Karlheinz Deschner, un historiador interesante…, pero…

by

Descubrí su monumental obra, hace unos diez años, en la librería Crisol, vinculada a “El Pais” y Prisa… Por esa razón no compré  ni llegué a leer las investigaciones de Karlheinz Deschner.

Ahora, al leer un comentario sobre “La historia criminal del cristianismo” es cuando me he decidido a tratar de averiguar el alcance de las investigaciones realizadas por un historiador que, extrañamente, no parece tener muchos amigos…

Opino que se puede ser cristiano y y aceptar que la Iglesia ó las iglesias tengan, lógicamente,  una parte “negra” en su historia.  Creo que, como dice la doctrina católica, hay que distinguir entre la verdad u origen divino de una institución… y la práctica de los hombres que dicen ser los serviodores de Dios… Por otra parte, dado que el mal ( y el bien) es una opción inherente a la condición humana, no existe ningún ser humano ni inocente ni culpable en términos absolutos. La verdad nos hace libres… y por esta razón no hay que tener miedo a mirar la verdad de frente… como miraríamos al Sol, aunque éste nos cegaría, pero la verdad siempre ilumina.

Por todas estas consideraciones, creo muy interesanter reproducir lo que se publica en un blog cuyo autor confiesa ser “ateo”. Me refiero al blog titulado “filosofía crítica”:

===================================================

Reducido a sus auténticas dimensiones en nuestro artículo “La singularidad de Auschwitz”, la realidad del holocausto sigue, empero, estando ahí. No será, seguro, lo que se nos cuenta; ha sido, sin duda, utilizada, exagerada, manipulada, pero que los judíos fueron perseguidos por Hitler es un tan hecho innegable como que los israelíes persiguen hogaño a los palestinos o que los bolcheviques y los anarquistas perseguían a los sacerdotes, matándolos como cerdos. Ahora se trata de comprender aquéllo que “realmente” sucedió, las “causas” del genocidio judío. Pero a tal efecto hay que remontarse muy atrás en la historia. Nuestra tesis, que iremos desarrollando en este post de forma experimental y ante los ojos de nuestros usuarios habituales, es que el holocausto fue la culminación de una historia que empieza con Abraham; que Auschwitz es, de alguna manera, la consecuencia lógica del propio legado judaico, de sus ideas, de sus delirios, de sus bien tempranas prácticas asesinas y hasta genocidas… Éstas, asumidas por el cristianismo -como depués lo serían por el comunismo, versión secularizada de dicha religión- se volverá contra los mismísimos judíos y los tomará como víctimas. Con ello no queremos decir, por poner un ejemplo, que los niños judíos ejecutados de un tiro en la cabeza por los Einsatzgruppen en el frente del Este, fueran “culpables” de su horrendo e injusto destino. Esto no se puede sostener y sería una vergüenza sostenerlo (aunque se ha sostenido respecto de los niños alemanes quemados vivos por una aviación inglesa inflamada de ardor bíblico). Pero sí se puede sostener que, al perecer a manos de un pueblo que había hecho suyo el legado de la elección divina en su forma judeo-cristiana, de alguna manera el judío perseguido era víctima de su propia herencia cultural monoteísta, intolerante y criminógena.

Esta evidencia paladina se está intentando silenciar acusando a la filosofía, es decir, a la herencia griega de Europa, una realidad histórica tan importante o más que la judeocristiana aunque opuesta en el fondo a sus designios, de estar en el meollo de las causas profundas del holocausto. Pero el fraude no se aguanta, por mucho que insignes “filósofos” judíos, desde Levinas a Meschonnic, estén ya trabajando en la empresa intoxicadora y pretendan convencernos, una vez más, de la nueva impostura que presentará a los hebreos como pueblo superior, especial, eternas víctimas de una Europa intolerante y dechados de ética que andaban por el mundo haciendo milagros piadosos de amor e inteligencia. Con esta nueva historia de la filosofía que ya se enseña en las escuelas, vendrá toda la tropa de manipulaciones, mentiras y cuentos para niños de que se nutre la cosa jerosolitana, es decir, la negación consciente de la verdad convertida en sistema, institución, pensamiento, sentimiento y forma de vida. La religión, en una palabra.

Para empezar a reflexionar sobre la cuestión, cuelgo un enlace que no tiene desperdicio, a saber, el primer tomo de la Historia criminal del cristianismo (9 tomos inencontrables, la Iglesia los compra y los quema de forma inmediata) de Karl Heinz Deschner. Perseguido por el Vaticano, que le llevó a juicio en 1969 por denunciar la criminalidad de una historia cristiana repleta de atrocidades perpetradas siempre en nombre del “amor”, Deschner es hoy reconocido como un riguroso historiador de oficio que ha tenido la valentía de poner en evidencia lo que todos, a izquierda y, por supuesto, a derecha, decidieron ignorar para siempre el día en que un sacerdote les metió en la boca… (!tranquilos!)  la sagrada ostia.

¿Cómo? ¿El “amor”, la “alegría”, la “salvación”, la “felicidad”, el “paraíso” y demás ídolos del “lado diurno” de la existencia humana como armas del crimen, del exterminio, del poder despótico, de la mentira sistemática, del infanticidio, de la destrucción? Ya lo dijo Nietzsche mucho mejor que yo. Quien tenga oídos para oír, oiga.
Si es posible, colgaremos on line el resto de los tomos de la obra de Deschner cuando tengamos acceso a ellos en la red.

En la foto, Karl Heinz Deschner.

Judíos, cristianos y musulmanes: el mismo dios

Se acostumbra a olvidar que judíos y musulmanes adoran al mismo dios o, mejor dicho, que los musulmanes reconocen adorar al dios de Abraham. ¿Cómo lo conciben? Dejemos que ellos mismos expliquen lo que pretenden hacer con quienes no se les sometan (islam=sumisión). Las siguientes son citas del Corán. Sobre los ateos: “matad a los ateos allí donde les encontréis” (sura 9, aleya 5), “matadles donde déis con ellos” (s. 2, a. 191), “infundiremos el terror en los corazones de los que no crean” (s. 3, a. 151) “los infieles son para vosotros un enemigo declarado” (s. 4, a. 101), “y para los infieles tenemos preparado un castigo humillante” (4, 151), “!cuántas ciudades hemos destruido! Les alcanzó nuestro rigor de noche o durante la siesta” (7, 4), “no enviamos ningún profeta a ciudad que no infligiéramos a su población miseria y desgracia -quizá así se humillaran” (7, 94), “a los que desmientan nuestros signos les conduciremos paso a paso hacia su pérdida, sin que sepan cómo” (7, 182), “infundiré el terror en los corazones de quienes no crean. !Cortadles el cuello!” (8, 12), “que no crean los infieles que van a escapar, no podrán” (8, 65), “anuncia a los infieles un castigo doloroso” (9, 3), “si no vais a la guerra, Alá os infligirá un doloroso castigo, porque dios es omnipotente” (9, 39) “combatid a los infieles que tengáis cerca, que os encuentren duros” (9, 123), “en cuanto a los que hayan sido infieles, se les dará a beber agua hirviente y sufrirán un castigo doloroso porque no creyeron” (10, 4), “cuando queremos destruir una ciudad (…) la aniquilamos” (17, 16), “nosotros heredaremos la tierra y sus habitantes” (19, 40), “¿no ves que hemos enviado a los demonios contra los infieles para que les instiguen al mal?” (19, 83), “y no cesaron en sus lamentaciones hasta que les segamos sin vida” (21, 15), “a los infieles se les cortarán trajes de fuego y se les derramará en la cabeza agua hirviente, que les consumirá las entrañas y la piel; se emplearán en ellos focinos de hierro” (22, 19-22), “a todos les dimos ejemplos y a todos les exterminamos” (25, 39), “quienes se oponen a Alá y a su enviado serán derribados como lo fueron quienes les precedieron. Hemos revelado signos claros. Los infieles tendrán un castigo humillante” (58, 5), “los que no crean, tanto la gente de la escritura (judíos, cristianos) como los ateos (…) son lo peor de la creación” (98, 6). Al viejo Yahvé se le reconoce en seguida.

Recordemos, por otro lado, el comunicado de la Junta Islámica de Cataluña el día de la Memoria del Holocausto:

El islam, un enemigo fabricado por el poder oligárquico mundial.

“La Junta Islámica quiere mostrar su solidaridad con las víctimas del Holocausto y sus descendientes en este día en el que recordamos los terribles sucesos que tuvieron lugar en Europa el siglo pasado, con el intento de exterminio de los judíos, gitanos, homosexuales y otros colectivos europeos, practicado por el régimen nazi. Manifestamos nuestro respeto hacia el judaísmo como tradición milenaria. Recordemos que desde la perspectiva islámica el judaísmo es una tradición revelada, en cuyo seno han aparecido algunos de los grandes profetas enviados por Dios a la humanidad, profetas que los musulmanes reconocemos y consideramos como nuestros. El Corán se refiere a la Tora como una revelación de Dios, menciona de forma positiva las sinagogas como lugares en los cuales se invoca el Nombre de Dios, elogia a los primeros rabinos como transmisores de la tradición y pide a los judíos que mantengan su fidelidad al Shabat. Queremos asimismo manifestar nuestra solidaridad para con el pueblo palestino, que en estos momentos está sufriendo un genocidio a manos del Estado de Israel. Consideramos que la utilización del Holocausto para justificar crímenes contra la humanidad hacia los palestinos denigra la memoria de las víctimas de la Shoá. Por ello, aprovechamos este día para hacer un llamamiento a todos los judíos de bien a luchar por la erradicación del sionismo y la liberación de Palestina. 27 de enero del 2009, Día de la Memoria del Holocausto y los Crímenes contra la Humanidad.”

Sorprendente, al menos para mí.

Es evidente que judíos y musulmanes adoran al mismo dios y esto, por decirlo de alguna manera, se nota cuando echamos una ojeada a las manifestaciones documentadas de la creencia en ese dios. También, por el hecho de que se matan entre ellos “como dios manda”. ¿Qué significa, por tanto, la lucha entre judíos y musulmanes, entre musulmanes y cristianos o entre cristianos y judíos? La televisión nos informa cada día de la brutalidad de los atentados islamistas, de la extremada crueldad del Estado de Israel con los palestinos… ¿No formará parte el holocausto -condenado aquí por la junta islámica catalana como cosa ajena y extraña- de este tipo de cosas? Pensar que Abraham (judíos+islam+Cristo) representa una alternativa a la barbarie (algo que se afirma con convicción ignorando los hechos) significa poco menos que estar ciego.

Finalmente, reflexionemos sobre una simple cuestión estratégica. Cuando se quieren preservar determinados valores concretos, lo más astuto no es sacarlos a la batalla, sino retirarlos de la misma y montar la ficción de un enfrentamiento entre bandos presuntamente opuestos. De esto tenemos un buen ejemplo en las elecciones (mal) llamadas democráticas, donde la oligarquía se articula en dos ramificaciones para dar al pueblo la sensación de que puede elegir; las agrias disputas parlamentarias y mediáticas entre la izquierda y la derecha forman así parte del montaje teatral. Si, al fin, votamos a la derecha pierde la izquierda, si votamos a la izquierda pierde la derecha, pero el secreto estriba en que la casta oligárquica gana siempre, atrincherada tras la polaridad ficticia que se ha construido expresamente para preservar aquéllo que no entrará jamás en la liza. El vencedor define incluso los términos en que aceptará el concepto de un adversario, de manera que nunca pueda ser derrotado como tal.

Y ahora, recuperemos el hilo: cuando se opone el occidente judeocristiano y el mundo musulmán, ¿qué es lo que se pretende oponer y preservar? ¿Quien gana siempre -gane quien gane– en esta disputa entre el judaico Israel o los cristianísimos EEUU y el islam? Suceda lo que suceda, habrá de triunfar Yahvé porque las reglas del juego, tal como han sido diseñadas, hacen imposible una auténtica alternativa. El poder oligárquico mundial se mantiene en la sombra y ha fabricado un nuevo falso opositor (el islam radical, cocido en la Arabia Saudí aliada de EEUU) como el bolchevismo lo fuera respecto del capitalismo en la “cruzada antifascista” por los “derechos humanos”. De ahí que los filoislamistas europeos sólo pueden compararse en cretinez con los islamófobos cristianos.
El dios de Abraham nunca debe perder y en eso consiste, o ha consistido, la historia, al menos hasta el día de hoy. La única pieza que no encajaba en el montaje yahvista era precisamente la genuina civilización europea, gran trauma para lo judaico (cuestionaba su divinidad/superioridad) y verdadero enemigo a batir por parte de la oligarquía sionista mundial. La Europa griega, homérica, olímpica; la dorada juventud que se rió del déspota del desierto, ésa, debe desaparecer. La ciencia, la crítica ilustrada, el pensamiento racional han sido la máxima expresión de esa auténtica Europa que no es geográfica, sino espiritual; la FILOSOFÍA, su último reducto. A ella le llega también la hora del fin, porque no hemos sabido defenderla. No hemos estado a su altura y hablar de élites suena ridículo entre hombres-masa ansiosos de poder. Heidegger, el Filósofo, lo supo. Por eso los escritorzuelos al servicio del sionismo, conscientes del peligro, decidieron hace tiempo borrar del mapa al maestro de la Selva Negra, postrero hombre libre de nuestro continente. Alemán, por supuesto. Ahora bien, colocar el putrefacto y nauseabundo “amor cristiano” como uno de los pilares de la civilización occidental (Laureano Luna, David Junco), o concebir el islam en términos de alternativa al capitalismo (Alfonso Beltrán), mientras se sepulta para siempre el pensamiento filosófico, es un acto de traición o, como poco, de inepcia intelectual (dicho sea en términos de estricta crítica política), que no vamos perdonar nunca a quienes lo han perpetrado. Con el agravante de ocurrir los hechos en el seno y acto fundacional de la propia izquierda nacional. El primer intento serio, en medio siglo, de reconstruir el proyecto nacional-revolucionario europeo.

Jaume Farrerons

26 de agosto de 2010
NOTA de IRANIA: La fotografía en la que figura la leyenda “Mit Gott und den Faschiscten” nos da la pista de que el autor parece ser beligerante contra las ideas que parecen ser aludidas, a la vez que hermanadas en dicha frase.

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “Karlheinz Deschner, un historiador interesante…, pero…”

  1. marco Says:

    Espero que su articulo mejore y deje que el cristiano madure más … la diferencia con musulmanes son retrógradas y nesecitan siempre de mentes europeas para su desarrollo

  2. Alan. Says:

    Me gusta mucho su blog, su estilo y su cultura pero lo noto poco revisionista. El “holocuento” no es creible. Le recomiendo “Qbitácora” porque tiene articulos sobre la materia. También en Daorino hay algo de material.
    Abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: