmando que la presencia del crucifijo podría ser “emocionalmente perturbadora” para el hijo de la señora Lautsi (la demandante), y, lo más importante, que su exhibición no podría “fomentar el pensamiento crítico en los alumnos” ni “servir al pluralismo educativo” esencial para preservar una “sociedad democrática”.

El tribunal concluyó que eso había sido una violación del artículo 2 del Protocolo número 1 (Derecho a la educación), así como del artículo 9 (libertad religiosa) de la Convención.

Esta decisión ha sido duramente criticada por expertos políticos y juristas de varios Estados europeos como una imposición del “laicismo”. En concreto, se ha reafirmado que la Convención Europea de Derechos Humanos nunca ha requerido que el Estado deba “observar la neutralidad confesional en el contexto de la educación pública” o de cualquier otro sector público.

De hecho, varios Estados miembros del Consejo de Europa son “Estados confesionales” con una religión oficial o un reconocimiento de Dios en sus leyes y constituciones.

Al conceder el pasado 2 de marzo la remisión ante la Gran Cámara de la decisión de noviembre, el tribunal ha reconocido que la decisión de noviembre plantea graves problemas legales y debe ser reconsiderada por la formación del tribunal.

El pasado 29 de abril, el Gobierno italiano presentó su memorándum al Tribunal explicando que los jueces de Estrasburgo no tienen competencias para imponer el laicismo a un país, en particular a Italia, nación caracterizada por su mayoritaria práctica religiosa e identidad católica.

La decisión del tribunal, tras la audiencia pública de la Gran Sala que se celebrará el 30 de junio, será publicada a finales de año.

Fuente: Zenit y ReligionenLibertad.com

Un comentario:

Eremita TFP Enlace permanente
Viernes 4 Junio 2010 11:25 am

Salve Maria..!

En su infinita sabiduria Dios sabe por que hace las cosas.

Hoy dia son las naciones que vivieron el comunismo de cerca y tan recientemente, las mas fieles en salir a protestar para mantener la presencia del crucifijo: el simbolo de la presencia de Cristo en la sociedad.

Ver a Armenia, Lituania y Rusia es reconfortante. No ver a España, a Francia, a Alemania (otrora Sacro Imperio Romano Germanico), es vergonzoso.

Definitivamente la revolucion ha querido dar un golpe con el tema del retiro del crucifijo. Es posible que de un paso atras, pero para saltar dos pasos mas, probablemente en dos generaciones mas cuando sus politicos sean mas relajados en costumbres y cuyo pasado cristiano sea solo un recuerdo al estilo de lo que hicieron en España y Francia por ejemplo.

El objetivo de la revolucion es la apostasia de Cristo (en la Iglesia y el mundo), la adoracion a Satanas en un mundo tribal, sin religion, sin familia, sin propiedad, anestesiada por el chaman de turno y con la moral de “pan y circo” para las masas (pues elites no habran), tal como lo señalaran sus ideologos de todas las epocas.

Un abrazo in Jesu et Maria,

Nota de IRANIA:  En la actual situación de una Europa asediada por enemigos mortales el símbolo de la Cruz no es sólo exclusivo de la Iglesia Católica y de las demás Iglesias cristianas, como por ejemplo, la Iglesia Ortodoxa, que también es católica, según el significado griego de esta palabra. Frente a la media luna, que es un símbolo de fuerzas invasoras desde hace más de mil años, la cruz –que figura en las banderas de Escandinabia, Islandia, Finlandia, Inglaterra, Grecia,– sirve como sígno aglutinador de Europa. Para quienes no lo sepan hay que decir que la Cruz es un signo anterior al cristianismo, y que como la estrella de David, la Cruz Swastika, el  Yan y el Yin de la bandera de Corea, etc. tienen simbología tradicional y pagana… De memoria, creo recordar, tienen connotaciones sagradas… que voy y debo investigar para aportar aquí la información pertinente…  También debemos recordar que la cruz es seguramente el símbolo más elemental (por su forma) y antiguo que existe:  La Verticalidad que une lo Alto (Cielo) y Bajo (Infierno?) y la Horizontalidad…(¿La Tierra…?).

SALUDOS

el juramento de los Pontífices…

12 septiembre 2009

El juramento de un pontífice en su coronación suscita una consideración:  Dicho juramento se registra ya en la elección del papa San Agatón, del año 678, aunque su origen se supone más antiguo, muy probablemente en el comienzo de la era constantiniana. Parece que todos los papas lo hicieron, inclusive S. S. Paulo VI. Según parece, Juan Pablo II fue el primero que no lo hizo…

La versión española del texto original latino del juramento es:

“Prometo:

No cambiar nada de la Tradición recibida, y en nada de ella, tal como la he hallado, guardada por mis predecesores gratos a Dios, y no inmiscuirme ni alterarla ni permitir innovación alguna.

Por el contrario juro con afecto ardiente, como su sucesor fiel de verdad, salvaguardar reverentemente el bien transmitido, con mi máximo esfuerzo.

Juro expurgar todo lo que está en contradicción con el orden canónico, si apareciere tal; juro guardar los Sagrados Cánones y Decretos de nuestros Papas como si fueran la ordenanza divina del Cielo, porque soy consciente de Ti, cuyo lugar tomo por la Gracia de Dios, cuyo Vicariato poseo con Tu sostén, y sujeto me sé a severísima rendición de cuentas ante Tu Divino Tribunal acerca de todo lo que confesare.

Juro a Dios Todopoderoso y a Jesucristo Salvador que mantendré todo lo que ha sido revelado por Cristo y todo lo que los primeros concilios y mis predecesores han definido y declarado.

Juro que mantendré, sin merma de la misma, la disciplina y el rito de la Iglesia. Pondré fuera de la Iglesia a quienquiera que ose ir contra este juramento, ya sea algún otro, o yo mismo.

Si yo emprendiere actuar en cosa alguna de sentido contrario, o permitiere que así se ejecutare, Tú no serás misericordioso conmigo en el terrible Día de la Justicia Divina. En consecuencia, sin exclusión, sometemos a severísima excomunión a quienquiera —ya sea Nos, u otro— que osare emprender novedad alguna en contradicción con la constituida Tradición evangélica y la pureza de la Fe Ortodoxa y Religión Cristiana, o procurare cambiar cosa alguna con esfuerzos opuestos, o se conviniere con aquellos que emprendiesen tal blasfema aventura.»

(LIBER DIURNUS ROMANORUM PONTIFICUM)

Nota de IRANIA: Esta información está tomada de un artículo firmado por Pedro Rizo titulado “Pablo VI y la demolición de la Iglesia” y publicado en www.minutodigital.com

“…feto” …NO!…. mejor decir “Niño hecho” !

25 junio 2009

Tengo la intuición, no comprobada, que hasta ahora en castellano llamabamos al embrión humano… “feto” queriendo decir… niño …hecho… (del latín, facere= hacer).  Dada la manipulación del lenguaje que hacen los medios de comunicación  para introducir capciposamente su ideología (Así, llaman “interrupción del embarazo” al “aborto”, palabra ésta que en sí misma tampoco señala precisamente que se trata de matar al ser vivo que está en vias de gestación) nos parece excelente idea que la Jerarquía de la Iglesia proponga que al mal llamado “feto” se le llame “niño”. Lo que sigue lo copiamos de crux et gladius:

 feto 1feto_ 2

 

Propone que al ser en gestación se lo llame “niño”

El Vaticano pide que no se use más la palabra “feto”

 

El Vaticano quiere que al feto se lo llame niño y tiene su argumento: “En el nombre que damos está el juicio que tenemos de las cosas”, escribió en el diario oficial L’Osservatore Romano el neonatólogo italiano Carlo Bellieni, y explicó: “No se trata de revolucionar el vocabulario sino de llamar las cosas por su nombre”.

El especialista sostuvo que la distinción entre los términos “niño”, que se utiliza para denominar al hijo nacido, y “feto”, que se restringe a la fase anterior al parto, es reciente.

El neonatólogo se encargó, además, de detallar su idea del feto: “La luz ya se filtra en parte a través del útero, el niño ya oye sonidos, se chupa el pulgar, tiene hipo, tiene un corazón que funciona a la perfección y un cerebro que elabora sensaciones e incluso sueña y siente el dolor”. Por eso, a su juicio, la utilización generalizada de la palabra “feto” es “estigmatizante”.

Para reforzar su teoría, el experto se remonta a los escritos del artista Leonardo Da Vinci, que estudió en profundidad la anatomía del ser humano en todas sus fases. “Una misma alma gobierna estos dos cuerpos, y los deseos y los miedos y los dolores son comunes, ya sea a esta criatura como a todos los demás miembros animados”, anotó alguna vez Da Vinci al costado de uno de sus bocetos.

Según Bellieni, lo que impresiona de estas notas es que “nunca aparece la palabra feto” sino que el artista se refiere a “esta criatura” con la palabra “hijito” o “amorcito” (“putto”, en italiano), término con el que las artes plásticas se refieren al niño alado que representa a Cupido.

Por su lado, Benedicto XVI deploró ayer la “infidelidad” de los sacerdotes. “Hay, por desgracia, situaciones, jamás suficientemente deplorables, en las que es la misma Iglesia la que sufre por la infidelidad de algunos de sus ministros. Son motivos de escándalo para el mundo y de rechazo”, dijo el Papa en la carta enviada a los presbíteros con motivo del año sacerdotal, que comenzará hoy(19 de junio) en el Vaticano. En el escrito, precisa que este año, que concluirá el 19 de junio de 2010, pretende contribuir a una renovación interior de todos los sacerdotes.

 Fuente original:

http://criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=26197

la maniobra del cardenal Bertone…

4 febrero 2009

tarcisio_bertone1williamson-missa-y-gas-camaras1

 

 

 

 

 

 

 

 

  Panorama Católico publica, con comentarios, la nota de la Secretaria de Estado del Vaticano, cuyo titular es el cardenal Tarcisio Bertone y  que, al parecer da respuesta a las presiones internacionales y del Rabinato de Jerusalem sobre Benedicto XVI para que  se obligue al  obispo Williamson  a retractarse de sus declaraciones en relación a las consabidas “cámaras de gas”.

Esta es la traducción del italiano (*) de la citada nota:

Ante las reacciones suscitadas por el reciente Decreto de la Congregación para los Obispos, con el que se levanta la excomunión a los cuatro Obispos de la Fraternidad de San Pío X, y en relación a las declaraciones negacionistas o reduccionistas de la Shoah por parte del Obispo Williamson de la misma Fraternidad, se considera oportuno considerar algunos aspectos de la situación.

[Es decir, se admite que es una respuesta a “reacciones” {¿

del rabinato sin mencionarlo?} sin aclarar de quien y por qué razón estas son atendibles. Además se vuelve sobre el tema del “negacionismo de la Shoa”, es decir, los dichos imputados a uno de los cuatro obispos exonerados de pena canónica, aunque aplica las consecuencias a todos ellos sin distinción.]

 

 1. Remisión de la excomunión

Como ya se ha publicado con anterioridad, el Decreto de la Congregación para los Obispos, con fecha de 21 de enero de 2009, ha sido un acto con el que el Santo Padre fue benignamente al encuentro de reiterados pedidos por parte del Superior General de la Fraternidad de San Pío X.

Su Santidad ha querido quitar un impedimento que afectaba la apertura de una puerta al diálogo. Él ahora espera que una igual disponibilidad sea expresada por los cuatro Obispos en total adhesión a la doctrina y a la disciplina de la Iglesia.

La gravísima pena de la excomunión latae sententiae, en la que dichos Obispos incurrieron el 30 de junio de 1988, declarada luego formalmente el 1º de julio del mismo año, era una consecuencia de su ordenación ilegítima por parte de Monsenor Marcel Lefebvre.

El levantamiento de la excomunión ha liberado a los cuatro Obispos de una pena canónica gravísima pero no ha cambiado la situación jurídica de la Fraternidad de San Pío X que, al momento actual, no goza de ningún reconocimiento canónico en la Iglesia Católica. También los cuatro Obispos, si bien absueltos de la excomunión, no tienen una función canónica en la Iglesia y no ejercen lícitamente un ministerio en ella.

[Se sabía que el levantamiento de las excomuniones no significaba la regularización canónica de la FSSPX, la cual supone un tema de gran complejidad jurídica y política. Tampoco era pretensión de los obispos de la FSSPX dicha regularización, como lo han repetido reiteradamente. Se buscaba la recreación de un clima de confianza para llevar adelante encuentros de discusión sobre temas teológicos introducidos por el C.V.II en los que la FSSPX manifiesta reservas.]

2. Tradición, doctrina y Concilio Vaticano II

Para un futuro reconocimiento de la Fraternidad de San Pío X es una condición indispensable el pleno reconocimiento del Concilio Vaticano II y del Magisterio de los Papas Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y del mismo Benedicto XVI.

Como ya se ha afirmado en el Decreto del 21 de enero de 2009, la Santa Sede no dejará de profundizar con los interesados, en los modos juzgados oportunos, las cuestiones que aún permanecen abiertas para poder alcanzar una plena y satisfactoria solución de los problemas que han dado origen a esta dolorosa fractura.

Se pide “el pleno reconocimiento del Concilio Vaticano II y del Magisterio…” etc. bajo las condiciones del decreto del 21 de enero, afirmando que “, la Santa Sede no dejará de profundizar con los interesados, en los modos juzgados oportunos, las cuestiones que aún permanecen abiertas para poder alcanzar una plena y satisfactoria solución de los problemas que han dado origen a esta dolorosa fractura”. [

Lo cual supone anteponer el carro al caballo, anticipando ya a qué conclusiones deberán llegar dichas conversaciones. Es un absurdo de todo diálogo partir de las conclusiones antes de las discusiones.]

 

 Las posiciones de Mons. Williamson sobre la Shoah son absolutamente inaceptables y firmemente rechazadas por el Santo Padre, como Él mismo ha remarcado el 28 de enero pasado cuando, refiriéndose a aquel feroz genocidio, reiteró su plena e indiscutible solidaridad con nuestros hermanos destinatarios de la Primera Alianza y afirmó que la memoria de aquel terrible genocidio debe inducir a “la humanidad a reflexionar sobre el imprevisible poder del mal cuando conquista el corazón del hombre”, añadiendo que la Shoah es “para todos advertencia contra el olvido, la negación o el reduccionismo, porque la violencia hecha contra un solo ser humano es violencia contra todos”.

[El Santo Padre manifestó su adhesión a la teoría de la Shoá, Una opinión privada tan discutible como la de Mons. Williamson, puesto que su competencia como Doctor de la Iglesia, aunque sea el Doctor Supremo, no alcanza los temas que no son de Fe y/o moral. La parte de moral que el tema involucra ya está clarificada a partir del 5º mandamiento de la Ley Divina, no matar. Y respecto a otros temas, tanto históricos como técnicos, ninguno de los dos tiene autoridad por su mera condición de obispos. Sigue siendo un tema secular y discutible.]

El Obispo Williamson, para una admisión a funciones episcopales en la Iglesia, deberá también tomar distancia en un modo absolutamente inequívoco de sus posiciones sobre la Shoah, no conocidas por el Santo Padre al momento del levantamiento de la excomunión.

 [Es decir, para que Mons. Williamson pueda tener funciones episcopales regulares deberá aceptar que el número de judíos muertos en los campos de concentración alemanes fue de 6.000.000 exactamente, ni uno más ni uno menos. Y que además todos fueron muertos en cámaras de gas.]

Esta frase, si no fuera una trágica gaffe, movería a risa. Lo que afirma la carta de la Secretaría de Estado es una absoluta novedad teológica que por otra parte plantea la exigencia moral de que todos los obispos de mundo realicen un compromiso similar, sin la certeza de que se logre encontrar unanimidad sobre el tema, particularmente entre los obispos polacos.]

El Santo Padre pide el acompañamiento de la oración de todos los fieles para que el Señor ilumine el camino de la Iglesia. Que aumente el compromiso de los Pastores y de todos los fieles en apoyo de la delicada y pesada misión del Sucesor del Apóstol Pedro como “custodio de la unidad” en la Iglesia.

Desde el Vaticano, 4 de febrero de 2009.

[Naturalmente corresponde acompañar al Santo Padre con nuestras oraciones, por él así como por todos los pastores. Y en dicho acompañamiento debería hacer punta el propio Cardenal Bertone, absteniéndose exponer al Pontífice a las consecuencias de un documento tan absurdo. Pues no sólo frena su trabajo por la unidad de los cristianos, sino que desacredita la seriedad de su ministerio más importante.

Además, proporciona a la FSSPX la salida perfecta de la mesa de conversación, pues se han cambiado las condiciones pactadas y se ha roto nuevamente la confianza, confirmando que “con Roma no se puede hablar”.]

 

  3. Declaraciones sobre la Shoah(*): radiocristiandad publica hoy dia 4 de enero el texto original italiano de la citada Nota

Las posiciones de Mons. Williamson sobre la Shoah son absolutamente inaceptables y firmemente rechazadas por el Santo Padre, como Él mismo ha remarcado el 28 de enero pasado cuando, refiriéndose a aquel feroz genocidio, reiteró su plena e indiscutible solidaridad con nuestros hermanos destinatarios de la Primera Alianza y afirmó que la memoria de aquel terrible genocidio debe inducir a “la humanidad a reflexionar sobre el imprevisible poder del mal cuando conquista el corazón del hombre”, añadiendo que la Shoah es “para todos advertencia contra el olvido, la negación o el reduccionismo, porque la violencia hecha contra un solo ser humano es violencia contra todos”.

[El Santo Padre manifestó su adhesión a la teoría de la Shoá, Una opinión privada tan discutible como la de Mons. Williamson, puesto que su competencia como Doctor de la Iglesia, aunque sea el Doctor Supremo, no alcanza los temas que no son de Fe y/o moral. La parte de moral que el tema involucra ya está clarificada a partir del 5º mandamiento de la Ley Divina, no matar. Y respecto a otros temas, tanto históricos como técnicos, ninguno de los dos tiene autoridad por su mera condición de obispos. Sigue siendo un tema secular y discutible.]

El Obispo Williamson, para una admisión a funciones episcopales en la Iglesia, deberá también tomar distancia en un modo absolutamente inequívoco de sus posiciones sobre la Shoah, no conocidas por el Santo Padre al momento del levantamiento de la excomunión.

 

[Es decir, para que Mons. Williamson pueda tener funciones episcopales regulares deberá aceptar que el número de judíos muertos en los campos de concentración alemanes fue de 6.000.000 exactamente, ni uno más ni uno menos. Y que además todos fueron muertos en cámaras de gas.

Esta frase, si no fuera una trágica gaffe, movería a risa. Lo que afirma la carta de la Secretaría de Estado es una absoluta novedad teológica que por otra parte plantea la exigencia moral de que todos los obispos de mundo realicen un compromiso similar, sin la certeza de que se logre encontrar unanimidad sobre el tema, particularmente entre los obispos polacos.]

El Santo Padre pide el acompañamiento de la oración de todos los fieles para que el Señor ilumine el camino de la Iglesia. Que aumente el compromiso de los Pastores y de todos los fieles en apoyo de la delicada y pesada misión del Sucesor del Apóstol Pedro como “custodio de la unidad” en la Iglesia.

Desde el Vaticano, 4 de febrero de 2009.

[Naturalmente corresponde acompañar al Santo Padre con nuestras oraciones, por él así como por todos los pastores. Y en dicho acompañamiento debería hacer punta el propio Cardenal Bertone, absteniéndose exponer al Pontífice a las consecuencias de un documento tan absurdo. Pues no sólo frena su trabajo por la unidad de los cristianos, sino que desacredita la seriedad de su ministerio más importante.

Además, proporciona a la FSSPX la salida perfecta de la mesa de conversación, pues se han cambiado las condiciones pactadas y se ha roto nuevamente la confianza, confirmando que “con Roma no se puede hablar”.]

 

la “retirada” de la excomunión de 4 obispos…

27 enero 2009

En radiocristiandad hemos leído el Comunicado del Superior General de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X y algunos comentarios suscitados por la retirada de la excomunión, en 1988, de cuatro obispos ordenados por Monseñor Lefebvre, fallecido en 1991…  Dicho comunicado dice:

La excomunión de los obispos consagrados por S. E. Mons. Marcel Lefebvre el 30 de junio de 1988, que había sido declarada por la Sagrada Congregación para los Obispos por un decreto del 1o de julio de 1988 y que nosotros siempre negamos, ha sido retirada por otro decreto de la misma Congregación fechado el 21 de enero de 2009 por mandato del Papa Benedicto XVI.Expresamos nuestra gratitud filial al Santo Padre por este acto que, más allá de la Fraternidad Sacerdotal San Pío
X, representará un beneficio para toda la Iglesia. Nuestra Fraternidad desea poder ayudar siempre al Papa a remediar
la crisis sin precedentes que sacude actualmente al mundo católico, y que el Papa Juan Pablo II había calificado como
un estado de “apostasía silenciosa”.
Además de nuestro reconocimiento al Santo Padre, y a todos los que le ayudaron a realizar este valeroso acto, nos
congratulamos que el decreto del 21 de enero juzgue necesarias la realización de “reuniones” con la Santa Sede, las cuales permitirán a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X exponer las razones doctrinales de fondo que ella estima ser el origen de las dificultades actuales de la Iglesia.
En este nuevo ambiente, tenemos la firme esperanza de arribar pronto a un reconocimiento de los derechos de la
Tradición católica.
Menzingen, 24 de enero de 2009

+ Bernard Fellay

 **********************************

 
 
 
 

 

Versus-Ad-Dominum Dijo:
Domingo 25 Enero 2009 a 6:23 pm

En mi entender, la Fraternidad San Pio X, liderada por Mons. Fellay, esta en proceso de “vernderse” a la Roma modernista por una pocas monedas ofrecidas por el sumo sanedrin vaticanosegundista. Esto no es nuevo. Las misteriosas “conversaciones” entre el Papa Ratzinger y Fellay iban por ese lado. Alguien como el Papa jamas se sentaria a conversar como quien va a tomarse unos mates y ya, adios. No. Las charlas han tenido obviamente como centro “como volver” de una manera que los tradicionalistas no se escandalizen ni los modernistas se opongan furiosos. El proceso de “venta” ya esta lanzado, y el “marketing” han sido las excomuniones levantadas. Por que? Por algo que se llama “respuesta del consumidor”. Si el consumidor responde posiivamente al lanzamiento, luego se procede a lanzar la cadena de productos. Si el consumidor apenas responde, no se arriezgan a lanzarse con mas gastos. Es una cuestion de “test”.
Las excomuniones han “testeado” a la feligresia tradicional, que engañada con el “brainwash” de que hay que estar en comunion a cualquier precio, se han mostrado mas que entusiasmados con la respuesta. O al menos es lo que parece. Ahora, el Papa y Fellay pueden lanzar el producto completo: la “vuelta” a Roma y la regularizacion juridica. Y esto, obviamente a precio nada economico para la FSSPX: las condiciones seran ahora si MUY claras. Quieren saber como sera? muy facil, algo no muy diferente a los que hoy por hoy es la FSSP o el ICSSR: un instituto que tendra el “derecho” a continuar con los ritos y formas tradicionales, pero que deberan anular toda critica al modernismo, al vaticano 2 y a la infiltracion juedo-masonico-protestante en la Roma ecumenicista de hoy. Punto. Formas juridicas mas o menos, algo asi sera.
Ratzinger tendra “gusto” por cierto tradicionalismo, pero JAMAS va a entegar la credibilidad de Vaticano 2 ni el ecumenismo reinante.
En otras palabras: esto es una hermosa y bien tramada trampa. Y los tradicionalistas estan cayendo en masa, y a buen gusto en ella. Es mas, muchisimos tradicionalistas estan enojadisimos con mensajes como este.
Ya veran, sigan bebiendo del “cool aid” que los novo ordoitas les estan brindando generosamente. El primero que esta dando cool aid gratis a todos es Benedicto-Ratzinger, con su “acto de generosa paternidad”, mientras las condiciones son funestas.
Que opcion queda? Por ahora, reflexionar muy seriamente. Si, seria maravilloso “volver a Roma”. No es acaso ese nuestro objetivo? No es acaso que somos “Catolico Romanos”? No es que adhesion al Romano Pontifice es parte esencial de nuestra Fe Catolica? A todo lo que respondo: SI. Pero permitanme preguntarles: A que “Roma” estamos volviendo? A que “Papa”? A que “comunion”??
A la del ecumenismo, a la del modernismo, a la del “todas las religiones conducen a Dios”” , a la de una iglesia que le da buen visto a movimientos tan anti catolicos como los carismaticos, a los neocatecumenales, y a los progresistas?
No debemos taicionar nuestra herencia! No podemos claudicar a lo que en verdad enseño Mons. Lefebvre, si es que aun respetamos y amamos su memoria y su accion. No podemos consentir a la trampa, aunque el canto de sirena nos este apabullando el cerebro.
Catolicos tradicionales, reflexionemos.

***

 

Raúl Mario Lavin Dijo:
Lunes 26 Enero 2009 a 12:25 am

No entiendo nada. Esas excomuniones se habían decretado con consagrar obispos sin permiso papal. Entonces es eso delito canónico pasible de excomunión o no lo es? Si no lo es, entonces el Papa ha reconocido que el Vaticano ha estado 20 años sin advertir un groso error jurídico!!!! Si, en cambio, en verdad es pasible de excomunión, por qué las han levantado? Acaso no dice el derecho canónico que un excomulgado debe arrepentirse de su delito y confesarse antes de pedir el levantamiento de la excomunión a la Sede Apostólica?
Han publicado el comunicado de la Fraternidad S Pío, lo interesante sería leer el decreto del Vaticano, para ver que argumentos dan.

Sergio R Dijo:
Domingo 25 Enero 2009 a 12:09 pm

Gran alegria me embarga de que se va acercando la plena comunion y union de todos los catolicos. Les auguro que estamos en un momento muy delicado en que las fuerzas de las tinieblas a traves del Islam quieren acabar con la Iglesia y todo lo que huela a catolicismo. No hace falta ser adivino ni agorero para saberlo. Solo hay que atisbar y mirar las “senales de los tiempos”. Por ejemplo Yo resido en Miami, Fl y he visto con estos ojos que se van a tragar la tierra autobuses publicos por toda la ciudad con anuncios comerciales sobre el Islam y con numeros de telefono y sitios en la Internet para que las gentes conozcan mas sobre el Islam. Hace unos anos esto parecia algo inconcebible. Ahora es un momento de unidad. Todos los dias pido a la Virgen Maria su intersercion para la plena union de los católicos y después de todos los cristianos.
Paz y Bien para todos.

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 

 

¡Dios salve a la Razón!”

4 enero 2009

bueno 

 

 

 

 

 

 

 

Gustavo Bueno   comenta el discurso pronunciado en Ratisbona por el Papa Benedicto XVI y,  una vez más, escandaliza a  los profesionales del ateísmo al decir  que está “traduciendo”  el pensamiento del pontífice al lenguaje de su “materialismo filosófico”.

El diario de Oviedo “La Nueva España” (4 enero 09) publica una crónica en la que dice:

«Es el Dios de los cristianos quien ha salvado a la razón humana a lo largo de la historia de Occidente». La frase, literalmente apoteósica, es la culminación del capítulo que el filósofo Gustavo Bueno ha titulado «¡Dios salve la Razón!», dentro del libro del mismo título en el que ocho pensadores de diferentes países glosan la célebre conferencia del Papa Benedicto XVI en la Universidad de Ratisbona, en septiembre de 2006.

Aquella alocución pontificia se hizo famosa por haber desatado las iras de amplios sectores del Islam, ya que el Papa resaltó la relación de razón y fe, y la racionalidad del cristianismo, frente a la irracionalidad posible de otras creencias.
En el citado capítulo, Bueno sostiene que esa racionalidad ha consistido en que el Dios de los cristianos ha salvado a la razón de sucumbir en «desviaciones o trastornos» como las supersticiones -fetiches, talismanes, horóscopos, adivinaciones, sectas-, «que renacen con inusitado vigor en las sociedades industriales de nuestros días». Pero la razón también ha sido salvada, agrega Bueno, de «mitologías o ideologías delirantes», de «desviaciones escépticas o nihilistas», del «relativismo, la trivialización y el posmodernismo», o de «dogmatismos y fundamentalismos institucionales».

Si en la presentación del referido libro, el pasado 12 de diciembre, Gustavo Bueno afirmó que «extiendes la vista por el mundo y ves que el Papa Benedicto XVI es de lo poco aprovechable que anda por ahí», en el preámbulo de su capítulo reconoce una «admiración no meramente retórica» por el Papa, y de ahí que «el mejor homenaje que creo poder rendir a S. S. Benedicto XVI» es «este mi comentario, amablemente pedido por Ediciones Encuentro, a la lección magistral por él pronunciada en la Universidad de Regensburg (Ratisbona en alemán)».

Además de la de Bueno, la obra contiene las reflexiones al respecto de Wael Farouq, André Gluksmann, Jon Juaristi, Sari Nusseibeh, Javier Prades, Robert Spaemann y Joseph Weiler. En el capítulo introductorio, Prades, sacerdote y catedrático de Teología Dogmática en la Facultad de Teología San Dámaso (Madrid), destaca del filósofo asturiano que «no podemos menos que compartir una por una tales denuncias» de Gustavo Bueno, puesto que «en el clima cultural de nuestra España es inusitado encontrar una postura así, que por ello mismo desvela un espíritu libre y amante de la razón».

Metido ya en materia, Bueno explica al comienzo de su capítulo que trata de «traducir» la conferencia papal «a las coordenadas del materialismo filosófico que profeso». Por tanto, lo primero que hace el filósofo es «poner mis cartas boca arriba» a la hora de precisar cuál es su idea de razón y cuál su idea de Dios. Por tanto, Gustavo Bueno, ateo, no se va a referir a Dios, sino a la idea de Dios, acortando para ello las distancias respecto a la Teología y a la Iglesia católica con simpatía y ninguna virulencia.

Así, en la primera parte de su escrito establece que «la racionalidad no puede ser predicada de Dios», porque «Dios no necesita hacer silogismos», lo que en palabras de Santo Tomas equivale a decir que «in scientia divina nullus est discursus». En esta línea, «el universo no puede recibir el atributo de racional». Sin embargo, «el dios del monoteísmo es acaso originariamente, antes que una idea religiosa, una idea filosófica, prefigurada». Ahora bien, al avanzar sobre la idea de Dios, Bueno afirma que «el cristianismo representa una auténtica subversión de la Teología natural aristotélica, porque el Dios de los cristianos ya no es una sublime soledad, sino una trinidad de tres personas divinas, la segunda de las cuales, además, se une hipostáticamente con el hombre a través de Cristo».

Tras dichos preámbulos, Bueno aclara cómo abordar el asunto de la razón salvada por Dios según «posiciones materialistas». Y lo plantea al considerar un «proceso de degeneración de la razón», no individual -demencias, esquizofrenias…-, sino «a escala histórica», y consistente en esos episodios en los que la razón cae por la pendiente de supersticiones, nihilismos, fundamentalismos, etcétera. En esas caídas, es posible «atender a la fórmula teológica que reconoce a Dios como un principio de salvación de la razón humana degenerada», ya que se trata de «desviaciones susceptibles de recibir la influencia correctora de instituciones también precisas, y, entre ellas, la influencia de esa “institución divina” característica que es la Iglesia católica».

Por ejemplo, respecto a las supersticiones, la Inquisición supuso un «principio de racionalidad», ya que, «frente a los ardides perversos de los genios malignos capaces de aterrorizar a los hombres, el Dios cristiano ofrecía una garantía de economía, de sobriedad y de seguridad entonces inexpugnable».

Lo mismo sucedió frente al «delirio gnóstico», pues «la supresión de la Inquisición y de otros controles comparativamente más racionales del Antiguo Régimen permitió, sin duda, el desbordamiento, en la época industrial de los dos pasados siglos, de las corrientes más delirantes que actúan todavía en nuestro siglo: espiritismo, mormonismo, satanismo, culto a los extraterrestres, cienciología, teosofía, parapsicología, horóscopos, adivinaciones, quiromancias, profecías, escatologías, etcétera».

Y ello afecta «no solamente a los grupos analfabetos de nuestra sociedad, sino también a los grupos semicultos, y aun a los que están provistos de una formación tecnológica especializada, incluso científica». Por ello, Bueno critica «el panfilismo humanista» de «los gobiernos que encuentran en el laicismo el cauce infalible para una educación racional».

En otro apartado, el filósofo se refiere al «fundamentalismo religioso en su forma de fideísmo dispuesto a acatar las revelaciones y mandatos de un Dios voluntarista, irracional y atrabiliario -el Dios de Calvino, que Max Weber puso en los orígenes de un capitalismo movido por la desesperación». Este fundamentalismo «encontró su correctivo salvador en el Dios sensato, racional y prosaico de la Teología católica». Se trata de «un Dios que está mucho más cerca del racionalismo económico desplegado en el curso del capitalismo moderno, tal como lo explicó, no ya Max Weber, sino Carlos Marx».

En definitiva, va concluyendo Gustavo Bueno, «el Dios trino del cristianismo tiene una estructura similar a la de las personas humanas, que han desarrollado formas de racionalidad más potentes a través de su instituciones históricas», gracias a que la racionalidad «no es solitaria, ni autista, como lo es el Dios de Aristóteles o el de Mahoma».

Y hay reglas para el mundo halladas en el Dios cristiano, «ante las cuales las grandes masas populares pueden mantenerse dentro de unos límites capaces de defenderse del pánico, del delirio, de la superstición, del horror».

Y el Dios cristiano «podrá seguir salvando la razón en los momentos impredecibles, pero inexcusables, en los cuales los contactos de las sociedades occidentales con las sociedades orientales, o de cualquier otra estirpe, pongan a la racionalidad históricamente conquistada ante el peligro de sus mayores extravíos», pronostica finalmente Gustavo Bueno.

 

 

 

UN CARDENAL Y BENEDICTUS XVI, EN VIENA

7 septiembre 2007
UN CARDENAL Y BENEDICTO XVI EN VIENA

 

Una declaración muy significativa:

” Durante el servicio religioso de bienvenida (al Papa) hoy, en el Hof en Viena, el card. Christoph Schönborn dijo:

“Pedro era judío, los apóstoles eran también judíos. María es judía, Jesús, su Hijo, nuestro Señor es judío por ella”.

La Iglesia cristiana no puede olvidar nunca “el tronco (Wurzelstamm) que nos lleva = transporta = sostiene (tragen)”.

  

http://aesyd.blogspot.com/

7 de septiembre de 2007

un obispo se rinde a la presión mahometana

17 agosto 2007

La rendición de Breda: El obispo propone decir Alá en vez de Dios

Publicado por AMDG on 15/08/07

El obispillo of Breda, Tiny Muskens, propone usar “Allah” en vez de God (Dios en holandés). Es consciente de que se trata de una propuesta emocional, por lo que propone que sea pensada dos veces y sopesada con tranquilidad.

Para empezar, es algo completamente ridículo. Es como decir Ourense (Orense), Lleida (Lérida) o euskara (vascuence) cuando se habla español. Pero es que no solo es que sea ridículo, es también una claudicación cultural de consecuencias imprevisibles, en uno y otro caso. Los cristianos árabes llaman Alá a Dios, pero los holandeses han dicho siempre God. Van a tener que volver los Tercios.

Netherlands: ¿ Allah en vez del Dios cristiano?


A %d blogueros les gusta esto: