…sobre la “fraternidad” y la “sororidad”…

by

(…) el concepto de “fraternidad”, una de esas tres electrizantes Schlagwörter de la Revolución Francesa, que ya se había convertido en una idea universalista y noble objetivo antropológico con el cristianismo, cuando sus raíces, paradójicamente, son claramente nacionalistas y exclusivistas, la “isogonía” de los griegos. La isogonía es el origen común de los que han nacido en el mismo lugar, y fue una idea que fue tomada por el nacionalismo ateniense durante la Guerra del Peloponeso, y posteriormente contra los propósitos imperialistas de Filipo de Macedonia.(…) el concepto complementario de sororidad ( brotherhood and sorority ). Todos los hermanos y hermanas (…).

También diríamos que quizás el pecado nos hermane a todos los hombres, porque el pecado, el primer pecado del hombre, resulta hereditario. Es una hermandad en el mal que nos traslada a otra categoría, metábasis eis állo génos. Y a partir del momento en que los dioses abandonaron el mundo, el árbol del ofídico conocimiento ocultó para siempre el árbol de la vida dichosa. La fraternidad natural se convirtió en la hermandad artificial de la serpiente. Y es esta hermandad herpóntica, dotada de un conocimiento de acuerdo obligatorio, la que se enfrenta con ímpetu de cruzada a toda la variopinta derecha de las tinieblas.
En realidad, cuando las palabras indicaban significados de materias o acciones concretas eran más inocentes, porque con ellas el engaño es más difícil. Es un hecho, como más adelante veremos, que las raíces indoeuropeas *bhrâter y *swesor, hermano y hermana, respectivamente, indicaban roles y funciones muy concretos en la familia y en la tribu nómada, como es, por ejemplo, el caso de “hija”, *dhugether”, sánscito “duhitar”, ingl. daughter, al. Tochter, etc, raíz emparentada, según Lessen, con “duh-“, raíz que significaba – y significa aún en sánscrito – “ordeñar”. El nombre de “la que ordeña”, dado a la hija de la casa, presenta a nuestros ojos un sencillo idilio de la vida pastoril y poética de los indoeuropeos. Uno de los servicios por los cuales podía hacerse útil la hija, antes de casarse, en una morada nómada, era ordeñar el ganado; y no deja de tener cierta amable y teocritea delicadeza el que un “pater” (“protector”) llame a su hija “lecherita”, en vez del latino “filia”, que significa cría. La relación semántica entre hermano y hermana había sido santificada y sancionada por nombres que eran ya tradicionales antes de que los indoeuropeos saliesen de los Kurganes en distintas oleadas. La significación original de *bhrâter (sánscrito bhrâtar, latín frater, inglés brother, alemán Bruder, etc. ) parece haber sido “el que conduce o ayuda en el rebaño”, y la de *swesor ( sánscrito svasar, latín soror, inglés sister, alemán Schwester, etc. ) “la que ayuda o consuela”; de hecho, en sánscrito “svasti” significa “alegría” o “felicidad”.
(…).
Los griegos, por su parte, fueron los indoeuropeos más concretos de la tierra. Llamaron al hermano “adelphós”, palabra que deriva de “delph”, esto es, útero; por lo que “adelphos”, significaría “couterino”, o el que ha compartido el mismo útero con otro ser humano. Ésa sí que es una fraternidad real o “adelphótes” de verdad.

FUENTE:
https://www.elimparcial.es/noticia/196647/la-fraternidad-de-la-secta.html

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: