ley anti-tabaco, también en Turquía

by

Turquía quiere homologarse a Europa en cuanto a la aplicación de medidas legales tendentes a reducir el consumo de tabaco.  Para el blog “Te maldigo!” ,– que copia del diario El Universal la noticia– se trataría de una maniobra para impulsar a la gente hacia drogas más fuertes y de mayor dependencia. Argumenta además que el cáncer de pulmón es causado más por la polución atmosférica de las grandes ciudades que por el consumo de tabaco.

EFE
El Universal, Ciudad de México.
Ankara Sábado 18 de julio de 2009
10:52

 

Desde la medianoche del domingo entra en vigor en Turquía una dura ley antitabaco que prohíbe fumar en todos los espacios públicos cerrados, incluidos bares, restaurantes, discotecas, tabernas y cafés, y el Gobierno ha asegurado que será muy estricto a la hora de vigilar su cumplimiento.
En las áreas abiertas, como las terrazas de los restaurantes, sólo se permitirá fumar si se toman medidas suficientes para no dañar a los no fumadores, mientras que en las cárceles y hospitales psiquiátricos se establecerán salas de fumadores.
Las personas que infrinjan esta ley deberán pagar una multa de 32 euros, mientras que los establecimientos que hagan la vista gorda serán multados con entre 260 y 2.600 euros.
El ministro de Salud turco, Recep Akdag, quien ha perdido a su padre y a varios familiares cercanos por enfermedades derivadas del tabaco, dijo que el nuevo eslogan del país será “Esto es Turquía y aquí se respira aire limpio (de tabaco)”.
Según el Ministerio de Salud, desde el 19 de mayo de 2008, cuando se implementó la primera fase de la ley (prohibición del tabaco en lugares de trabajo), el 7 por ciento de los fumadores de Turquía han dejado el tabaco y un 20 por ciento ha dejado de fumar en casa delante de sus parejas e hijos.
 
 

 

 

 

Si en 1988, seis de cada diez hombres fumaba en Turquía, esta cifra se ha reducido hasta el 47 por ciento. Aún así, cada año cien mil personas mueren en Turquía por enfermedades derivadas del humo del tabaco.
 Los tradicionales cafés del país, repletos de jubilados y desempleados, están siempre cubiertos por el humo de los cigarrillos de los clientes, que juegan a las cartas y al dominó, y para muchos turcos resulta inimaginable que esta estampa desaparezca. 
 Algunos columnistas laicos han comparado al primer ministro Recep Tayyip Erdogan con el sultán otomano Murad IV, que aterrorizó a la población con sus prohibiciones del alcohol y el tabaco.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: